Como ya hemos explicado en otros artículos del blog, la reunificación de deuda es un procedimiento que consiste en la agrupación de obligaciones, de manera que se integren en una cómoda cuota. Así, solo deberá afrontarse el pago de ese único montante, cuyo peso total será menor a la suma de las cuotas originales que integraban cada una de las deudas. En síntesis, podemos decir que se trata de una reducción a costa de aumentar el plazo de amortización y los intereses derivados. Al final se paga algo más, pero al mismo tiempo se facilita el proceso mes a mes. 

Esta alternativa, cuya elección dependerá de cada caso particular, puede ser gestionada por empresas concebidas para tal fin, las denominadas mediadoras, que posibilitan la unificación de las deudas acumuladas con distintas entidades bancarias. También se puede acudir a la entidad financiera habitual, con la que hemos contratado los productos que generan el debe. 

Con todo esto en mente, vamos a ver con exactitud como podemos llevar a cabo un proceso de reunificación de deuda con hipoteca, uno de los recursos más habituales en estos casos. En el siguiente post desglosaremos los puntos fundamentales que deberás poner sobre la mesa para tener éxito en la operación.

¡Comenzamos!

En Soluciona Mi Deuda te ayudamos si estás en situación de impago de deudas. Contacta con nosotros sin compromiso Contacta

¿Qué pasos hay que dar para obtener la reunificación de deuda?

 

  1. Organiza y documenta todos tus préstamos, créditos y deudas vigentes. Es importante que seas atento y preciso, sin dejarte nada en el tintero: el crédito del coche, los pagos aplazados, posibles deudas con la Administración, créditos de carácter profesional, etc.
  2. Calcula cuanto te queda por pagar en cada uno de los casos, incluyendo los intereses. Haz un sumatorio total para conocer cual es tu volumen real de endeudamiento y hacer un diagnostico fiable. 
  3. Procura hacer una simulación previa para saber exactamente a lo que te enfrentas, y comprobar si es realmente una opción viable. Como hemos dicho antes, has de tener en mente todos los gastos derivados que se imponen durante el proceso. Analiza todo con detalle y compara alternativas. En estos casos no conviene improvisar ni apostar a una única carta. 
  4. Acude a la entidad bancaria habitual y expón tu situación con claridad y transparencia. Se comunicativo y contextualiza tu caso, de manera que entiendan con detalle tu problemática. Así, te harán saber que soluciones tienes a tu disposición, junto con los requisitos y condiciones pertinentes. 

 

¿Qué costes conlleva reunificar con hipoteca?

 

La reunificación de deudas por esta vía produce un aumento considerable del coste de la hipoteca contratada, ya que es esta la que va a agrupar el conjunto de obligaciones contraídas. 

Además, si la gestión la realiza un mediador este impondrá sus propias tarifas, algo que también hay que sopesar. Si decides operar a través de tu banco habitual, no olvides que también te impondrá una serie de comisiones por el ejercicio de reunificación. 

La lista de gastos es la siguiente: 

  1. Tasación del inmueble sobre el que recae la hipoteca. Tendremos que abonar la tasación de la propiedad, y el precio de la misma puede oscilar dependiendo de sus características y la sociedad de tasación que se encargue de ejecutar el trabajo. Esto hace que los precios varíen según el caso, sin un patrón definido a considerar. 

 

  1. Gastos de apertura del nuevo crédito. La reunificación viene acompañada por costes de notaría, impuestos y otras obligaciones que incrementan el montante. Generalmente, cuando hablamos de comisión de apertura, esta gira en torno al 1 %, aunque también es variable. Hay que hacer un ejercicio de comparación para encontrar las mejores condiciones y ofertas del mercado. 

 

  1. Gastos de posible cancelación o amortización antes de la fecha pactada. Pueden darse situaciones en las que se pone fin a la responsabilidad, con sus correspondientes comisiones más los previsibles gastos de gestión y notaría. Si hablamos de porcentajes estimativos, estas operaciones suelen girar en torno al 0,50 % para los cinco primeros años y el 0,25 % para los restantes.

 

  1. Como dijimos al comienzo, los honorarios del intermediario también deben abonarse. El trabajo de gestión suele exigir unas tarifas nada desdeñables, y aunque cada compañía establece un rango de precios por servicio, podemos ubicar aquí en torno al 3% o 5% del total de costes derivados de la operación. 

 

¿Es posible reunificar préstamos con hipoteca si te encuentras en Asnef?

 

Esta es de una las muchas preguntas que suelen hacerse. Si, es posible conseguir una reunificación si te encuentras en la base de datos de ASNEF, pero las posibilidades se reducen considerablemente haciendo que sea una tarea verdaderamente compleja. 

Es más, en este contexto deberás olvidarte de entidades bancarias, ya que se sus políticas y mecanismos de control ante posibles riesgos son verdaderamente implacables. 

La única alternativa pasa por recurrir a los mencionados intermediarios de reunificación, con los costes asociados que hemos tratado en puntos anteriores. Cabe decir que conseguir una reunificación de deuda estando en una lista de morosos pasa por aceptar condiciones rígidas y poco flexibles, con altos intereses. 

 

¿Es la reunificación de préstamos la mejor opción?

 

Como reflexión final, hay que hacer una valoración general de los pros y contras que este tipo de operaciones suponen para el deudor. Es capital poner sobre la mesa los elementos que más benefician, y aquellos que perjudican notablemente.  

Es necesario aclarar que se trata de una vía que solo debe aprovecharse cuando no se dispone de margen de maniobra. Nunca hay que acudir a esta opción como formula inmediata o para conseguir “dinero rápido”. 

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad para tomar la mejor decisión. Te recomendamos que optes por el programa de Soluciona MI Deuda, que aporta la transparencia que necesitas respecto a las posibilidades y riesgos que conllevan estos procesos. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. 

Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.  

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?