Quiero acogerme a la ley de segunda oportunidad: ¿qué requisitos se imponen?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Requisitos para solicitar la ley de segunda oportunidad

Tras muchas negociaciones, cambios y la publicación de nuevas sentencias por parte del Tribunal Supremo, la Ley de Segunda Oportunidad se ha convertido en uno de los mecanismos más útiles para los particulares y los autónomos a la hora de acabar con sus deudas de una vez por todas. 

Sin embargo, para que la aplicación de esta ley sea completamente efectiva es necesario que tengas muy clara cierta información relevante en lo que se refiere a requisitos, tipos de deudas que se pueden exonerar, plazos a cumplir o documentación necesaria; entre muchas otras cuestiones. 

Por ello, en Soluciona Mi Deuda hemos creado este post, en el que vamos a explicarte al detalle todas las claves que has de tener en cuenta si te estás planteando recurrir a ella para finalizar con tus impagos. Estos van a ser los puntos más importantes en los que vamos a profundizar:

  • ¿La Ley de Segunda Oportunidad es universal? Esta es una de las dudas más comunes cuándo los clientes se ponen en contacto con nosotros para preguntarnos qué es la Ley de la Segunda Oportunidad. Y es que como te explicaremos en el primer apartado, hasta hace muy poco no era posible exonerar cierto tipo de deudas por medio de esta normativa.
  • ¿Qué sujetos pueden acogerse a la ley? Como ya habrás leído, la ley está pensada para la exoneración de las deudas de dos sujetos en concreto: los particulares y los autónomos.
  • Las exigencias para acogerse a la ley de segunda oportunidad: en el último apartado nos centraremos en uno de los aspectos clave a tener en cuenta para cualquiera de los clientes: la Ley de la Segunda Oportunidad y sus requisitos

 

¡Vamos allá!

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿La ley de segunda oportunidad es universal?

En un principio, la Ley de la Segunda Oportunidad fue pensada únicamente con la intención de que los deudores pudieran acabar con todas aquellas deudas que fueran privadas, o lo que es lo mismo, que hubieran sido adquiridas con entidades financieras, bancos, compañías o empresas particulares, etc.

De esta forma, se dejaban fuera todos aquellos impagos que estuvieran relacionados con organismos públicos como Hacienda o la Seguridad Social, lo que suponía una enorme desventaja para aquellos trabajadores autónomos que hubieran incurrido en deudas públicas y quisieran acabar con ellas para continuar con su actividad laboral. 

Ahora bien, tras llevar a cabo una revisión de la normativa, el Tribunal Supremo español determinó que también era necesario incluir dentro de la Ley todas aquellas deudas adquiridas con dichos organismos públicos, lo que hace posible una verdadera exoneración de todas las deudas de cualquier persona, y que por tanto la ley sea universal

Eso sí, esto no significa que todos los deudores puedan recurrir a ella de forma efectiva. Como te decíamos en la introducción, para aplicar la Ley de la Segunda Oportunidad es necesario cumplir con una serie de condiciones que pueden no cumplirse en todos los casos. 

Además, también puede darse la situación de que las deudas de una persona no sean lo suficientemente amplias como para poder aplicar de forma adecuada la LSO. Si crees que este podría ser tu caso, en el próximo apartado te contaremos otras alternativas para poder acabar con el sobreendeudamiento de forma efectiva.

 

¿Qué sujetos pueden acogerse a la ley?

La Ley de Segunda Oportunidad es perfecta para autónomos y particulares cuyo volumen de deuda supere ciertas cantidades de dinero que hacen imposible el pago de estas y dificulten su vida o el desarrollo de su actividad laboral.

En este sentido, no existe un valor mínimo y máximo en lo que respecta al volumen de impagos para proceder a la exoneración completa, pero sí es importante asegurarnos de que nuestro grado de sobreendeudamiento es máximo. ¿Por qué? Porque cuanto mayor sea el contraste entre la deuda de una persona y sus ingresos y patrimonio, mejor funcionará la aplicación de la ley. 

El resultado de utilizar la Ley de la Segunda Oportunidad en aquellas situaciones en las que no corresponde puede ser que las pérdidas del deudor igualen los beneficios del propio uso de la ley. O lo que es lo mismo: que no se obtenga ninguna ganancia para el solicitante y este haya perdido sus bienes y su patrimonio para nada.

Estos casos de mal uso de la ley suelen darse en aquellos bufetes de abogados en los que sólo se oferta esta, ya que nunca se realiza un análisis previo de cada una de las deudas de la persona y cual es la forma correcta de acabar con ellas. 

Y es que por medio de este análisis previo es mucho más útil determinar si la opción más adecuada para un clientes puede ser, por ejemplo, un programa de reunificación. Porque a pesar de que este incluye el pago de cuotas mes a mes, en ningún caso pondrá en peligro el patrimonio o los bienes del cliente. Además, en Soluciona Mi Deuda complementamos la reunificación de las deudas con una negociación de estas en las entidades bancarias. 

De esta forma, lo que conseguimos es reducir la cuantía de deuda total a pagar. Y si alguno de los contratos están sujetos a condiciones usureras o tienen intereses abusivos, nos encargamos de reclamar a los bancos todos el dinero que te han estafado.

Si quieres que te hagamos este análisis previo de manera gratuita para determinar si perfilas mejor para la reunificación o la Ley de la Segunda Oportunidad puedes ponerte en contacto con nosotros de manera gratuita. Y en cualquiera de los casos podrás continuar trabajando con nosotros y beneficiarte de todos los años de experiencia que tenemos resolviendo el sobreendeudamiento de nuestros clientes.

Las exigencias para acogerse a la ley de segunda oportunidad

En este último apartado vamos a contarte cuales son los principales requisitos que se solicitan a los clientes antes de iniciar el proceso de Ley de Segunda Oportunidad: 

  1. Demostrar que quieres acceder a la Ley de la Segunda Oportunidad como deudor de buena fe. Es decir, que tu intención es cumplir con cada uno de los requerimientos que te sean realizados por parte del juez o de la propia ley.
  2. Tus deudas no pueden superar los 5 millones de euros.
  3. No haber sido condenado a delitos fiscales con organismos públicos tales como Hacienda o la Seguridad Social.
  4. No haber recurrido a la ley en los últimos 10 años.
  5. Tienes que haber intentado llegar a un acuerdo extrajudicial con tus acreedores. Como te hemos explicado en otros post que hemos creado en Soluciona Mi Deuda, este último requisito es fundamental para demostrar tu buena fe. 
  6. Demostrar que no tienes los bienes o el patrimonio suficiente como para acabar con la totalidad de tus deudas. 
  7. No haber rechazado una oferta de trabajo adecuada a tú situación en los últimos 4 años.

 

Si no cumples con alguno de estos requisitos, recuerda que siempre existen alternativas a la Ley de la Segunda Oportunidad de las que te puedes beneficiar. Recuerda que también es posible acabar con el sobreendeudamiento recurriendo a una reunificación y a la negociación de la deuda con tu banco para conseguir reducir las cuotas al mínimo y despreocuparte por fin de tus deudas. 
En Soluciona Mi Deuda aplicamos la Ley de la Segunda Oportunidad y la reunificación tras haber estudiado al detalle la situación financiera y las deudas de nuestros clientes. Si quieres que uno de nuestros agentes te cuente cómo lo hacemos, puedes llamarnos de manera gratuita o rellenar nuestro formulario para que seamos nosotros los que nos pongamos en contacto contigo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar