logotipo positivo transparente

Menú

El concepto de cláusula suelo y cómo funciona

Rita Báez
Rita Báez

En el mundo de las finanzas y los préstamos hipotecarios, hay un término que ha causado mucho revuelo: la cláusula suelo. A primera vista, parece simple, pero en realidad, tiene un impacto profundo en las finanzas de quienes tienen hipotecas. En este artículo, vamos a explorar qué es la cláusula suelo, cómo funciona y cómo ha afectado a las personas y a la economía en general. Además, te enseñaremos los pasos que debes realizar para reclamar la cláusula suelo. ¿Eres o has sido titular de una hipoteca? ¡Muy atento! ¡La siguiente información te interesa!

Guía cómo pagar tus deudas sin ganar más
¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?​

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos.

GUÍA GRATUITA

Qué es la Cláusula Suelo

La cláusula suelo es una disposición que a menudo se incluye en los contratos de préstamos hipotecarios. Esta cláusula establece un límite mínimo en la tasa de interés que el prestatario (titular de la hipoteca) debe pagar, incluso si las tasas de interés del mercado caen por debajo de ese límite. En otras palabras, funciona como un piso o un límite en la tasa de interés que se aplicará a la hipoteca, independientemente de cómo evolucione la tasa de interés de referencia, como el Euríbor.

Estas cláusulas suelo se han vuelto controvertidas en España y muchos otros países debido a que limitan la capacidad de los consumidores para beneficiarse de las tasas de interés más bajas y pueden resultar en pagos mensuales de hipoteca más altos de lo que anticiparon inicialmente. Los Tribunales de Justicia han intervenido para limitar o prohibir la inclusión de estas cláusulas en los contratos hipotecarios o para garantizar que los prestatarios sean debidamente informados de su existencia.

Reclama tu cláusula suelo con expertos y recupera lo que es tuyo

Badged - Asesoría sin compromiso

Cómo funciona y en qué consiste la cláusula suelo

Como te acabamos de indicar, la cláusula suelo es una disposición presente en muchos contratos de préstamos hipotecarios. Su funcionamiento es relativamente sencillo de entender: esta cláusula establece un límite mínimo en la tasa de interés que el titular de la hipoteca debe pagar, incluso si las tasas de interés del mercado bajan por debajo de ese límite.

En términos simples, consiste en fijar un «suelo» o un piso en la tasa de interés que se aplicará a la hipoteca, sin importar si cae el índice de referencia de las tasas de interés, como el Euríbor. Por ejemplo, si un contrato hipotecario tiene una cláusula suelo del 3% y el Euríbor (el índice de referencia) cae al 2%, el prestatario seguirá pagando un 3% de interés en su préstamo hipotecario. Esto significa que el prestatario no puede beneficiarse plenamente de las tasas de interés más bajas del mercado y tiene un costo adicional en su hipoteca.

La razón detrás de esta cláusula, desde la perspectiva de los bancos y entidades financieras, es proporcionar cierta estabilidad en sus ingresos, ya que les garantiza un ingreso mínimo incluso cuando las tasas de interés son muy bajas. Sin embargo, desde la perspectiva de los consumidores, puede resultar en pagos mensuales de hipoteca más altos de lo esperado cuando las tasas de interés del mercado son bajas.

Debido a su impacto en los usuarios, las cláusulas suelo se han vuelto controvertidas en muchas jurisdicciones. Actualmente, en España, las cláusulas suelo se consideran abusivas y nulas cuando no se han incluido en los contratos hipotecarios con transparencia. 

Si tienes una cláusula suelo en tu hipoteca, es momento de que busques asesoramiento financiero y legal para reclamar lo cobrado indebidamente por el banco. ¡Puedes consultar a Soluciona Mi Deuda gratis y sin compromiso!

Te invitamos a que te mantengas informado sobre otras cláusulas abusivas en hipotecas

Portada guía: errores comunes al acogerse a la ley de segunda oportunidad
¿Cómo evitar errores antes de acogerse a la LSO?

En esta guía conocerás los errores comunes a evitar antes de acogerte a la LSO y cancelar tus deudas.

GUÍA GRATUITA

Pasos para reclamar la cláusula suelo

Reclamar una cláusula suelo en España sigue un proceso específico, dado el contexto legal y regulatorio del país. En este apartado te indicamos los pasos a seguir:

  1. Reúne la documentación: Empieza por recopilar todos los documentos relacionados con tu préstamo hipotecario, como el contrato hipotecario, las escrituras de la vivienda y los estados de cuenta de tu hipoteca. Es crucial tener pruebas sólidas de la existencia de la cláusula suelo.
  2. Confirma la existencia de la cláusula suelo: Asegúrate de que tu contrato hipotecario realmente incluya una cláusula suelo. Esta suele aparecer en la sección de tasas de interés o condiciones financieras. Si tienes dudas, puedes buscar asesoramiento legal para comprobarlo.
  3. Consulta a un abogado especializado: Si encuentras que tienes una cláusula suelo y crees que es abusiva o que no se te informó adecuadamente sobre ella, es recomendable buscar la ayuda de un abogado especializado que te asesorará sobre cómo proceder y te representará en caso de ser necesario. En Soluciona Mi Deuda nuestros profesionales pueden verificar la existencia de cláusula suelo en tu contrato y acompañarte en todo el proceso de reclamación.
  4. Negociación con el banco: En algunos casos, es posible negociar con el banco para eliminar o reducir la cláusula suelo sin recurrir a acciones legales. Nuestros abogados son expertos en este proceso de negociación. ¡Te ayudamos si lo necesitas!
  5. Reclamación formal al banco: Si no logras un acuerdo favorable con el banco, deberás presentar una reclamación formal por escrito ante la entidad financiera que emitió tu préstamo hipotecario. En esta carta, deberás explicar tus argumentos para eliminar la cláusula suelo.
  6. Espera la respuesta del banco: La entidad bancaria tiene un plazo legal para responder a tu reclamación. Pueden aceptarla, rechazarla o hacer una contraoferta. Es importante estar atento a la respuesta y considerarla cuidadosamente.
  7. Acción judicial: Si el banco no acepta tu reclamación o no llegas a un acuerdo satisfactorio, puedes optar por iniciar un procedimiento judicial. Podemos guiarte a través de este proceso legal, que puede incluir la presentación de una demanda ante un tribunal español.

En Soluciona Mi Deuda somos especialistas en la cancelación de deudas reclamando cláusulas abusivas e intereses usurarios. Estudiamos detenidamente cada contrato hipotecario y hacemos justicia para que nuestros clientes puedan recuperar las cantidades pagadas en exceso. Si es tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Llamanos al 910916445 o regístrate en nuestro formulario.

Preguntas frecuentes sobre la cláusula suelo

Para determinar si tienes una cláusula suelo en tu hipoteca en España, primero revisa minuciosamente tu contrato hipotecario, prestando especial atención a la sección de condiciones financieras y tasas de interés, donde generalmente se menciona esta cláusula. Busca términos como «cláusula suelo» o «límite mínimo de interés». Si tienes dificultades para identificarla, contacta a tu banco o entidad financiera para obtener información detallada. También es útil examinar tus extractos bancarios en busca de cualquier mención de un interés mínimo mensual. En caso de duda, considera consultar con un abogado especializado en derecho hipotecario o del consumidor en España, quienes pueden ayudarte a evaluar si tienes una cláusula suelo y si es susceptible de reclamación conforme a la legislación vigente.

La devolución de las cláusulas suelo en España puede llevar tiempo y depende de varios factores, como las circunstancias individuales del préstamo hipotecario y el proceso de reclamación. En casos en los que un tribunal determine la abusividad de la cláusula, la devolución se efectuará según lo ordenado en la sentencia. Si se llega a un acuerdo con el banco, el tiempo dependerá de las negociaciones. También existe la posibilidad de recurrir a procedimientos extrajudiciales o presentar reclamaciones al Banco de España, pero estos procesos pueden llevar varios meses en resolverse. En cualquier caso, si crees que tienes derecho a una devolución debido a una cláusula suelo, es aconsejable buscar asesoramiento legal para entender los plazos y procedimientos específicos que aplican a tu situación.

En España, el derecho a reclamar la cláusula suelo se extiende a aquellos que han suscrito un contrato de préstamo hipotecario que la contenga y que cumplan ciertos requisitos. Esto incluye a los consumidores y usuarios que adquirieron viviendas para uso personal y familiar, no comercial, con contratos hipotecarios anteriores a mayo de 2013. Además, es necesario que la cláusula suelo haya sido aplicada de manera opaca o abusiva. Los plazos de prescripción pueden variar, por lo que es aconsejable actuar de manera oportuna. Las reclamaciones se dirigen principalmente contra la entidad bancaria con la que se firmó el préstamo hipotecario, y es fundamental buscar asesoramiento legal para evaluar la situación individual y tomar las medidas apropiadas.

El plazo para reclamar la cláusula suelo en España varía según las circunstancias y el tipo de contrato hipotecario. A continuación, se proporciona una guía general sobre los plazos de prescripción:

  • Contratos anteriores a mayo de 2013: Para las hipotecas firmadas antes del 9 de mayo de 2013, el plazo general de prescripción para reclamar la cláusula suelo es de 4 años desde la fecha en que se consideró abusiva, según una sentencia del Tribunal Supremo de España en mayo de 2013. Esto significa que si descubres la presencia de una cláusula suelo y consideras que es abusiva, generalmente tendrás hasta 4 años para presentar una reclamación a partir de la fecha de esa sentencia.
  • Contratos posteriores a mayo de 2013: Para los contratos hipotecarios firmados después del 9 de mayo de 2013, el plazo de prescripción es de 5 años a partir de la fecha de cada cuota en la que se aplicó la cláusula suelo de manera abusiva o no transparente.
  • Después de una sentencia judicial: Si un tribunal emite una sentencia declarando que la cláusula suelo es abusiva, el plazo para presentar una reclamación también puede variar. Por lo general, se establecerá un nuevo plazo específico en la propia sentencia.
  • Acuerdo con el banco: Si llegas a un acuerdo con tu banco para eliminar o modificar la cláusula suelo, generalmente el plazo de prescripción se suspende mientras dure ese acuerdo.

Es importante señalar que estos plazos de prescripción pueden ser complejos y dependerán de varios factores, incluyendo la fecha de tu contrato hipotecario y las circunstancias específicas de tu caso. Por tanto, si tienes dudas sobre el plazo para reclamar tu cláusula suelo, se recomienda buscar asesoramiento legal para evaluar tu situación y tomar medidas oportunas antes de que expire el plazo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis