Los tipos de tarjetas bancarias: elige la que mejor se ajuste a tus necesidades

Rita Báez
Rita Báez

Las tarjetas bancarias son un instrumento de pago presente en el día a día de la mayoría de personas. Su éxito radica en la sencillez y comodidad con la que se puede llevar a cabo distintos tipo de operaciones, desde sacar efectivo o realizar compras hasta pagar facturas. Ahora bien, muchas veces tenemos tarjetas en nuestra cartera sin conocer sus características o si son la opción que más se ajusta a nuestras necesidades. Por esta razón, hemos creado este post en el que te hablamos de los distintos tipos de tarjetas bancarias que se comercializan en el mercado y su funcionamiento. ¡Quédate leyendo! ¡Descubrirás si la tarjeta que utilizas para pagar es la adecuada para ti!

Guia dejar de acumular deudas
¿Cómo puedo dejar de acumular deudas y recuperar el control?

Te mostramo cómo dejar de acumular deudas sin que tengas que optar a una refinanciación.

GUÍA GRATUITA

Funcionamiento de las tarjetas bancarias

A grandes rasgos, una tarjeta bancaria es un producto financiero emitido por los bancos que permite a su titular acceder al dinero que posee en su cuenta. Se trata de un plástico con el que podemos retirar dinero de cajeros sin tener que acudir a una sucursal bancaria o pagar en comercios y establecimientos.

Pero, como ya te hemos anticipado nada más comenzar este artículo, existen diferentes tipos de tarjetas bancarias y cada una de ellas cuenta con unos rasgos específicos que interfieren en su funcionamiento. 

Ventajas de las tarjetas bancarias

Antes de profundizar en los diferentes tipos de tarjetas de crédito y débito que existen, vamos a señalar en la siguiente lista sus principales ventajas.

  • Permite pagar sin necesidad de llevar efectivo. – No hay necesidad de engordar la cartera con billetes y monedas. Portando este pequeño plástico podrás pagar tus compras cómodamente. 
  • Proporciona un mayor control del gasto. – Cualquier operación o movimiento realizado con la tarjeta quedan reflejadas. De esta manera, es más sencillo conocer en qué gastamos nuestros ahorros.
  • Muchas son gratuitas. – Sobre todo, las tarjetas de débito no suelen tener coste alguno. No conllevan comisiones de mantenimiento o renovación. 
  • Pueden utilizarse para realizar compras en todo el mundo. – Las tarjetas bancarias pueden utilizarse en cualquier punto del globo terráqueo para comprar sin que importe la divisa ya que se realiza el cambio de manera automática al realizar el cargo. 
  • Algunas de ellas llevan consigo seguros. – Ciertas tarjetas conllevan una serie de beneficios entre los que se encuentran seguros de accidente o viaje. 

¿Necesitas ayuda con deudas?

Badged - Asesoría sin compromiso
  1. Tarjetas de débito

La tarjeta de débito es la más común entre los usuarios. Con ella se accede al dinero que hay en la cuenta corriente o de ahorros asociada cuando se realiza una retirada de efectivo o se paga en establecimientos. Además, los diferentes tipos de tarjetas de débito permiten consultar el saldo y los movimientos de la cuenta ya que las operaciones realizadas quedan registradas de manera instantánea, algo que con otro tipo de tarjetas bancarias no ocurre.  Es habitual que las tarjetas de débito, por razones de seguridad, tengan fijado un límite de uso al día. Sobre todo, este límite se marca para la retirada de dinero de los cajeros.  Una de sus principales ventajas es que la inmensa mayoría son gratuitas o tienen comisiones muy bajas ya que con este producto el banco no actúa como prestamistas. No permiten el pago a plazos y en la actualidad la mayoría cuentan con la tecnología contactless y se pueden vincular al wallet del teléfono
  1. Tarjetas de crédito

Por su parte, las tarjetas de crédito son un producto bancario con el que es posible pagar y sacar dinero de cajeros automáticos, eso sí, hasta el límite de crédito contratado y a cambio del compromiso de devolver el dinero en los plazos fijados. Aunque lo más común es que si tienes una tarjeta de crédito la haya emitido tu banco de siempre, en el mercado existen entidades que ofrecen distintos tipos de tarjetas de crédito sin que haga falta disponer de una cuenta con ellos. En estos casos, las entidades cobran la cuota o pago mensual correspondiente a la cuenta que el cliente indique. 
“Recuerda que una tarjeta de crédito es un producto financiero y como tal supone la devolución del importe de dinero utilizado y el pago de los intereses correspondientes.”
Por norma general, el límite de crédito del que dispone la tarjeta queda señalado en el contrato de la misma, pudiendo ser modificado por el banco o el titular. Es decir, las entidades bancarias pueden decidir ajustar el límite de la tarjeta justificándose en el riesgo y solvencia del cliente. De la misma manera, el cliente puede pedir cambiar el tope de crédito. Con casi total seguridad, la entidad no pondrá pegas si se desea bajar, sin embargo, si se quiere subir, tendrán que autorizarlo. Asimismo, en función del tipo de tarjeta de crédito -normal, plata, oro…-, suele establecerse un límite de crédito máximo El reembolso del dinero utilizado se hace a través de dos modalidades principales: sin intereses -casi siempre los primeros días del mes- o con intereses -aplazando y fraccionando el pago en cuotas-. Esta última modalidad es la conocida como revolving y te hablamos de ella en el siguiente punto. 
Guía deudas
¿Cómo puedo cancelar mi deuda sin devolver mi préstamo?

Dscubrir si puedes cancelar tu deuda sin tener que devolver los intereses y cómo hacerlo en sencillos pasos.

GUÍA GRATUITA

  1. Tarjetas revolving

De los tipos de tarjetas bancarias, la tarjeta revolving es probablemente la más peligrosa debido a su funcionamiento. Como te anticipamos, se trata de una tarjeta de crédito con pago flexible. Permite aplazar y fraccionar los pagos en cuotas mensuales que varían en función del importe del crédito utilizado.
Ahora bien, de lo que debes ser consciente es que con cada cuota que pagues a la entidad, el límite de crédito disponible se restablece. Esto implica que podrías optar a  usar la tarjeta de crédito sin haber devuelto en su totalidad el importe que habías gastado previamente, algo que te generará nuevos intereses y aumentará el plazo de devolución.

Por otro lado, uno de los aspectos que caracterizan a la mayoría de las tarjetas revolving son sus elevados intereses. Algunas entidades suelen exigir porcentajes tan altos como usureros, superando el 25% TAE. Esto supone que las entidades que establecen un precio al dinero por encima del normal, se benefician injustamente.

Por fortuna, este tipo de intereses se pueden reclamar legalmente bajo el amparo de la Ley de Usura que estima la nulidad de los contratos financieros con este tipo de intereses.

En caso de tener deudas por el uso de estas tarjetas, es importante recurrir a profesionales que puedan ayudarnos a recuperar el dinero que hemos pagado de más con este producto sin que nos correspondiera hacerlo.

En Soluciona Mi Deuda somos expertos en reunificar deudas y negociar con las entidades. Además de en la Ley de Segunda Oportunidad. Debido a nuestra trayectoria en la negociación, conseguimos acuerdos con la gran mayoría de entidades del mercado para reducir la deuda de nuestros clientes y que recuperen lo que por Ley les pertenece sin necesidad de ir a juicio. ¡Disfruta de los beneficios de contratar una negociadora de tarjetas de crédito!

A diario ayudamos a cientos de personas en situación de sobreendeudamiento a volver a respirar tranquilos. A ti también te podemos ayudar si te encuentras en la misma situación.

Contáctanos a través de nuestro formulario o llamándonos al 910916445.

Si quieres saber más sobre los diferentes dígitos, consulta qué significan los números de las tarjetas de crédito.

Preguntas frecuentes

Dentro de los tipos de tarjetas visa se encuentra la tarjeta de crédito Gold, un producto financiero destinado a los clientes más selectos de los bancos y financieras. El titular de una de estas tarjetas cuenta con beneficios especiales y de gran valor como los siguientes:

  • Ofertas competitivas de financiación. 
  • Seguridad.
  • Aceptación universal. 
  • Programas de fidelización y lealtad.
  • Inmediata reposición de la tarjeta en caso de robo o pérdida.
  • Retirada de hasta el 100% del crédito en efectivo.
  • Adelantos de efectivo.
  • Seguros y servicios de asistencia de viaje.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Financieras

Twinero opiniones

Buscar las opiniones de los usuarios es clave antes de contratar cualquier servicio, sobre todo, si se trata de un préstamo o crédito. Ahora bien,

Leer más »
Financieras

Monedo Now cierre 

En el mercado financiero existen infinidad de entidades, unas recientemente abiertas, otras que pasan circunstancias comprometidas y otras que dejan de operar definitivamente. Esto último

Leer más »
Financieras

Monedo Now opiniones 

Las opiniones sobre los préstamos rápidos en línea están divididas. Por un lado, hay quienes los consideran una solución conveniente y accesible para hacer frente

Leer más »
Préstamos

Twinero no funciona

En un mundo donde las necesidades financieras pueden surgir de manera imprevista, la búsqueda de soluciones rápidas se convierte en una prioridad para muchos. En

Leer más »

Solicita tu asesoría gratis