¿Cómo hacer una reunificación de deudas con Santander?

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

El paso a paso en la reunificación de deudas con Santander

Siempre que pedimos un préstamo para cualquiera de nuestros gastos asumimos que vamos a ser capaces de devolver la cantidad de dinero solicitada al banco sin ningún tipo de contratiempo. Sin embargo, puede ocurrir que en ciertas ocasiones nos veamos en apuros para hacer frente al pago de las cuotas. En estas situaciones, quizás te has planteado recurrir a la alternativa de reunificar las deudas que has ido adquiriendo, una opción que últimamente interesa cada vez más a aquellos clientes que atraviesan periodos de falta de liquidez.   

Ahora bien, antes de iniciar un proceso de reunificación de deudas has de analizar con cuidado si esta es la mejor solución para acabar con tu endeudamiento, y asegurarte de que a la larga no va a suponer más quebraderos de cabeza para ti. Por ello, en este post te vamos a contar todo lo que necesitas saber acerca de la reunificación de deudas con Santander: pasos a seguir, requisitos y alternativas. 

Pero primero, empecemos por lo básico: ¿qué es la reunificación de deudas? Cuando utilizamos este término nos referimos fundamentalmente a juntar todas tus deudas pendientes en una sola. Podríamos decir que lo que estás haciendo en realidad al reunificar tus deudas es solicitar un nuevo préstamo que te va a permitir unir y pagar todos los anteriores en una única cuota al mes, y no con varias como hacías antes. 

Además, la reunificación puede llevarse a cabo de varias maneras. Por ejemplo, puede darse el caso de que cuentes con una hipoteca además de una serie de deudas sin resolver. En esta situación sería posible reunificar la hipoteca junto con el resto de impagos previos para así determinar una sola cuota a pagar al mes hasta que abones toda la cantidad a deber. O también podría ocurrir que cuentes con varias deudas en diferentes entidades bancarias, por lo que en este supuesto entraría en juego la figura del mediador, una empresa  dedicada a la reunificación y la gestión de impagos en este tipo de supuestos. 

Como ves, las posibilidades son bastante amplias, así que para que decidas si la reunificación es la solución a tu endeudamiento en el siguiente apartado te vamos a contar si en tu caso merece la pena que la solicites. 

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

 

¿En qué casos iniciar un proceso de reunificación de deuda?

Entendemos que esta es una de las primeras preguntas que te has hecho si te interesa reunificar tus deudas con Santander. Y es que aunque el hecho de que la reunificación te permita negociar la deuda con tu banco para pagar una única cuota pueda sonar muy bien, lo cierto es que es un proceso para el que pocas personas aplican.

Primero porque la reunificación de deudas con impago implica un aumento considerable del tiempo que vas a tardar en acabar con dichas deudas. Además, la cantidad de dinero final que pagarás por ellas será mucho mayor debido al aumento de los intereses que ya tenías y al posible pago de los gastos de cancelación de tus anteriores préstamos. Esto te obliga a tener una situación económica lo suficientemente sólida como para poder hacer frente a los costes derivados del inicio del proceso. 

Otro de los factores que tienes que considerar es que la mayoría de entidades financieras –como el propio Banco Santander– requieren que el solicitante cuente con un aval dispuesto a responder por el cliente en caso de que este no sea capaz de pagar las cuotas. De esta forma, deberás buscar a una persona de confianza que responda por ti u ofrecer al banco una garantía sobre un inmueble (por ejemplo, tu casa). En caso de impago, el banco respondería haciendo posesión de estas propiedades o recurriendo al aval que en un primer momentos les indicaste, traspasando a esta persona el cobro de la deudas que tú no has podido pagar.

Por tanto, la reunificación puede ser una opción a plantearte si tienes estabilidad económica y crees que el dinero que ahorras al unificar todas las cuotas de tus préstamos en una sola puede ayudarte a librarte del impago en unos años. El factor tiempo es clave, porque en realidad tus deudas no se solucionarán de manera inmediata. De hecho, con la reunificación estas no habrán disminuido sino que habrán aumentado, y además de forma considerable.  

Esto conduce a que, como te mencionábamos previamente, la reunificación sea una medida bastante difícil de aplicar. Sin embargo, siempre puedes plantearte otras alternativas. Existe, por ejemplo, la opción de recurrir a una renegociación, en la que mientras se reunifica y se produce una refinanciación de la deuda el cliente puede recurrir los posibles intereses abusivos  de sus préstamos y recibir cobertura legal constante. Frente a la opción de reunificar las deudas, la renegociación no requiere de ningún aval, por lo que no existe riesgo ninguno de perder tus bienes inmuebles. Además, al renegociar la deuda no aumenta la cantidad de dinero que debes ni el tiempo en el que tienes que devolverla, sino que se busca negociar las deudas para adaptarlas a la situación financiera del cliente. 

Sin emabargo, esta no es tu única opción, y en caso de que te halles en una situación límite con tus deudas puedes exonerarlas recurriendo a la Ley de la Segunda Oportunidad.  

Si quieres saber más sobre cómo refinanciar tu deuda, puedes ponerte en contacto con nosotros de manera gratuita o rellenar nuestro formulario para que uno de nuestros expertos se ponga en contacto contigo. 

¿Por qué reunificar tu deuda con Santander?

Tras lo apartados anteriores, y si todavía consideras la reunificación puede ser una buena opción para acabar con tu sobreendeudamiento, deberías buscar una entidad financiera con la que llevar a cabo el proceso.

 

Ten en cuenta que no todos los bancos se prestan a realizar una reunificación de deuda, y menos en casos difíciles. De ahí que el Banco Santander no ofrezca prácticamente ninguna información en su página web acerca de este servicio, que la propia entidad denomina “Sistema Credi Único”, sin precisar en profundidad acerca de las condiciones o los intereses asociados al préstamo. 

 

En este sentido, al reunificar tus deudas con Santander cuentas con las garantías de una gran grupo financiero, y puede ser una opción si ya cuentas con deudas previas con ellos. Ahora bien, recuerda que en caso contrario tienes que recurrir a un intermediario, lo que podría encarecer aún más el procedimiento. Además, como te especificamos a continuación, el banco solicita que cumplas una serie de requisitos.

 

 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Requisitos de Santander

Las condiciones fundamentales que has de cumplir para recurrir a una reunificación con el Banco Santander son las siguientes:

  1. Tener dos o más deudas
  2. La suma de las deudas contraídas sólo puede ascender hasta los 50.000. 
  3. No estar incluidos en ficheros de morosidad. El Banco Santander rechaza la reunificación de deudas con ASNEF.
  4. Contar con una aval es altamente recomendable, porque la entidad bancaria reduce considerablemente los intereses del préstamo para la reunificación de deudas en este caso. El aval suele ser la vivienda del solicitante, de forma que si este último es incapaz de pagar las cuotas la propiedad pasaría a pertenecer al banco. 
  5. Si no pudieras utilizar tu vivienda como aval, podrías solicitar la reunificación si eres cliente del Banco Santander y tienes unos ingresos sólidos. 

Por otro lado, las entidades bancarias suelen solicitar una serie de documentos antes de proceder a refinanciar la deuda:

  • Acceso a las cuentas bancarias para consultar las deudas y los movimientos realizados. 
  • Para comprobar tus ingresos, Santander requiere la presentación de las últimas nóminas, pensiones o declaraciones de IVA. 
  • DNI.
  • Si vas a solicitar el reconocimiento de la deuda junto con una hipoteca, has de presentar una escritura de la vivienda. 

Como has podido comprobar, Santander tiene muy en cuenta tu situación económica antes de proceder a la reunificación. Por ello, antes de recurrir a esta plantéate otras opciones que pueden funcionar mucho mejor para tu sobreendeudamiento. 

Nunca es una solución adecuada pagar la deuda con más deuda, y en esencia eso es en lo que consiste reunificar tus deudas. Puedes ponerte en contacto con Soluciona Mi Deuda para que analicemos tu caso y te informemos de cómo podemos aplicar una renegociación, con la que no incrementarías los intereses a los que durante tanto tiempo has tenido y, sobre todo, con la que no te arriesgas a perder tu vivienda o a poner en riesgo a tu aval.

Llámanos o rellena nuestro formulario para que uno de nuestros expertos pueda hablar contigo y ofrecerte la mejor solución a tus deudas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar