Crédito rápido con subsidio extraordinario o ingreso mínimo vital: ¿es posible?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Solicitar un crédito rápido con subsidio extraordinario o ingreso mínimo vital

Un crédito personal es un producto muy socorrido cuando tenemos que hacer frente a gastos puntuales y no disponemos de ahorros suficientes. No obstante, pedir un crédito personal a un banco o una entidad financiera no siempre es sencillo y es que, para acceder a ellos han de cumplirse una serie de requisitos que establecen las entidades y entre los que se encuentran poder justificar unos ingresos mínimos con nómina. Pero, ¿Qué ocurre si tus ingresos proceden de otra fuente como un subsidio extraordinario o el ingreso mínimo vital? ¿Puedes solicitar un crédito personal?

La respuesta rápida es que sí pero, lo cierto es que te encontrarás con una serie de limitaciones para acceder al crédito rápido. Si necesitas una financiación urgente y tus ingresos provienen de alguna de las dos fuentes anteriores, quédate en este post. Te hablamos de todo lo que necesitas saber antes de solicitar un préstamo rápido y de cómo lo puedes conseguir en tus circunstancias. Para ello tocaremos los siguientes puntos:

  • Aspectos a considerar antes de pedir un crédito rápido. 
  • Limitaciones para acceder a un crédito rápido con un subsidio extraordinario. 
  • Limitaciones para adquirir un crédito rápido con el ingreso mínimo vital. 

Te aseguramos que al acabar de leer este artículo conocerás las posibilidades que tienes para acceder a un crédito rápido y, además, podrás determinar si te conviene o no pedir dinero prestado a una entidad.

¡Comenzamos!

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

Aspectos a considerar antes de pedir un crédito rápido

Cuando pasamos por un bache económico, un crédito rápido puede ser la opción más inmediata para resolver nuestros problemas financieros. No obstante, debemos tener claro que los créditos, al igual que cualquier otro tipo de financiación, se conceden a cambio del compromiso del cliente de devolverlo en un tiempo determinado y junto al interés del crédito personal.

Por ello, es fundamental que antes de pedir un crédito rápido reflexiones sobre algunos aspectos que te ayuden a determinar qué es lo más conveniente para tu salud financiera.

  1. Plantéate cuál es tu necesidad y su urgencia. – En el mercado financiero de nuestro país podemos encontrar miles de préstamos destinados a infinidad de necesidades. Mientras que algunas entidades ofrecen productos para un fin concreto -por ejemplo, realizar una reforma en el hogar- , otras dan financiación para todo, sin ni siquiera requerir al cliente justificar el uso del dinero. No obstante, debes tener en cuenta que no todas las necesidades excusan la solicitud de un crédito. Lo que queremos decir es que, si tu gasto no es urgente y puede esperar, siempre será mejor que ahorres para así evitar endeudarte sin razón. Además, debes analizar bien tu necesidad y las opciones para afrontarla ya que puede ser que un crédito rápido no sea la opción que necesitamos para sufragar nuestro gasto. Nos referimos a casos de deudas, por ejemplo. Si te encuentras en situación de impago de un crédito anterior, en lugar de refinanciarte, deberías valorar la opción de negociar con las entidades para pagar menos en función de tus posibilidades. A diferencia de una refinanciación, esta alternativa no hará que tu deuda crezca. Consúltanos.
  2. Analiza tu capacidad de pago. – Ya sabrás que pedir un crédito personal no solo va de recibir dinero sino también de devolverlo en un plazo de tiempo pactado. Por este motivo, los bancos y entidades financieras exigen a sus clientes demostrar su estabilidad económica. Esto es, unos ingresos continuos que no superen los gastos habituales. Si en tu caso tus ingresos provienen de un subsidio extraordinario o del ingreso mínimo vital, te aconsejamos que reflexiones sobre cuál es la cantidad de dinero que necesitas y la que puedes pagar con tus ingresos para evitar llevarte a ti mismo al sobreendeudamiento.

Limitaciones para acceder a un crédito rápido con el subsidio extraordinario 

Como te anticipamos, acceder a un crédito rápido contando con un subsidio extraordinario como ingreso habitual no te será fácil. Y es que cobrar esta prestación supone recibir alrededor de unos 450€ mensuales -que además recibirás cada mes durante un máximo de 180 días-, que tu situación laboral actual es de desempleo y que no cuentas con rentas superiores al 75%  del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), entre otras cosas. 

En resumen, tus circunstancias financieras no otorgan grandes garantías a ninguna entidad y, por ello, lo más probable es que si intentas pedir un crédito personal, te lo acaben denegando.

Ahora bien, entre las entidades que operan en España, existen algunas bastante flexibles con la situación económica de sus clientes y les permiten acceder a financiación sin valorar detenidamente su solvencia. Esto llega a resultar contraproducente para ambas partes porque es muy probable que la entidad tenga dificultades para recuperar de vuelta el dinero que prestó y el cliente, por su parte, muy seguramente acabará cayendo en impago y teniendo una deuda en constante crecimiento debido a los intereses que le cobrará la entidad por demora. 

Es por ello, que si cobras un subsidio extraordinario en pocas situaciones puede convenirte pedir un crédito rápido por muy pequeño que sea. Entiende que estos productos se caracterizan, además, por cortos periodos de amortización y altísimos intereses que, en la mayoría de los casos son usurarios. Algo que te llevará al endeudamiento con mucha seguridad.

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Limitaciones para acceder a un crédito rápido con el ingreso mínimo vital 

Desde el 1 de enero de 2022 entró en vigor en España el ingreso mínimo vital (IMV), una ayuda garantizada por el Estado y estable en el tiempo que pueden obtener personas en situación de carencia de recursos. El ingreso mínimo vital no es fijo para todo aquel que lo solicita sino que varía en función de los ingresos del hogar. Para que te hagas una idea, en un caso extremo en el que la unidad familiar esté compuesta por dos adultos y tres o más menores de edad, se podría cobrar aproximadamente 1.200€ al mes. 

Como ya sabrás, recibir el ingreso mínimo vital no implica obtener una gran cantidad de dinero mensual, por lo que si tus ingresos proceden de esta ayuda y estás pensando en pedir un crédito personal, te interesará saber que es muy probable que denieguen tu solicitud. No obstante, como te mencionamos en el apartado anterior, puedes encontrar entidades que no se fijen en tu capacidad de pago y te dejen el dinero que les pides. 

En este punto, debes tener en cuenta que tendrás un margen escaso -incluso nulo- para asumir las cuotas de la devolución del mismo, por lo que terminarás endeudado y corriendo el riesgo de sufrir desagradables consecuencias sobre tus bienes como el embargo

Si ya te encuentras en esa situación y tu intención es utilizar el crédito rápido para resolver el impago, te aconsejamos que olvides esa idea pues no te beneficiará en absoluto. Solo te servirá para aumentar el total que debes y tu nivel de sobreendeudamiento. Considera opciones como la renegociación que te ayudará realmente a liquidar tus deudas sin necesidad de que estas aumenten. 

En Soluciona Mi Deuda ayudamos a muchas personas con deudas con este mecanismo siguiendo el siguiente procedimiento:

  • Analizamos las deudas de cada cliente y su situación financiera. 
  • Proponemos un plan de pagos mensual agrupando todas las deudas en una única cuota, normalmente inferior a las cantidades que pagan por separado. 
  • Negociamos con las entidades demostrandoles la solvencia del cliente y consiguiendo que el total que deben se vea reducido. Todo ello amparándonos en el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre los derechos de inembargabilidad, y en la Ley de la Usura, en caso de que las prestamistas estuvieran cobrando intereses de manera indebida. 

Con este procedimiento nuestros clientes liquidan sus deudas por lo menos al mes y en total, recuperan su estabilidad económica y vuelven a respirar tranquilos. 

Además, si tu situación es de quiebra total valoraremos tu caso para iniciar el procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad con el que, en el mejor de los casos, podrías conseguir liberarte de tus deudas gracias a la exoneración de las mismas mediante el mecanismo del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI)

Si tienes problemas de deudas y no puedes llegar a fin de mes porque cobras un subsidio extraordinario o el ingreso mínimo vital, ponte en manos de nuestros profesionales. Regístrate en nuestro formulario o llámanos al 910916445

¡Deja de preocuparte por tus deudas, nosotros nos encargamos de ellas por ti!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar