¿Qué es el concurso de acreedores voluntario?

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Todo lo que necesitas saber sobre el concurso de acreedores voluntario

Ante la falta de liquidez, recursos propios, gastos inesperados o incluso los costes de haber parado la actividad económica durante la pandemia del coronavirus, muchas empresas españolas se han visto obligadas a solicitar un concurso de acreedores voluntario en los últimos tiempos. 

Si estás en situación de insolvencia o cerca de ella, te interesará conocer en qué consiste este procedimiento legal y cómo puede poner fin al problema que tienes tus deudas. 

Pero, ¿Qué es un concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es el instrumento que tiene para poner solución a su crítica situación financiera. De hecho, una compañía debe solicitarlo cuando no tiene liquidez suficiente para cumplir con el pago de sus deudas. 

“Se solicita el concurso de acreedores para solventar el problema de liquidez y cumplir con las obligaciones con los acreedores.” 

En este punto es necesario que conozcas la diferencia entre el concurso voluntario y necesario para evitar confundirlos. 

La diferencia entre el concurso necesario y voluntario radica en quien solicita el concurso.

  • El concurso voluntario es iniciado por el deudor, que podrá conservar la administración y gestión de la masa activa de la empresa aunque esté sometido a la administración concursal que puede autorizar o denegar ciertos aspectos. 
  • El concurso necesario, por el contrario, es iniciado por el acreedor o persona legitimada. La administración de la masa activa de la empresa queda, en este caso, suspendida al concursado y será la administración concursal quien sustituya al deudor en el ejercicio de facultades. 

En este post nos centraremos en el concurso de acreedores voluntario, que como te acabamos de anticipar, lo solicita el propio deudor con el fin de conseguir un acuerdo con los acreedores y evitar la quiebra. 

Sigue leyendo para conocer al detalle qué es el concurso de acreedores voluntario, cómo se solicita, las fases del concurso, y las ventajas y desventajas de este procedimiento.

¡Comenzamos!

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

El concepto de concurso voluntario de acreedores

Este procedimiento voluntario está regulado en el Real Decreto 1/2020 mediante un texto refundido de la Ley Concursal en el que se establece la protección legal del concursado frente a los acreedores. 

El concurso voluntario para persona física es el procedimiento judicial que se solicita ante una situación de insolvencia del deudor frente a los acreedores con el objetivo principal de evitar la quiebra.

Pero, ¿Cuándo consideramos que existe insolvencia?

La insolvencia es una situación en la que el deudor no puede cumplir con su obligación de pagar las deudas que ha contraído. 

Este concepto es importante en el concurso de acreedores voluntario y debes distinguir entre dos tipos:

  • La insolvencia actual que se tiene cuando el deudor no cumple con las obligaciones exigibles.
  • La insolvencia inminente que se produce en los casos en los que el deudor prevé que no podrá cumplir con los pagos de la deuda.

“La solicitud de declaración del concurso voluntario de acreedores parte de la insolvencia del deudor.” 

Distinguir entre insolvencia actual o inminente permite el concurso de acreedores voluntario ya que el deudor puede justificar su situación de insolvencia. Algo que, además, debes saber, está obligado a hacer tanto si es actual como inminente.

Al contrario, si la declaración de concurso la piden los acreedores, éstos sólo pueden demostrar el incumplimiento del pago de la deuda, es decir, la insolvencia actual. 

El concurso de acreedores voluntario se caracteriza por lo siguiente:

  • Es obligatorio cuando el deudor es consciente de la situación crítica de sus finanzas y así evitar ser declarado culpable y tener que hacer frente a consecuencias económicas y legales.
  • El deudor puede presentar una solicitud de preconcurso de acreedores.
  • El procedimiento se lleva a cabo ante un juzgado Mercantil de la provincia donde se encuentre el domicilio del deudor, y al que asistirán un procurador y un abogado
  • El deudor queda exento de pago de tasas judiciales de persona física. 
  • La solicitud debe mostrar el estado de insolvencia actual o inminente y las causas de endeudamiento
  • Los propietarios de la empresa podrán conservar la administración de la misma aunque el administrador concursal tendrá la capacidad de vetar ciertas decisiones. 
  • El patrimonio del deudor queda protegido frente a ejecuciones individuales de los acreedores. 

Es necesario que sepas que una vez solicites este procedimiento legal entrarás en una lista de empresas en concurso de acreedores voluntario.

El paso a paso en el concurso voluntario de acreedores

El procedimiento del concurso voluntario de acreedores se realiza en las siguientes fases:

  1. Etapa comúnEn ella se analiza el patrimonio del concursado. Es decir, se determina la masa activa y pasiva del deudor por el administrador concursal que es nombrado por el juez.

En esta fase se inicia el procedimiento con la presentación de un escrito de solicitud de declaración del concurso que incluye:

  • Datos del deudor.
  • Domicilio social.
  • Número de empleados.
  • Designación de procurador 
  • Estado de insolvencia actual o inminente. 
  • Especificar las causas de la insolvencia. 
  • Elección de la modalidad de presentación: convenio anticipado, convenio, liquidación anticipada o liquidación. 

Esta solicitud del concurso debe tramitarse antes de dos meses tras la fecha en la que el deudor es consciente de la insolvencia actual en un juzgado mercantil.

Durante esta etapa, el administrador concursal deberá concretar los créditos que se tengan que satisfacer con la masa activa en un informe provisional.

Esta fase finalizará con la emisión del informe definitivo del administrador concursal con las modificaciones oportunas y con el auto del juez que pone fin a la fase común y acuerda la apertura de la fase de convenio.

  1. Fase de convenio. En esta etapa se busca un acuerdo entre el deudor y los acreedores sin que exista la necesidad de liquidar el patrimonio. En este punto, se presenta una propuesta del plan de pagos que cumplirá el deudor con quitas y esperas. No se podrá presentar la propuesta si el patrimonio ya ha sido liquidado.  

En ocasiones el deudor no es consciente de la situación de insolvencia hasta que la única solución es el concurso de acreedores voluntario liquidación.

El deudor puede presentar una propuesta anticipada de convenio para evitar el procedimiento concursal cuando el juez se da cuenta que los bienes del deudor son insuficientes para el pago. 

Una vez haya pasado el periodo establecido, si no se hubiera presentado propuesta o ésta no hubiera sido admitida a trámite, el juez ordenará el inicio de la fase de liquidación. 

  1. Fase de liquidación. Tiene lugar si no se ha conseguido ningún convenio entre el deudor y los acreedores. En esta etapa, los bienes del concursado son requeridos para pagar los créditos pendientes. La liquidación se realizará junto un plan que elabora el administrador concursal y que aprueba el juez. 

Además, debes saber que en esta fase el administrador concursal pasa a sustituir al administrador de la empresa. 

  1. Fase de calificación. En este punto el concurso se podrá calificar como:
  • Culpable si hubiera dolo, culpa grave o negligencia en la generación o agravación del estado de insolvencia por parte del deudor.
  • Fortuito si ninguno de los aspectos anteriores se hubieran producido por el deudor. 

Sin embargo, debes tener en cuenta que si eres autónomo y tienes deudas no podrás solicitar un concurso de acreedores voluntario ya que no está destinado para usuarios como tú sino para empresas.

¡En Soluciona Mi Deuda podemos ayudarte si eres autónomo! 

Con la ley de segunda oportunidad como instrumento legal, nuestros profesionales trabajarán para acabar con tus deudas que has contraído tras el ejercicio de tu actividad profesional.

Realizaremos un análisis exhaustivo de tu situación económica y financiera y buscaremos el acuerdo que más te beneficie. Consúltanos.

Portada-Lead-Magnet-Preguntas-frecuentes-lso

¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

Los pros y contras del concurso voluntario de acreedores

Antes de iniciar este procedimiento es necesario que conozcas las ventajas y desventajas.

Ventajas:

  • Con el concurso de acreedores voluntario puedes evitar la clasificación del concurso culpable. 
  • Conseguirás paralizar los desahucios en la ejecución de bienes ante impagos.
  • El juez no permite demandas nuevas de los acreedores una vez iniciado el concurso.
  • No se generan nuevos intereses.
  • El autónomo podrá continuar con la administración de su negocio. 
  • Se permite la continuidad del negocio. 
  • Hay posibilidad de acuerdo con acreedores que puede disminuir y reestructurar la deuda. 

Desventajas

  • El uso del patrimonio está limitado por el administrador concursal. 
  • El concurso de acreedores es un proceso largo y costoso. 
  • Te deberás plantear cuánto cuesta un concurso de acreedores voluntario. Y es que los concursos de acreedores requieren la intervención de numerosos técnicos jurídicos (abogados, procuradores, notarios, registradores, peritos, tasadores, administradores concursales…) y tendrás que afrontar el pago de sus honorarios.
  • Como concursado no podrás vender ni ceder tus bienes y derechos de la masa activa sin autorización del juez. 
  • Los actos realizados 2 años antes del concurso y que afecten de masa activa pueden verse afectados. Y es que hay posibilidad de que un juez los anule. 

Para iniciar el concurso de acreedores voluntario te recomendamos la asesoría de un experto. 

Si eres autónomo debes saber que la ley de segunda oportunidad podría beneficiarte ya que este mecanismo está hecho para protegerte de la exclusión financiera ante tu imposibilidad de pago. 

En Soluciona Mi Deuda estamos sensibilizados con autónomos como tú que han contraído deudas porque no han podido afrontar las cuotas de la Seguridad Social o cumplir con las obligaciones a otros acreedores, y quieren acabar con ellas.

Para conseguirlo iniciamos el procedimiento de la ley de segunda oportunidad del que somos especialistas o a través de una renegociación con las entidades.

Regístrate en nuestro formulario y uno de nuestros asesores te llamará de manera gratuita y sin compromiso, escuchará tu caso y te contará cómo te ayudaremos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar