Reunificar deudas con Cofidis: Guía 2022

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

¿Cuándo prescribe una deuda con Cofidis?

La prescripción de una deuda es la desaparición de la misma una vez se ha cumplido un periodo de tiempo determinado. Dicho de otra forma, es la pérdida del derecho a reclamar que tiene el acreedor.

Sabiendo esto, y si tienes una deuda con Cofidis, estarás evaluando tu situación y querrás saber en qué momento dejarán de exigirte la devolución de las cantidades pactadas.

 

¿Qué es Cofidis?

Cofidis es una entidad de productos de crédito y préstamos personales fundada en 1982 con sede en Francia. En los últimos 36 años ha ganado una popularidad notable, gracias a sus continuas campañas de publicidad en televisión.

Está supervisada por el Banco de España e integrada en la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF) y la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo. Cofidis forma parte también de Confianza Online y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial.

No pagar a Cofidis conlleva una serie de acumulados que incrementan el total a abonar. Pasamos a ver todos los intereses que se aplica la compañía:

  • Comisión de Apertura: 3% sobre la cuantía contraída con ellos.
  • Comisión de Cancelación Anticipada: la cual puede ser integral o parcial, y será del 1% sobre el valor principal del préstamo.
  • Comisión de Aplazamiento: será de 4% sobre el valor del recibo vencido.
  • Uso de la Tarjeta de Crédito: 2% por obtención de efectivo en cajeros automáticos.

 

¿Qué plazos de vencimiento maneja una deuda con Cofidis?

El plazo de vencimiento con Cofidis está alineado con el previsto en el artículo 1964.2 del Código Civil.

  1. Las deudas contraídas con posterioridad al 07.10.2015, tendrán un plazo de prescripción de cinco años
  2. Las deudas posteriores al 7.10.2005 y anteriores al 7.10.2015prescribirán el 6.10.2020.

 

¿Qué requisitos son obligatorios para llegar al vencimiento?

  1. El demandante no exige la deuda. – A lo largo del periodo mencionado, el acreedor no debe emprender ninguna acción legal que obligue al cobro íntegro de las cantidades pactadas.
  2. El demandante no reconoce la deuda. – Si el acreedor no reconoce, admite o acepta una deuda a su favor, acabará por perder su legitimidad.

Con el cumplimiento de ambos puntos, desaparece la obligatoriedad respecto al pago. La deuda, como hecho objetivo, no desaparece, pero si se pierden los derechos que ostenta el prestamista.

Por otro lado, la comisión de reclamación de deudas es aplicable a todos los productos que comercializa Cofidis. De este modo, se especifica que:

En caso de producirse el impago de alguna cuota a su vencimiento, que motive que Cofidis tenga que efectuar tratamientos especiales para la gestión del pago de la deuda aplazada, se devengará a favor de Cofidis una comisión de reclamación de deudas de hasta 30 euros. Se cobrará una sola vez y por cada rúbrica (nueva posición deudora vencida), y siempre que la reclamación se haya producido efectivamente”.

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Qué hacer en caso de no poder pagar tu deuda con Cofidis?

Cuando el demandante se manifiesta y solicita lo que es suyo, has de considerar un último recurso a tu favor: La Ley de la Segunda Oportunidad.

Esta ley está concebida como una salida para familias y autónomos que se encuentran en una situación de incapacidad económica. Así, se evitan bancarrotas innecesarias y la consiguiente exclusión social de las familias.

Conociendo la Ley de Segunda Oportunidad

Encontramos su nacimiento el 27 de febrero del año 2015, y específica que:

“Su objetivo no es otro que permitir lo que tan expresivamente describe su denominación: el que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”.

Condiciones de la ley de segunda oportunidad.

  1. La deuda no puede superar los 5 millones de euros.
  2. Lo primero que tiene que hacer un particular o empresa es tratar de llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores. Se establece un periodo máximo de 3 meses en el que se tiene que lograr una resolución en firme. Si esto fracasa se avanza hacia una segunda fase: la vía judicial.
  3. Ante el juez se deberá acreditar que ese intento extrajudicial no ha dado sus frutos.

Si has contactado con Cofidis, seguramente estés manejando una deuda de entre 400 y 4000 euros, así como tarjetas de crédito. Estos instrumentos son una bomba de intereses constantes, extremadamente abusivos y casi siempre inasumibles. Pueden ser muy tentadoras en un principio, pero derivan en cifras imposibles de afrontar. Has de tener cuidado y no utilizarlas habitualmente.

Las cláusulas abusivas han de llevarse a los juzgados, a fin de obtener la devolución de aquello que no debió pagarse. En recientes fallos judiciales se han logrado sentencias favorables que han exigido el reintegro total a toda clase de bancos y entidades de carácter financiero, incluyendo Cofidis.

Te recomendamos el programa de Soluciona Mi Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. 

Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas. Tenemos una solución para ti.

 

Reunificar deudas con Cofidis

La reunificación es un proceso en el que se integra todo el montante acumulado en una única cifra. De esta manera, sólo se efectuará un abono mensual de menor cuantía en comparación con las cuotas que anteriormente debían afrontarse. Es decir, se hace una síntesis a costa de incrementar el plazo final de amortización, añadiendo además un incremento porcentual de los intereses.

Estas reunificaciones pueden realizarse mediante mediadores que se encargan del asesoramiento y organizar el proceso de principio a fin. También puede acudirse al banco con el que se tiene el compromiso, aunque esta vía es compleja y normalmente exige requisitos que en ocasiones son difíciles de cumplir.

En definitiva, se trata de una acción que viene necesitada de un estudio en profundidad del caso en particular, que incluya las deudas, los intereses que se vienen pagando y los plazos predefinidos de amortización. Esto precede a la negociación con las entidades pertinentes, de manera que se establezcan las condiciones favorables al deudor. Así, quedarán canceladas las responsabilidades adquiridas, reconvertidas en un bloque único y reorientadas con nuevos intereses y cláusulas, para facilitar el cumplimiento de las obligaciones de pago.

La solución para reunificar deudas con Cofidis

Cofidis es una de las opciones más conocidas dentro del mercado, y permite la reunificación en una sola cuota. Se venden como una opción interesante, especialmente en lo referido a compras con tarjeta y plazos del coche. Además, posibilitan una tramitación enteramente online, lo que brinda mayor autonomía al usuario y se convierte en uno de sus principales factores competitivos.

Sin embargo, esta autonomía es algo capciosa, y lo más conveniente es dejar este tipo de trámites en manos de expertos que dominen la materia. Estos expertos conocen a fondo las particularidades y necesidades del proceso, obteniendo en última instancia las mejores condiciones y acuerdos que verdaderamente beneficiosos. Puede ser seductor disponer de total autonomía, pero no podemos dejarnos engañar por esta falsa libertad. No olvides que ir de la mano de un profesional es la llave al éxito.

 

Qué opciones ofrece Cofidis

Cofidis ofrece una vía para la unificación del debe a través de dos fórmulas: con un préstamo personal (siempre y cuando el total no sea muy elevado) y a través de hipotecar una propiedad. Siempre se pretende desahogar financieramente al deudor, con la finalidad de que cumpla con sus obligaciones.

La vía de la hipoteca tiene razón de ser cuando queda poco para pagar enteramente la vivienda. Ese bien inmueble se emplea como garantía para que la operación se efectúe sin contratiempos, ya que la entidad quiere garantizarse la ausencia de pérdidas.

 

¿Qué pide Cofidis para reunificar tus deudas?

Cofidis facilita ampliamente el proceso de tramitación y ejecución de la reunificación. Todo se hace online y proponen soluciones efectivas para aquellos que se encuentren en la lista ASNEF. Establecen, por lo tanto, una serie de baremos aplicables a cada caso y circunstancias: en unos casos se analiza el historial crediticio y otros los ingresos o el nivel patrimonial. Esto tiene sentido a la hora de buscar un aval efectivo.

Recuerda lo que dijimos en el bloque anterior: esta autonomía es una falsa libertad. Normalmente, Cofidis te ofrecerá soluciones favorables a sus intereses, y el no contar con asesoramiento es un escollo del que pretendemos concienciarte.

Debido a ello, la propuesta de Soluciona Mi Deuda se convierte en una alternativa que plantea todo ese seguimiento y respaldo que necesitas para acabar con tus problemas económicos. 

En el caso de que no puedas pagar las deudas contraídas con Cofidis, te recomendamos acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad. Para más información, contáctanos.

 

¿Por qué elegir Soluciona Mi Deuda para reunificar deudas con Cofidis?

Soluciona Mi Deuda nace de la mano de expertos del sector financiero y jurídico, a fin de ayudar de manera efectiva a aquellos que se encuentran en una situación de sobreendeudamiento. Están especializados en la Ley de Segunda Oportunidad, empleando una metodología propia que ha dado a luz a su programa “Soluciona”.

Se encargan de realizar un estudio previo personalizado y 100% gratuito por parte de sus asesores.

Soluciona Mi Deuda se mantiene en constante evolución, con nuevos enfoques y procesos basados en los últimos avances. Enfocan las acciones de reunificación con la máxima transparencia, agilizando los tiempos de respuesta e incrementando la satisfacción final del cliente. Todo ello con el respaldo, seguimiento y atención que se requiere en todo momento.

Tecnología

Las operativas se apoyan en un sistema CRM de última generación, concebido para ejecutar un seguimiento del proceso, vía telefónica, email y WhatsApp. La idea es no abandonar nunca al deudor, de forma que se sienta siempre respaldado y protegido.

Equipo humano

Es el principal valor añadido de Soluciona Mi Deuda: el capital humano. Se trata de un equipo de asesores financieros y juristas con una dilatada experiencia en el sector. Además de un departamento legal experto en la Ley de la Segunda Oportunidad.

Transparencia y adaptación

El seguimiento y respaldo deben ir de la mano de la transparencia y la comunicación constantes. Sin confianza no hay nada que hacer, y cada situación requiere de unas atenciones y procedimientos concretos. Nada se deja al aire y la improvisación, cada paso es revisado y aprobado previamente.

En el caso del programa Soluciona todo depende del total de la deuda y de la cantidad que puedas aportar al programa mensualmente. Se hará un plan estimado al inicio del proceso donde se te indicará una duración aproximada. Cuanto mayor sea tu cuota mensual, antes procederemos a liquidar tus deudas. No hay un máximo mensual, podrás ir ahorrando más cada mes para terminar antes tu plan de liquidación.

Si te acoges a la Ley de la Segunda Oportunidad la duración del proceso depende mucho de la situación en la que estés. El abogado que te acompañe en el mismo podrá asesorarte en cada momento.

 

Cancelar deudas con Cofidis: ¿es posible?

La respuesta corta a la pregunta que encabeza este título es SÍ, puedes cancelar cuentas con Cofidis, pero existen una serie de factores e información importante que primero debes conocer. 

La necesidad de obtener un crédito para cumplir con un objetivo específico lleva a muchas personas a solicitar préstamos con Cofidis, entidad financiera que se especializa en la concesión de créditos y préstamos a distancia sin necesidad de acudir al banco o notario. Pero cancelar una deuda Cofidis puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza si no se cuenta con una asesoría especializada que defienda tus intereses.

Si estás leyendo esta guía para decidir si debes contraer o no una deuda con Cofidis, o piensas solicitar con ellos un préstamo en el futuro, te recomendamos solicitar una asesoría con nuestros expertos en materia legal y jurídica para que tomes una decisión lo más acertada. Te podemos ayudar a averiguar si el crédito que estás por obtener te beneficiará o puede perjudicarte y te guiaremos en la mejor toma de decisión.

Principales causas de endeudamiento con Cofidis  

Lo que se ve como una ventaja puede terminar resultando un gran escollo para salir de una deuda con Cofidis: la entidad te pide poca información para verificar si puedes devolver el crédito y tampoco te pregunta si estás endeudado con otros prestamistas. Esto, sumado a la política de intereses desproporcionados, son elementos que te pueden hacer caer en una situación de préstamo interminable.

Normalmente, las personas que piden créditos a Cofidis no tienen solo un crédito activo. Por la misma facilidad que tienen de solicitar los préstamos, los interesados optan por pedir otros créditos de igual rapidez, que se sacan de forma relativamente fácil. Entonces, las deudas se van acumulando y la posibilidad de impago está cada vez más latente. 

Además, al adquirir un préstamo con Cofidis, los clientes son constantemente bombardeados por publicidades de otros prestamistas para que soliciten otros microcréditos. Estas compañías ofrecen acuerdos que lucen excelentes a primera vista, pero que al final, terminan siendo perjudiciales porque las disposiciones no están claras: al entrar en uno de estos créditos, sin darte cuenta, puedes terminar adquiriendo otros. 

Otro de los factores que propician un sobreendeudamiento con el Cofidis es el tema de los intereses. Puede que el préstamo inicial quizá no sea muy grande, pero los intereses hacen que se triplique lo que tienes que pagar a la entidad.

Abrumados por la necesidad de saldar su deuda, hay personas que, equivocadamente, intentan establecer una negociación directa  con el Cofidis, pero salen perjudicados por el natural desconocimiento financiero y legal que tienen para afrontar este tipo de situaciones.

En ocasiones los clientes de Cofidis, al darse cuenta de los intereses que pagan en cada cuota, optan por la decisión de dejar de pagar una cuota, y esto puede ser un arma de doble filo: el cliente cae en condición de impago y, en ese justo momento, la comisión se eleva por las nubes, debido a que el hecho de caer en retrasos eleva de forma importante los intereses.

Cuando se dejan de pagar las cuotas y se cae en retrasos, es prácticamente imposible ponerse al día con una entidad como Cofidis.  Los intereses de recobro y de demora serán una pesada carga. Todo lo que pagues se va en este tipo de tasas de recobro, para luego amortizar a intereses y quién sabe cuándo puedes comenzar a amortizar capital.

 

Los riesgos de asumir una deuda con Cofidis y cómo actuar

Una de las condiciones que suelen desconocer las personas que solicitan préstamos a Cofidis es que, al no pagarlos, podrías enfrentar una deuda de carácter acumulativo. Esta situación se agravará en función de las mensualidades de pago pactadas (que suelen estar entre 12 y 60). Tu obligación puede verse agrandada de manera progresiva e importante si hay retrasos al momento de cancelar estas cuotas, ya que se sumarán intereses  importantes. 

Antes de que la situación se complique para ti, lo más recomendable es acudir a un grupo experto como el de Soluciona Mi Deuda para que asuma tu caso de forma temprana, cuando estás a punto de caer en impago.

En esta primera fase, cuando estás viendo comprometida la posibilidad de cumplir con las obligaciones previamente pactadas con Cofidis, lo ideal es comunicarse con la entidad para llegar a un acuerdo lo antes posible. Pero es recomendable que evites hacerlo tú directamente como cliente, porque te pueden envolver con facilidades que no son tales y que terminarán aumentando tu deuda.

Este es el momento perfecto para contactar a Soluciona Mi Deuda. Nuestro equipo especializado te puede representar para iniciar un proceso de renegociación de la deuda acumulada, siempre con la intención de evitar que el proceso se alargue para que no sufras un notable incremento de los intereses.

 

¿Qué pasa si no le pago a Cofidis?

Por lo general, las personas contraen deudas con Cofidis sin estar al tanto de los excesivos intereses, incluso abusivos, que se generan por tarjetas de pago aplazado créditos al consumo.

Son muchos los clientes que han recibido una financiación de Cofidis que han reportado que han llegado a pagar hasta tres veces la cantidad del préstamo inicial debido a los excesivos intereses.  Además, también denuncian que son insistentemente contactados para que paguen el dinero que se adeuda, lo que aumenta el ciclo de presión para el deudor y lo pone en una situación angustiante.

Si caes en una situación de impagos, Cofidis comenzará a enviarte avisos en los dos primeros meses. Al tercer mes, podría iniciar una demanda o reclamación judicial en tu contra que podría verse cumplida durante el primer semestre de la deuda. 

Posterior a esto, si el deudor no se defiende correctamente o no responde a la demanda (que es lo más habitual) un juez podría terminar decidiendo el embargo de los bienes del deudor, lo cual no es una situación para nada cómoda. 

Pero, ¡no todo está perdido! Aún en condición de impago, en Soluciona Mi Deuda podemos asumir tu caso e iniciar la representación ante Cofidis para renegociar tu deuda y darte la salida financiera que esperas, si estás bien representado ante una deuda con Cofidis, saldrás victorioso.

 

¿Por qué recibir la asesoría de un grupo especializado antes o después de adquirir un préstamo con Cofidis?

En este punto seguramente te preguntarás cómo afrontar una situación de impago con Cofidis sin afectar tu patrimonio. 

Los asesores especializados de Soluciona mi Deuda están comprometidos a estudiar tu caso, luego de analizar minuciosamente las posibilidades y riesgos de tu situación en particular. En consecuencia, siempre te ofrecerán las mejores alternativas para cancelar tus deudas con el Cofidis.

Lo más importante es que, al delegar este tipo de trámites en expertos, podrás estar seguro de que tendrás las condiciones más favorables para cancelar tu cuenta.  Los asesores siempre trabajarán por procurar las mejores condiciones para ti y plantearán la situación más adecuada a tu caso. La intención es que termines cancelando tu cuenta con Cofidis de la mejor manera posible y con la menor cantidad de dinero.

Esto será una notable diferencia respecto a si buscas entenderte directamente con Cofidis. Esta entidad no trabajará en función de que te liberes por completo de la deuda. Por el contrario, en algunas ocasiones y por falta de políticas claras, pueden hacer que sigas pagando prolongadamente intereses, lo que te hace caer en el círculo vicioso de una deuda infinita. 

¿Por qué te conviene recibir la asesoría de un grupo experto como el de Soluciona mi Deuda? 

En 90% de los casos ocurre que, cuando comienzas a cancelar una cuenta o crédito con Cofidis, lo que empiezas pagando son intereses, el capital sigue intacto. O bien, amortizas muy poco al capital que te prestaron con cada cuota que pagas mensualmente. 

Es muy común que las personas reciban préstamos de, por citar un ejemplo, 2.000 euros. Al cabo de un tiempo, y después de pagar muchas cuotas y miles de euros, son notificados de que siguen debiendo esa cifra inicial que les prestaron o solo han reducido unos cientos de euros del capital, es decir,  ¡La deuda no se ha reducido a pesar de sus aportes!

Allí empieza el calvario que viven los deudores y las preguntas sin aparente respuesta: ¿cómo es posible que con tantas cuotas que he pagado, aún no he amortizado el capital? Y es aquí justamente donde un equipo especializado como el de Soluciona Mi Deuda puede intervenir y actuar para preservar tus intereses.

 

¿Cómo Soluciona mi Deuda puede ayudarme a cancelar mi préstamo con Cofidis?

Un punto crucial es entender la importancia de evaluar cada préstamo. En Soluciona Mi Deuda nos basamos en un estudio detallado de la situación de cada cliente, porque no pretendemos aplicar soluciones estandarizadas, sino personalizadas. 

Un asesor especializado en intereses abusivos y sobreendeudamiento debe analizar tu caso y estudiar, entre otros puntos, si las causas de tu endeudamiento son legítimas o si se pueden hacer reclamaciones.

Debes saber también que Soluciona Mi Deuda tiene canales de negociación abiertos con casi todas las entidades de España.  Si el interés de un caso en particular es muy elevado, se pueden llegar a acuerdos extrajudiciales y reducir la deuda.

La propuesta que más se adapta a los deudores de Cofidis es compartir con un especialista la información de tu crédito. En un alto porcentaje de los casos, esa deuda que parece impagable  puede cancelarse por miles de euros menos de los que Cofidis pretende cobrarte, por eso mismo, será fundamental que te asesores con un equipo experto.

Algunas de las alternativas que podemos ofrecerte desde Soluciona mi Deuda son las siguientes:

  • Determinar que no estés pagando cantidades abusivas asociadas a intereses. – En muchos casos, las personas siguen pagando y pagando cuotas mensualmente sin saber que ya cancelaron la totalidad de la deuda.  Nuestro equipo experto puede evaluar detalladamente tu caso y calcular si estás siendo víctima de una irregularidad de este tipo, para cancelar la deuda en su totalidad sin que pagues más o incluso, en algunos casos, para que cofidis deba devolver el dinero que se ha cobrado en concepto de intereses ilegítimos. 
  • Reducir la deuda para que puedas pagarla en cómodos plazos. –  Nuestro equipo especializado estudiará detalladamente tu tipo de crédito, el tiempo que llevas pagando, cuánto has pagado de intereses y cuánto has amortizado de capital. La intención es verificar cómo se puede reducir esa deuda y plantear cuotas de pago apegadas a tu realidad financiera. 
  • Reclamación de intereses cobrados de forma abusiva. – Tras la evaluación de tu caso y examinar el estado de tu línea de crédito, nuestro equipo experto puede constatar si has pagado dinero por encima del capital realmente prestado. En estos casos, te podemos encaminar hacia una reclamación para recuperar todos aquellos intereses que Cofidis te cobró de más. Por supuesto, debes saber que esto dependerá de los intereses que tengas de tu préstamo, de la cantidad de tiempo que tengas pagando y de otra serie de factores. Al contactar a un asesor especializado recibirás un estudio detallado de tu caso y se te comunicarán las opciones que tienes para cancelar tu deuda con el Cofidis.
  • Protección legal y financiera integral. – Te  ofrecemos compañía  en cada fase del proceso para lograr la solución más conveniente. Nuestro propósito es que canceles tu cuenta con Cofidis luego de analizar cuánto tiempo has pagado,  el interés que te está aplicando y si has devuelto más del capital que te han prestado. En estos casos en particular, con una reclamación de intereses esa deuda puede quedar en cero. O, incluso, puede resultar que Cofidis te tenga que devolver dinero, porque te ha quitado mucho más de lo que les deberías pagar por el préstamo que te dieron.  

En conclusión, debemos destacar que optar por una financiación para obtener un objetivo concreto no será nunca negativo, ni una mala decisión, siempre y cuando te asesores bien y  con expertos para comprender el tipo de préstamo que estás solicitando y analices tus reales posibilidades de pago. 

Nuestra intención no es tachar de negativa la actividad de ninguna financiera o prestamista, porque, como repetimos, a veces obtener un crédito es un paso necesario para salvar una situación. Pero sí que estamos en contra de los intereses usureros y de las actividades de tus contratos. En ese sentido, defendemos los derechos de cada cliente a tener opciones transparentes y beneficiosas de pago que le permitan saldar su deuda en un tiempo prudencial y sin que represente una angustia. 

La idea antes de tomar la decisión de contraer una deuda con Cofidis es que conozcas todos las ventajas y los inconvenientes de recurrir a esta alternativa. Que un equipo especializado como el Soluciona Mi Deuda analice tu necesidad de solicitar el préstamo y te asesore para que revises muy bien las condiciones de los contratos y no termines cayendo en situaciones de intereses abusivos. También, podemos orientarte hacia otras soluciones que se adapten mejor a tu caso y que no comprometan tu situación financiera. 

Por otra parte, si ya tienes un crédito con Cofidis y te estás dando cuenta de que las condiciones no son claras, o los intereses son muy elevados y se te está haciendo imposible honrar los compromisos pactados, contáctanos de inmediato para estudiar tu caso y ofrecerte una solución adaptada a tus necesidades. Revisaremos cada detalle de tu préstamo para asegurarnos de que no seas víctima de un contrato abusivo o de intereses usureros y estudiaremos si en tu caso aplica alguna reclamación.

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Intereses de Cofidis

Seguro que has visto unos cuantos anuncios de Cofidis en la televisión, siendo una empresa que, principalmente, promociona créditos fáciles y rápidos. Se venden de este modo, pero hay que considerar que cada préstamo genera una serie de intereses que dificultan seriamente abonar los importes.

Esto podría considerarse engañoso, porque no se informa con claridad del elevado porcentaje de los mismos. Al final, el usuario descubre que la cifra es desorbitada, y la devolución se convierte en un imposible.

 

Los microcréditos con intereses abusivos

El éxito de Cofidis reside en los llamados microcréditos, que suponen una alternativa a las fórmulas tradicionales de préstamo. Son instrumentos financieros atractivos para el usuario, y se otorgan con mayor facilidad que en las opciones tradicionales.

Sin embargo, esta teórica ventaja suele desembocar en incómodas situaciones de sobreendeudamiento. Las familias, que normalmente piden créditos para abordar cuestiones de consumo diario, adquieren un montante que difícilmente pueden devolver, debido principalmente a los intereses inviables que se aplican. Estas situaciones acaban muchas veces en los tribunales, y no siempre con resultados satisfactorios para los afectados.

Cofidis capta a sus clientes vendiéndoles facilidad e instantaneidad a través de los siguientes recursos: 

  • El website repite una serie de términos que impactan psicológicamente sobre el receptor, del tipo “flexible” y “cómodo”.
  • Posibilitan una simulación de crédito, que ayuda a proyectar un escenario favorable.
  • Dejan bien claro que el crédito se obtiene en 24 horas: rápido y sin dificultades. El factor tiempo se combina con la idea de inmediatez.

 

Detallando los intereses que impone Cofidis

Cuando hablamos de un crédito que comprende hasta los 4.000 euros, la devolución tiene una ventana de 13 a 41 meses, con un 24,51% TAE. En este caso se paga exclusivamente por el dinero utilizado, pero a cambio el tipo aplicable es especialmente pesado.

Si se opta por una financiación de hasta 15.000 euros, el intervalo de cumplimiento será de 1 a 6 años. A su vez fluctúa el TAE aplicable, posicionándose entre un 6,12% y un 20,77%. Aquí si se tiene en consideración la finalidad del adelanto.

Es necesario explicar que, en los créditos al consumo (a diferencia de los créditos hipotecarios, mucho más comunes) es legal aplicar sobrecargos superiores. Esto explica por qué, en promedio, COFIDIS maneja un 24,51% en lo referido a la tasa anual equivalente o TAE. Una cifra que afecta especialmente a aquellos usuarios que, por razones ajenas a su control, se retrasan en el cumplimiento de sus compromisos. Los intereses se van acumulando y la suma se dispara, provocando una nefasta situación económica que la mayoría de las familias es incapaz de soportar.

A lo largo de este artículo ya hemos hablado de las consecuencias provocadas por los impagos, que normalmente originan un ingreso en listas negras (de las que es complicado salir) e impactan seriamente en los historiales crediticios. Este es el secreto de la compañía, que obtiene grandes beneficios a partir de penalizaciones por retrasos y grandes porcentajes. El problema es que la información relativa a intereses no se encuentra con facilidad, siendo recomendable estudiar muy bien las condiciones contractuales. Dicho de otra manera, poner el foco en la letra pequeña es fundamental.

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos el programa de Soluciona MI Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales.

Además, tendrás el asesoramiento de los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar