logotipo positivo transparente

Menú

¿Qué significa pasivo financiero y ejemplos?

Rita Báez
Rita Báez

¿Qué es el activo y pasivo financiero?

El activo y el pasivo financiero son dos de los conceptos más importantes en la economía actual. Puede que no te suenen, porque normalmente se utilizan mucho más en el ámbito empresarial, pero en el post de hoy vamos a ver cómo es posible aplicarlos a tus finanzas personales para mantener la salud de las mismas.

Vamos a comenzar respondiendo esta pregunta: ¿Qué es un activo financiero? Un activo es un derecho de cobro que tenemos sobre un bien, una deuda, etc. Esto implica que los activos financieros son positivos, en tanto generan ganancias y rentabilidad a aquel que los posee. Podemos diferenciar varios tipos de activos financieros:

  • Renta fija: se trata de los activos en los que la devolución de la inversión inicial realizada está garantizada en su totalidad, es decir, que el cliente recuperará su dinero sí o sí.
  • Renta variable: implican más riesgo, ya que en este caso no se garantiza la recuperación ni total ni parcial de dinero.
  • A corto plazo: si clasificáramos los activos de acuerdo con su plazo de vencimiento, añadiríamos dos nuevas categorías. Esta es una de ellas, y hace referencia a aquellos que se amortizan en periodos de tiempo bastante cortos (como mucho un año).
  • A medio y a largo plazo: a diferencia de la categoría anterior, este tipo de activo es más rentable y arriesgado, ya que requiere un periodo de tiempo mucho mayor para la amortización.

 

Los ejemplos más comunes de activos son las cuentas bancarias o los fondos de inversión, ya que con ellos se busca dar rentabilidad al dinero y obtener ganancias. Justo lo contrario que con un pasivo bancario: los pasivos hacen referencia a las deudas contraídas por los clientes, a sus obligaciones de pago. Así, podríamos decir que tienes un pasivo financiero si no has pagado algún préstamo personal o microcrédito a la entidad bancaria, si debes dinero a una persona o a una empresa, etc.

Al igual que ocurría con los activos, también podemos distinguir varios tipos diferentes de pasivos financieros:

  • Pasivos corrientes: son todas aquellas deudas cuya duración es inferior a 12 meses.
  • Pasivos no corrientes: su finalización tiene una duración mayor a un año. Entran en esta categoría los préstamos personales o las hipotecas.

 

Te seguiremos contando más acerca del funcionamiento de los pasivos financieros en el próximo apartado, pero antes te recomendamos que eches un vistazo a cómo funciona el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, la última fase de la Ley de la Segunda Oportunidad –de la que también hablaremos más adelante– y que puede hacer que tus pasivos desaparezcan para siempre.

FAQ LSO
¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

¿Cómo se calcula el pasivo financiero?

El cálculo de los pasivos financieros funciona mejor cuando lo ponemos en contexto, o lo que es lo mismo, cuando lo analizamos teniendo en cuenta nuestra economía personal en general: comparándolo con lo que ingresamos, con los bienes que poseemos… Y con nuestros activos. De esta forma obtenemos la siguiente fórmula:

Activos financieros = Pasivos Financieros + Bienes/Patrimonio

He aquí el estado de tus finanzas, ya que con esta fórmula tan simple vas a poder obtener mucha información:

  • ¿Cuál es mi nivel aproximado de sobreendeudamiento?
  • ¿Puedo hacer frente a las deudas a través de mis ingresos?
  • ¿Cuánto de lo que tengo es verdaderamente mío o son deudas que restan valor a mi economía?
  • O la respuesta más importante, a través de esta pregunta: ¿Cómo consigo aumentar mis activos y disminuir mis pasivos?

Para responder a esta última cuestión podemos ofrecerte algunos consejos:

  1. Recupera el control sobre tus finanzas: esto pasa por no pedir más préstamos o microcréditos para pagar las deudas o los pasivos que ya tienes. Para ponerle fin al sobreendeudamiento existen soluciones mejores, de las que te hablaremos en el último apartado.
  2. Trata de ahorrar lo máximo posible. Así, verás como poco a poco tus activos y tus bienes se van incrementando. Una buena gestión del dinero puede llevarte muy lejos.
  3. No dejes de pedir ayuda a personas que saben más que tú. Los expertos financieros existen para algo, y contactar con uno para que te ayude en determinadas ocasiones te sacará de muchos apuros.

MicrosoftTeams-image (3)
¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Tener pasivos financieros es malo?

Los pasivos financieros dejan de ser positivos cuando pierdes el control sobre ellos. Esto ocurre, por ejemplo, cuando tus deudas suponen el 40% de tus ingresos, o cuando has entrado en impago con alguna de las entidades bancarias con las que habías contraído una deuda.

Sin embargo, como te hemos mencionado en el apartado anterior, tener deudas no es el fin del mundo, siempre y cuando, gestiones estas de manera correcta. Así, para conseguir que nuestros clientes liquiden sus deudas de manera eficaz en Soluciona Mi Deuda contamos con dos mecanismos diferentes:

  • La negociación y reunificación de las deudas. Lo que hacemos en este caso es unificar las cuotas de todos los préstamos que tienes en una sola, consiguiendo que pagues menos al mes y que tus deudas se resuelvan mucho más rápido. Nuestros abogados serán los encargados de negociar con las entidades y conseguir un acuerdo que sea beneficioso.
  • La Ley de Segunda Oportunidad(LSO), por medio de la cuál puedes exonerar parte o la totalidad de tus deudas, siempre y cuando estas superen en gran medida a tus ingresos. Así, se ofrece a los particulares y a los autónomos la oportunidad de comenzar de nuevo sin ninguna carga económica a sus espaldas.

Si estás interesado en acabar con tus deudas de manera definitiva, ponte en contacto con Soluciona Mi Deuda llamando de forma gratuita o rellenando el formulario disponible en esta misma página web y uno de nuestros asesores te contará como podemos aplicar la LSO o la negociación y unificación de deudas en tu caso,.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis