logotipo positivo transparente

Menú

En qué consiste la refinanciación de un crédito

Rita Báez
Rita Báez

Si has contratado varios préstamos y tienes dificultades para abonar tus cuotas, es normal que te plantees la opción de refinanciar tu deuda. Pero, ¿qué es refinanciamiento? ¿Realmente es la mejor solución? Te contamos todo lo que necesitas saber para que tomes el camino correcto para aliviar tus finanzas. ¡Vamos allá!

Guia dejar de acumular deudas
¿Cómo puedo dejar de acumular deudas y recuperar el control?

Te mostramo cómo dejar de acumular deudas sin que tengas que optar a una refinanciación.

GUÍA GRATUITA

Para empezar necesitas conocer qué es refinanciar una deuda. Pues bien, la refinanciación es una forma de reorganizar una o varias deudas y pagarlas bajo condiciones renovadas. Usualmente, esto supone abonar una cantidad mensual más reducida pero a cambio de prolongar el período de vencimiento de la deuda.

Por lo tanto, un refinanciamiento no implica que parte de tu deuda desaparezca o se reduzca, sino que la liquidarás en un plazo mayor. De hecho, al refinanciar y aceptar condiciones nuevas, terminarás pagando un importe total mayor

Por esta razón, si no puedes asumir de manera cómoda el pago de tus préstamos, puede que ésta no sea la opción más conveniente. ¡Sigue leyendo para conocer otras alternativas a las que puedes recurrir!

Características de una refinanciación

Sabiendo qué es refinanciar un préstamo, habrás comprendido que entre sus características principales se encuentra un cambio de condiciones que permite la facilidad de pago. ¡Te explico!

Al recurrir a un refinanciamiento buscamos una mejora en las condiciones para reducir la carga de intereses que pagamos cada mes y abonar las cuotas sin que nos suponga un grandísimo esfuerzo. Es decir, pagar cómodamente a la vez que incrementamos nuestra liquidez para otros gastos.

Ahora bien, recuerda que las condiciones de la refinanciación estarán caracterizadas por un aumento del plazo de devolución que, además, aumentará el total a pagar

Tipos de refinanciamiento

Ahora que conoces qué significa refinanciamiento debes tener claro que solicitar esta opción implica asumir nuevas condiciones. En función de esas condiciones, podemos establecer distintos tipos de refinanciación. Los más habituales son: 

  • Refinanciar para reducir el plazo. – De esta manera, la persona busca saldar sus deudas en menos tiempo del planteado en un inicio. Este tipo de refinanciación implica un pago mensual más alto, por lo que sólo es asumible por aquellos que cuentan con una holgada solvencia.
  • Refinanciar para reducir la cuota. – Éste es, con total seguridad, el más común. Implica un alivio para aquellos que tienen una deuda que se come más del 40% de sus ingresos mensuales. Con este tipo de refinanciación, al reducir la cuota, la persona puede disponer de una parte mayor de sus ingresos cada mes. No obstante, es fundamental tener en cuenta que este refinanciamiento aumenta el plazo de vencimiento de la deuda. En otras palabras, pagarás menos al mes pero más en total porque lo harás durante más tiempo.
  • Refinanciar para unificar cuotas en una. – Muchos usuarios afrontan el pago de diferentes cuotas cada mes, algo que genera cierta desorganización en sus finanzas. Por ello, recurren a una refinanciación que permite agrupar todos los préstamos en uno solo y pagar una cuota mensual única más cómoda. En otras palabras, se trata de una reunificación de deudas. Ahora bien, este tipo de refinanciación implica un nuevo tipo de interés que puede bien aumentar el plazo o bien aumentar la cuota.

En resumen, sea cual sea el tipo de refinanciamiento por el que optes, nunca recortarás el total de tu deuda, solo lo aumentarás y, en muchos casos, empeorarás la situación de sobreendeudamiento en la que te encuentras. Por fortuna, existen alternativas que permiten reunificar préstamos en una cuota más baja y liquidar deudas en menor tiempo. ¡Contacta a Soluciona Mi Deuda para darte toda la información!

Olvida endeudarte y opta por una solución que te haga pagar menos por tus deudas

Badged - Asesoría sin compromiso

Requisitos para conseguir refinanciar tu deuda

Por otra parte, para optar por una refinanciación necesitas conocer algunos de los requisitos para refinanciar una deuda. Los más comunes son:

  • Historial crediticio. – Tener un historial crediticio saludable es fundamental para ser aceptado para una refinanciación de deuda.
  • Ingresos estables. – Los prestamistas querrán ver que tienes ingresos estables y suficientes para hacer los pagos mensuales.
  • Evaluación de la situación financiera. – El prestamista también evaluará tus activos, pasivos y otros factores financieros para determinar si eres apto para una refinanciación de deuda.
  • Documentación. -Debes presentar documentación que incluya tu identificación, historial crediticio y estado financiero.

Es importante destacar que los requisitos pueden variar según el prestamista y el tipo de deuda que desees refinanciar. Por ejemplo, si te interesa qué es refinanciar una casa, necesitarás profundizar en la refinanciación hipotecaria.

Pros y contras de refinanciar

Después de leer los apartados anteriores, serás consciente de que refinanciar tus deudas puede tener una serie de ventajas y desventajas. Para que puedas valorar la refinanciación de tus deudas te presentamos una lista con los principales pros y contras:

  • Pros de refinanciar:
      • La cantidad de dinero a pagar cada mes disminuirá, lo que facilitará cumplir con la devolución.
      • El plazo de amortización se ajusta a la situación de la persona.
      • Se reunifican los préstamos en una sola cuota mensual que permite una mejor organización de las finanzas. 
  • Contras de refinanciar:
    • Al reducir la cuota, el plazo de devolución se prolonga. Es decir, tomará más tiempo liquidar la deuda. 
    • Se asumen nuevos intereses que se suman a la deuda, lo que hace que la deuda total sea finalmente más grande. 
    • Riesgo de impago cuando la solvencia de la persona no es estable.
    • Cuando quedan pocos meses para cancelar la deuda, reunificar supone aceptar condiciones peores. Sobre todo en estos casos es aconsejable evitar intereses.

Cómo solicitar el refinanciamiento

Para solicitar un refinanciamiento de deuda, sigue estos pasos:

  • Investigar prestamistas. – Compara diferentes opciones de prestamistas y sus términos de refinanciamiento antes de decidir cuál es el adecuado para ti.
  • Evalúa tu situación financiera. – Haz una evaluación honesta de tus ingresos, gastos y deudas para determinar si el refinanciamiento es una opción viable para ti.
  • Solicitar una cotización. – Llena una solicitud en línea o contacta a un representante de prestamistas para solicitar una cotización. Proporciona información sobre tus ingresos, gastos y deudas.
  • Revisar y comparar ofertas. – Revisa las ofertas y cotizaciones recibidas y compara los términos y condiciones, como los intereses y las tarifas.
  • Proporcionar documentación. – Proporciona la documentación requerida por el prestamista, que puede incluir información sobre tu identificación, historial crediticio y estado financiero.
  • Firmar el acuerdo. – Una vez que hayas seleccionado un prestamista y hayas aceptado sus términos, firma el acuerdo de refinanciamiento y proporciona cualquier información adicional requerida.
  • Comenzar a hacer pagos. – Una vez que se haya completado el proceso de refinanciamiento, comienza a hacer pagos mensuales según los términos acordados.
Guía deudas
¿Cómo puedo cancelar mi deuda sin devolver mi préstamo?

Dscubrir si puedes cancelar tu deuda sin tener que devolver los intereses y cómo hacerlo en sencillos pasos.

GUÍA GRATUITA

Alternativas a una refinanciación

Conocer todo sobre qué es refinanciamiento te puede ayudar con tus deudas, pero para valorar si es la opción más adecuada para ti es necesario que tengas en cuenta sus alternativas. ¡Te hablo de ellas en este último punto!

  • La reunificación de deudas con una empresa negociadora. – Esta alternativa es muy similar a la refinanciación en cuanto permite simplificar pagos reunificando tus préstamos en una sola cuota más baja. Pero, a diferencia de una refinanciación, no implica pagar más al final ya que no tendrás que contraer nuevos intereses. ¿Cómo es esto posible? Empresas como Soluciona Mi Deuda cuentan con profesionales dedicados a la negociación con las entidades. Poseen amplia experiencia amparándose en recursos legales que permiten llegar a acuerdos para que tu deuda se reduzca e, incluso, te devuelvan dinero cuando el banco o financiera te ha aplicado intereses usurarios y cláusulas abusivas en tu contrato.
  • La Ley de la Segunda Oportunidad (LSO). – Por otra parte, cuando tienes grandes dificultades para pagar y te encuentras en situación de insolvencia o cerca de estarlo, con este procedimiento legal guiado por abogados podrías liberarte de tus deudas mediante el reconocimiento del derecho de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI). Eso sí, contar con abogados especializados en Ley de la Segunda Oportunidad como los de Soluciona Mi Deuda es crucial para contar con una estrategia y protección legal ante embargos y otras consecuencias de tus deudas.

¿Buscas una solución para tus deudas? ¡No esperes más y consúltanos gratis y sin compromiso! Uno de nuestros asesores te explicará estas alternativas a la refinanciación y te recomendará la más conveniente para tu caso.

Llámanos al 910916445 o registra tus datos en nuestro formulario para que seamos nosotros quien te contacte.

Preguntas frecuentes

Para refinanciar su casa, es posible que necesite los siguientes documentos y información:

  • Historial de crédito actualizado
  • Estados de cuenta bancarios recientes
  • Información sobre ingresos y gastos
  • Título de propiedad de la casa
  • Información sobre la hipoteca actual
  • Evaluación actual de la propiedad
  • Información sobre seguros y taxes

Es posible que su prestamista requiera más información o documentos adicionales. Se recomienda consultar con un profesional financiero o un prestamista para obtener una lista detallada de lo que necesita.

No hay una cantidad fija de veces que se pueda hacer un refinanciamiento. Depende de factores como su situación financiera y la evaluación de la propiedad, así como de las condiciones del mercado y las regulaciones. En general, un refinanciamiento se puede hacer tantas veces como sea necesario y sea posible para su situación financiera y su propiedad. Sin embargo, cada refinanciamiento puede tener costos asociados, por lo que es importante considerar cuidadosamente si es una buena opción en cada situación. Se recomienda consultar con un profesional financiero o un prestamista para obtener más información sobre las opciones y las implicaciones de refinanciar.

Si no paga un refinanciamiento, es probable que se enfrente a consecuencias negativas para su crédito y su situación financiera en general. Al no pagar, está incumpliendo con sus obligaciones financieras y su prestamista puede comenzar a tomar medidas legales para recuperar su dinero, incluyendo la ejecución hipotecaria.

La ejecución hipotecaria es el proceso legal por el cual el prestamista toma posesión de su propiedad para venderla y recuperar el dinero adeudado. Esto puede resultar en la pérdida de su propiedad y un impacto negativo en su historial crediticio, lo que puede dificultar futuros préstamos y la obtención de crédito en el futuro.

Es importante hacer todo lo posible para cumplir con sus obligaciones financieras y trabajar con su prestamista si está teniendo dificultades para hacer pagos. En muchos casos, puede ser posible negociar un acuerdo de pago o una modificación de la hipoteca que le permita mantener su propiedad y cumplir con sus obligaciones financieras.

Las deudas más comúnmente refinanciadas incluyen:

  • Hipoteca: Refinanciar una hipoteca consiste en obtener un nuevo préstamo para pagar la deuda pendiente de la hipoteca original. Esto puede permitirle obtener una tasa de interés más baja, un período de amortización más largo o ambos.
  • Tarjetas de crédito: Refinanciar las deudas de tarjeta de crédito consiste en transferir las deudas de varias tarjetas de crédito a un solo préstamo con una tasa de interés más baja.
  • Préstamos personales: Refinanciar un préstamo personal consiste en obtener un nuevo préstamo para pagar el préstamo personal original con una tasa de interés más baja o un período de amortización más largo.

Además de estas deudas comúnmente refinanciadas, también es posible refinanciar otras deudas, como préstamos para automóviles o préstamos estudiantiles. Sin embargo, es importante considerar cuidadosamente las opciones y las implicaciones antes de refinanciar cualquier deuda, y se recomienda consultar con un profesional financiero para obtener más información.

Conviene refinanciar una deuda cuando se pueden obtener mejores términos y condiciones que los actuales, como una tasa de interés más baja, un período de amortización más largo o ambos. Algunas señales de que podría ser un buen momento para refinanciar incluyen:

  • Tasa de interés más baja: Si las tasas de interés han disminuido desde que se originó su deuda, puede ser un buen momento para refinanciar y obtener una tasa de interés más baja.
  • Mejora en su situación financiera: Si ha mejorado su situación financiera desde que se originó la deuda, puede ser un buen momento para refinanciar y obtener mejores términos y condiciones.
  • Período de amortización más largo: Si desea reducir la cantidad de pagos mensuales, puede refinanciar su deuda y extender el período de amortización.
  • Solvencia: Si cuentas con capacidad de pago suficiente, una refinanciación puede ser beneficiosa para ti. En cambio si estás en quiebra, refinanciar solo empeorará tus finanzas.

Sin embargo, es importante considerar cuidadosamente las implicaciones y costos asociados con refinanciar su deuda, como los costos de cierre, antes de tomar una decisión. Se recomienda consultar con un profesional financiero para obtener más información y determinar si refinanciar es la mejor opción para su situación financiera.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis