¿Cómo negociar reunificación de deudas con BBVA

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Guía para negociar reunificación de deudas con BBVA

 

En Soluciona Mi Deuda sabemos que tener que hacer frente a varios impagos al mismo tiempo puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza. Por ello, hemos creado una serie de posts en los que vamos a explicarte cómo se solicita una reunificación de deudasuno de los métodos más elegidos por los clientes a la hora de acabar con su sobreendeudamiento. 

Y es que reunificar tus deudas puede llegar a ser muy útil en ciertas ocasiones; aunque también presente una serie de inconvenientes que has de tener en cuenta. De todos ellos vamos a hablar en este artículo, dividido en varios puntos clave:

  • ¿Qué es la reunificación de deudas? Vamos a empezar el post resolviendo esta pregunta, básica para comprendas si perfilas de forma adecuada para refinanciar tu deuda con un nuevo préstamo. 
  • ¿En qué casos iniciar el proceso de reunificación? En este apartado te hablaremos de cuáles son los gastos y los requisitos de la reunificación, para que compruebes si de verdad te sale rentable acceder a una. 
  • Cómo negociar la reunificación de deudas con BBVAAdemás, vamos a analizar cómo pedir una reunificar deudas con BBVA, en caso de que la mayoría de tus impagos sean con esta entidad bancaria. Si te interesa cómo hacer la reunificación con otro banco, puedes consultar el resto de los posts que hemos subido en el blog. 
Portada-Lead-Magnet-Preguntas-frecuentes-lso

¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

¿Qué es la reunificación de deudas?

Una reunificación de deudas con BBVA consiste en juntar todas las deudas que tienes en una sola, con el objetivo de pagarlas de forma conjunta y no con diferentes cuotas, como haces actualmente. De esta forma, te será mucho más fácil mantener ordenadas tus finanzas, y reducir el dinero que pagas al mes por la gestión de tus deudas. 

En este sentido, podríamos decir que reunificar una serie de deudas consiste ni más ni menos que en contratar un préstamo para pagar otro préstamo, con todo lo que esto conlleva: un aumento del tiempo en el que tardarás en acabar con tus impagos, el incremento de los intereses acosta de la reducción de las cuotas… 

Por tanto, es fundamental que tengas clara cuál es tu situación económica y lleves a cabo un reconocimiento de la deuda, recurriendo a los servicios de un analista financiero. Este profesional te ayudará a determinar cuántas deudas tienes y cuál va a ser la cuantía que debes de pagar por cada una de ellas, examinando cual puede ser la mejor forma de resolverlas. Y una vez que hayas realizado este paso, el siguiente será contratar una empresa mediadora, ocupada en ponerse en contacto con cada uno de los bancos con los que tienes impagos para negociar el cobro de deudas con ellos y tramitar la reunificación de los préstamos. 

 

¿En qué casos iniciar el proceso de reunificación?

Como has visto en el apartado anterior, la reunificación de deudas con BBVA puede llegar a ser un proceso complicado dependiendo de tu situación particular, por lo que siempre es importante realizar un análisis previo para comprobar si perfilamos de forma adecuada para ella. 

¿Y cómo podemos asegurarnos de estar tomando la decisión adecuada? Pues teniendo en cuenta los inconvenientes derivados de iniciar el procedimiento, y viendo cómo es posible hacerles frente -o cómo podríamos perfilar para otras alternativas-. 

Por ejemplo, una de las mayores desventajas de realizar una refinanciación de las deudas es la acumulación de gastos en la que se suele incurrir. Porque lejos de lo que podría parecer, hasta que la refinanciación no lleve en marcha al menos un tiempo, no llegará a resultar rentable. Como te mencionábamos previamente, con un préstamo de reunificación aumentarás los intereses que pagas a lo largo del tiempo a costa de una reducción de las cuotas. Lo que implica que tu préstamo acabe siendo un producto en el que te dejarás bastante dinero.

Además, antes de comenzar con la reunificación será necesario que canceles todos los créditos que tenías contratados y pagues la comisión de apertura de tu nuevo préstamo. Ambas operaciones suponen un aumento de los gastos, a los que tendrás que añadir la contratación de la empresa mediadora que te comentábamos en el primer apartado. 

Sin embargo, no son sólo estos los pagos que tendrás que tener en cuenta, ya que para reunificar las deudas con BBVA y el resto de entidades se requiere que el cliente presente un aval o una garantía hipotecaria como justificación de que no va a incurrir en impago. Por ello, en muchas ocasiones puede llegar a ser difícil acceder a la refinanciación si no estamos dispuestos a poner en riesgo nuestra casa o la de alguno de nuestros familiares. 

Ahora bien, si no estás dispuesto a aceptar estas condiciones o si no eres capaz de hacerles frente, siempre existen alternativas a un proceso de reunificación tradicional llevado a cabo con una entidad financiera. 

Por ejemplo, en Soluciona Mi Deuda trabajamos con un programa que utiliza la reunificación de deuda de los clientes de manera particular. Si te pones en contacto con nosotros, uno de nuestros asesores financieros llevará a cabo un análisis de tus deudas y determinará cuál es la mejor solución para acabar con ellas.

Una vez realizado este paso, estarás listo para proceder a la reunificación de tus deudas con impagos, pagando mes a mes una cuota con la que ahorrarás todo el dinero necesario para abonar todas tus deudas de una vez. Mientras tanto, nosotros nos encargaremos de negociar la deuda con el banco para asegurarnos de que pagarás la mínima cantidad de dinero posible. 

De esta forma, nos aseguramos de que no tengas que endeudarte una vez más al contratar un nuevo préstamo con tu banco, y no existe la necesidad de que pongas en peligro tu patrimonio o tu casa en el proceso. Y estarás acompañado en todo momento por los gestores, en caso de que necesites realizar cualquier tipo de consulta, de forma que no será necesario que contrates los servicios de una empresa mediadora o de un asesor financiero: nosotros cumplimos todos estos roles. 

Cómo negociar la reunificación de deudas con BBVA

Reunificar las deudas con BBVA puede llegar a ser bastante complicado si no cumples con algunos de los requisitos de la entidad. Además, si buscas información acerca de cómo puedes negociar la deuda con ellos, no encontrarás nada en profundidad, ya no suele ser un proceso que la entidad lleve a cabo con frecuencia, especialmente debido a los riesgos que para ellos podría entrañar. 

La condición más importante que has de cumplir es ser cliente de la entidad y haber adquirido la mayoría de deudas con ellos. De esta forma, el propio BBVA te propondrá cómo van a ser las nuevas cuotas que tendrás que pagar para abonar las deudas que todavía tienes pendientes y tratarás de adaptarlas a tu situación financiera. 

Ahora bien, en caso de que no seas cliente, quieras realizar una reunificación de deudas con ASNEF o con impagos pendientes, la entidad rechazará tu petición de manera inmediata. Es entonces cuando deberías plantearte alternativas como la que te mencionábamos en el apartado anterior.

La mejor salida para el sobreendeudamiento es acabar con él de una vez por todas, sin necesidad de que recurras a nueva deuda para pagar toda la que ya has adquirido.
Si quieres saber más acerca de cómo nuestro programa puede sacarte de las deudas, ponte en contacto con nosotros, o rellena nuestro formulario para que sea uno de nuestros agentes quien te llame para analizar tu caso. En Soluciona Mi Deuda tenemos años de experiencia acabando con el impago de nuestros clientes a través de la reunificación y la Ley de Segunda Oportunidad.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar