¿Qué es la usura y como reclamarla?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

¿Se puede reclamar en situaciones de usura?

Si alguna vez has solicitado un préstamo personal con un banco, un microcrédito con una empresa financiera online o incluso has recurrido a las famosas tarjetas revolving para hacer frente a los gastos del mes sabrás que cada uno de estos productos llevan asociados siempre ciertos intereses a la hora de devolver el dinero.

Estos intereses van a ser los que determinen cual será la ganancia del prestamista, y puede llegar a ocurrir que sean demasiado elevados con respecto a la cantidad de dinero solicitada por el cliente. Por ejemplo, ponte en el supuesto de que en un momento en el que estás atravesando ciertos apuros económicos recurres a una web como MyKredit o Nexu para obtener un microcrédito de 400 a devolver en los próximos cuatro meses. Para estas cifras, las compañías financieras online tienen un TAE que puede rondar ¡casi un 2.932%!

Es entonces cuando entra en juego el concepto de usura, un término que hace referencia a los intereses abusivos cada vez más comunes en los préstamos ofrecidos por los bancos. Porque aunque el porcentaje que te hemos mencionado en el párrafo anterior es muy elevado, puede que tu préstamo sea usurero si los intereses rondaban alrededor del 19% de TAE. Por eso, en este post te queremos contar qué es la usura, cómo identificarla en cada uno de los préstamos que has solicitado y cuales son los mecanismo legales que te permitirán denunciarla para así poder recuperar tu dinero. 

Screenshot 2022-04-04 at 16.46.22

¿Cómo acabo con el acoso telefónico?

Ponle freno de una vez por todas al acoso que ejercen las entidades financieras y vuelve a respirar tranquilo

GUÍA GRATUITA

Significado de usura  

Pero primero, vamos con lo básico: el significado de usura. Esta palabra sirve para poner nombre a la ilegalidad que supone establecer intereses excesivamente elevados con los que los bancos o las entidades financieras se garantizan un beneficio desmesurado gracias al dinero que prestan a sus clientes. 

Aunque normalmente la definición de usura se relaciona únicamente con el dinero, esta puede darse en cualquier tipo de supuesto en el que los bienes que funcionan como garantía del préstamo son desproporcionados con respecto a este. O lo que es lo mismo: si has puesto tu casa o tu coche como aval para el préstamo; puede que esto también se considere pagar un interés abusivo, aunque no implique un valor monetario. 

Ten en cuenta además que si consideras que efectivamente el dinero a devolver por tu préstamo es demasiado elevado, te vas a encontrar con que existen varios tipos de intereses a los que has de prestar atención a lo largo del proceso. Aquí te hemos creado una lista y hemos añadido una breve explicación de cada uno:

  1. Intereses remuneratorios: son los intereses que vas a encontrar en cualquier préstamo. Básicamente, representan el precio que tienes que pagar porque el banco te preste una determinada cantidad de dinero. 
  2. Intereses de demora o moratorios: estos son ligeramente diferentes a los anteriores, porque sólo existen en caso de que el cliente se haya retrasado en el pago de las cuotas del préstamo, por lo que ha incurrido en una deuda con el prestamista, por lo que podríamos decir que son una especie de sanción. Este tipo de intereses no debería superar el 7,5% para créditos al consumo y tendría que oscilar entre el 5% y el 7% para préstamos personales.  
  3. Interés legal del dinero: están un tanto relacionados con los intereses moratorios, ya que los intereses legales surgen cuando no se han pactado cláusulas en caso de impago. Entonces se recurre a un juez, quien establece cual será la cantidad de dinero total que la persona que ha contraído la deuda ha de pagar al prestamista, de acuerdo con el porcentaje estipulado por la ley (este año es de un 3%). Sabiendo este porcentaje, puedes llevar a cabo un cálculo de los intereses legales de tu deuda teniendo en cuenta el tiempo que llevas sin pagar y la cantidad de cuotas a deber. 

Estas son las cuestiones básicas a tener en cuenta si estás plantándote reclamar los intereses abusivos de tus préstamos amparándote en la usura, y en los próximos apartados te daremos las claves para determinar si tu contrato está sujeto a esta práctica ilegal y cómo en Soluciona Mi Deuda podemos ayudarte a demandar a las entidades y recuperar tu dinero

 

¿Cuándo se dan situaciones de usura?

El mayor problema en nuestro país es que no existe un criterio unificado a la hora de definir y concretar cuándo los intereses son usurarios, ya que nuestra Ley de Usura no determina los valores de los intereses a partir de los cuales existe una ilegalidad. Aún así, sí es posible encontrar sentencias judiciales que han ido estableciendo poco a poco los límites de lo que podríamos considerar un préstamo abusivo de dinero por parte de las entidades. Por ello, podríamos decir que se consideran usureros aquellos intereses que doblan el interés normal del dinero, establecido por el Banco de España. 

Dicho interés está disponible en su página web, y en diciembre de 2021 rondaba el 7%. Pero como te mencionábamos anteriormente, no sólo tienes que prestar atención a este dato sino también a otros, como los intereses moratorios (que, te recordamos, tampoco deben sobrepasar el 7,5% en ningún caso). Conociendo estas cifras podrás calcular tus intereses en el préstamo que solicitaste y si, en efecto, son abusivos. 

Sin embargo, existen también otros dos casos en los que se pueden dar situaciones de usura, ya que esta no ha de estar únicamente relacionada con los intereses legales y moratorios. Puede ocurrir, por ejemplo, que al acogerse al préstamo el cliente no estuviera en pleno uso de sus facultades o lo hiciera en una situación angustiosa. En este caso, la usura se aplicaría por la existencia de los llamados intereses leoninos. Del mismo modo, un tercer caso de usura se da cuando se ha recibido mayor cantidad de dinero de la que en verdad fue entregada, sin importar las circunstancias. 

Con estos tres supuestos en mente, te recomendamos que solicites la ayuda de expertos para que estudien tu caso y te guíen a través del modelo de reclamación de los intereses abusivos. Puedes consultar con nuestro equipo de manera gratuita para obtener información acerca de cual es el procedimiento que mejor se adapta a tu caso a la hora de realizar dicha reclamación. 

Ley de Represión de la Usura: funcionamiento y marco legal 

La Ley de Represión de la Usura –también llamada Ley Azcarate– es aquella que permite recurrir ante los tribunales aquellos contratos en los que pensemos que las cláusulas incluidas son abusivas. Se puede aplicar en una gran cantidad de supuestos: los intereses abusivos de tarjetas, préstamos personales, microcréditos, etc. Amparándote en la Ley Azcarate, y si cumples alguno de los puntos que te mencionábamos en el apartado anterior, es posible que un juez estime la nulidad de un contrato. Y este hecho puede ocurrir de dos maneras diferentes:

  • En caso de que el cliente todavía no haya acabado de pagar la cantidad de dinero que debe al banco, sólo tendrá que pagar hasta llegar a la suma inicial que se le prestó, sin ningún interés.
  • Si, por el contrario, el cliente ya ha finalizado el pago del préstamo, la entidad deberá devolver el dinero que sobrepasa de la cantidad inicial que le fue prestada. 

Para iniciar el proceso puedes llevar a cabo una reclamación, aunque esta no es la mejor opción se te hayas en una situación de sobreendeudamiento y no eres capaz de hacer frente al pago de las cuotas estipuladas por el banco. Esto ocurre porque en este supuesto necesitas una cobertura legal absoluta que te blinde contra las posibles demandas que las entidades establecen contra los clientes al haber incumplido el contrato. Y ya que con una reclamación el bufete cobra cuando la sentencia se ha hecho efectiva, en la gran mayoría de ocasiones los clientes quedan absolutamente desatendidos y la atención a ellos es nula

En Soluciona Mi Deuda trabajamos con las reclamaciones, pero siempre recomendamos a nuestros clientes que en caso de quieran reclamar intereses usurarios y se hallen una situación de sobreendeudamiento recurran a una renegociación. Con esta alternativa se reunifican todas las cuotas a pagar en una sola, adaptada a tu situación financiera; mientras nosotros negociamos los importes a pagar y nos encargamos de estudiar todos tus contratos en busca de aquellos intereses que son abusivos para así demandar a la entidad y que se apruebe la nulidad del préstamo. Y en caso de demanda por impago estarás protegido legalmente, porque nuestro equipo de abogados se encarga de funcionar como un muro entre el deudor y el banco.

Por otro lado, si cuentas con un número elevado de deudas exonerables, puede que perfiles para la Ley de la Segunda Oportunidad

Puedes ponerte en contacto con nosotros si quieres obtener más información acerca de cualquiera de las soluciones que ofrecemos para acabar con el sobreendeudamiento. O si lo prefieres, puedes rellenar el formulario para que uno de nuestros expertos te llame de manera gratuita y puedas ponerle al corriente de tu situación. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar