Cofidis es una entidad bastante conocida, especialmente por su publicidad en medios generalistas, que se centra en ofrecer financiación para proyectos de toda clase. Posibilita la personalización de líneas de crédito adaptadas, en las que se negocian la cuantía y los plazos para su cumplimiento. Además, solo es necesario disponer de una conexión a internet para realizar las transferencias pertinentes y obtener el asesoramiento del equipo de atención al cliente.

Si has contraído una obligación con esta empresa y quieres cancelarla, te interesa conocer cómo abordar este hecho para evitar caer en una lista de morosos y sufrir las consecuencias que hemos tratado en otros posts de nuestro blog.

Aquí te dejamos unas píldoras informativas para que sepas que hacer en este caso:  

Los intereses acumulados y la ley de segunda oportunidad

Has de tener en cuenta los intereses derivados de la operación, y para ello es necesario comprobar que no se pagan sumas abusivas, que incrementen notablemente el total a abonar. Este tipo de casos pueden solucionarse gracias a la conocida como Ley de Segunda Oportunidad.

La legislación en cuestión permite reducir hasta en un 50% la deuda, a partir de acciones que permiten acceder a una refinanciación para evitar afrontar costes desproporcionados. El acto de refinanciar no es otra cosa que reemplazar una obligación preexistente por otra, fijando nuevas condiciones que faciliten el pago. Estas condiciones serán distintas en función de determinados aspectos: como el país en el que nos encontremos, la capacidad de devolución, las regulaciones bancarias existentes o la estabilidad financiera del momento.

Recuerda que para acogerte a esta ley deberás cumplir unos requisitos fundamentales:

  • No disponer de condenas por delitos económicos o sociales en el pasado. 
  • Actuar de buena fe. Esto se refiere a no frustrar las posibilidades de pago e intentar previamente las soluciones extrajudiciales. 
  • No haber acudido al beneficio de exoneración de pagos en los últimos diez años.
  • Haber satisfecho los créditos contra la masa y los privilegiados. También el 25% de los créditos ordinarios. 

La normativa vigente favorece a particulares y empresas en lo que se refiere a liquidación. Por ello tienes que contar con expertos en Derecho Financiero que te ayuden a resolver todo lo asumido con Cofidis. 

Si has contactado con la empresa que estamos analizando, seguramente habrás contraído una deuda de entre 400 y 4000 euros y servicios como tarjetas de crédito. Estas tarjetas son una bomba de intereses constantes, tremendamente abusivos y casi siempre inasumibles. Pueden ser muy tentadoras en un principio, pero derivan en impagos con cifras elevadísimas muy complicadas de asimilar. Has de tener cuidado y no contratarlas o utilizarlas con regularidad. 

Las clausulas abusivas han de llevarse a los juzgados, a fin de obtener la devolución de cuantías excesivas. En recientes fallos judiciales se han logrado sentencias favorables que han exigido el reintegro total a toda clase de bancos y entidades de carácter financiero, incluyendo Cofidis. 

Como hemos mencionado, es obligatorio contratar a un abogado que se encargue de desarrollar toda la negociación y reestructuración pertinente, así como el plan de pagos definitivo. 

Todas estas prácticas evitarán que caigas en un estado de insolvencia y facilitarán la cancelación de tus adeudos. La ey permite acceder a importantes reducciones hasta cancelar el montante contraído con Cofidis. 

Consecuencias de no pagar a Cofidis

No pagar a Cofidis conlleva una serie de problemas de carácter acumulativo. En función de las mensualidades pactadas, que oscilan entre 12 y 60, estos retrasos irán sumando intereses que agrandarán la obligación de manera progresiva. Una situación compleja que conviene evitar y resolver con rapidez. 

Todas las operaciones de carácter financiero tienen una serie de riesgos que han de ser analizados para evitar situaciones complejas que afecten a la viabilidad de los pagos futuros. Con respecto a la empresa que nos atañe, han de estudiarse a fondo las condiciones y las cláusulas relativas a los retrasos y comisiones por las distintas actividades que se realizan:

 

  • Comisión de Apertura: 3% sobre la cuantía total contraída con ellos.
  • Comisión de Cancelación Anticipada: la cual puede ser total o parcial y será del 1% sobre el valor principal del préstamo.
  • Comisión de Aplazamiento: será de 4% sobre el valor del recibo vencido.
  • Uso de la Tarjeta de Crédito: 2% por efectivo en cajeros automáticos.

 

Muchas personas han caído en una situación de sobreendeudamiento. Las causas muchas veces son el desconocimiento y los excesivos intereses, incluso abusivos generados por créditos al consumo o por las tarjetas de pago aplazado. En tus manos queda evitar esta situación desagradable que solo te acarreará dificultades a la hora de emprender nuevos proyectos el día de mañana. 

En caso de dejar incompleta alguna obligación, el protocolo a seguir es claro y las consecuencias sobradamente conocidas. En última instancia, te recomendamos que siempre que asumas créditos o prestamos personales, hagas un estudio en profundidad y cuentes con algún tipo de respaldo efectivo, a fin de pagar mes a mes y cancelar con la mayor brevedad la deuda contraída con Cofidis. 

Esperamos que este post te haya sido de gran ayuda a la hora de conocer todo lo relativo a la cancelación y cumplimiento de deudas con Cofidis, una empresa que cuenta con gran popularidad dentro del mundo de la financiación personalizada. Esto te ahorrará momentos de incertidumbre y fortalecerá tus credenciales a la hora de asumir nuevos compromisos financieros. De esta manera, conservarás un historial limpio que te facilitará el acceso a préstamos futuros y la realización de nuevos proyectos.  

En Soluciona MI Deuda aportamos la transparencia que necesitas respecto a las posibilidades y riesgos que conllevan estos procesos. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero.

Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.  

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?