Préstamo personal con Wonga todo lo que necesitas saber

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

¿Qué debo tener en cuenta sobre el préstamo personal con Wonga?

Si has buscado información acerca de Wonga para pedir un préstamo personal o para intentar resolver deudas que habías contraído con ellos, te habrás dado cuenta que esta entidad ya no emite financiación. Y es que, después de seis años en funcionamiento, el grupo de esta empresa ha decidido poner fin a la actividad de la financiera en España.

No obstante, es importante que sepas que, aunque Wonga haya dejado de estar operativa en nuestro país, las posibles deudas que hayas adquirido con ellos siguen vigentes en cualquier caso. Por eso, en este post vamos a hablarte de cuáles eran las principales características del préstamo personal de esta financiera -importe que podías solicitar, plazos, requisitos y documentación, intereses…- y cómo puedes solventar tus deudas pendientes con ellos. 

¡Empezamos!

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

 ¿Cuáles eran las principales características de Wonga?

Wonga era una de las muchas entidades que trabajan en España ofreciendo servicios de préstamos personales online de pequeños importes con un proceso de solicitud sencillo y ágil. De hecho, si necesitabas entre 50€ y 700€  esta financiera podía concederte el dinero que necesitabas -300€ máximo si era tu primer préstamo con ellos- siempre y cuando cumplieras con sus requisitos y te comprometieses a devolver la financiación en un plazo de entre 7 y 30 días. 

En concreto, para solicitar el préstamo personal de Wonga era necesario cumplir las siguientes condiciones:

  • Tener al menos 18 años y hasta 75.
  • Disponer de un teléfono móvil. 
  • Poseer una cuenta bancaria con tarjeta de débito.
  • No figurar en ficheros de morosidad como ASNEF, RAI o CIRBE, entre otros. En este sentido, ten en cuenta que adquirir un préstamo personal con ASNEF nunca es conveniente ya que estar inscrito en un listado de morosos implica que tienes deudas por pagar y, en ese caso, es preferible que las solventes antes de pedir préstamo personal nuevo. Evitarás que tu deuda aumente y acabes con un nivel altísimo de sobreendeudamiento que no te permitirá llegar a final de mes. 

 

Como habrás visto, Wonga no solicitaba demasiados ni exigentes requisitos para acceder a su financiación, no obstante, esto sólo servía para imponer un interés a su préstamo personal elevado. Tanto, que en algunos casos llegaba a ser usurario. 

Para que te hagas una idea, esta entidad manejaba un tipo de interés en su préstamo personal que rondaba el 345% TIN, un porcentaje que, por descontado, es usurario y, por tanto, ilegal. 

En nuestro país, el Banco de España establece cada año unos tipos de interés medio que los bancos y entidades financieras no deben doblar si no quieren incurrir en usura. Esto ocurre cuando estas empresas intentan aprovecharse del desconocimiento de clientes y aplican un interés que sobrepasa el 20% aproximadamente. 

Por suerte, en España existe la Ley Azcarate que regula la usura y estima la nulidad de contratos financieros que aplican este tipo de intereses. De la mano de los expertos adecuados podrías conseguir reclamarlos e incluso que te devuelvan lo que has pagado de más sin que te correspondiese. Puedes consultarnos cómo podemos utilizar este recurso legal a tu favor.

En este punto, si tienes deudas con Wonga, te interesará saber que, quizás, la razón por la que estás teniendo dificultades para cumplir con el pago de tus cuotas se deba a los intereses del préstamo personal. Y es que, esta financiera, que admitía prorrogar el plazo de vencimiento en dos ocasiones pagando una comisión de 15€, también aplica una comisión por mora de un mínimo de 20€ sumado al interés diario. Esto, sin duda, te habrá abocado a que sea cada vez más complicado pagar ya que tu deuda ha aumentado. 

Por ello, te aconsejamos que siempre antes de pedir una hipoteca o préstamo personal recurras a un simulador de préstamo personal que te ayude a calcular la cuota del mismo y puedas determinar si vas a adquirir el mejor préstamo personal y el más barato para ti. 

Los préstamos personales como el de Wonga son un riesgo absoluto y están creados únicamente para aquellos usuarios con una alta capacidad económica que puedan pagarlos. Por norma general, están pensados para hacer frente a gastos puntuales y nunca para pagar otras deudas o impagos previos, ya que la solicitud de un préstamo personal en situación de sobreendeudamiento llevará al cliente a una espiral de deudas de la que cada vez será más complicado salir. 

Recuerda que no existe el dinero fácil ni gratis cuando hablamos de préstamos personales, de hecho, el precio a pagar en muchos casos está sujeto a intereses usurarios y cláusulas abusivas. 

¿Cómo puedo solucionar mis deudas pendientes con Wonga?

Como te hemos anticipado en el apartado anterior, si buscas una solución para pagar a Wonga y poder empezar a vivir sin agobios ni preocupaciones por deber dinero, te recomendamos que olvides la idea de pedir un nuevo préstamo personal. La refinanciación en pocos casos resuelve un impago y menos cuando tu situación económica es de insolvencia

En este caso, refinanciarte te hundirá más profundamente en un mar de deudas del que te costará salir a flote. Y es que, ten en cuenta que, cuanto menor sea tu deuda -pongamos no más de 5.000€- más fácil será saldarla. 

Además, si has pensado en esperar a que la deuda prescriba, te interesará saber que esto solo ocurre tras 5 años y en dos supuestos muy específicos:

  • Cuando el deudor no acepte ni reconozca explícitamente que exista una deuda.
  • Cuando el banco o entidad prestamista no haya exigido el pago de la deuda

Ambas situaciones son casi improbables y, además, mientras esperas a que tus deudas prescriban puede ocurrir que recibas una demanda que acabe con el embargo de tus bienes. Por ello, para evitar consecuencias desagradables, si te encuentras en situación de impago con Wonga, te invitamos a que nos contactes.

En Soluciona Mi Deuda contamos con un equipo de expertos legales y financieros que pueden ayudarte con las siguientes soluciones:

  • Renegociación de deuda. – Con este mecanismo las personas en impago pagan una única cuota por todas sus deudas, por lo general, muy inferior a la suma de las mensualidades que pagan por separado. Mientras se va generando ahorro para liquidar tus deudas, nuestros profesionales negociarán con las entidades por ti, demostrando tu situación financiera. Esto permitirá conseguir un descuento sobre el total que debes, lo que te permitirá pagar menos al mes y en total. Llegarás más holgadamente a fin de mes y sin tener que hacer malabares para que te dé el dinero para vivir.  Asimismo, si te han aplicado intereses usurarios los negociaremos para que te devuelvan lo que has pagado de más. 
  • Ley de la Segunda Oportunidad. – Basada en los principios de buena fe del deudor y su imposibilidad de pagar las deudas, ésta Ley permite, en el mejor de los casos, la cancelación de las deudas mediante el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI). 

Si quieres empezar de nuevo con cero deudas con Wonga u otra entidad, no dudes en consultarnos rellenando nuestro formulario. Uno de nuestros asesores te llamará y de manera gratuita y sin compromiso escuchará tu caso y te propondrá la mejor solución para tu caso en particular.

Cada día trabajamos con la renegociación y la Ley de la Segunda Oportunidad para solventar los problemas de deudas de nuestros clientes. A ti también podemos ayudarte si te pones en contacto con nosotros. 

Deja de preocuparte por tener deudas, nosotros nos encargamos de ellas por ti. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar