Empresas de recobro de deudas: qué son y cómo actuar ante ellas

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

¿Qué son y cómo actuar ante las empresas de recobro?

Por norma general, un momento de insolvencia o desequilibrio financiero está marcado por la aparición de empresas de recobro de deudas que intentan recuperar en nombre de un banco o entidad financiera, el pago de un préstamo que se ha solicitado y que a día de hoy no se está pagando.

Las empresas de recobro son temidas por la fuerte presión que ejercen sobre los usuarios que llegan a sufrir un verdadero acoso. Si te resulta familiar esta situación y vives angustiado por las desafiantes advertencias que continuamente te hacen estas empresas, es momento de que tomes medidas frente a ellas. 

Para empezar, te recomendamos que leas este post en el que te contamos qué son las empresas de recobro de deudassi pueden realmente llevarte a juicio cómo defenderse ante ellas. Además, recogemos las opiniones de los clientes que han sufrido el funcionamiento de estas empresas. 

¡Comenzamos!

Screenshot 2022-04-04 at 16.46.22

¿Cómo acabo con el acoso telefónico?

Ponle freno de una vez por todas al acoso que ejercen las entidades financieras y vuelve a respirar tranquilo

GUÍA GRATUITA

¿Qué son las empresas de recobro de deudas?

Las empresas o agencias de recobro son aquellas dedicadas a reclamar impagos a usuarios que deben dinero a un banco o entidad financiera. En otras palabras, se encargan de gestionar el cobro de cierta cantidad de dinero que debemos a una financiera de la que somos clientes. 

Hoy en día, muchas entidades de financiación de nuestro país recurren a este tipo de empresas para poder recuperar el dinero que han prestado a un cliente que está incurriendo en impago. 

Por tanto, una empresa de recobro de deudas trabaja como una intermediaria entre el acreedor -banco o entidad financiera con la que contraimos una deuda- y el deudor, para conseguir que éste último pague lo que debe.  

Su método de actuación consiste en ponerse en contacto por vía, principalmente, telefónica, con aquella persona endeudada y le exigen el importe adeudado en nombre de la empresa a la que se debe dinero. Cabe añadir que, normalmente, la comunicación que mantienen no se caracteriza precisamente por ser cordial e incluye, en muchos casos, amenazas relacionadas con incluirnos en registros de morosos como ASNEF o llevarnos a juicio para que embarguen nuestros bienes.

Aunque pueden suponer una verdadera molestia y pueden llegar a generar una sensación de agobio y ansiedad en los deudores cuando llaman insistentemente, debes saber que hay algunos límites legales que las empresas de recobro de deudas no deberían sobrepasar. Te los contamos en el siguiente apartado. ¡Sigue leyendo!

Cómo defenderse de las empresas de recobro

Como ya te hemos indicado, es muy común entre estás empresas realizar una comunicación bastante agresiva con los deudores, lo que lleva a éstos a preocuparse por cómo hacer frente al acoso de las empresas de recobro.

Lo principal que debes tener en cuenta es que ser moroso por estar en impago no supone que puedan actuar contigo de cualquier manera con el fin de cobrar. Aunque la legislación española no incluye una regulación específica de las empresas de recobro, podemos tomar el Código Civil, la Ley de Defensa de Consumidores y la Ley de Protección de Datos para conocer los límites que no deberían franquear.

Debes saber que podrán reclamar deudas de manera extrajudicial sólo cuando sean reales, vencidas y exigibles pero, en ningún caso, el acoso es legal y se puede denunciar. Pero, ¿cuándo se considera acoso?

El acoso tiene lugar cuando se produce un comportamiento insistente o reiterado que molesta y perturba a una persona, y eso es, a grandes rasgos, lo que hacen estas empresas de recobro.

Si te amenazan, humillan, intentan manipularte con mentiras, utilizan tus datos personales causándote un perjuicio o incluso si el acoso se extiende a familiares o a personas cercanas, puedes emprender acciones legales aportando pruebas. Por lo que, te aconsejamos que no borres tu historial de llamadas, mensajes u otras formas por las que hayas recibido acoso.

No obstante, sabemos que en ocasiones los procedimientos legales pueden tomar tiempo y hasta que se resuelvan las empresas de recobro seguirán generando en ti nervios y preocupación que afectan a tu vida diaria. Por ello, es posible que incluso te hayas planteado pedir un préstamo para pagar lo que te reclaman. Pero, debes saber que una nueva financiación no te ayudará de manera definitiva ya que si en el presente no dispones de liquidez para pagar una deuda, en un futuro tampoco podrás hacerlo. Ten en cuenta que habrás aumentado tu deuda con nuevos intereses y también tu nivel de sobreendeudamiento. 

Es cierto que la principal solución para el acoso es liquidar tus deudas, pero podrás hacerlo con mecanismos que no impliquen que te endeudes más. Nos referimos, por ejemplo, a qué valores una renegociación de la deuda que tienes con las entidades. Con este proceso podrías conseguir un descuento sobre el importe total que debes, permitiéndote asumir una cuota que te permita pagar y no estar ahogado por no poder llegar a final de mes. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Las empresas de recobro te llevan a juicio? 

Una de las principales amenazas que utilizan las empresas de recobro de deudas es que nos demandarán y llevarán a juicio para que paguemos.

Cuando tenemos una deuda que no pagamos, es totalmente factible que nos puedan demandar, pero solo será un juez el que nos puede obligar a pagar con el embargo forzoso de nuestros bienes. Además, si la empresa de recobro actúa simplemente como una intermediaria, sólo podrá iniciar acciones legales la entidad acreedora. 

Ahora bien, si la cantidad de dinero que te reclaman es pequeña, no es habitual que esto ocurra, por lo que en estos casos no dejes que te intimiden y te hagan tomar una decisión precipitada para saldar la deuda. 

Recuerda que puedes hacer frente con lo que debes sin presiones a través de la renegociación de la que te hablamos antes o, también, con la Ley de Segunda Oportunidad. Con este procedimiento incluso podrías cancelar todas tus deudas al conseguir que un juez apruebe la exoneración de las mismas. 

En Soluciona Mi Deuda contamos con un equipo experto en ambos mecanismos. Analizamos tu caso para proponerte la mejor forma de resolver tus deudas y puedas volver a respirar tranquilo y sin preocupaciones. Cada día ayudamos a muchas personas en situación de sobreendeudamiento y tu puedes ser el próximo si nos contactas

Regístrate en nuestro formulario para que uno de nuestros asesores te llame para conocer tu caso y de manera gratuita y sin compromiso te de la solución a tus deudas. 

Permítenos encargarnos de tus deudas, y recupera la estabilidad en tus finanzas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar