¿Cómo negociar reunificación de deudas con Wizink

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Guía para negociar reunificación de deudas con Wizink

En muchas ocasiones, encontrarnos en un apuro económico puede llevarnos a acabar pidiendo varios préstamos personales cuyas cuotas tendremos que ir haciendo frente mes a mes. Por supuesto, afrontar todos estos pagos supone un problema para todas aquellas personas cuya situación financiera no es la mejor, por lo que una de las opciones más comunes a las que se suele recurrir es a una reunificación de deudas.

Si no has oído hablar nunca de esta operación bancaria, estás en el lugar adecuado. Porque en este post vamos a contarte toda la información relevante acerca de cómo es posible salir del sobreendeudamiento recurriendo a la reunificación, siempre y cuando se haga de forma correcta. Para ello, te explicaremos todos los puntos clave en varios apartados:

  • ¿Qué es la reunificación de deudas? En este primer apartado, te hablaremos de  cómo se aplica la reunificación y las opciones que existen para reunificar tus deudas.
  • ¿En qué casos iniciar el proceso de reunificación? También te contaremos los requisitos y los posibles riesgos antes de iniciar el proceso, con la intención de que valores bien tu situación y si aplicas de manera adecuada. 
  • Cómo negociar la reunificación de deudas con Wizink: En este post en particular vamos a analizar cómo podrías negociar deuda con Wizink, además de ciertas alternativas que pueden ser más adecuadas para tratar el sobreendeudamiento.
Portada-Lead-Magnet-Preguntas-frecuentes-lso

¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación se utiliza para agrupar una serie de deudas en una sola por medio de un préstamo, lo que implica que dejarías de abonar varias cuotas al mes para pagar una sola, adaptada a tu situación financiera. De esta forma, lo que estás haciendo con una reunificación es pagar un préstamo con otro préstamo, o lo que es lo mismo: pagar deuda con más deuda.

Por ello, es fundamental saber trabajar con este tipo de productos bancarios de manera correcta, y comprender cómo se adaptan a nuestra situación financiera para sacarles el máximo partido. Así que vamos a repasar cómo se pueden aplicar en diferentes situaciones: 

  1. Normalmente, la refinanciación de la deuda suele realizarse por medio de una hipoteca, ya que se trata de un préstamo relativamente grande bajo el que se pueden agrupar con facilidad otros de cuantía más reducida. Así que puedes solicitar un nuevo crédito hipotecario o ampliar el que ya tenías con el objetivo de solucionar todos los impagos de golpe, consiguiendo además tener una garantía -el bien inmueble- que presentar al banco en caso de impago. 
  2. En caso de que los préstamos personales que tengas sean más pequeños (por ejemplo, un microcrédito), o que no necesites adquirir una nueva vivienda; no será necesario recurrir a una hipoteca. Sin embargo, en estos casos la entidad bancaria puede llegar a poner más complicaciones a la hora de refinanciar la deuda, especialmente por el miedo a que el cliente deje de pagar las cuotas. Por ello, será importante que demuestres tener una situación económica sólida e incluso contar con un aval. 
  3. La reunificación de deudas en casos más difíciles se produce cuando el cliente ya ha incurrido en impago con una entidad o cuando está incluido en ficheros de morosidad como ASNEF. Y es que como te decíamos en el caso anterior, los bancos se guardan bastante de prestar su dinero a personas en las que no confían. Además, en estas ocasiones es mucho mejor tener en cuenta que la reunificación sólo es una solución a los impagos si se realiza de forma controlada, como te explicaremos en el último apartado. 

Con toda esta información en mente, ten en cuenta también antes de la negociar la deuda con WiZink que la reunificación también va a requerir que contrates los servicios de una empresa mediadora, encargada de llevar a cabo un reconocimiento de la deuda y de ayudarte a juntar cada uno de los impagos que tienes con los diferentes bancos para conseguir el préstamo de reunificación con una única entidad. 

 

¿En qué casos iniciar el proceso de reunificación?

Una vez vistas las principales características de la reunificación, vamos a analizar contigo en qué situaciones es mejor comenzar con el proceso, siempre valorando una serie de factores fundamentales. 

El primero de ellos, los gastos derivados del procedimiento, ya que pueden encarecer este de manera considerable. Para que te hagas una idea, puedes tener que hacer frente a:

  1. La cancelación de cada uno de los préstamos que ya tienes contratados con los diferentes bancos, ya que estos penalizan a los clientes que deciden finalizar estos de manera anticipada. 
  2. Las comisiones de apertura que se generan al contratar el préstamo de reunificación con el banco.
  3. El pago de los honorarios de cada uno de los profesionales que necesitarás antes de comenzar a pagar: notarios, abogados, empresa mediadora, etc. 

Sin embargo, no sólo has de tener en cuenta los gastos, sino también los posibles requisitos que tu banco puede ponerte:

  • Normalmente, las entidades requieren que unifiques todos los préstamos que tienes, sin dejar ninguno fuera. De esta forma, consiguen que la cantidad de dinero del préstamo que solicitas sea mucho mayor. 
  • Como te hemos ido mencionando a lo largo del post, en caso de que te estés planteando realizar la reunificación de deudas con impagos y sin hipoteca requerirá que presentes un aval o una garantía hipotecaria como justificante ante el banco de que vas a pagar. De esta forma, si incurres en impago te arriesgarías a perder tu vivienda o la de tus familiares. 
  • Por esta razón, es importante que tengas una situación económica solvente, y que seas capaz de demostrarlo por medio de nóminas, declaraciones de la renta o cualquier otro documento.

¿Cuándo es recomendable, por tanto, iniciar el proceso de negociar la deuda con Wizink? Primero, tras consultar tus deudas y determinar si son lo suficientemente altas como para ser cubiertas por una reunificación. Y una vez que hayas cumplido este paso, tendrás que asegurarte de que cuentas con la solvencia económica suficiente: la reunificación es un procedimiento bastante caro, y que además se prolonga durante bastantes años. Por tanto, si caes en impago las consecuencias pueden ser muy negativas. 

Cómo negociar la reunificación de deudas con Wizink

En este último apartado vamos a contarte cómo se puede negociar la deuda con Wixink, una entidad online conocida principalmente por productos como su tarjeta Wizink Me. 

Aunque esta banca no cuenta con un préstamo de reunificación per se, si ofrece préstamos personales que se pueden utilizar para reunificar las deudas. Si estas son grandes, tienes la opción de acceder a un crédito de 30.000 euros a devolver en un plazo máximo de 96 meses, por lo que tendría un TAE de un 8,30%. Por otro lado, si no necesitas tanto dinero, puedes solicitar una cantidad inferior para pagar menos cuotas pero con el mismo tipo de interés. 

¿Cuál es el mayor problema de utilizar este préstamo personal de Wizink para reunificar tus deudas? Que los intereses son demasiado elevados, justo lo contrario de lo que debería ocurrir en una renegociación, dónde se busca una reducción de las cuotas con la intención de que estas se paguen de manera más asequible. 

Por ello, antes de solicitar este préstamo es adecuado que te plantees ciertas alternativas. Por ejemplo, frente a una reunificación tradicional nosotros trabajamos con un programa en el que unificamos tus deudas sin necesidad de que solicites un nuevo préstamo a tu banco. Te explicamos cómo la hacemos:

  1. Primero, realizamos una análisis de tu situación financiera para determinar a cuánto ascienden tus deudas y cual es la forma correcta de hacerles frente. 
  2. Con este análisis, procedemos a reunificar todas las cuotas en una sola, adaptando el dinero que tendrás que pagar a las posibilidades de tu economía.
  3. Mientras tú vas ahorrando con estas cuotas para pagar tus deudas, nosotros negociamos con las entidades la cantidad de dinero que tenías que pagarles para conseguir una rebaja. Es decir, con nuestro programa no aumentarás tus deudas, sino que conseguirás una reducción considerable. 
  4. Además, por si las entidades se deciden a interponer una demanda por impago, nosotros actuamos como un muro entre el deudor y las entidades. Y si consideras que alguno de tus préstamos o tarjetas tiene intereses abusivos, háznoslo saber para que la rebaja de tu deuda sea mucho mayor. 

 

Nuestro programa combina las ventajas de la reunificación y la negociación de deudas con el banco para conseguir que nuestros clientes acaben con su sobreendeudamiento de la forma más rápida posible, y sin la necesidad de contraer impagos de nuevo. 

 

Si quieres saber más acerca de Soluciona Mi Deuda, la reunificación o la Ley de la Segunda Oportunidad puedes ponerte en contacto con nosotros, o rellenar nuestro formulario para que sea uno de nuestros agentes el que te llame y escuche tu caso. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar