¿Qué es un microcrédito y cómo funciona?

Jesus Yelo Candel
Jesus Yelo Candel

Imprevistos diarios requieren, muchas veces, de cierta cantidad de dinero. No obstante, por muy pequeña que sea esa cantidad no siempre disponemos de ella en nuestros ahorros. En estos casos la solución más inmediata suele ser recurrir a un banco o entidad financiera para pedir el importe que necesitamos a través de un microcrédito. Pero, ¿qué es un microcrédito? Te hablamos de este producto financiero y los aspectos que lo caracterizan en este post. ¡Quédate leyendo!

El microcrédito es un tipo de financiación de pequeño importe y corta duración que va destinado usualmente a personas con escasos recursos que no pueden ofrecer grandes garantías y que, por tanto, suelen ser rechazadas por los bancos tradicionales. Con este tipo de producto financiero, habitualmente, se conceden cantidades de hasta los 3.000€ y sirven para ayudar a emprendedores a iniciar algún proyecto empresarial o a familias a resolver alguna urgencia económica. Además, a este producto le caracteriza su rapidez.

Los microcréditos son la opción más inmediata que una persona puede conseguir cuando necesita financiación urgente sin embargo, cabe mencionar que también puede llegar a ser la más cara debido al pago de altísimos intereses que suele conllevar.

MicrosoftTeams-image (3)
¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Cómo se crearon los microcréditos?

Para conocer qué es el microcrédito debemos conocer su origen.

El concepto de microcrédito surge en 1960 a partir de una definición dada por el fundador del Grameen Bank, Muhammad Yunus, considerado el banquero de los pobres y padre de los microcréditos sociales. Sin embargo, no fue hasta años más tarde cuando, a causa de una catástrofe natural en su país de origen -India-, comenzó a poner en práctica los microcréditos.

Al observar a la población que le rodeaba y la realidad económica que vivían, decidió prestar a 42 personas trabajadoras 27 dólares que necesitaban a cambio de que se lo devolvieran de manera íntegra. Así hicieron y durante nueve años, Yunus realizó estas pequeñas concesiones con el fin de perfeccionar la metodología y mostrar a los bancos que podían confiar en los pobres, pues éstos cumplían siempre con su compromiso de devolución. Sin embargo, los bancos no accedían a entregar dinero a aquellos que carecían de avales o garantías. Por ello, hasta que creó el Grameen Bank para conceder microcréditos, era el propio Yunus quien se prestaba a figurar como avalista de los créditos.

¿Quién concede microcréditos?

Hoy en día, los microcréditos que son solicitados por los distintos usuarios son concedidos por entidades públicas y privadas.

  • El Instituto de Crédito Oficial (ICO) o las líneas de crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI). – Son una fuente de financiación pública y, por tanto, suelen ser bastante estrictos en cuanto a los requisitos para conceder un microcrédito. Para solicitar financiación a través de alguno de estos organismos tendrás que completar una solicitud y superar el análisis de riesgo correspondiente. Por norma general, están destinados a proyectos de emprendeduría que creen empleo, ayuden al desarrollo de alguna zona, etc. A cambio de ello, las condiciones suelen ser más ventajosas, por ejemplo, tipos de interés más bajos que los del mercado.
  • Los bancos y las cajas de ahorro. – CaixaBank o La Caja Granada, por poner ejemplos conocidos, son dos de las entidades que emiten microcréditos a colectivos sociales más desfavorecidos. Cabe destacar que, algunas de estos bancos tienen sus propias entidades de microcréditos especializadas en la comercialización de este tipo de financiación de pequeñas cantidades de dinero. Es el caso de los microcréditos con Microbank, la financiera de este tipo de productos de La Caixa.
  • Las financieras privadas. – Las entidades más populares entre los consumidores para contratar un microcrédito son las privadas. Ofrecen cuotas y plazos más flexibles en comparación con los bancos y las cajas de ahorro, como por ejemplo los microcréditos con Movinero. Además, son menos exigentes a la hora de requerir requisitos, de hecho, algunas de estas financieras conceden microcréditos que aceptan ASNEF. Ahora bien, debes tener en cuenta que si tienes deudas pendientes, solicitar una nueva financiación, por pequeña que sea, puede no ser la mejor solución, sobre todo, si no cuentas con la solvencia adecuada. Ten en cuenta que una refinanciación supone nuevos intereses que se acumularán a tu deuda haciendo que crezca y haciendo que sea cada vez más difícil salir de la situación de sobreendeudamiento en la que te encuentras. Por ello, en estos casos, si piensas que son los microcréditos la solución a tus deudas, te equivocas. En cambio, otras alternativas como la reunificación con expertos en negociación o la Ley de la Segunda Oportunidad(LSO) podrían ayudarte de manera definitiva con el impago. Con ambos mecanismos podrás pagar en función de tus posibilidades y liberarte de tus obligaciones para siempre. Consúltanos.

Negocia y reclama con las entidades para pagar menos por tus microcréditos

Badged - Asesoría sin compromiso

¿Cuál es la importancia de los microcréditos?

El éxito de los microcréditos no radica tanto en su popularidad entre los consumidores, sino en el impulso económico que ha proporcionado a colectivos pobres, sobre todo en países poco desarrollados. Al facilitar créditos rápidos y sin tantos requisitos, muchas personas han podido llevar a cabo pequeños proyectos empresariales que les generan beneficios y un ahorro que poco a poco les da la oportunidad de superar los umbrales de pobreza en los que se encuentran.

Ahora bien, para que este éxito ocurra tanto la entidad como el cliente deben cumplir algunas condiciones.

Como ya sabrás, toda financiación debe ser reembolsada, por lo que el cliente debe responsabilizarse de ello estando seguro al 100% de que cuenta con la capacidad de pago necesaria. De otra manera, se llevará a sí mismo a contraer una deuda imparable. No obstante, sabemos que en ocasiones ocurren contratiempos que cambian por completo nuestras finanzas y pueden llevarnos a esa situación sin haberlo podido prever. En estos casos, recurrir a asesoramiento experto en el terreno legal y financiero es la opción más recomendable para salir del endeudamiento cuanto antes y de la mejor forma. Contáctanos.

Por otro lado, el banco o financiera también debe poner su grano de arena para propiciar un buen funcionamiento de los microcréditos y para ello, deben imponer intereses razonables y plazos de devolución acordes con el importe que conceden. No obstante, lejos de la realidad, esto no siempre ocurre.

Es habitual que las financieras especializadas en la concesión de microcréditos rápidos se aprovechen del desconocimiento y desesperación de muchos usuarios para exigirles intereses tan altos como usurarios. Esto quiere decir que cobran un precio muy superior al del mercado. Pero, ¿cuándo un interés es usurario?

No existe un porcentaje exacto regulado por Ley pero siguiendo la jurisprudencia actual podemos señalar un TAE superior al 25% como usura. Para que te hagas una idea, hay entidades como Vivus que aplica hasta un 2.830,80% TAE, un porcentaje sin duda desmesurado que puede perjudicar gravemente al consumidor.

Si has adquirido un microcrédito con este tipo de intereses y te encuentras en impago, te interesará saber que la Ley de Usura y la LSO están de tu lado pues estima la nulidad de los contratos de financiación con estas condiciones. Contando con profesionales que la conozcan a la perfección podrás recuperar lo que te han cobrado indebidamente y te pertenece. ¡Volverás a respirar tranquilo!

Si tienes intereses usurarios en tu contrato, te informamos sobre las deudas con Cofidis guía 2022 para que puedas consultar que hacer en caso de no poder pagar una deuda con Cofidis. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Qué ventajas y desventajas ofrecen los microcréditos por internet?

Como te habrás dado cuenta a lo largo de este artículo, un microcrédito que es aparentemente beneficioso también puede esconder condiciones que nos perjudiquen. En este último apartado te resumimos algunas de las principales ventajas y desventajas de los microcréditos por Internet y así puedas determinar si son la opción que realmente te va a ayudar a cubrir tus necesidades.

  1. Tramitación sin papeleos y ágil. – Al concederse importes tan pequeños de dinero, la mayoría de las entidades no exigen a los solicitantes presentar documentos, algo que agiliza bastante el proceso. El cliente simplemente deberá demostrar que es mayor de edad, reside en España y que dispone de una cuenta bancaria a la que le transferirán el dinero. Generalmente, no se necesita presentar nómina ni proporcionar aval. Como te anticipamos, esto permite unos plazos de concesión prácticamente inmediatos y muchas veces en menos de 15 minutos puedes disfrutar del dinero.
  2. Alto coste. – La desventaja principal de los microcréditos es su coste el cual es elevado con respecto a los préstamos tradicionales. Esto suele ser consecuencia de la característica anterior. Y es que, al no exigir garantías al cliente, la entidad cubre el riesgo de impago con altas tasas de interés.
  3. Facilidad de sobreendeudamiento. – El fácil acceso a este producto financiero lleva a muchas personas a contraer deudas que no pueden pagar. En otras palabras, implican una alta probabilidad de endeudamiento y, por tanto, graves consecuencias como figurar en un fichero de morosos, sufrir acoso telefónico e incluso el embargo.

En resumen, los microcréditos han de usarse únicamente en momentos puntuales para cubrir imprevistos o gastos de emergencia ya que su coste es tremendamente elevado y puede llevarnos a situaciones de sobreendeudamiento. Si quieres saber más lee el siguiente post antes de contratar un microcrédito.

Si ya te encuentras en esta complicada situación, recuerda que recurrir a nueva financiación no es la manera de resolverla. Opta por reunificar tus deudas de la mano de expertos en negociación. De esta forma, agruparás todas tus cuotas en una sola para ir generando un ahorro que se utilizará cuando se llegue a un acuerdo con las entidades. ¡Pagarás menos al mes y en total!

Asimismo, si el sobreendeudamiento en el que estás inmerso es extremo y ya estás en quiebra, podría convenirte el procedimiento de la Segunda Oportunidad. Con este mecanismo podrías conseguir liberarte de tus deudas por ley mediante la exoneración.

Soluciona Mi Deuda somos un equipo experto en ambos mecanismos que utilizamos cada día con clientes endeudados a causa de microcréditos. A ti también podemos ayudarte, solo tienes que completar nuestro formulario o llamarnos al 910916445.

¡Deja atrás tus deudas! ¡Resuélvelas con nosotros!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis