¿Qué es la dación en pago y cómo solicitarla?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

La dación en pago: que es y cómo pedirla 

Ninguna persona pide un préstamo personal o una hipoteca con intención de endeudarse. Sin embargo, puede pasar que nos ocurra un imprevisto con el que no contábamos y nuestra situación financiera cambie por completo. En este punto, quizás no podamos hacer frente a las cuotas mensuales de la financiación que solicitamos y por ello nos planteemos modos como la dación en pago para poder cumplir con nuestras obligaciones con el banco o entidad.

Pero,  ¿qué es dación en pago? ¿cómo funciona? 

Si has oído hablar de ella y necesitas información, este post es para ti. En él encontrarás todo lo que necesitas saber para tomarla como alternativa para el pago de una deuda. Tocaremos los siguientes apartados:

  • ¿Qué es la dación en pago?
  • ¿Cómo es la tributación de dación en pago?
  • ¿Se puede volver a pedir una hipoteca tras una dación en pago?
  • Ventajas y desventajas de la dación en pago.

¡Empezamos!

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Qué es dación en pago?

La dación en pago se refiere a una prestación que el acreedor -que es el banco o entidad financiera- acepta del deudor, consiguiendo así que éste último se libre de la deuda que los vinculaba, a pesar de no ser el método de pago acordado cuando se firmó la financiación. Según la definición de la Real Academia Española, consiste en “una transmisión, al acreedor o a los acreedores, del dominio de una cosa en compensación de una deuda”. 

La dación en pago está regulada en el Código Civil en varios preceptos -Libro IV (de las obligaciones y contratos), Título I (de las obligaciones), Capítulo IV (de la extinción de las obligaciones), Sección 1ª (del pago), artículos 1157 y 1171)- y para optar a ella se necesitan cumplir ciertos requisitos. Te los enumeramos:

  1. Para saldar una deuda, se tendrá que entregar un bien o realizar una prestación que no se corresponda con lo pactado.
  2. Tanto el banco o entidad financiera -acreedor- como el deudor deberán estar de acuerdo en utilizar este medio alternativo para satisfacer la deuda que los relacionaba. En este punto, es fundamental que el acreedor haga manifiesta la aceptación de la dación en pago ya que, según lo establecido en el artículo 1166 del Código Civil, no está obligado aun cuando el bien que se entregue sea de igual o mayor valor de lo que se debe. 

Por tanto, si pasamos por un bache económico y no podemos hacer frente a las mensualidades de nuestra financiación, podemos considerar este procedimiento como una alternativa para evitar el embargo forzoso de nuestros bienes. No obstante, te interesará saber que existen otras opciones para resolver tus deudas sin necesidad de que entregues alguno de tus bienes. 

Por ejemplo, puedes considerar una renegociación de deuda que te permitirá pagar en una única cuota asequible para tu bolsillo. Para ello, se demostrará a las entidades tu capacidad económica actual y se negociará una reducción de todo lo que debes. Pagarás menos al mes y en total y sin necesidad de que pierdas tus propiedades. 

Puedes consultarnos sobre esta y otras alternativas para solucionar tus deudas. 

¿Cómo es la tributación de dación en pago?

Si realmente crees que la dación en pago es el mejor modo de acabar con la fuerte preocupación que te generan tus deudas, debes tener en cuenta algunos aspectos en materia de tributación que podrían hacer que tengas que pagar más. 

La dación en pago no deja de ser una transmisión de un inmueble o bien y, como sabes, esta acción devenga un impuesto local conocido popularmente como plusvalía municipal

Es habitual que relacionemos este impuesto con la venta de una vivienda, que normalmente queda a cargo del comprador que es la persona que va a quedarse con la propiedad. A diferencia de una venta, en la dación en pago este tributo corresponde satisfacerlo al deudor -quien va a entregar su propiedad- y no al banco o entidad acreedora que es quien va a obtener el bien.

Además, las implicaciones fiscales de la dación en pago no están vinculadas únicamente a la plusvalía municipal. Y es que, desprenderse de un bien inmueble, ya sea para cumplir con una obligación financiera, altera el patrimonio del deudor en el IRPF. Aunque en principio parezca que al reducir nuestro patrimonio no sufriremos consecuencias en este impuesto, la realidad es que es muy probable que el valor actual del mercado del inmueble que hemos entregado al acreedor para saldar la deuda, sea muy inferior a cuando se adquirió y, por su parte, el préstamo que se pretende saldar con la dación sea muy superior a cuando se contrajo a causa de haber caído en impago lo que habrá sumado intereses de demora y otros gastos. 

Esta asimetría en las daciones en pago ha llevado a Hacienda a considerar una alteración patrimonial en el IRPF del deudor siendo el valor de adquisición el que se utiliza conforme con las reglas de este tributo y el valor de transmisión el que mayor resulte entre el valor del mercado del bien objeto de la dación y el saldo del préstamo que se adeude al banco o entidad. 

Te ponemos un ejemplo: Una propiedad adquirida en 2007 por 100.000€ y que en la actualidad su valor de mercado es de 60.000€, si se debe a un banco 170.000€, el deudor estaría saldando su deuda por menos, obteniendo una ganancia en su patrimonio de 70.000€ aproximadamente, lo cual debe tributar en Hacienda. 

En otras palabras, te quedarás sin deuda con la entidad a la que debías dinero pero, si tu situación financiera se encuentra en un momento complicado, podrías acabar debiendo a Hacienda.

Existen otros métodos alternativos a la dación el pago que te ayudarán a pagar lo que debes sin necesidad de que contraigas una deuda con Hacienda. Opta por la Ley de Segunda Oportunidad, con la que podrías liquidar tus deudas con tu patrimonio sin que éste aumente, o, en el mejor de los casos, conseguir la exoneración de todas tus deudas sin necesidad de perder tu vivienda. 

¿Se puede pedir una hipoteca después de una dación en pago?

Si estás intentando prever las posibles consecuencias de saldar una deuda con la dación en pago, es probable que te preguntes si tras utilizar este método podrás pedir una nueva hipoteca. La respuesta a esta cuestión es que sí. 

Con este procedimiento habrás saldado el 100% de tu deuda y no figurarás como moroso en ASNEF u otro listado, lo cual no te impedirá acceder a una nueva hipoteca si lo deseas. No obstante, para pedir otra financiación, debes estar seguro de que has recuperado el equilibrio en tus finanzas y que vas a poder hacer frente a las nuevas cuotas. Recuerda que toda financiación está diseñada para que sea devuelta con sus intereses y que de no poder reembolsarla te verás otra vez en una situación desesperada por encontrar formas de cumplir con tus obligaciones y evitar el embargo forzoso de tus bienes.

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Dación en pago ventajas y desventajas

A lo largo de este post te hemos explicado el significado de dación en pago y las principales implicaciones a tener en cuenta antes de tomar esta opción como el método para saldar nuestras deudas. Para que tengas todo claro, vamos a resumirte  las ventajas y desventajas de la dación en pago en los siguientes puntos.

Las principales ventajas de las que nos beneficiamos utilizando este método de pago son:

  • Acabar con la deuda de manera rápida. 
  • Evitar juicios monitorios, el embargo forzado e incluso ser desahuciados. 
  • Nos da la posibilidad de pactar otras formas de pago o incluso pedir seguir viviendo en la vivienda pagando un alquiler social. 

Por su parte, las desventajas que están vinculadas a la dación en pago son:

  • La pérdida de un bien que muy posiblemente tenga un alto valor emocional para nosotros. 
  • Es una opción a la que no todos los bancos o entidades acceden si no está recogido en el contrato del préstamo. Recuerda que el acreedor no está obligado a aceptar la dación en pago. 
  • Podrás acabar adquiriendo una deuda con Hacienda, cuando el bien que has entregado en dación es de un valor inferior al de la deuda, ya que estarás incrementando tu patrimonio, lo cual tributa en la renta.
  • Aunque es posible futuras solicitudes de préstamo si se ha recobrado la estabilidad económica, es posible que no sea tan sencillo que la misma entidad nos conceda una nueva financiación y, de hacerlo, seguramente será con peores condiciones. 

Recuerda que solicitar una dación en pago para saldar una deuda no siempre puede resultar beneficioso, por lo que debemos tener en cuenta los aspectos de los que te hemos hablado en este post y tu caso concreto. Además, siempre es aconsejable que estudies todas las alternativas posibles para poder pagar. Es posible que encuentres modos más eficaces que, incluso, no impliquen que tengas que entregar uno de tus bienes. Nos referimos a la renegociación o la Ley de Segunda Oportunidad. 

En Soluciona Mi Deuda somos expertos en ambos mecanismos y ayudamos cada día a personas con deudas para que no tengan que perder su casa u otros bienes. A ti también te podemos ayudar a pagar en función de tus posibilidades consiguiendo un acuerdo con las entidades. Puedes dejar atrás toda preocupación y volver a respirar tranquilo si nos contactas.

Regístrate en nuestro formulario y uno de nuestros asesores te llamará de manera gratuita y sin compromiso para proponerte una solución adaptada a tu caso. 

¡No tendrás que entregar tu casa para solucionar tus deudas!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar