La prescripción de una deuda es la desaparición de la misma una vez se ha cumplido un periodo de tiempo determinado. Dicho de otra forma, es la pérdida del derecho a reclamar que tiene el acreedor.

Sabiendo esto, y si tienes una deuda con COFIDIS, estarás evaluando tu situación y querrás saber en qué momento dejarán de exigirte la devolución de las cantidades pactadas.

En el siguiente post te contamos lo que necesitas saber respecto a vencimientos y plazos, de manera que puedas planificar mejor tu vida.

¡Comenzamos! 

¿Qué es Cofidis? 

Cofidis es una entidad de productos de crédito y préstamos personales fundada en 1982 con sede en Francia. En los últimos 36 años ha ganado una popularidad notable, gracias a sus continuas campañas de publicidad en televisión.

Está supervisada por el Banco de España e integrada en la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF) y la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo. Cofidis forma parte también de Confianza Online y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial.

No pagar a Cofidis conlleva una serie de acumulados que incrementan el total a abonar. Pasamos a ver todos los intereses que se aplica la compañía:

  • Comisión de Apertura: 3% sobre la cuantía contraída con ellos.
  • Comisión de Cancelación Anticipada: la cual puede ser integral o parcial, y será del 1% sobre el valor principal del préstamo.
  • Comisión de Aplazamiento: será de 4% sobre el valor del recibo vencido.
  • Uso de la Tarjeta de Crédito: 2% por obtención de efectivo en cajeros automáticos.

¿Qué plazos de vencimiento maneja una deuda con Cofidis?

El plazo de vencimiento con Cofidis está alineado con el previsto en el artículo 1964.2 del Código Civil.

1.-Las deudas contraídas con posterioridad al 7.10.2015, tendrán un plazo de prescripción de CINCO AÑOS. 

2.-Las deudas posteriores al 7.10.2005 y anteriores al 7.10.2015, prescribirán el 6.10.2020.

¿Qué requisitos son obligatorios para llegar al vencimiento?

A-El demandante no exige la deuda:

A lo largo del periodo mencionado, el acreedor no debe emprender ninguna acción legal que obligue al cobro íntegro de las cantidades pactadas.

B-El demandante no reconoce la deuda:

Si el acreedor no reconoce, admite o acepta una deuda a su favor, acabará por perder su legitimidad.

Con el cumplimiento de ambos puntos, desaparece la obligatoriedad respecto al pago. La deuda, como hecho objetivo, no desaparece, pero si se pierden los derechos que ostenta el prestamista. 

Por otro lado, la comisión de reclamación de deudas es aplicable a todos los productos que comercializa Cofidis. De este modo, se especifica que:

En caso de producirse el impago de alguna cuota a su vencimiento, que motive que Cofidis tenga que efectuar tratamientos especiales para la gestión del pago de la deuda aplazada, se devengará a favor de Cofidis una comisión de reclamación de deudas de hasta 30 euros. Se cobrará una sola vez y por cada rúbrica (nueva posición deudora vencida), y siempre que la reclamación se haya producido efectivamente”.

¿Qué hacer en caso de no poder pagar tu deuda con Cofidis?

Cuando el demandante se manifiesta y solicita lo que es suyo, has de considerar un último recurso a tu favor: LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD.

Esta ley nació hace 16 años, y está concebida como una salida para familias y autónomos que se encuentran en una situación de incapacidad económica. Así, se evitan bancarrotas innecesarias y la consiguiente exclusión social de las familias.

Conociendo la Ley de Segunda Oportunidad

Encontramos su nacimiento el 27 de febrero del año 2015, y específica que:

Su objetivo no es otro que permitir lo que tan expresivamente describe su denominación: el que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

Condiciones de la ley de segunda oportunidad.

  1. La deuda no puede superar los 5 millones de euros.
  2. Lo primero que tiene que hacer un particular o empresa es tratar de llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores. Se establece un periodo máximo de 3 meses en el que se tiene que lograr una resolución en firme. Si esto fracasa se avanza hacia una segunda fase: la vía judicial.
  3. Ante el juez se deberá acreditar que ese intento extrajudicial no ha dado sus frutos.

Si has contactado con Cofidis, seguramente estés manejando una deuda de entre 400 y 4000 euros, así como tarjetas de crédito. Estos instrumentos son una bomba de intereses constantes, extremadamente abusivos y casi siempre inasumibles. Pueden ser muy tentadoras en un principio, pero derivan en cifras imposibles de afrontar. Has de tener cuidado y no utilizarlas habitualmente.

Las cláusulas abusivas han de llevarse a los juzgados, a fin de obtener la devolución de aquello que no debió pagarse. En recientes fallos judiciales se han logrado sentencias favorables que han exigido el reintegro total a toda clase de bancos y entidades de carácter financiero, incluyendo Cofidis.

En Soluciona Mi Deuda reunificamos y reparamos tu deuda. Contacta con nosotros sin compromiso
Contacta

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos el programa de Soluciona Mi Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. 

Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.