Cuánto tiempo se puede estar en ERTE

Carmen Zafra Tolosana
Carmen Zafra Tolosana

En el entorno económico actual, los ERTE -o Expediente Regulador Temporal de Empleo- se han convertido en una herramienta esencial para empresas y trabajadores, sobre todo, a raíz de las diferentes crisis económicas y la crisis sanitaria del Coronavirus. Ahora bien, no se trata de una medida nueva surgida a causa de estas crisis. Es una solución de desahogo para muchas empresas que lleva más de una década en uso, de hecho, compañías que sufrieron la grave crisis económica del 2008 la aplicaron.

El impacto de un ERTE en los trabajadores puede variar según cada caso, eso sí, implica siempre una pérdida de ingresos -total o parcial- que compromete las finanzas personales. 

Si en tu empresa han ejecutado esta medida y te has visto afectado, es posible que te preguntes hasta cuándo dura el ERTE. En este artículo, abordaremos a fondo la duración del ERTE, sus implicaciones y cómo Soluciona Mi Deuda puede ser tu aliado para recuperar la estabilidad financiera en estos tiempos desafiantes para tu economía.

¡Vamos allá!

Guía cómo pagar tus deudas sin ganar más
¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?​

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos.

GUÍA GRATUITA

¿Qué implica el ERTE?

El ERTE es una medida laboral diseñada para permitir a las empresas ajustar temporalmente su plantilla ante circunstancias económicas adversas. Esto puede implicar la suspensión temporal de contratos o la reducción de la jornada laboral. Este mecanismo proporciona flexibilidad a las empresas para gestionar situaciones difíciles sin tener que recurrir a despidos masivos.

El impacto de un ERTE en los trabajadores puede variar según la situación específica de cada caso, pero aquí hay algunas formas en que generalmente afecta a los empleados:

  • Suspensión temporal del contrato. – En un ERTE, los trabajadores pueden experimentar una suspensión temporal de su contrato de trabajo. Durante este período, los empleados pueden no estar obligados a trabajar, y la empresa puede no estar obligada a pagar sus salarios completos.
  • Reducción de jornada. – En lugar de la suspensión total, algunas empresas pueden optar por reducir la jornada laboral de los empleados como medida para adaptarse a las circunstancias económicas. Esto conlleva una reducción proporcional del salario.
  • Pérdida de ingresos. – En casos de suspensión total o reducción de jornada, los trabajadores afectados pueden experimentar una pérdida significativa de ingresos. Sin embargo, en algunos casos, los empleados pueden tener derecho a recibir una prestación por desempleo o a compensaciones económicas adicionales proporcionadas por el Estado.
  • Incertidumbre laboral. – Los trabajadores en un ERTE pueden experimentar incertidumbre sobre su futuro laboral y la duración de la situación. Es importante comunicarse con la empresa para obtener información actualizada sobre la evolución de la situación y las perspectivas a corto y largo plazo.
  • Reincorporación gradual. – A medida que la empresa recupera su actividad, los trabajadores en un ERTE pueden ser reincorporados gradualmente. La reincorporación puede ser total o parcial, dependiendo de las necesidades de la empresa.
  • Impacto emocional. – El impacto emocional de un ERTE puede ser significativo. Los trabajadores pueden sentir ansiedad, estrés y preocupación sobre su estabilidad financiera y laboral. Es importante contar con apoyo emocional y buscar información precisa sobre los derechos y beneficios disponibles.

Entendemos que los efectos de un ERTE en un trabajador pueden ser negativos, sobre todo cuando no cobran un alto salario y tienen compromisos de deudas con bancos y financieras. En ese sentido, existen maneras de afrontar y cancelar dichos préstamos por menos dinero. Nos referimos, por ejemplo, a acceder a un programa de reunificación de deudas y negociación amistosa con las entidades o reclamación judicial de intereses usurarios y cláusulas abusivas. Asimismo, existe, como alternativa, la Ley de la Segunda Oportunidad destinada a particulares y autónomos con la que se puede conseguir el perdón de una parte o todas las deudas. ¡Asesórate con expertos acerca de la opción más conveniente en tu caso!

Asesórate y recupera unas finanzas firmes tras el ERTE
Badged - Asesoría sin compromiso

¿Cuánto tiempo puede estar una persona en ERTE?

La duración mínima o máxima de un ERTE no se encuentra especificada en ninguna norma legislativa puesto que se entiende que se aplica ante una situación extraordinaria relacionada con unas circunstancias puntuales. Es por ello que, el tiempo que puede estar una persona en ERTE no puede quedar establecido de manera universal, sino que su duración debe atender a la superación de la crisis puntual a la que está asociada. 

Por ejemplo, las personas en ERTE por motivo de la pandemia del COVID-19 estuvieron bajo esta medida hasta que se decretó la finalización del estado de alarma.

Generalmente, cuando una empresa realiza la solicitud de aplicar un ERTE a sus empleados, indica una estimación de cuánto tiempo durará el expediente. Ahora bien, puede ocurrir que se pidan prórrogas al superarse los plazos previstos.

Si te encuentras en ERTE prolongada o has experimentado dicha situación, es probable que hayas tenido que tirar de ahorros para afrontar tus gastos habituales e, incluso, haber solicitado algún préstamo o crédito a una entidad bancaria que te cuesta pagar. En este último caso, te recomendamos recurrir a asesoramiento financiero que te ayude a recuperar unas finanzas firmes cumpliendo de manera cómoda, rápida y sin riesgos con tus cuotas. ¡Consúlta a Soluciona Mi Deuda!

¿Cuándo empiezan a contar los 6 meses de ERTE?

Sabemos que esta pregunta puede parecer confusa tras haberte explicado que no existe un tiempo concreto de duración del ERTE. Pero, ¡tranquilo! Te explicamos enseguida a qué nos referimos cuando hablamos de cuándo empiezan a contar los 6 meses de ERTE.

Te interesará saber que aquellas empresas que se hayan acogido a un ERTE por motivos económicos, técnicos, organizativos y de producción (ETOP) o causas de fuerza mayor y se beneficiaron de no tener que abonar las cuotas de sus trabajadores a la Seguridad Social, deben mantener el empleo durante 6 meses tras retomarse la actividad laboral. 

En otras palabras, tras el ERTE tu empresa podría estar obligada a mantener tu contrato laboral durante un mínimo de 6 meses.

No obstante, esta cláusula de salvaguarda o de mantenimiento del empleo se redactó con cierta urgencia para hacer frente a la pandemia, lo que dejó algunos vacíos como el de cuándo empieza a contar los 6 meses del “prohibido despedir”.

Como te anticipamos, ésta cláusula sólo aplica a las empresas que hayan podido beneficiarse de no pagar las cuotas a la Seguridad Social. Por lo tanto, no todas las compañías deben cumplir obligatoriamente la cláusula por haber hecho un ERTE.

Por otra parte, la responsabilidad de conservar el empleo no impide que la empresa despida a empleados. En caso de despido, no se considerará automáticamente como improcedente o nulo. En cambio, la empresa deberá reembolsar todas las exoneraciones que haya recibido como penalización.

En definitiva, esta cláusula no impacta principalmente en el empleado, sino en los gastos que la empresa deberá afrontar si decide realizar un despido antes de transcurrir los mencionados seis meses.

Explicado lo anterior, ¿desde cuándo se contabilizan los 6 meses?

El período de seis meses para el compromiso de mantener el empleo después de un ERTE se cuenta desde la recuperación del primer empleado afectado, según la opinión general de los expertos laboralistas. Para los ERTE de rebrote, el plazo inicia desde la fecha de reanudación de la actividad. Los plazos específicos varían según el tipo de ERTE.

Guía deudas
¿Cómo puedo cancelar mi deuda sin devolver mi préstamo?

Dscubrir si puedes cancelar tu deuda sin tener que devolver los intereses y cómo hacerlo en sencillos pasos.

GUÍA GRATUITA

¿Cuántas prórrogas puede tener un ERTE?

No existe un límite máximo de extensiones que una empresa pueda solicitar para un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), pero el plazo total máximo es de 24 meses. Cada prórroga requiere que la empresa demuestre la persistencia de la crisis y la necesidad de la medida para asegurar la retención de empleos.

Para solicitar cada extensión, se debe presentar un nuevo expediente de regulación de empleo y justificar la necesidad ante la autoridad laboral correspondiente. De esta manera, la empresa puede renovar el ERTE mientras persista la situación de crisis.

Es crucial tener en cuenta que, aunque se pueden solicitar múltiples prórrogas, la empresa no puede mantener el ERTE indefinidamente. Después de dos años desde la presentación inicial del expediente, la empresa debe tomar decisiones con respecto a la situación laboral de los trabajadores afectados por el ERTE.

Recuerda que si te encuentras en ERTE o has sufrido sus efectos en tus finanzas, te recomendamos acudir a ayuda experta que te indique el mejor camino para evitar sufrir las desagradables consecuencias de tener deudas con entidades bancarias. 

Para abordar este tipo de situaciones, hay mecanismos que te ayudarán a enfrentar y  liquidar esos préstamos de manera más favorable. Por ejemplo, se puede explorar la posibilidad de participar en un programa de reunificación de deudas, junto con negociaciones amistosas con las entidades correspondientes o la iniciación de procesos legales para reclamar intereses usurarios y cláusulas abusivas.

Además, como alternativa viable, está la Ley de la Segunda Oportunidad (LSO) que ofrece la posibilidad de obtener el perdón total o parcial de las deudas. Obtén asesoramiento especializado para determinar la opción más beneficiosa en tu caso específico.

En Soluciona Mi Deuda contamos con un equipo de profesionales con amplia experiencia en la aplicación de este tipo de soluciones para acabar con deudas. Hemos ayudado a más de 8.000 familias y liquidado más de 70 millones de euros en deudas con nuestro Programa de reunificación y la LSO

Regístrate en nuestro formulario para que uno de nuestros asesores te contacte o llámanos tú mismo al 910916445. ¡Estamos deseando ayudarte! 

Preguntas frecuentes sobre la duración del ERTE

¿Cuáles son los requisitos para acceder a un paro temporal?

Si te ves afectado por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) o un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y buscas acceder a la protección por desempleo, deberás cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Registrarte en los Servicios Públicos de Empleo Autonómicos correspondientes.
  2. A menos que se trate de un ERTE por fuerza mayor autorizado por la autoridad laboral, para recibir la prestación contributiva, debes haber trabajado y cotizado al desempleo durante al menos 360 días en los seis años anteriores a la situación legal de desempleo. Además, no debes haber utilizado esas cotizaciones para una prestación anterior. Si has cotizado menos de 360 días, podrás recibir el subsidio por desempleo siempre que, además de cumplir con los demás requisitos, no tengas rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional vigente, excluyendo la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (cifras aplicables para el presente año).
  3. No haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, a menos que no hayas cotizado lo suficiente para acceder a la pensión contributiva de jubilación o tu contrato se haya suspendido o tu jornada diaria de trabajo se haya reducido debido a un ERTE.
  4. No desempeñar una actividad por cuenta propia o trabajo a tiempo completo, a menos que exista compatibilidad según lo establecido por un programa de fomento de empleo.
  5. No percibir una pensión de la Seguridad Social incompatible con el trabajo.
  6. En el caso de suspensión del contrato, esta debe acordarse en el procedimiento correspondiente, ser temporal y estar motivada por causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o de fuerza mayor.
  7. En el caso de reducción de la jornada laboral con una correspondiente disminución del salario, esta debe acordarse en el procedimiento correspondiente por causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o de fuerza mayor. Debe ser una medida temporal, y la reducción puede oscilar entre el diez y el setenta por ciento, calculada sobre la base de la jornada diaria, semanal, mensual o anual.

El trabajador afectado por un ERTE entra en situación de desempleo y recibe una prestación del 70% de la base reguladora de su sueldo durante los primeros seis meses del ERTE, y del 50% a partir del séptimo mes. Estas prestaciones son financiadas por la Seguridad Social. Si el ERTE se activa por causas de fuerza mayor, el trabajador no utiliza su período de desempleo durante el tiempo en que se ve afectado por el ERTE.

En caso de que el ERTE no implique la suspensión total de la actividad laboral, sino sólo una reducción, la empresa continúa pagando la parte proporcional del salario del trabajador según su nueva jornada. Para el resto del salario no percibido, se aplican los criterios mencionados anteriormente, siendo responsabilidad de la Seguridad Social.

Las condiciones y derechos fundamentales del empleado durante un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) son los siguientes:

  • Salario: Los empleados en ERTE continuarán recibiendo el 70% de la base reguladora de su salario durante los primeros seis meses de la medida. Después del sexto mes, recibirán el 50% de la base reguladora. En ambos casos, la Seguridad Social cubrirá el salario, no la empresa. La gestión de la prestación la realizará el SEPE.
  • Gestión del ERTE: Los trabajadores no necesitarán realizar ninguna gestión; la empresa será responsable de establecer y comunicar el ERTE a los empleados afectados.
  • Suspensión del contrato: Los trabajadores no serán despedidos; su contrato laboral quedará temporalmente suspendido durante el ERTE. Durante este período, percibirán lo correspondiente a un desempleado.
  • ERTE por fuerza mayor: En situaciones de fuerza mayor, como la pandemia de coronavirus, los trabajadores no necesitarán demostrar un periodo de cotización mínimo para acceder a la prestación económica.
  • Vacaciones y pagas extraordinarias: El derecho a vacaciones del trabajador no se verá afectado por el ERTE, y el salario durante las vacaciones será proporcional a la reducción de jornada. Respecto a las pagas extraordinarias, se generarán de manera proporcional al tiempo trabajado. Durante el ERTE, los trabajadores no acumulan derecho a vacaciones.
  • Indemnización: Los trabajadores en ERTE no tienen derecho a recibir una indemnización, ya que no han sido despedidos ni se ha extinguido la relación laboral con la empresa.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis






Entiendo y acepto el tratamiento de mis datos según lo descrito en la política de privacidad.*

Entiendo y acepto recibir información sobre los servicios de Soluciona Mi Deuda, marca registrada por The Fintech Laboratory, S.L.*