Todas las claves a tener en cuenta para refinanciar tu hipoteca

Rita Báez
Rita Báez

Siempre que pedimos un nuevo préstamo hipotecario a nuestra entidad financiera pensamos que las condiciones recogidas en el contrato firmado van a ser para siempre, pero no es así. Una hipoteca, de hecho, se caracteriza por ser un producto bancario en el que el cliente va a invertir mucho tiempo —entre 20 y 30 años, de acuerdo con los últimos datos recogidos– y gran parte de su salario, por lo que ambos factores deberían ser suficientes para garantizar cierta flexibilidad.

La subida reciente de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo es el ejemplo perfecto para comprender la importancia de dicha flexibilidad. Como ya habrás escuchado, los intereses han escalado hasta el 1,25%, repercutiendo especialmente en la economía familiar de aquellas personas que pagan hipotecas variables. Podemos percibirlo de manera clara si echamos un vistazo a los cálculos realizados por la OCU: si en septiembre el euríbor terminara ascendiendo hasta un 1,9%, cada español tendría que pagar 84 euros más al mes por su hipoteca (lo que supondría unos 1.000 euros más al año). 

¿Es posible cambiar de una hipoteca con tipos variables a una con tipos fijos? ¿Se puede modificar alguna otra condición del préstamo con la ayuda del Código de Buenas Prácticas? La respuesta a ambas preguntas es afirmativa, y el procedimiento para hacerlo recibe el nombre de refinanciación de hipoteca. A través de este mecanismo los clientes pueden cambiar las condiciones antiguas de su préstamo por otras nuevas, y para ello cuentan con tres opciones distintas: una novación, una subrogación o pedir una nueva hipoteca al banco. Hablaremos en profundidad de las tres en los próximos apartados. Otra opción que puedes leer en otro post es un préstamo personal para pedir más hipoteca.

Guía cómo pagar tus deudas sin ganar más
¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?​

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos.

GUÍA GRATUITA

Guía para negociar la refinanciación hipotecaria

Como te hemos mencionado en el apartado anterior, al recurrir a un refinanciamiento de hipoteca puedes hacer uso de tres mecanismos diferentes, en función del que se adapte mejor a tus necesidades y a tu situación económica. 

Comencemos por la novación. Se trata de una modificación de las condiciones de tu hipoteca, siempre que tu entidad esté de acuerdo, para conseguir diferentes ventajas: cambiar los tipos de interés que pagas en la actualidad, acortar o alargar el tiempo de pago o incluso aumentar y reducir la cantidad de dinero que pediste al banco para financiar la vivienda. 

Por descontado, la novación implica una negociación con la entidad, en la que se revisan todas aquellas cláusulas que el cliente tiene intención de alterar. En caso de que se alcanzara un acuerdo, será necesario asumir una serie de gastos, como los honorarios del notario que ratifica el nuevo contrato o la comisión que el banco cobra por la modificación de las condiciones. 

Por otro lado, también existe la opción de la subrogación de la hipoteca, que consiste en cambiar la entidad con la que teníamos contratado el préstamo porque otra nos ofrece unas condiciones más beneficiosas. En este sentido, las mejoras pueden reflejarse en aspectos muy diversos: unos intereses menores, pasar de una hipoteca de tipo fijo a otro variable, etc.

Refinanciar un crédito hipotecario a través de una subrogación es más complicado que utilizando la novación, especialmente porque implica un cambio de acreedor. De esta forma, si finalmente te decantaras por esta alternativa también tendrías que asumir varios costes que pueden no ser del todo rentables, como la tasación de la vivienda o la comisión de subrogación. 

Si ninguna de las dos opciones anteriores te convence siempre puedes recurrir a la tercera vía: cancelar la hipoteca actual para contratar una nueva, más ventajosa que la anterior. Ahora bien, este siempre será el mecanismo más complicado, teniendo en cuenta que implica cancelar el préstamo que todavía tienes pendiente por pagar para acceder a uno nuevo. Por supuesto, se trata de la alternativa más cara, y muy pocos clientes perfilan de forma correcta para ella. 

Desde Soluciona Mi Deuda recomendamos que antes de tomar una decisión definitiva analices con mucho cuidado cuál es la opción que más conviene a tu situación económica y personal. Ten en cuenta que cualquiera de las alternativas que te hemos explicado van a tener un impacto en tu economía; impacto que puede ser positivo o negativo. Por ello, también es interesante que compruebes si existen otros mecanismos más adecuados en tu caso. En este artículo te contamos si es mejor ampliar la hipoteca o pedir otro préstamo en caso de reforma, ¿tú qué crees?.

Por ejemplo, imagina que tienes deudas pendientes y además has de pagar una hipoteca. Es muy normal que todos estos gastos te hagan muy difícil llegar a fin de mes, pero frente a plantearte la refinanciación de la hipoteca –que como has visto conlleva un coste bastante elevado– será mucho más útil buscar soluciones que te permitan acabar con las deudas pendientes. 

Frente a este inconveniente muchas personas se plantean vías como la reunificación de las deudas, o buscan tipos de empresas para refinanciar sus deudas.

Ahora bien, en Soluciona Mi Deuda preferimos trabajar con aquellos servicios que no implican aumentar la cantidad de dinero que el cliente paga al mes por las deudas, como la negociación y reunificación de las deudas y la Ley de la Segunda Oportunidad. Si quieres más información acerca de alguna de estas soluciones al sobreendeudamiento, puedes llamarnos sin ningún compromiso y uno de nuestros asesores te explicará cómo puedes utilizarlas en tu caso particular. 

MicrosoftTeams-image (3)
¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

Condiciones de la refinanciación hipotecaria

Las hipotecas y su refinanciación implican un cambio en las condiciones iniciales del préstamo de acuerdo con los intereses del cliente. Veamos cuáles son algunas de las condiciones que pueden cambiar:

  • El plazo de amortización que elegiste en un primer momento, lo que implica aumentar o reducir el tiempo que tienes para devolver el dinero al banco. Eso sí, ten en cuenta que si necesitas más meses tu hipoteca se irá haciendo más cara porque vas a tener que pagar más intereses. 
  • Modificar los tipos de interés de tu hipoteca. Esto es lo que estás haciendo un gran número de clientes que actualmente tienen contratada una hipoteca a tipo variable debido al incremento reciente del euríbor. Igualmente, algunos bancos ofrecen una reducción de los intereses con tal de que sus clientes no opten por una subrogación y se vayan a otra entidad. 
  • Aumentar o disminuir el capital que solicitamos inicialmente. Por ejemplo, puedes pedir a tu banco que te preste más dinero y que incluya esta nueva deuda en la que ya tienes pendiente por pagar. 
  • Incluir a personas o a familiares que van a funcionar como nuevos avales de nuestro préstamo. 

La mayoría de estos recursos se incluyen dentro de la novación, aunque la subrogación suele relacionarse de manera directa con una mejora en las condiciones que implica la reducción en los tipos de interés de la hipoteca. 

Ventajas de modificar el préstamo hipotecario 

Veamos ahora cuáles son las principales ventajas de optar por una refinanciación de hipoteca:

  1. Podrás pagar menos al mes por tu préstamo, aunque esto implique devolverlo durante un periodo más largo de tiempo. 
  2. Tendrás la opción de adaptar los tipos de intereses a tu situación económica y personal
  3. Si te encuentras en un buen momento financiero puedes pagar más dinero al mes y acabar antes con la hipoteca

Eso sí, es importante que tengas claro que estas ventajas sólo serán útiles si se adaptan a tu situación financiera. Sino, será muy fácil que la modificación del préstamo hipotecario juegue en tu contra, y sólo por el hecho de no haber buscado una opción que se adapte mejor a tus necesidades.

Si quieres que un analista experto escuche tu caso y determine la solución correcta para ti no dudes en ponerte en contacto con Soluciona Mi Deuda, estaremos encantados de ayudarte.  

Preguntas frecuentes

Se trata de una pregunta muy interesante que los clientes nos suelen hacer con bastante frecuencia. Y la respuesta no podría ser más simple: todavía no se ha estipulado un número máximo de veces para las que una persona puede refinanciar su hipoteca. Eso sí, como te hemos ido contando a lo largo del post, se trata de un proceso que conlleva bastantes gastos asociados, a lo que se suma la dificultad de negociar con las entidades bancarias. Por ello, muchas veces no es recomendable –o posible– refinanciar una hipoteca más de una vez. 

 

Es muy difícil dar una cifra exacta que refleje el coste de un refinanciamiento de hipoteca, ya que este dependerá en gran medida de cuáles sean las intenciones del cliente. Normalmente, los gastos más típicos son los de notaría y Registro de la Propiedad, a los que suele sumarse una nueva tasación de la vivienda. Además, antes hemos mencionado también la comisión por modificación cobrada por las entidades, que suele estar en el 0,1% y el 1% del dinero pendiente por pagar. 

Con todas estas operaciones en mente puedes hacerte una idea aproximada del coste que una refinanciación hipotecaria supondría para tu bolsillo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Financieras

Twinero opiniones

Buscar las opiniones de los usuarios es clave antes de contratar cualquier servicio, sobre todo, si se trata de un préstamo o crédito. Ahora bien,

Leer más »
Financieras

Monedo Now cierre 

En el mercado financiero existen infinidad de entidades, unas recientemente abiertas, otras que pasan circunstancias comprometidas y otras que dejan de operar definitivamente. Esto último

Leer más »
Financieras

Monedo Now opiniones 

Las opiniones sobre los préstamos rápidos en línea están divididas. Por un lado, hay quienes los consideran una solución conveniente y accesible para hacer frente

Leer más »
Préstamos

Twinero no funciona

En un mundo donde las necesidades financieras pueden surgir de manera imprevista, la búsqueda de soluciones rápidas se convierte en una prioridad para muchos. En

Leer más »

Solicita tu asesoría gratis