¿Qué es un crédito o préstamo personal?

Rita Báez

Rita Báez

Si estás pensando solicitar financiación, es probable que te preguntes qué es un préstamo personal.

Se trata de un producto financiero, también conocido como préstamo al consumo, por el cual se establece un contrato entre una entidad (prestamista), que anticipa capital, y su cliente (prestatario), que asume el compromiso de devolver dicho capital con unos intereses pactados.

Los préstamos personales son ofrecidos por los bancos para que su consumidor pueda afrontar ciertos gastos necesarios como la compra de un coche, un electrodoméstico, realizar reformas en casa o pagar una consulta médica, entre otras cosas. Ahora bien, antes de adquirirlos es fundamental conocer bien sus características.

Estos productos están diseñados para un tipo de cliente concreto: aquel que posee la capacidad de pago suficiente para devolverlo. Por ello, es habitual que los bancos y entidades financieras pidan a los usuarios que los solicitan cumplir con determinados requisitos de solvencia para poder acceder a ellos.  

Por otro lado, te interesará saber que sus importes no son demasiado elevados -no más de 30.000€-, ni suelen ir vinculados a grandes avales o garantías, eso sí, suelen implicar un tipo de interés mayor que el de otras financiaciones. 

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Qué interés tiene un préstamo personal?

Preguntarse a qué interés están los préstamos personales es un buen punto de partida cuando se busca financiación. 

El tipo de interés es una de las condiciones principales de las que debemos informarnos para poder conseguir un préstamo personal barato. Y es que, conociendo este dato podremos saber el coste del capital que nos van a prestar. Para ello, tendremos que fijarnos en dos términos en el contrato: el Tipo de Interés Nominal (TIN) y la Tasa Anual Equivalente (TAE).

El TIN se corresponde con el precio del dinero que establece el banco, mientras que la TAE hace referencia al coste real del préstamo personal ya que incluye, además del TIN, comisiones y otros gastos derivados de la tramitación de la financiación. Por lo tanto, es, sobre todo, este último tipo quien nos dará una visión más clara del valor del capital que solicitamos.

Para concretar a qué interés prestan los bancos dinero, se tienen en consideración factores varios como el perfil del cliente, el tiempo para devolver el capital y hasta haber contratado adicionalmente otros productos. Por esta razón, debes saber que el interés que señala cada entidad es, al principio, orientativo. Una vez iniciados los trámites del préstamo, el banco o financiera ajustará un porcentaje de interés a nuestra solicitud. 

Para que te hagas una idea, los bancos que hacen préstamos personales, los emiten habitualmente con un interés que ronda entre el 6% y el 10%. No obstante, algunas financieras aplican porcentajes mucho más elevados que llegan a ser por descontado usurarios. Estos suelen ser tipos de interés por encima del 25% aproximadamente. 

Si una entidad te ofrece un préstamo personal con este último porcentaje o mayor, te pedimos, por favor, que lo rechaces y no firmes un contrato con intereses usurarios pues implican un coste desmesurado del capital y muy probablemente puedan llevarte a una situación de endeudamiento

No obstante, en el caso de que ya tengas deudas impagadas por esta causa, puedes estar tranquilo porque podrás solucionar tu situación con el amparo legal de la Ley de Usura -también conocida como Ley Azcárate-. Esta Ley estima la nulidad de contratos de préstamos con intereses usurarios, por lo que se puede utilizar para negociar con la entidad y que el total que debes se vea reducido para que solo pagues lo que te pertenece. Consúltanos.

¿Cómo puedo conseguir un préstamo personal?

Para conseguir un préstamo personal tendrás que reunir los requisitos que el banco o financiera requiera. Estos requisitos son particulares de cada entidad pero hay algunos comunes que todos los bancos y financieras exigen. Entre ellos, los siguientes:

  • Ser mayor de edad. 
  • Residir en España de manera legal y permanente. 
  • Recibir ingresos estables.
  • Tener un endeudamiento sano. Es decir, no tener deudas pendientes de pago. 

Cumpliendo con estas condiciones ya solo te quedará iniciar el proceso de solicitud en el que tendrás que indicar el importe que deseas, el tiempo en el que piensas devolverlo (dentro de los límites ofrecidos por la entidad), completar un formulario con tus datos y esperar la respuesta de la entidad. Tras analizar tu petición, si el préstamo personal resulta concedido ya solo tendrás que esperar a que transfieran el dinero a tu cuenta para poder hacer uso de él. 

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Cuál es el mejor préstamo personal?

Ahora qué conoces todas las características de un préstamo personal y cómo conseguirlo, te surgirán preguntas como: ¿Qué banco da préstamos personales? ¿Qué banco cobra menos intereses en préstamos? ¿Qué banco presta dinero más fácil?                        

Puedes consultar el listado de bancos que conceden préstamos personales en España, pero debes saber que la mejor financiación dependerá de cual sea tu necesidad. Y es que, aunque hay entidades ofrecen préstamos para cualquier necesidad, hay otras que comercializan productos específicos en función del uso que se vaya a hacer del dinero. Por ejemplo, hay préstamos para coches, para reformas, estudios, vacaciones…

Asimismo, si tu intención es utilizar el dinero para resolver una situación de impago, permíteme decirte que el mejor préstamo personal para ti será el que no pidas. Si lo haces estarías realizando una refinanciación, la cual no te conviene si no cuentas con la solvencia adecuada. De hacerlo, estarías acumulando nuevos intereses que aumentarían tu deuda. 

En estos casos una reunificación con expertos en negociación o la Ley de Segunda Oportunidad pueden ayudarte a acabar con tus deudas en función de tu situación sin necesidad de recurrir a préstamos personales que te endeuden más. 

En Soluciona Mi Deuda contamos con profesionales especializados en resolver deudas con estos mecanismos. Ya hemos ayudado a muchas personas a recuperar la estabilidad de sus finanzas y a ti también te podemos ayudar, solo tienes que rellenar el formulario y nos podremos en contacto contigo.

Y si todavía tienes alguna duda, echa un vistazo a qué es un préstamo personal, para que tengas toda la información que necesites antes de su contratación.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar

Qué significa acreedor
Deudas
Rita Báez

Quién es el acreedor

Sobre todo cuando solicitamos financiación por primera vez nos encontramos ante algunos términos y conceptos que nunca antes habíamos escuchado. Nos referimos, por ejemplo, a

Leer más »