CIRBE: qué es y para qué sirve

Francisco Garrido Pérez
Francisco Garrido Pérez

¿Necesitas dinero para emprender en un negocio, cambiar tu coche o pagar los suministros de tu hogar? En estos casos, es probable que tus ahorros no sean suficientes y tengas que recurrir a los productos de un banco o entidad financiera como un préstamo personal o tarjeta de crédito. Ante la solicitud de cualquier tipo de financiación, lo primero que hará la entidad será comprobar el riesgo de la operación y, en este punto es donde toma importancia el papel de la CIRBE.

Pero, ¿Qué es la CIRBE? ¿Quién figura en ella? ¿Qué información contiene? ¿Cómo se puede consultar? ¿Es un fichero de morosos? 

¡Quédate leyendo! En este post te resolveremos todas las dudas acerca de este organismo, decisivo para que aprueben tu solicitud del préstamo que deseas. 

¿Qué es la CIRBE?

CIRBE son las siglas de Central de Información de Riesgos del Banco de España y se trata de una base de datos que incluye cualquier información sobre préstamos, créditos, avales y otras garantías que cada entidad tiene con sus clientes. En otras palabras, la CIRBE enseña cuál es la situación de los clientes e indica qué riesgo tienen sus solicitudes.  

Guía cómo acabar con el acoso telefónico
¿Cómo acabo con el acoso telefónico?

Ponle freno de una vez por todas al acoso que ejercen las entidades financieras y vuelve a respirar tranquilo

GUÍA GRATUITA

¿Quién figura en la CIRBE?

Ahora bien, no cualquier persona figura en esta base de datos, solo aquellos clientes que acumulen una cantidad mínima de deuda en créditos, préstamos personales, garantías o avales con una entidad financiera. Hasta el año 2020, el límite era de 9.000€ pero, a día de hoy, se ha establecido como 1.000€ el importe más pequeño por el que los datos de un consumidor pueden encontrarse en la CIRBE. 

¿Qué supone esto? Pues que los usuarios con productos financieros equivalentes a una cantidad inferior al límite mínimo no aparecerán en la base de datos. Por ejemplo, si tienes un préstamo de 850€ con una financiera, no habrá información sobre ti en la CIRBE. Además, si tienes otros préstamos, créditos, avales y garantías con otras entidades y cada uno de ellos son de una cantidad inferior a 1.000€ tampoco figurarás en el registro aunque la suma sea superior al límite mínimo. En resumen, pongamos que tienes un préstamo de 1.500€ con un banco, estarás en la CIRBE, pero si tienes 3 préstamos de 600€ con distintas entidades que en total suman 1.800€, no estarás en la CIRBE.

¿Qué información aparece en el certificado CIRBE?

Como te hemos anticipado, la información que aparece en la CIRBE es determinante para que un banco o entidad financiera resuelva tu solicitud de financiación. En concreto, la CIRBE realiza dos tipos de informes de riesgo:

  • Por un lado, el informe agregado mensual para las entidades. –  En él se hace referencia la cantidad total de cada préstamo, crédito dispuesto, tipos de garantías y plazos. Asimismo, el Banco de España puede dar a las entidades que lo soliciten información sobre aquellas operaciones de riesgo que el usuario haya solicitado en cualquier momento de su vida o si está obligado a un pago.
  • Por otro lado, la CIRBE realiza el informe de riesgos detallado sobre cada operación. – En este caso, el informe sólo puede ser consultado por el titular y contiene datos e información más detallada que la que se proporciona a los bancos y entidades. En él figuran, por supuesto, las operaciones de riesgo superior a 1.000€ y las inferiores a esa cantidad se incluyen en una leyenda que señala que el banco declara la información. Este informe sirve, por tanto, para conocer el estado actual de una deuda, es decir, si su situación es regular, si se encuentra en impago o ya en un proceso judicial. 

¿Buscas conocer tu historial crediticio en CIRBE?

Badged - Asesoría sin compromiso

¿Cómo realizar consulta CIRBE?

La información que se encuentra en la CIRBE es pública a la vez que confidencial ya que se puede acceder de forma gratuita cuando es relativa a nosotros mismos pero, no se puede consultar cuando se refiere a otras personas.

Cualquier usuario que realice una solicitud de informe de riesgo a su nombre puede conocer los datos que han sido declarados por las entidades en la CIRBE. Por lo que, si te interesa conocer tu información crediticia, simplemente tendrás que entrar en la Oficina Virtual del Banco de España para iniciar el trámite electrónico o solicitar cita previa para realizar la gestión de manera presencial

Asimismo, existe la posibilidad de hacer la consulta CIRBE por correo postal. Para ello deberás cumplimentar el formulario denominado “Solicitud de informes de Riesgos a la Central de Riesgos” que encuentras en el apartado de tramitación de la oficina virtual y enviarlo firmado junto con la documentación obligatoria correspondiente a la dirección siguiente:

Banco de España

Central de Información de Riesgos 

Calle Alcalá, 48, 28014 Madrid

Te interesará saber que si haces el trámite online podrás contar con tu informe en un tiempo aproximado de 15 minutos, si realizas la solicitud de manera presencial la entrega del informe se hace de manera inmediata, y si pides el informe por correo lo recibirás mediante correo certificado en tu domicilio en pocos días. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

La CIRBE no es un registro de morosos

Aunque la información de esta base de datos es utilizada por los bancos y financieras para tomar la decisión de conceder o denegar una financiación, la CIRBE no es un fichero de morosidad como la mayoría de usuarios creen. 

Que una persona o empresa, tanto pública como privada, figure en la CIRBE no tiene que ser ni positivo ni negativo pues simplemente contiene información sobre el consumidor de los productos de una entidad financiera. Es decir, si tienes una deuda al corriente de pago aparecerás en la CIRBE sin que ello pueda perjudicar tu historial crediticio. 

En resumen, no debes preocuparte si tu nombre aparece en la CIRBE, porque si tienes una hipoteca o has contratado una tarjeta de crédito muy seguramente estarás incluido. Eso sí, se aconseja no acumular demasiada información pues de cara a los bancos y financieras tener varios frentes de deudas abiertos es un riesgo. 

Ahora bien, si estás en impago y tu deuda no se encuentra en una situación regular también se reportará en el certificado CIRBE, lo que puede implicar que rechacen la financiación que deseas. En estos casos, lo que debes hacer es salir de la CIRBE y para ello lo único que tienes que hacer es saldar tus deudas. Pero, ¿cómo? 

Entendemos que si estás en impago no es por puro gusto, sino porque un imprevisto ha cambiado tu situación financiera haciendo que no puedas hacer frente a tus obligaciones con el banco. En este punto, te preguntarás cómo puedes pagar lo que debes y hacer frente a tu responsabilidad. 

La mayoría de las personas en tu situación se plantean pedir un préstamo que les permita obtener la liquidez necesaria para pagar las cuotas pendientes pero, lejos de ayudar, esta operación introduce aún más en el endeudamiento. Ten en cuenta que si no eres solvente, una refinanciación lo único que hará será aumentar tu deuda y tu nivel de sobreendeudamiento pues acumularás nuevos intereses. Por ello, si estabas pensando en solicitar financiación para resolver el impago, por favor, olvídalo. 

En cambio, debes saber que existen otras opciones que pueden ayudarte de verdad a acabar con tus deudas sin necesidad de que el importe que debes se haga mayor. Por ejemplo, la reunificación de deudas con expertos en negociación o la Ley de Segunda Oportunidad (LSO). Te explicamos cómo funcionan:

  • Con la reunificación de deudas con expertos en negociación puedes agrupar todas tus deudas en una sola cuota cómoda que normalmente es inferior a la suma de las cantidades que pagas por separado. Mientras vas realizando aportaciones y creando un ahorro, se llevará a cabo la negociación con las entidades a quienes se les demostrará tu situación de solvencia actual bajo el amparo del artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Con este recurso legal, se evitará tu embargo y se conseguirá un descuento sobre el total que debes. Asimismo, si en tu contrato existieran cláusulas abusivas e intereses usurarios, éstos también se reclamarán en la negociación para que te devuelvan lo que has pagado sin que te correspondiera.
  • Por su parte, la Ley de Segunda Oportunidad te puede ayudar si te encuentras en una situación mucho más extrema. Concretamente si estás en quiebra. Este procedimiento te permitirá acordar un plan de pagos con las entidades acreedoras y en caso de tampoco poder asumirlos liquidar tus deudas con tu patrimonio. No obstante, hay excepciones y puedes conservar tu patrimonio y conseguir que el juez te perdone tus deudas mediante la aprobación de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI).

En Soluciona Mi Deuda  contamos con un equipo experto en ambos mecanismos para liquidar deudas y con ellos ayudamos cada día a muchas personas a recuperar la normalidad en sus finanzas. 

Si te encuentras en situación de sobreendeudamiento y tus datos del CIRBE generan un informe negativo para pedir nueva financiación, nosotros te podemos ayudar si nos contactas

Rellena nuestro formulario o llámanos al 910916445. Nuestros asesores escucharán tu caso y analizarán tu situación para proponerte la mejor solución. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis






Entiendo y acepto el tratamiento de mis datos según lo descrito en la política de privacidad.*

Entiendo y acepto recibir información sobre los servicios de Soluciona Mi Deuda, marca registrada por The Fintech Laboratory, S.L.*