¿Cómo reclamar los intereses abusivos derivados del préstamo para comprar un coche?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

El paso a paso en la reclamación de intereses abusivos por la compra de un coche

La usura se está convirtiendo en uno de los términos más comunes que aparecen a la hora de hablar de préstamos personales, microcréditos, tarjetas revolving… Y ahora también en los créditos utilizados para financiar la compra de vehículos. Si haces una búsqueda rápida en internet, verás que la mayoría de bancos y entidades online suelen ofrecer este tipo de productos con una serie de condiciones bastante deseables: un TAE muy bajo, una comisión de apertura asequible, un proceso de solicitud muy rápido y, por supuesto, unas cuotas a las que cualquiera podría hacer frente. 

Sin embargo, todas estas características tan supuestamente atractivas ocultan en realidad la existencia de unos intereses abusivos que harán que acabes pagando por tu vehículo mucho más de lo que este merece. Por suerte, el hecho de que un gran número de clientes se esté viendo afectado por dichos intereses ha provocado que las entidades hayan tenido que lidiar con bastantes demandas con la que los afectados buscan recuperar todo el dinero que han perdido.

Porque te lo confirmamos desde este mismo momento: es posible reclamar los intereses abusivos del préstamo de tu coche. Y para que tengas claras cuales son las condiciones, los requisitos y los pasos a seguir, hemos creado este post, en el que te vamos a contar todo lo que necesitas saber antes de iniciar el proceso.

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Qué se considera un interés abusivo?

Antes de contarte cómo se desarrolla un proceso de reclamación y cuales son las fases de uno queremos que puedas reconocer si el préstamo de coche que solicitaste -o que estás pagando actualmente- está sujeto a un interés abusivo. Para ello tienes que fijarte principalmente en el TAE que está estipulado en tu contrato, y comparar este con el interés que el Banco de España considera normal para este tipo de transacciones. Generalmente, este suele rondar entre un 4% o un 5%, por lo que cualquier tipo de interés que doble estos porcentajes puede ser considerado fácilmente como usurario. 

Teniendo esto claro, si analizamos algunos de los préstamos que ofrecen la mayoría de entidades bancarias para la financiación de vehículos podemos ver que la mayoría de ellos rozan e incluso superan la barrera de aquello que el Banco de España considera como adecuado. Te ponemos algunos ejemplos:

  • Con BBVA, al pedir un préstamo de 75.000 euros a devolver como mucho en 8 años tiene un TAE que ronda el 8%, pagando una mensualidad que ascendería hasta los 136 euros.
  • Con Cetelem, si solicitas un préstamo de 6.000 euros a devolver en 60 cuotas, el TIN será de un 10,79% y el TAE de un 11,34%, lo que haría que tus mensualidades ascendieran hasta los 129,23 euros. 
  • Con Wizink, al solicitar 30.000 euros, tu TAE rondaría un 8%, justamente el doble del interés normal del dinero determina que es justo. 

Además, a todos estos porcentajes tendrías que añadir comisiones de apertura y todos aquellos gastos que se derivan de la contratación y gestión de los préstamos. En este sentido, con BBVA deberías pagar una comisión de apertura de 230 euros, mientras que con Cetelem los intereses de demora pueden convertir tu préstamo en una verdadera pesadilla, teniendo en cuenta que cada día que te retrases cobrarán una penalización hasta que abones todo lo que debes. 

Por ello, cada vez que veas que los intereses de un préstamo superan el 10%, estate alerta. Y calcula todo el dinero que tendrás que abonar desde el comienzo de tu préstamo hasta que este finalice, para tener claro que puedes afrontar todo el pago del mismo y así evitar el riesgo de caer en impago, o lo que es peor, de aumentar la cantidad de deudas a las que tienes que hacer frente. 

¿Pueden reclamarse los intereses abusivos por la compra de un coche?

Como te confirmamos en la introducción, sí es posible llevar a cabo una reclamación de intereses abusivos ya que en la jurisdicción española estos están regulados por la conocida Ley de Represión de la Usura, también conocida como Ley Azcarate. Esta normativa recoge lo que te hemos venido contando hasta ahora en el post: que cualquier contrato de préstamo en el que los intereses superen el interés normal del dinero tendrá que ser declarado como nulo. 

Así que una vez que hayas comprobado que el TAE de tu préstamo es excesivamente elevado, puedes ampararte en la Ley Azcarate de dos formas diferentes:

  • La primera, si todavía continúas pagando el préstamo para financiar tu vehículo que contrataste en un pasado. En este caso, las sentencias que han ido saliendo en años recientes señalan que será necesario reducir la cantidad de deuda que el cliente tiene todavía por pagar, o limitar el dinero que este debe a la cuantía inicial del préstamo. ¿Qué quiere decir esto? Que si contrataste un crédito de 20.000 euros para costear tu nuevo coche, tendrás que devolver estos sin necesidad de hacer frente también a los intereses. 
  • Por otro lado, si finalizaste el pago de tu préstamo hace unos años, dependiendo de la fecha puede que sea posible recuperar todo el dinero que perdiste con los intereses abusivos. Normalmente, en estos casos los tribunales suelen solicitar a la entidad prestamista que devuelva la suma del capital que supusieron los intereses del préstamo. Así que si tu préstamo era de 20.000 euros y los intereses ascendían a 2.000 euros, este sería el importe que recuperarías al demandar a la entidad. Además, en algunas ocasiones también se ha estimado que el cliente debería recibir la cuantía del préstamo en total, aunque suelen ser casos excepcionales. 

Teniendo claros estos dos supuestos y en cuál de ellos quedarías tú incluido, te recomendamos que recurras a la ayuda legal de un abogado para que te asesore acerca de cuáles son los siguientes pasos a seguir. En Soluciona Mi Deuda trabajamos constantemente aplicando la Ley Azcarate para perseguir la usura en todo tipo de situaciones: microcréditos, préstamos personales y, por supuesto, financiación de vehículos, por lo que contamos con la experiencia suficiente como para ayudarte a demandar a la entidad con la que contrataste tu préstamo.

Si quieres más información acerca de cuáles son los productos que ofrecemos -como la reunificación o la Ley de la Segunda Oportunidad-, puedes llamarnos de manera gratuita o rellenar nuestro formulario para que sea uno de nuestros agentes el que se ponga en contacto contigo. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

El paso a paso para formalizar una reclamación

Una vez vistas las principales características de los intereses abusivos y en qué supuestos puedes reclamar estos, vamos a contarte cómo formalizamos nosotros un proceso de reclamación de nuestros clientes para conseguir que recuperen su dinero:

  1. El primer paso consiste en solicitar al cliente cada uno de los contratos de préstamos que este considere que están sujetos a condiciones usurarias. De esta forma, un abogado experto en derecho mercantil podrá revisar las cláusulas abusivas y determinar cuál es la mejor solución para el cliente dependiendo de la situación financiera de este.
  2. Una vez realizado el estudio previo, el afectado tiene dos opciones. La primera de ellas consiste en aceptar un acuerdo extrajudicial con el banco o la financiera con la que contrató el préstamo. Una vez que el abogado haya rellenado el modelo reclamación intereses abusivos y se lo haya enviado a la entidad, esta última solicitará una serie de documentos para determinar si hay usura en el préstamo. Si considera que la hay, ofrecerá al cliente una determinada suma de dinero, que éste aceptará o rechazará. 
  3. Si la persona no está de acuerdo con la cuantía sugerida por el banco, se inicia la vía judicial. En este paso, el abogado hará llegar una demanda a la entidad y se iniciará el proceso judicial para determinar si, en efecto, el crédito para financiar el vehículo estaba sujeto a usura. El abogado acompañará y guiará al cliente a lo largo de todo el proceso, manteniéndolo informado de todas las decisiones del juez y comunicándole el resultado final, que normalmente será positivo.

¿Cuál es la ventaja de recurrir a un juicio frente a aceptar un acuerdo extrajudicial? Que en el primer caso el cliente recuperará todo el dinero que perdió debido a los intereses abusivos o se librará de ellos antes de acabar el pago del préstamo, mientras que en el segundo supuesto se verá obligado a aceptar una cantidad determinada por el banco y mucho más pequeña de la que merece. Por ello, a pesar de que el proceso sea más largo, el resultado será mucho más beneficioso para el afectado. 

Así que si finalmente te has decidido a reclamar los intereses abusivos de tu préstamo -ya sea de forma judicial o extrajudicial- puedes contactar con nosotros para que uno de nuestros abogados te acompañe y te guíe a lo largo de todo el proceso. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar