Menú

Pasos a seguir para renunciar a una herencia

Rita Báez
Rita Báez

Las herencias suelen dar lugar a sentimientos encontrados y, con bastante frecuencia, propician el fin de muchas relaciones familiares. Además, al contrario de lo que se cree, pueden generar la ruina económica, sobre todo, cuando hay deudas de por medio. 

Por estos motivos, es importante saber que en determinadas ocasiones, renunciar a la herencia puede ser una decisión acertada. En este post explicamos cómo hacerlo en sencillos pasos. ¡Quédate leyendo para enterarte de todo!

Screenshot 2023-03-08 at 09.56.10

¿Cómo puedo dejar de acumular deudas y recuperar el control?

Te mostramo cómo dejar de acumular deudas sin que tengas que optar a una refinanciación.

GUÍA GRATUITA

Cómo renunciar a las deudas procedentes de una herencia

Renunciar a una herencia con deudas puede evitarnos más de un dolor de cabeza pero, antes de tomar una decisión tan drástica e irrevocable, primero, es necesario saber que existen dos manera de aceptarla:

  • Aceptación pura y simple. – Implica que el heredero recibe la herencia con todos sus bienes y deudas, respondiendo a éstas últimas incluso con su propio patrimonio.
  • Aceptación a beneficio de inventario. – De esta forma, el heredero blinda su patrimonio ante las posibles deudas que contenga la herencia ya que éstas se pagarán con el patrimonio heredado. 

Como te habrás dado cuenta, aceptar en beneficio de inventario puede ser una buena alternativa para no tener que renunciar a una herencia del todo. No obstante,si la deuda heredada supera o iguala los bienes, ésta opción de nada sirve. Por ello, en situaciones como esta es habitual que los herederos opten directamente por la renuncia. Ahora bien, existen otras alternativas como la renegociación que pueden ayudar a afrontar las deudas de una manera ajustada a nuestra situación. Con esta opción podemos agrupar todas las deudas que heredemos mientras que expertos en negociación tratan de llegar a un acuerdo para reducir el total de la deuda.

Para renunciar a una herencia de manera oficial se debe comparecer ante un notario o un juez, así el desistimiento será válido. Eso sí, en este punto se deberá tener en cuenta que el plazo para renunciar a una herencia es de 30 días naturales tras el fallecimiento, pasado ese tiempo se entenderá que la herencia es aceptada. 

Además, otros aspectos a considerar en relación a la renuncia son:

  • No se puede renunciar a una herencia antes del fallecimiento del causante de la misma.
  • La renuncia es total. Es decir, no se puede renunciar a una parte y mantener la otra.
  • La renuncia es irrevocable, una vez formalizada en escritura pública no cabe el arrepentimiento ni la anulación.
  • Con la renuncia se pierden los derechos sobre los bienes de la herencia y también se eximen las obligaciones del fallecido.
  • No se podrá renunciar a herencias si se llevó a cabo alguna acción que demostrara su aceptación tácita.

¿Sabías que puedes cancelar las deudas de una herencia y no perderla?

Motivos para renunciar a las deudas de la herencia

Las circunstancias particulares de cada herencia hacen que sean más o menos complejas de afrontar. El valor de la herencia, el número de herederos, la relación entre ellos, si se dejó o no testamento o el tipo de bienes a repartir, son algunos de los aspectos que condicionarán la decisión de renunciar a herencias o no. 

Como ya sabes, una herencia no siempre implica aumentar nuestro capital y patrimonio ya que al aceptarla no solo vamos a recibir dinero y propiedades sino también las deudas que tuviera el fallecido. Además, nos comprometemos a abonar los correspondientes  impuestos que se pagan en una herencia.

El motivo de renuncia más común es el de las deudas, sobre todo, cuando éstas son una gran parte de la herencia. Normalmente, nadie que vaya a tener que asumir la deuda de un fallecido con su patrimonio, lo aceptará pues implica desembolsar una gran suma de dinero desde su propio bolsillo. 

Ahora bien, en ciertos casos, el alto valor sentimental de la herencia, lleva a muchos herederos a aceptarla pese a las deudas. Incluso hay quienes están dispuestos a solicitar un préstamo al banco para resolverlas. 

En estos casos, lo más recomendable es recurrir a asesoramiento legal y financiero para acabar con las deudas lo antes posible sin tener que endeudarse más. Con procedimientos como la reunificación, se agrupan las distintas deudas en una única cuota a la vez que se lleva a cabo una negociación con las entidades para reducir el importe total que se debe.

En Soluciona Mi Deuda trabajamos con este tipo de mecanismos apoyándonos en  recursos y palancas legales. Si has heredado deudas, podemos ayudarte a deshacerte de ellas. Consúltanos.

Herederos en el caso de renunciar a la herencia

Ahora que sabes cómo renunciar a una herencia y por qué hacerlo, es probable que te preguntes qué personas pasarán a ser los herederos. Ello dependerá de la vía de renuncia que se escoja. Existen dos:

  1. Renuncia simple o pura. – Supone que el heredero renuncia a recibir los bienes y posibles deudas de la herencia, pasando ésta a terceros de acuerdo con lo establecido en el testamento y la Ley. En otras palabras, implica renunciar a una herencia en favor de otro heredero previsto en el propio testamento o el que sigue en la línea de sucesión. En este tipo de renuncia, la persona no recibe la herencia, por lo que tampoco asume los impuestos de sucesiones correspondientes.
  2. Renuncia traslativa. – Por su parte, esta forma de renuncia se lleva a cabo una vez se ha aceptado la herencia. Implica que la persona renunciante beneficia a un tercero. Es decir, acepta su herencia y la traslada. En este caso, el renunciante debe abonar los impuestos que correspondan por la sucesión de bienes. 
MicrosoftTeams-image (3)

¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

Qué pasa si el heredero se niega a asumir las deudas de la herencia

Cuando un heredero no quiere asumir las deudas de una herencia pasa que se encuentra ante dos únicas salidas: aceptarla a beneficio de inventario o renunciar a ella. 

Ahora bien, recuerda que siempre puedes evitar perder la herencia, aceptándola y recurriendo a los profesionales de Soluciona Mi Deuda para acabar con las obligaciones que estás contrayendo. Podemos ayudarte a liquidar las deudas de la herencia de manera rápida y pagando menos con los mecanismos de reunificación y negociación o, incluso, con la Ley de Segunda Oportunidad

Te invitamos a que nos consultes de manera gratuita y sin compromiso. ¡Regístrate en nuestro formulario!

Preguntas frecuentes

Si un heredero toma la decisión de renunciar a la herencia, ocurrirá que perderá cualquier derecho sobre los bienes. Ahora bien, del mismo modo, las obligaciones que tuviera el fallecido no se traspasan. 

Para renunciar a una herencia oficialmente se debe realizar una escritura pública una vez fallecido el testador. Esto implica acudir a un notario que cobrará unos honorarios. Por norma general, el coste de la renuncia de la herencia se encuentra entre los 50 y 60 euros.

No se puede renunciar a una herencia antes de que la persona fallezca y solo tras nueve días de la muerte. 

Para formalizar una renuncia de herencia se debe hacer una escritura pública ante notario. 

Cuando un heredero no acepta pero tampoco renuncia a una herencia, si hay más herederos éstos pueden ejercer la interpelación notarial que consiste en pedir al heredero que se manifieste. De no hacerlo, se entenderá que la herencia es aceptada de forma pura y simple según lo recogido en el artículo 1005 del Código Civil. 

Es posible que hayas escuchado a personas que hablen de renuncia de la herencia y otros que se refieran a repudiarla. En resumen, no hay apenas diferencias entre ambos conceptos, es por ello que suelen utilizarse como sinónimos.

No obstante, si ahondamos en lo indicado por autores e intelectuales del derecho, podemos señalar algunos matices entre ambos términos. Renunciar se refiere a la renuncia traslativa, es decir, a la transmisión por venta o donación de los bienes y derechos a un tercero. Repudiar supone que no se transmite un derecho de sucesión, sino que heredan los parientes siguientes en la línea de sucesión. 

La renuncia a favor de un padre o una madre es traslativa y supone la tributación fiscal en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones puesto que es considerada jurídicamente como una donación a favor del progenitor correspondiente. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis