Asnef: ¿qué es? Todo lo que necesitas saber

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Reunificar deudas con Asnef

No es raro encontrarse en una situación en la que se acumulan demasiadas deudas: el coche, la vivienda, formación,… Un montón de gastos que podrían gestionarse mejor si se unifican en torno a una cifra única, que posibilite mayor control sobre la economía doméstica.

Pero, ¿qué ocurre si estás en alguna lista por impagos pasados? ¿Puedes reunificar deudas? ¡Sigue leyendo! Te lo contamos en los siguientes apartados.

¿Qué es ASNEF?

Para empezar vamos a definir qué es ASNEF, acrónimo que designa a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Se trata de una asociación que elabora un registro de morosos, incluyendo un listado completo de las personas que no han hecho frente a sus deudas

Los factores que llevan a la inclusión son varios, en función de su contexto y gravedad. El objeto de la ASNEF es evaluar la solvencia de personas físicas o empresas. A este directorio pueden recurrir distintas entidades a fin de comprobar si los candidatos a un préstamo son idóneos o no. 

¿Qué supone estar en ASNEF?

La primera consecuencia es la dificultad de obtener un préstamo, lo cual impide disponer de una hipoteca o capital para constituir una empresa. También existe la posibilidad de que no se rechace el montante, pero se le aplicarán intereses mucho más altos.

Tampoco se podrán adquirir productos a plazos, como electrodomésticos o equipos informáticos. Además, figurar en este documento obliga a dar explicaciones a la hora de convencer a un tercero. En resumen, complica tanto la vida que conviene salir lo antes posible.

¿Se puede salir de ASNEF?

La pertenencia a este registro no dura toda la vida. El tope es de 6 años, aunque al finalizar este periodo no se haya amortizado el adeudo. Si se cumple con la obligación, ASNEF tiene que eliminar la inclusión con carácter inmediato, fijándo como límite un mes desde el pago. Si no se completa el proceso, el afectado tiene derecho a iniciar los trámites legales que estime oportuno.

Puede darse el caso (aunque es poco probable) en el que se incluya a un sujeto que no ha incurrido en ninguna falta. De ser así, habrá que dirigirse a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), a fin de demostrar que no existe causa que justifique el ingreso.

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Cómo saber si estoy en el ASNEF?

Para salir de dudas y conocer si te encuentras o no en un registro de la ASNEF, puedes optar por dos vías: a través de la web oficial habilitada o mediante contacto telefónico.   Una vez elegido el medio de comunicación, solo es cuestión de preguntar para recibir información completa.  En cualquier caso, este debería ser el primer paso. 

¿Qué hacer si estás en ASNEF?

Los procedimientos de negociación se complican si ya estás incluido en un registro de morosos, haciendo que el punto de partida no sea un camino de rosas. No obstante, siempre hay alternativas que permiten conseguir la ansiada reunificación, y todo pasa por lo que puedas aportar. El contexto ideal es tener en propiedad un bien inmueble o la garantía de un avalista. 

¿Qué no aparece en ASNEF?

Este fichero tiene unas limitaciones a considerar:

  • Es ilegal reflejar las deudas de empresas o personas jurídicas. Para estas entidades ya existe el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas), con sus propias características y condiciones.
  • No es posible registrar deudas que tengan menos de cuatro meses de antigüedad. El medio para la notificación ha de ser el burofax, de lo contrario no tendrá validez legal.

¿Qué procedimiento se sigue en ASNEF?

  • En primer lugar, es necesario aclarar que no hace falta haber acumulado una deuda de gran envergadura. Es decir, el procedimiento comienza con independencia de la cantidad a reembolsar. No abonar las facturas del teléfono o dejar en el olvido los plazos del coche pueden ser razones suficientes para que se denuncie el caso a ASNEF, que gestiona los datos del deudor. Las situaciones más frecuentes están vinculadas a impagos con el banco, la compañía telefónica y hacienda.
  • Una vez se notifique la penalización, se abre una ventana de 30 días para formalizar el ingreso. De ejecutarse, el sujeto será retirado de la lista en tan solo 10 días. Si no paga, la presencia en la misma se prolongará durante 6 años consecutivos. De efectuarse la devolución en este paréntesis, es obligatorio contactar con ASNEF y proporcionar las pruebas pertinentes.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Ahora que conoces qué es ASNEF y antes de responder a la pregunta de si es posible reunificar deudas figurando en este fichero, te interesará conocer específicamente en qué consiste la reunificación de deudas. 

Reunificar deudas es un proceso reagrupación de préstamos adquiridos en una sola cuota, que normalmente se cobra a final de mes. De esta manera, se evita el pago de demasiados intereses y, en líneas generales, supone un desembolso de menor cantidad de dinero.

Por ello, si dispones de letra del coche, hipotecas y otros créditos, esta agrupación es una alternativa que puede serte de gran ayuda para lograr una verdadera solvencia económica.  

La reunificación suele gestionarse a través de agencias negociadoras entidades financieras. Con el banco habitual tan solo pueden aunarse los préstamos que han sido firmados con el mismo, lo que supone un problema evidente si se poseen otras deudas con otras instituciones. En este escenario conseguir la unificación se complica, entrando en juego las mencionadas agencias negociadoras, que son las encargadas de tomar el relevo en todo este proceso.

Estas compañías hacen de intermediario, encargándose de negociar con las entidades donde se adquirieron los préstamos, consiguiendo condiciones favorables y ahorrando una sustanciosa cantidad de tiempo. Disponen de equipos profesionales cualificados y con una enorme capacidad de negociación, a lo que hay que sumar estrategias orientadas a resultados. Consúltanos.

¿Cómo conseguir una reunificación?

Como se ha comentado, reducir el porcentaje de intereses y sintetizarlos en una misma mensualidad es una gran ventaja. Ahora bien, el punto de partida depende de la situación personal, ya que no es lo mismo estar en un fichero de morosos que tener un expediente limpio. 

Seguramente te estés preguntando si es posible lograr esto estando en ASNEF. La respuesta es afirmativa, e incluso hay situaciones en las que con esta reunificación se obtiene la cantidad necesaria para salir del dichoso listado que tanto perjudica. 

Reunificación de deudas sin aval

El avalista es el respaldo preferido. Se trata de un sujeto dispuesto a asumir los costes en el caso de impago, lo cual tiene una amplia aceptación por parte de las entidades financieras. Si dispones de uno cuentas con ventaja en tu proceso de reunificación.

De cualquier modo, si no tienes avalista hay un protocolo que resulta interesante: incluir a tu pareja o familiar cercano como apoyo directo. A efectos documentales hay que acreditar que tienen ingresos fijos, los cuales servirán para hacer frente a la situación. Es una medida inteligente en contextos de parejas no casadas y otros en los que se prefiere no meter de por medio el tema de los avalistas. 

Reunificación de deudas sin hipoteca

La reunificación de deudas puede ser aún más beneficiosa si no soportas la carga de una hipoteca. Esto se debe a que, si se incluye esta deuda, el importe total subirá y la entidad financiera acabará por rechazar la operación. 

Con una casa en propiedad, el perfil del solicitante es más liviano y, por lo tanto, se percibe como sujeto fiable respecto a puntualidad en los pagos.  

Reunificación de deudas sin propiedad

Si no se dispone de una plaza de garaje o una vivienda en propiedad, las cosas se complican un poco. Estar hipotecado es, a priori, un inconveniente importante en esta materia. Y es que las entidades van a pedir las máximas garantías para ahorrarse perdidas, por lo que necesitan asegurar a quien proporcionan sus servicios. Si la hipoteca contraída no es elevada, puede llegar a considerarse un punto a favor. 

Reunificación de deudas con nómina

La última posibilidad pasa por tener una buena nómina, que permita hacer frente a los gastos derivados y a la cantidad que resultará de la reunificación. Así pues, si no tienes propiedades o te encuentras pagando una hipoteca, esta es la opción que resta.

Como en otros ejemplos que hemos tratado, incluir a familiares con nóminas aceptables aumenta notablemente las posibilidades de éxito. Normalmente se recurre a parejas e hijos, que hacen de refuerzo en estos términos.

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Cómo pagar deudas ASNEF?

Una de las peores cosas que pueden sucederte como usuario es generar deuda habiendo sido incluido en una lista ASNEF con anterioridad. Una realidad compleja que dificulta enormemente cumplir con las obligaciones de pago y obtener, al fin, un historial limpio. Este expediente impecable te permitirá acceder a nuevos préstamos y afrontar, con garantías, los proyectos y objetivos de cara al futuro (como una hipoteca o la compra de un coche nuevo).

No obstante, aunque es un cometido complejo, no es imposible y requiere de un protocolo para lograr el éxito.

¿Dónde solicitar la reunificación?

Si has comprobado que te encuentras en ASNEF, puedes acudir a nuestro programa, que posibilita el pago de deudas consiguiendo descuentos de hasta un 50% sin poner en riesgo el patrimonio (y sin endeudamiento extra). Además, estarás acompañado por un gran equipo de profesionales expertos en la materia.

¿Cómo proceder?

Ya hemos dejado claro que las posibilidades de conseguir un fallo positivo son muy reducidas. En esencia, estos son los únicos puntos viables:

  • Tener unos ingresos estables.
  • Que la deuda contraída no proceda del impago de un préstamo, una tarjeta de crédito o cualquier contratación vinculada a un banco.

Buena parte de los bancos solicitan un aval, ya sea un vehículo o un bien inmueble. Si no se dispone de patrimonio, hay que demostrar los ingresos regulares mencionados y disponer de ahorros palpables. De esta manera se podrá acreditar cierta capacidad económica.

En Soluciona mi Deuda te brindamos la mejor solución para que salgas de tus deudas y vivas tranquilo. Elaboramos un estudio personalizado en el que valoramos la opción que mejor se ajusta a ti. Trabajamos tanto con nuestro revolucionario programa Soluciona como con la Ley de la Segunda Oportunidad. Nuestra misión: cancelar tus deudas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar