logotipo positivo transparente

Menú

Qué tengo que hacer para pagar una deuda en un juzgado

Rita Báez
Rita Báez

Como ya te hemos contado en otras ocasiones en el blog de Soluciona Mi Deuda, existen multitud de métodos a través de los cuales los acreedores pueden cobrar sus deudas: tratando de llegar a acuerdos con los deudores, recurriendo a empresas de recobro, por medio de los llamados procedimientos cambiarios…

Sin embargo, uno de los métodos favoritos de las entidades financieras son los juicios monitorios, especialmente debido a la rapidez y a la facilidad con las que estos procedimientos garantizan que el dinero perdido por los bancos sea recuperado de nuevo.

Y es que los juicios monitorios implican pedir ayuda a los juzgados para que en el supuesto de que la deuda no se abone o no se alcance un acuerdo sea un juez el encargado de llegar a una resolución en el caso. Por ello, es fundamental que te asegures de que te asegures de saber cómo afrontar un juicio monitorio.

Como te iremos contando en los próximos apartados, los procedimientos monitorios tienen varias fases, y para obtener unos resultados satisfactorios en cada una de ellas será muy importante que estés respaldado por los profesionales adecuados. Por ello, también queremos contarte cómo en Soluciona Mi Deuda ayudamos a todos nuestros clientes a afrontar un monitorio por el cobro de sus deudas.

Guía cómo pagar tus deudas sin ganar más
¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?​

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos.

GUÍA GRATUITA

¿Qué pasa si no puedes pagar una deuda judicial?

Normalmente las entidades, las empresas de recobro y los fondos buitre recurren a los monitorios cuando el cliente lleva varios meses sin pagar y no existen perspectivas futuras de que vaya a hacerlo. Así, una vez que hayas recibido un requerimiento para un juicio monitorio se abren varias posibilidades ante ti.

La primera de ellas, que pagues todo el dinero que tienes pendiente en un plazo máximo de 20 días desde la notificación. Por supuesto, sólo puedes optar por esta vía si cuentas con la liquidez y los medios suficientes como para devolver de una sola vez toda la deuda sin resolver, lo que en la mayoría de los casos no es posible. A no ser que intentes solicitar préstamos con deudas.

¿Qué ocurre, por tanto, cuando no tienes el dinero suficiente para pagar una deuda judicial? ¿Se puede fraccionar un embargo del juzgado? Veamos las opciones de las que dispones:

  • La primera de ellas sería no oponerse al juicio monitorio y no pagar. No se trata de la mejor alternativa, y más si tenemos en cuenta que entonces se procedería al cobro forzoso de la deuda recurriendo a tus bienes. Esto supondría arriesgarse a ver cómo tu salario, tus joyas o cualquier otra de tus propiedades se utiliza para que las entidades recuperen su dinero sin poder hacer nada.
  • Por ello, siempre será mejor que si no puedes pagar al banco te opongas al monitorio que este ha interpuesto. Una vez que dicha oposición se haya hecho efectiva se procede a realizar un juicio verbal u ordinario, en el que ambas partes tendrán que alegar sus argumentos para cobrar la deuda o para oponerse a ella.

Una vez que se procede al juicio verbal, las posibilidades para el deudor son muy diversas. Es posible que el juez determine que este último ha de pagar la deuda, y si este no dispone del dinero suficiente como para hacerlo, se negociará un plan de pagos adecuado a la situación financiera del deudor. Sin embargo, también puede ocurrir que se falle en contra de la entidad por la existencia de intereses abusivos en el préstamo, por falta de transparencia en el proceso si tu deuda fue vendida a un fondo buitre, etc.

En caso de que tu deuda sea superior a los 2.000 euros, para defenderte del monitorio será obligatorio que cuentes con un abogado. En este sentido, el equipo legal de Soluciona Mi Deuda puede ayudarte de dos formas diferentes.

La primera de ellas es nuestro programa de reunificación, con el que reunificamos todas las cuotas de tus préstamos en una sola con el objetivo de que pagues mucho menos dinero al mes por ellos. De esta forma, la liquidación de tus deudas se hará de forma rápida y efectiva, y serán nuestros abogados y gestores los encargados de negociar con las entidades y defenderte en el supuesto de que decidan recurrir a un procedimiento monitorio. Gracias a estas negociaciones hemos llegado a conseguir descuentos de hasta el 70%, siempre que las deudas tengan intereses abusivos.

Por otro lado, si tu grado de sobreendeudamiento es máximo puede que perfiles de forma correcta para la la Ley de la Segunda Oportunidad, un mecanismo legal surgido con la intención de ayudar a particulares y autónomos cuya situación económica se ha visto ahogada completamente por las deudas. Con esta Ley se procede a la exoneración total o parcial de estas últimas en función del patrimonio de la persona, mientras que al final del proceso se eliminará tu nombre de cualquier fichero de morosidad.

FAQ LSO
¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

¿Cuándo prescribe una deuda en el juzgado?

Como en cualquier procedimiento a la hora de proceder al cobro de las deudas, siempre será necesario que tengas en consideración los plazos que existen si el banco decide interponer un monitorio en tu contra. Por ejemplo, como te hemos comentado en el apartado anterior, si quieres pagar tu deuda a la entidad tendrás un plazo de 20 días desde la fecha de notificación.

Ahora bien, ¿puede ocurrir que las deudas prescriban antes de que se proceda al juicio monitorio? La prescripción de deudas es una posibilidad real, pero en muy pocos casos se produce, porque para que se haga efectiva han de cumplirse dos condiciones:

  • La primera de ellas, que el acreedor no reclame la deuda, ni por vía judicial o extrajudicial.
  • La segunda, que el deudor no reconozca la existencia de la deuda, para lo que no debería existir ningún documento —contratos, facturas— que demuestren su existencia.

Por supuesto, el hecho de que la entidad bancaria haya interpuesto en tu contra un monitorio pone fin al plazo de prescripción, que varía en función del tipo de deuda de la que estemos hablando. En general, para microcréditos, préstamos personales o tarjetas será de 5 años, las de Hacienda y la Seguridad Social será de 4 años, mientras que para las deudas hipotecarias se prolonga hasta los 20 años.

Siempre que esto ocurra es fundamental que estés listo para protegerte con la ayuda de un abogado. Puedes ponerte en contacto con Soluciona Mi Deuda de forma gratuita por teléfono o rellenando el formulario, nuestro equipo legal cuenta con toda la experiencia necesaria para ponerle fin a tus deudas mientras negociamos y reclamamos a las entidades.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis