Cómo puedo saber si tengo algún embargo judicial

Rita Báez
Rita Báez

¿Te preocupa la posibilidad de tener embargos judiciales sin siquiera ser consciente de ello? Es cierto que los embargos judiciales pueden pasar desapercibidos hasta que recibes una notificación o descubres que tu cuenta bancaria ha sido bloqueada. Pero no te preocupes, en este artículo te proporcionaremos la información necesaria sobre cómo saber si tienes embargos judiciales y qué pasos puedes seguir para resolver esta situación. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo mantener tus finanzas seguras y protegidas!

Procedimiento de embargo de un juzgado

Antes de responder a tu pregunta sobre cómo saber si tengo algún embargo judicial, es fundamental que comprendas en qué consiste el procedimiento de embargo de un juzgado para que entiendas cómo te enterarás del mismo. 

Los embargos judiciales son una medida cautelar que supone retener o inmovilizar bienes de una persona ordenado por un juzgado o administración pública -Hacienda o la Seguridad Social-. Con esta acción se pretende asegurar el pago de una deuda pendiente. 

Es esencial entender que se trata de una medida legal temporal que busca evitar que la persona con deudas oculte o gaste sus activos. En otras palabras, es un modo de prevenir que la persona desaparezca y eluda sus responsabilidades con bancos, financieras, proveedores u otras empresas o instituciones.

Por norma general, los embargos judiciales ocurren cuando se acumula una deuda en impago. Al no cumplir con los plazos de tiempo acordados para devolver el dinero prestado, el banco o prestamista reclama la cantidad por la vía judicial y el juez o administración pública puede acabar ordenando el embargo de los bienes del deudor.

Algo que debes tener en consideración es que cuando un juez o administración pública (Hacienda o Seguridad Social) dicta una orden de embargo, se le comunicará a la persona sobre la que recae. En otras palabras, no puede producirse un embargo judicial sin notificación previa. Por tanto, en este punto, quedarás enterado de si tienes algún embargo.

Para completar la información, ¿conoces el concepto de diligencia de embargo y cuál es su significado?

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Cómo averiguar embargos judiciales?

Cuando tienes varias deudas pendientes puede ocurrir que no tengas claro de dónde viene el embargo. Pero tranquilo, siempre podrás consultarlo. Tienes dos opciones principales:

  1. Primero, puedes hacer memoria acerca de si, en los últimos años, has tenido algún pleito. En ese caso, deberás dirigirte al juzgado donde recuerdes que se emitió el embargo.
  2. Por otro lado, si necesitas comprobar el embargo procedente de una administración pública, te interesará saber que podrás realizar una consulta a través de las páginas web de Hacienda y la Seguridad Social en cada caso.

Además de las vías de consulta anteriores, existen otras formas que te ayudaran a saber si tengo una deuda judicial. ¡Te hacemos una lista!

  • Revisa tus documentos financieros: Observa tus extractos bancarios, estados de cuenta de tarjetas de crédito, y cualquier otra documentación relacionada con tus finanzas. Los embargos judiciales suelen reflejarse en estos documentos.
  • Comunícate con tus acreedores: Si tienes deudas pendientes, es posible que tus acreedores hayan obtenido un fallo judicial para embargar tus cuentas bancarias o salarios. Ponte en contacto con ellos para preguntar sobre el estado de tus deudas y si existe algún embargo judicial.
  • Revisa tu historial crediticio: Los embargos judiciales suelen afectar tu historial crediticio. Solicita una copia de tu informe crediticio a las agencias de crédito y revisa si hay alguna marca o nota relacionada con embargos judiciales.
  • Por supuesto, saber si han embargado alguno de tus bienes o parte de tu patrimonio será muy fácil en algunas ocasiones. Por ejemplo, si tu cuenta bancaria ha sido embargada no podrás realizar ninguna operación con ella: transferencias, recibir dinero o ingresar nóminas; lo que suele ocurrir en los casos habituales de embargo.
  • Consulta con un abogado o asesor financiero: Si tienes dudas o dificultades para determinar si tienes algún embargo judicial, considera buscar ayuda legal o financiera. Un abogado o asesor puede revisar tu situación y proporcionarte orientación sobre cómo proceder.

¿Dónde se publican los embargos judiciales?

No existe un sitio público donde se registren los embargos judiciales. No obstante, como te anticipamos, podrás saber si tienes algún embargo, consultar las gestiones y la información acerca de estos a través de la web de la Agencia Tributaria o la de la Seguridad Social

Además, en cualquiera de estas páginas web tienes disponible guías y explicaciones que te permitirán conocer a fondo los recursos a tu disposición si estás pensando en impugnar u oponerte al embargo. 

Te ayudamos a descubrir si tienes embargos judiciales en menos de una semana

Badged - Asesoría sin compromiso

¿Cuándo caducan los embargos judiciales?

Los embargos judiciales han de ser decretados por un juez para ser totalmente efectivos y válidos. Una vez que este tome la decisión acerca de los bienes que se van a ver afectados se comunicará al Registro de la Propiedad que existe una anotación preventiva sobre dichos bienes. 

Ahora bien, este registro se realiza de forma provisional, y existe un plazo de prescripción de cuatro años. Si durante este tiempo no se procede a la ejecución, el embargo caducará. Por el contrario, si se solicita la prórroga se contará con otros cuatro años hasta la nueva fecha de caducidad.

¿Qué me puede embargar un juzgado si no tengo nada a mi nombre?

Si actualmente no tienes ningún bien a tu nombre que pueda ser embargado, es cierto que no podrán llevarte a cabo un embargo en este momento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que si en el futuro adquieres bienes a tu nombre, la orden de embargo podría ejecutarse.

Por ejemplo, si encuentras un empleo y comienzas a recibir un salario, es posible que parte de este salario sea embargado para cubrir tus deudas pendientes. Sin embargo, según las leyes, no pueden embargarte la parte correspondiente al Salario Mínimo Interprofesional, pero sí podrían embargar una parte de lo que exceda esa cantidad.

Además, si tu historial crediticio es negativo, es probable que tengas dificultades para obtener préstamos o tarjetas de crédito en el futuro, ya que los bancos suelen tener en cuenta este historial al evaluar las solicitudes de crédito.

En resumen, aunque en este momento no puedan embargarte debido a la falta de bienes a tu nombre, es importante estar al tanto de tus obligaciones financieras y tomar medidas para resolver tus deudas de manera adecuada.

Qué tengo que hacer ante un embargo judicial

Ante un embargo judicial, es importante que la persona embargada esté al tanto de sus derechos y opciones disponibles para abordar la situación. Aquí hay algunas acciones que puede considerar:

  • Pagar la cantidad embargada: Si la persona embargada tiene los fondos disponibles, puede consignar la cantidad por la que se despacha el embargo. Esto suspenderá el proceso de embargo.
  • Realizar una oposición al embargo: Si considera que el embargo es injusto o incorrecto, puede presentar una oposición ante el juez. Esto le permitirá argumentar su caso y posiblemente detener el embargo.
  • Negociar con el acreedor: La persona embargada puede intentar llegar a un acuerdo con el acreedor sobre los términos del embargo. Esto podría implicar el pago de la deuda en cuotas o la selección de ciertos bienes sobre los cuales recaerá el embargo.
  • Solicitar la Ley de Segunda Oportunidad (LSO): Con este procedimiento, el embargo puede quedar suspendido y, en el caso de que un juez reconozca el derecho de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI), quedarás liberada del pago y el embargo.

Es esencial que la persona afectada por el embargo reciba la notificación oficial para que pueda hacer valer sus derechos y salvaguardar sus intereses de manera adecuada. Si la notificación no se realiza de manera correcta, podrían surgir problemas legales en el procedimiento.

Se aconseja que la persona embargada busque el consejo de un abogado para comprender completamente las opciones disponibles y tomar decisiones informadas sobre cómo responder al embargo judicial. Un abogado especializado en derecho civil puede ofrecer orientación específica y representación legal durante todo el proceso.

Guía cómo pagar tus deudas sin ganar más
¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?​

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos.

GUÍA GRATUITA

¿Qué se puede hacer para detener un embargo?

Una vez respondida la pregunta clave “cómo saber si tengo algún embargo judicial”, vamos a ver otra de las más importantes: qué es lo que puedes hacer para frenar un embargo judicial.

Esta cuestión tiene una respuesta muy simple: pagar la deuda que has contraído con las entidades bancarias. Por supuesto, en cuanto lo hagas te librarás de continuar con el procedimiento y de poner en riesgo todos tus bienes y tu patrimonio. De ahí que evitar los embargos judiciales sea fundamental. 

Ahora bien, el problema suele ser que muchas personas no cuentan con la liquidez suficiente como para devolver todo el dinero que deben a los bancos de una sola vez. Ahí es cuando entra en juego Soluciona Mi Deuda, desde dónde te ayudamos a suspender los embargos y a terminar con tus deudas de forma eficaz y definitiva. ¿Y cómo podemos hacerlo? Existen dos maneras diferentes.

La primera de ellas es la renegociación,  un método cuyo principal objetivo es el de reducir la cantidad de dinero que las personas pagan al mes por ellas. ¿Cómo lo hacemos? A través de una reunificación de las cuotas: analizamos los préstamos y créditos que tienes pendientes por devolver y los liquidamos todos mediante el pago de una única cuota al mes, y no varias como venías haciendo hasta ahora. 

De esta forma, conseguimos mejorar notablemente tu economía para que las deudas dejen de suponer un peso enorme cada mes. Para ello, contamos con gestores financieros y abogados expertos que además te ayudarán a resolver cada una de las dudas o cuestiones que te surjan a lo largo del proceso. 

Por otro lado, puede que tras el análisis previo de tus deudas realizado por nuestros asesores determinemos que perfilas de manera más adecuada para la Ley de Segunda Oportunidad, un mecanismo legal surgido para que los particulares y los autónomos puedan salir de la insolvencia a través de la exoneración de sus deudas. La LSO es el recurso perfecto siempre que el contraste entre tus deudas y tus ingresos y tu patrimonio sea elevado. 

Para comprobar cuál de estas dos alternativas es la que mejor se adapta a tu situación particular puedes ponerte en contacto con nosotros llamando de manera gratuita o rellenando el formulario que encontrarás en esta misma página web. 

¿Cuánto se demora un juzgado en levantar un embargo?

Una vez que hayas recibido la notificación de embargo, tendrás 10 días para responder a la misma y oponerte. Si esto no ocurre, el plazo para realizar el embargo es de unos 40 días hábiles. Dentro de este período de tiempo, la sentencia tardará en hacerse firme 20 días, mientras que en los otros 20 se destinarán a la ejecución de la misma. 

Igualmente, 20 días naturales es el plazo que tiene el juez para levantar el embargo que ha realizado sobre tus bienes.

Preguntas frecuentes sobre cómo saber si tengo un embargo judicial

¿Cómo saber de dónde proviene un embargo judicial?

Para determinar el origen de un embargo judicial, es crucial revisar cuidadosamente la documentación oficial recibida, que puede incluir órdenes judiciales, notificaciones de embargo y comunicaciones de la corte o del acreedor. Si persisten dudas, consultar con un abogado especializado en derecho civil puede ser de gran ayuda para interpretar la situación y entender los derechos y opciones legales disponibles. Además, investigar en línea en registros públicos de la corte o comunicarse directamente con la entidad responsable del embargo también pueden proporcionar información relevante. Abordar el embargo de manera oportuna y buscar la asesoría adecuada son pasos fundamentales para proteger los derechos legales ante cualquier situación de embargo judicial.

En España, la notificación de una orden de embargo judicial sigue un proceso establecido por la Ley de Enjuiciamiento Civil. Generalmente, la notificación se realiza a través de un acto de comunicación formal, que puede ser llevado a cabo por un funcionario judicial o por un servicio de correos certificado. La notificación se entrega personalmente al afectado, es decir, a la persona que será embargada, o a un representante legal si así se designa. Si no se puede realizar la entrega personal, se intentará notificar por otros medios, como dejar una citación en el domicilio o lugar de trabajo del afectado, o mediante edictos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE) o en tablones de anuncios de los juzgados. Una vez notificada la orden de embargo, el afectado tiene la oportunidad de ejercer sus derechos y tomar las medidas adecuadas dentro de los plazos establecidos por la ley. Es importante buscar asesoramiento legal si se recibe una notificación de embargo judicial para entender los derechos y opciones disponibles.

Si no has sido notificado adecuadamente sobre un embargo del juzgado, puede haber consecuencias tanto legales como prácticas. Aquí hay algunas posibles implicaciones:

  • Irregularidades legales: La falta de notificación adecuada podría constituir una irregularidad en el procedimiento legal. En algunos casos, esto podría dar lugar a que el embargo sea anulado o revisado por el tribunal.
  • Desconocimiento de tus derechos: Sin notificación, es posible que no estés al tanto de tus derechos y opciones legales para responder al embargo. Esto podría limitar tu capacidad para impugnar el embargo o tomar medidas para proteger tus intereses.
  • Consecuencias prácticas: La falta de notificación puede resultar en la pérdida de bienes embargados, daños financieros o dificultades en tus asuntos económicos. Por ejemplo, podrías enfrentarte a la retención de salarios, bloqueo de cuentas bancarias u otros problemas financieros sin estar al tanto de la situación.

Si sospechas que no has sido notificado adecuadamente sobre un embargo del juzgado, es importante tomar medidas para abordar la situación. Puedes considerar buscar asesoramiento legal para entender tus opciones y determinar si es posible impugnar el embargo debido a la falta de notificación adecuada. También puedes comunicarte con el juzgado para obtener información sobre el proceso de notificación y cualquier paso adicional que puedas tomar. En cualquier caso, es fundamental actuar con prontitud para proteger tus derechos e intereses.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 47

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Financieras

Twinero opiniones

Buscar las opiniones de los usuarios es clave antes de contratar cualquier servicio, sobre todo, si se trata de un préstamo o crédito. Ahora bien,

Leer más »
Financieras

Monedo Now cierre 

En el mercado financiero existen infinidad de entidades, unas recientemente abiertas, otras que pasan circunstancias comprometidas y otras que dejan de operar definitivamente. Esto último

Leer más »
Financieras

Monedo Now opiniones 

Las opiniones sobre los préstamos rápidos en línea están divididas. Por un lado, hay quienes los consideran una solución conveniente y accesible para hacer frente

Leer más »
Préstamos

Twinero no funciona

En un mundo donde las necesidades financieras pueden surgir de manera imprevista, la búsqueda de soluciones rápidas se convierte en una prioridad para muchos. En

Leer más »

Solicita tu asesoría gratis