Requisitos para refinanciar mi deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Si estás pasando una situación dificil y tienes deudas pendientes, es posible que te estes preguntando: ¿puedo refinanciar mis deudas?.

La refinanciación está destinada a facilitar el cumplimiento de las obligaciones y obtener un resultado favorable tanto para la entidad financiera como para el deudor.

En el siguiente post vamos a explicar en profundidad lo que debes conocer sobre financiación, para poder abordarla con conocimiento de causa. De esta manera, podrás contemplar una de las opciones más recurridas en situaciones de necesidad. Pasamos a explicar los requisitos para refinanciar la deuda.

¡Comenzamos! 

¿Qué es refinanciar?

La refinanciación es un proceso en el que se cambia una obligación preexistente por otra, estableciéndose una serie de nuevas condiciones que posibilitan el pago de una deuda. Estas condiciones serán diferentes dependiendo de determinados aspectos: el país en cuestión, la capacidad de devolución, las regulaciones bancarias existentes o la estabilidad financiera.

Cómo acceder a un refinanciamiento

Cómo hemos comentado, todo depende de la entidad o institución financiera que tengamos delante. No obstante, los puntos más habituales suelen ser los siguientes (en la mayoría de casos):

  • El historial debe ser positivo. El beneficio de la refinanciación se otorga a aquellas personas cuya trayectoria en términos económicos sea fiable. Es decir, aparecer en listas negras o tener asuntos pendientes lo pondrá muy difícil para acceder a este privilegio.
  • El crédito a renegociar debe tener una cierta antigüedad. La autorización suele darse a partir del sexto mes, aunque no en el 100% de las situaciones.
  • Una vez que se aprueba el refinanciamiento, el préstamo previo queda anulado y la cantidad extra puede emplearse para necesidades y propósitos de toda índole.
  • Es obligatorio presentar documentos como la identificación personal y el comprobante del domicilio. Habrá que chequear el resto de documentación exigible con la entidad seleccionada.

Si quieres saber si reestructurar o refinanciar deudas, haz clic aquí.

Encontrar un prestamista para refinanciar mi deuda

Lo primero que hay que hacer es seleccionar un prestamista. Hay que estudiar bien las opciones disponibles y decantarse por aquellas que sean confiables. Es obligatorio realizar un análisis en profundidad poniendo sobre la mesa distintas tasas, disponibilidad, calificación, satisfacción de los clientes etc. No contrastar debidamente esta información puede afectar al éxito de la refinanciación.

Preparar la documentación legal

El prestamista va a exigir una serie de documentos necesarios para validar la solicitud. Es recomendable disponer de los mismos con anterioridad, debidamente ordenados y preparados para ser expedidos. Estos pueden ser:

  • Las últimas nóminas bancarias.
  • La declaración de salarios e impuestos
  • Extractos bancarios recientes
  • El total de los ingresos facturados como autónomo durante un tiempo (en el caso de serlo)

Presentación formal de la solicitud

El prestamista solicitará formalmente el refinanciamiento una vez tenga toda la documentación. El proceso depende del tipo de prestamista, y una vez concluido se expide un documento denominado “estimación de préstamo”, en el que se incluyen los términos a cumplir y un cálculo de cuánto se ha de pagar. En ocasiones se permite congelar la tasa de interés mientras se hace la evaluación de riesgo.

Evaluación de riesgo

La evaluación de riesgo es un proceso en el que el prestamista se encarga de verificar la documentación entregada para tomar una decisión sobre la viabilidad del proyecto de refinanciación. La duración de esta evaluación suele ser de aproximadamente 1 o 2 semanas, dependiendo de si un tercero participa en el proceso o se requieren ciertas comprobaciones.

En Soluciona Mi Deuda reunificamos y reparamos tu deuda. Contacta con nosotros sin compromiso
Contacta

¿Qué tipos de refinanciación existen?

Normalmente podemos hablar de 3 modalidades, cada una de ellas orientada a solventar una necesidad concreta:

  • Novación: Aquí se cambian las condiciones con la entidad financiera que proporcionó el préstamo. Se basa en una negociación para llegar a un ecosistema que beneficie a ambas partes. Suele acabar con una extensión de los plazos para facilitar los pagos a través de mensualidades reducidas.
  • Reunificación: Aquí se pide otro préstamo para obtener una cantidad que posibilite amortizar las deudas previas acumuladas. Así, se paga de golpe todo el montante a través de condiciones más favorables. Lo que se pretende es modificar los plazos prefijados, disminuir el total a abonar y manejar mejor los intereses. Además, siempre es más cómodo tener todo el debe en una sola cifra.
  • Subrogación: esta fórmula es una de las más conocidas. Supone cambiar de entidad bancaria cuando la que emitió el préstamo no quiere renegociar. La deuda se transmite a otro banco y se renegocian unas condiciones verdaderamente favorables.

Pros y contras de la refinanciación

Ventajas de la refinanciación

  • La cuota mensual disminuye, facilitando el cumplimiento de las obligaciones.
  • El nuevo plazo de amortización se encuentra 100% adaptado a las posibilidades reales del implicado.
  • La cuota mensual se convierte en una entidad única, de manera que es más fácil la planificación y seguimiento.

Contras de la refinanciación

  • Al ser un plazo de devolución mucho más extenso, los intereses a pagar serán cuantiosos.
  • Existe el riesgo de impago si en algún momento se pone en jaque la capacidad económica del afectado.
  • No se recomienda unificar pagos cuando el plazo está apunto de vencer. Es la única manera de evitar intereses.

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos el programa de Soluciona MI Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. 

Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¿Cómo podemos ayudarte?

91 091 64 45
Fuente de Posible cliente
He leído y Acepto la Política de privacidad y los Términos de servicio.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar

¿Cómo podemos ayudarte?

91 091 64 45
Fuente de Posible cliente
He leído y Acepto la Política de privacidad y los Términos de servicio.