logotipo positivo transparente

Menú

Consulta y presenta el modelo de solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad

Rita Báez
Rita Báez

La Ley de la Segunda Oportunidad es un mecanismo legal que ofrece la posibilidad de cancelar deudas y restablecer una buena salud financiera a personas físicas, particulares y autónomos que se encuentran en una situación económica crítica. Si te has preguntado cómo acogerte a este procedimiento y qué datos necesitas aportar para hacerlo, has llegado al artículo correcto. Aquí te indicamos un modelo de solicitud de la Ley Segunda Oportunidad con el que dejar atrás tus deudas. ¡Comenzamos!

Portada guía: errores comunes al acogerse a la ley de segunda oportunidad
¿Cómo evitar errores antes de acogerse a la LSO?

En esta guía conocerás los errores comunes a evitar antes de acogerte a la LSO y cancelar tus deudas.

GUÍA GRATUITA

Cómo se solicita la Ley de la Segunda Oportunidad

Solicitar la Ley de Segunda Oportunidad requiere una serie de pasos que es necesario seguir de forma cuidadosa y precisa. 

  1. Asesoramiento legal. – Lo primero que debes hacer es buscar el asesoramiento de un abogado especializado en la Ley de Segunda Oportunidad. Este profesional te guiará a lo largo de todo el proceso, evaluando tu situación financiera y determinando si cumples con los requisitos para acceder a esta ley. Además, de ello podrá ayudarte en otros aspectos del procedimiento de los que te hablamos en nuestro artículo sobre qué hace un abogado experto en la Ley de la Segunda Oportunidad
  2. Recopilación de documentación. – Es fundamental reunir todos los documentos que respalden tu situación financiera, como deudas, ingresos, bienes, y otros. Esto incluye facturas, contratos, extractos bancarios, y cualquier información relevante.
  3. Elaboración del expediente. – Con la ayuda de tu abogado, se elaborará un expediente completo que incluirá el modelo de solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad y toda la documentación requerida. 
  4. Presentación ante el juez. – El expediente se presenta ante un juez de lo mercantil que evaluará tu situación y determinará si cumples con los requisitos para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.
¿Necesitas una segunda oportunidad para tus deudas? ¡Asesórate ahora!
Badged - Asesoría sin compromiso

Qué documentos necesito para solicitar la ley de la segunda oportunidad

Entre los documentos de necesitas recopilar para acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad se encuentran los siguientes:

  • Tu DNI o NIE.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Información detallada de tus ingresos y gastos mensuales.
  • Lista de tus deudas y a quién le debes.
  • Copias de todos los contratos o acuerdos financieros importantes.

Esta documentación es básica. Además, de ello servirá de ayuda presentar junto al modelo de solicitud cualquier documento que acredite tu situación.

Cómo es el modelo de solicitud de la Ley de la Segunda Oportunidad

El modelo de solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad relata información clave sobre tu situación, como tu identificación, situación personal, familiar, laboral y profesional. Si tienes un compañero de vida, será necesario mencionar si estás casado y cómo funciona tu régimen económico. Si tienes hijos, también se deben declarar, ya que podrían necesitar alimentos. 

Además, se presenta junto con el modelo de solicitud una memoria expresiva que explica cómo llegaste a esa situación de sobreendeudamiento y cuáles han sido tus circunstancias laborales y profesionales en los últimos tres años. Es decir, un documento en el que se cuente al juez las causas que te llevaron a donde estás.

Por último, es necesario proporcionar un inventario de bienes y derechos. Se deberá documentar todos tus bienes y derechos, incluyendo cuentas bancarias, propiedades inmobiliarias, acciones, préstamos y más. Básicamente, todo lo que tenga un valor. Cuanto más detallado sea, mejor.

FAQ LSO
¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

Dónde presento el modelo de la solicitud de la Ley de la Segunda Oportunidad

La solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad debe presentarse en el Juzgado de lo Mercantil competente en el sitio de residencia de la persona solicitante. Tras la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad, no es necesario acudir al notario para acogerse al procedimiento.

La Ley de la Segunda Oportunidad te permite acabar con todas o parte de las deudas que no puedes hacer frente a causa de tu situación de insolvencia. Así, ofrece una nueva oportunidad para volver a respirar tranquilo y sin deudas. 

En Soluciona Mi Deuda somos especialistas en resolver situaciones de endeudamiento complicadas a través de la Ley de Segunda Oportunidad. Presentamos por ti el modelo de solicitud y diseñamos la estrategia más conveniente para sacar el máximo beneficio del proceso. Más de 4.500 personas se han liberado de sus deudas con nuestra ayuda. ¡Tú puedes ser el siguiente!

Si tienes deudas, no dudes en llamarnos al 910916445 o registrarte en nuestro formulario para que uno de nuestros asesores pueda estudiar tu caso e indicar el camino a vivir libre de deudas. 

Preguntas frecuentes sobre el modelo de solicitud de la Ley de la Segunda Oportunidad

¿Qué deudas no se pueden cancelar con la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad en España es una herramienta legal poderosa que puede ayudar a las personas sobreendeudadas a liberarse de una gran parte de sus deudas. Sin embargo, no todas las deudas son cancelables bajo esta ley. Aquí te explicamos qué tipos de deudas no se pueden cancelar con la Ley de la Segunda Oportunidad:

  1. Deudas Alimenticias: Las deudas relacionadas con el pago de alimentos, como pensión alimenticia o manutención de hijos, no pueden cancelarse mediante esta ley. Es una responsabilidad legal que no puede evadirse.
  2. Deudas por Multas y Sanciones Penales: Las multas impuestas por infracciones legales, así como las sanciones penales y las indemnizaciones por daños causados a terceros, generalmente no pueden ser objeto de cancelación.
  3. Deudas por Fraude o Delitos: Las deudas resultantes de fraudes o delitos, incluyendo las relacionadas con sentencias penales, no son cancelables mediante la Ley de la Segunda Oportunidad.
  4. Deudas con Garantía Real: Aquellas deudas respaldadas por una garantía real, como hipotecas sobre viviendas, no pueden eliminarse completamente bajo esta ley. Si bien la Ley de la Segunda Oportunidad puede ayudar a renegociar los términos de pago, no puede extinguir la deuda hipotecaria en su totalidad.
  5. Deudas con Derechos de Terceros: Si una deuda tiene derechos de terceros involucrados, como avales o fiadores, la cancelación de la deuda no afectará a estos terceros. El acreedor puede seguir exigiendo el pago a los avalistas.
  6. Deudas Posteriores a la Solicitud: Cualquier deuda generada después de presentar la solicitud de la Ley de la Segunda Oportunidad no podrá ser cancelada a través de este proceso.
  7. Deudas por Obligaciones Familiares: Las deudas relacionadas con acuerdos familiares, como acuerdos de divorcio, generalmente no pueden eliminarse a través de esta ley.
  8. Deudas por Obligaciones Fiscales: Las deudas con Hacienda o la Seguridad Social, como impuestos pendientes, no son cancelables bajo esta ley. Sin embargo, existen otros mecanismos legales para abordar estas deudas.

Es importante destacar que cada caso es único, y la aplicabilidad de la Ley de la Segunda Oportunidad puede variar según las circunstancias individuales. Un abogado especializado en esta área legal puede evaluar tu situación y proporcionarte orientación específica sobre cuáles deudas son cancelables y cuáles no en tu caso particular.

En la actualidad, no se encuentra ninguna disposición ni regulación en los términos de la Ley de Segunda Oportunidad que imponga un límite en cuanto a la cantidad de veces en que se pueda beneficiar del procedimiento. Eso sí, una vez te hayas acogido a él, deben pasar al menos cinco años para poder solicitarlo de nuevo.

Los avalistas en la Ley de Segunda Oportunidad mantienen sus responsabilidad de pago de la deuda. Si el deudor es exonerado, los acreedores podrán solicitar el pago a los avalistas ya que la exoneración no se extiende a los avalistas. 

No obstante, es posible solicitar la extensión de la exoneración de las deudas por las cuales garantizaron completamente su parte de la deuda, lo que significa que esas deudas se cancelarán al 100%. Además, en los casos en los que se llega a acuerdos con las entidades acreedoras, se puede incluir al avalista para evitar que le reclamen su parte de la deuda.

También existe la posibilidad de recurrir a la vía jurídica basada en el derecho bancario para anular cláusulas de avalistas que se consideren abusivas. Lo aconsejable en cualquier caso es acudir a asesoramiento que indique la mejor forma de garantizar que esta tercera persona no tenga problemas durante el procedimiento.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis