Todo lo que debes saber sobre el euribor y su relación con la hipoteca

Rita Báez

Rita Báez

Cuando nos planteamos comprar una vivienda, pero no contamos con el dinero necesario para ello, pedir una hipoteca es la primera opción que consideramos. En función de nuestra situación financiera, el banco nos concederá una parte del valor de la casa -normalmente, el 80%- que tendremos que devolver con intereses en un plazo pactado. 

Es en el momento de escoger el método para calcular los intereses del préstamo hipotecario cuando toma relevancia el euríbor. Se trata de uno de los índices económicos de referencia más utilizados en la actualidad pues de su cálculo resulta la cuota que muchas familias pagan por su hipoteca. Aunque seguramente has escuchado éste término más de una vez, es probable que tengas algunas dudas sobre él. ¿Qué es el euríbor? ¿Cómo se calcula? ¿Cómo afecta a la hipoteca? ¿Por qué fluctúa? En este post te contamos todo lo que necesitas saber. ¡Quédate leyendo!

Screenshot 2022-04-04 at 16.46.22

¿Cómo acabo con el acoso telefónico?

Ponle freno de una vez por todas al acoso que ejercen las entidades financieras y vuelve a respirar tranquilo

GUÍA GRATUITA

Qué es el euríbor

El euríbor o Tipo Europeo de Oferta Interbancaria es el tipo de interés que se aplica en las operaciones financieras entre los distintos bancos europeos. Es decir, es el precio que pagan las entidades bancarias cuando se prestan dinero entre sí. A esto se le conoce como mercado interbancario y en él, de la misma manera que las personas y empresas solicitan préstamos a los bancos, los propios bancos también se prestan fondos unos a otros a cambio de un porcentaje de interés que es el euríbor.

Este tipo europeo entró en vigor el 1 de enero de 1999 y desde entonces se ha consolidado como el índice de referencia más usado para los préstamos con interés variable. Su valor se actualiza diariamente aunque la referencia que se usa en las hipotecas es la media mensual del euríbor a un año

Cómo se calcula el euríbor

El cálculo del euríbor se hace mediante una fórmula que tiene en cuenta los tipos de interés medios de la mayoría de bancos europeos en función de los plazos de vencimiento. Por ello, el euríbor se calcula a una semana, un mes, tres meses, seis meses y un año.

Las principales entidades bancarias reportan los porcentajes interbancarios de interés que aplicaron el día anterior al Instituto Europeo de Mercados Monetarios quien es el encargado de realizar el cálculo. Eliminando el 15% de los datos más altos y el 15% de los más bajos, con el 70% restante realiza una media que da como resultado el valor del euríbor.

Cómo afecta el euríbor a la hipoteca

Ahora que sabes qué es el euríbor y cómo se calcula, lo siguiente que te interesará conocer es su relación con las hipotecas. 

Al pedir una hipoteca tendremos la opción de elegir entre tres tipos de interés: fijo, variable y mixto. 

  • Un tipo fijo supone que el porcentaje de interés no cambia y es siempre el mismo mientras esté vigente la hipoteca.
  • Un tipo variable implica que el interés varía en función del índice de referencia acordado que es usualmente el euríbor. Por norma general, este porcentaje de interés se revisa y reestablece cada seis meses o cada año en las hipotecas.
  • Por otra parte, existe el tipo mixto con el que se pacta un periodo con una cuota fija y otro con cuotas que varían dependiendo del euríbor. 

Por tanto, el euríbor afecta a nuestra hipoteca cuando firmamos con el banco un tipo de interés variable. Como es lógico, pagaremos una cuota mensual mayor cuando el euríbor sube e inferior si el índice baja.  Ahora bien, aunque el euribor hoy es diferente al euribor de mañana, el interés de la hipoteca no se cambia cada día sino semestral o anualmente según cada banco.

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Por qué fluctúa el euríbor

Una de las dudas más planteadas entre los usuarios que buscan comprender el comportamiento del euríbor está relacionada con el motivo que hace que este índice suba o baje. 

Las causas que influyen en que el euribor diario varíe son, por un lado, la situación económica de Europa y, por otro, las decisiones que el Banco Central Europeo (BCE) toma. Además, depende de cuánto dinero circula en el mercado. Si es poco, el euríbor suele alzarse pues se considera que hay escasez. Cuando el índice llega a ser alto, el precio del dinero (los intereses) también lo es. 

Si estás pensando en contratar un préstamo hipotecario, antes de seleccionar el tipo de interés a pagar, es fundamental que tengas en cuenta los distintos escenarios que pueden darse e incluso la posibilidad de pedir un préstamo personal antes de firmar una hipoteca. Comprende que la variación del interés es un arma de doble filo ya que causa incertidumbre y podría acabar generando deudas. 

Antes de pedir una financiación es fundamental que asegures tu capacidad de pago y resuelvas cualquier tipo de deuda que tengas pendiente para evitar llevarte a una situación de sobreendeudamiento grave. Si te encuentras en impago, considera mecanismos como la reunificación de deudas y negociación de entidades, o, incluso, la Ley de Segunda Oportunidad para resolverlo y poder solicitar tu hipoteca sin problemas. 

En Soluciona Mi Deuda ayudamos cada día a muchas personas a poner fin a sus deudas con estos procedimientos. A ti también te ayudaremos si te registras en nuestro formulario o nos llamas al 910916445.

Preguntas frecuentes

El diferencial de una hipoteca es un porcentaje fijo que aplica cada banco y que se suma al euríbor. Se trata de la parte de intereses que recibe el banco en concepto de remuneración por prestar dinero en una hipoteca variable. 

Ahora bien, si el porcentaje del euríbor resulta inferior al del diferencial se da lugar a una hipoteca con interés negativo. Te ponemos un ejemplo: un banco ha concedido una hipoteca variable con un diferencial muy bajo -pongamos del 0,25%- y debido a la situación económica europea, el euríbor cotiza a un porcentaje negativo del -0,260%. Al sumar el diferencial al euríbor el tipo de interés resultante de la revisión sería del -0,01%. 

Tiene lugar así una situación excepcional en la que el banco aplicará un porcentaje de interés negativo sobre el capital pendiente, algo que implica que la entidad “nos pague” una parte de la cuota que corresponde a intereses. En consecuencia, las mensualidades serán más bajas, lo que ayudará a reducir el capital pendiente de devolución. 

Un interés negativo en nuestra hipoteca no supondrá que el banco deje de cobrar sus cuotas y nos pague dinero. Esto solo ocurriría si el capital pendiente de devolver fuera menor a los intereses, y para que se diera este caso, el euríbor debería ser muchísimo más bajo y el diferencial casi nulo. 

Antes de la crisis financiera de 2008, el euríbor llegó a alcanzar el 5,393% pero tras este pico, experimentó un descenso acelerado llegando a ser del 1,30% en 2009. En 2016, por primera vez en su historia, el euríbor pasó a estar en negativo. Esto ocurrió debido a la falta de fluidez del dinero entre empresas y familias.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar

Qué significa acreedor
Deudas
Rita Báez

Quién es el acreedor

Sobre todo cuando solicitamos financiación por primera vez nos encontramos ante algunos términos y conceptos que nunca antes habíamos escuchado. Nos referimos, por ejemplo, a

Leer más »