Situaciones más comunes de embargos por solicitar un crédito personal

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Casos habituales de embargos por el impago de créditos personales 

Cuando nos planteamos pedir un crédito personal todo nos puede parecer ventajoso pues podemos hacer frente a ciertos gastos sin tener que recurrir a nuestros ahorros. Pero, no podemos olvidarnos que firmar una financiación supone un compromiso de devolverla junto con los correspondientes intereses del crédito personal 

Un crédito personal sea de la entidad financiera que sea está diseñado para un tipo de cliente muy específico: aquel que pueda pagarlo. Por ello, antes de pedir dinero a un banco o a una financiera, recurrir a un simulador de crédito personal puede servirte de ayuda para calcular la cuota que tendrás que abonar mensualmente y prever si vas a poder pagarla. De esta manera, evitarás endeudarte y sufrir graves consecuencias como el embargo de tus bienes. 

Desde la primera cuota que dejas de pagar, la entidad financiera comenzará a cobrarte unos intereses de demora que se irán acumulando al interés del crédito personal que les solicitaste. De esta manera, cada mes que no cumplas con el pago harás que tu deuda se incremente.  Si esta situación se prolonga en el tiempo –normalmente más de 6 meses- puede que el banco o entidad financiera a la que le debes dinero decida iniciar una reclamación por vía judicial que acabe embargando tus bienes. 

No obstante, aunque en un primer momento el estudio de solvencia que realiza la entidad demuestra que tenemos capacidad de pago, puede darse el caso que, ante un imprevisto o emergencia tengamos que dejar de pagar el crédito personal 

Si te encuentras en esa situación y actualmente estás en impago con alguna de tus deudas, este post te interesará. Te vamos a hablar acerca de qué implican los embargoslas situaciones más comunes de embargo por impago de un crédito personal online y como evitarlo. 

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Qué suponen los embargos? 

Una de las consecuencias más temidas por aquellos que no pueden hacer frente al pago de las cuotas de su crédito personal es, sin duda, el embargo pues supone una ejecución forzosa de sus bienes pagar lo que se debe al acreedor 

Para que tengas claro todo lo que supone el embargo, vamos a indicarte algunas de sus características principales: 

  • Es ordenado por un juez.  El embargo de tus bienes no lo puede realizar el banco o entidad sin previa autorización judicial. Es cierto que algunas entidades, con el fin de conseguir que pagues cuanto antes intentan meterte presión con el embargo, sin embargo, tienes que tener claro que hasta que no demanden no podrán quitarte tus bienes.  
  • Recae sobre bienes actuales o futuros pudiendo ser monetario o no monetarios. En este punto, debes tener en cuenta que no todos los bienes pueden ser embargados, de hecho, solo aquellos que no estén categorizado como un bien inembargable. Será un juez quien decrete que se puede embargar y qué no.  
  • Se lleva a cabo por retención judicial. Lo habitual es que lo primero que se embargue sean los ahorros y la nómina para responder a la deuda con la parte más líquida del deudor. Pero, ¡tranquilo! No te quitarán cualquier cantidad, sino que se respetará unos límites máximos que regula la Ley de Enjuiciamiento Civil y que van en proporción a los ingresos mensuales para evitar un desequilibrio en tus finanzas y puedas hacer frentes a gastos básicos como alimentación, vivienda, etc.  
  • Se ejecuta en 40 días hábiles como mínimo. Este plazo se justifica en que, primero, la Ley impide que se ejecute la sentencia hasta que sea firme –es decir, que pasen al menos 20 días sin que se recurra-, y, segundo, una vez sea firme, para poder ejecutar el embargo deben transcurrir otros 20 días.   

Situaciones en las que se producen embargos por impago de créditos personales 

El embargo de tus bienes es la última opción a la que recurren los bancos y entidades para cobrar la deuda que no les estás pagando. Además, en función de la cantidad a la que ascienda la deuda puede que las entidades prefieran una negociación que iniciar un procedimiento judicial.  

No obstante, si ocurre te interesa saber que el embargo de tu sueldo está regulado por el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que establece que será inembargable aquellos ingresos que conjuntamente no excedan de la cuantía del salario mínimo interprofesional (SMI). Superiores al SMI, podrán embargarte siguiendo la siguiente escala: 

  1. Para la primera cuantía adicional que equivalga al doble del SMI, un 30% 
  2. Para la cuantía adicional hasta el equivalente a un tercer SMI, un 50%. 
  3. Para la cuantía adicional que sea un cuarto SMI, el 60%. 
  4. Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto SMI, un 75%. 
  5. Para cualquier cantidad que exceda de la cuantía anterior, un 90%. 

Estos tramos se aplican progresivamente y si además tienes familiares a tu cargo podrías conseguir una rebaja de entre un 10% y un 15% sobre estas cantidades. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Cómo evitar una situación de embargo? 

Es difícil cambiar una resolución de embargo que dicte un juez, pero si podemos evitar llegar hasta esa situación.  

Ante un desequilibrio económico que afecte al pago de nuestras deudas, lo mejor es intentar solucionarlo cuanto antes pues así evitarás acumular intereses de demora y hacer que cada vez debas más. En estos casos lo más recomendable es negociar con las entidades para conseguir una reducción del total que debes y así pagar unas cuotas asequibles para tu bolsillo 

Ten en cuenta que, por norma general, lo que quieren las entidades es cobrar, aunque sea algo menos, que iniciar reclamaciones judiciales que van a llevarles más tiempo y también les supondrán dinero. Por lo que, llegar a un acuerdo puede beneficiar no solo al deudor, sino también a la entidad. 

Cuando tienes dificultades de pago o directamente no puedes pagar una deuda con un banco o una entidad financiera es normal que te plantees pedir crédito personal nuevo para pagar la deuda que tienes. De hecho, la solución a la que acuden más personas en esta situación suele ser la refinanciación con un plazo más dilatado.   

Sin embargo, en pocos casos esto resuelve de verdad el problema. Lejos de ayudarte a solucionar el impago y evitar que te embarguen lo que estás haciendo es aumentar las posibilidades de que eso pase. Te explicamos por qué.   

El tipo de interés del crédito personal nuevo que adquieras se acumulará a los intereses que ya tienes y harás que tu deuda aumente. Por lo que, al final tendrás que pagar más y en estos casos el riesgo de sobreendeudarte es bastante alto 

Aunque resuelvas el impago de manera temporal, en algún momento volverás a no poder pagar. Te animamos a que consideres alternativas como la renegociación de deuda o la Ley de Segunda Oportunidad que podrán ayudarte de verdad. Con la ayuda de expertos legales y financieros podrás reagrupar tus deudas en una única cuota a la vez que negocian tu deuda por ti con las entidades para conseguir un descuento de la misma. En Soluciona Mi Deuda contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudarte con ello. Cada día ayudamos a personas a evitar el embargo con este y otros procedimientos.  

Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o llamándonos al 910916445. Uno de nuestros asesores te atenderá y te explicará cómo podemos ayudarte.

Deja de preocuparte por el embargo, lo puedes evitar con nuestra ayuda.  

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar