Son muchas las compañías que conceden prestamos, y muchas más las personas que las contactan para solucionar sus problemas de deuda. Cada una de ellas impone una serie de condiciones y requisitos ante determinadas situaciones, especialmente en lo referido a impagos.

En este contexto, vamos a analizar lo que pasa si no pagas a Cofidis, una de las empresas más reconocidas en este ámbito. Si se trata de tu caso, quédate con nosotros porque te vamos a dar toda la información que necesitas al respecto. No te quedes atrás y presta atención a las siguientes líneas.

En Soluciona Mi Deuda te ayudamos si estás en situación de impago de deudas. Contacta con nosotros sin compromiso

Contacta

¡Empezamos!

¿Qué es Cofidis?

Cofidis es una entidad de productos de crédito y prestamos personales fundada en 1982 con sede en Francia. Esencialmente opera a distancia, ya sea por teléfono o a través de internet. En los últimos 36 años ha ganado en popularidad, gracias a sus continuas campañas de publicidad en televisión. Está supervisada por el Banco de España e integrada en la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF) y la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo. Cofidis forma parte también de Confianza Online y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial.

Pasos a seguir con Cofidis 

Antes de solicitar un préstamo hay que establecer las cuotas mensuales que se van a abonar, de manera que sean asumibles por la economía familiar. Sin embargo, no es raro que puedan darse imprevistos con los que inicialmente no se contaba, los cuales harán difícil afrontar las obligaciones previamente pactadas. Por este motivo, es recomendable redactar un plan inicial de contingencia con un respaldo por parte de terceros y distintos planes alternativos. Si no es así, hay que reaccionar con rapidez y dar los pasos necesarios para arreglar la situación.

En primer lugar, hay que ponerse en contacto con la entidad, en este caso Cofidis. Debe exponerse el problema a fin de llegar a un acuerdo lo antes posible. Hay que comunicar una honesta intención de pagar lo que se debe, por lo que es recomendable no esperar demasiado a establecer una notificación. No hacerlo puede dar una mala imagen que, claramente, perjudicará de cara al futuro.

Lo más probable es que se inicie una renegociación de la deuda acumulada, de manera que se facilite el pago mes a mes, siempre a costa de alargar el proceso en el tiempo con un notable incremento de los intereses. Por otro lado, existe el llamado tiempo de carencia, destinado a afrontar únicamente estos intereses acumulados.

Consecuencias derivadas de impagos

Cofidis comenzará por mandar avisos al deudor durante los primeros 2 meses de impago. Al tercer mes podrá solicitar una demanda y una reclamación judicial, aunque esta situación no se suele dar hasta verse cumplido el primer semestre. Esto se debe a que la entidad suele otorgar este intervalo de tiempo como plazo puente para que se busquen alternativas al problema.

Si agotadas todas las posibilidades no se han ejecutado los pagos, es el mismo juez quién ordenará el embargo de los bienes del deudor, a fin de resolver esta desagradable situación.

Por este motivo, como hemos tratado en otros posts del blog, hay que saber de primera mano que hacer si no pueden pagarse las deudas, y todas las opciones habidas y por haber. Recuerda que, en última instancia, acabarás en una lista de morosos, algo que también hemos tratado en profundidad, y que impide poder hacer proyectos o planes futuros que requieran de financiación externa.

En resumen, es de vital importancia intentar de mil maneras una negociación efectiva de la deuda.

Particularidades de Cofidis

No pagar a Cofidis conlleva una serie de acumulados que incrementan el total a pagar. Pasamos a ver todos los intereses que se aplica la compañía:

  • Comisión de Apertura: 3% sobre la cuantía total contraída con ellos.
  • Comisión de Cancelación Anticipada: la cual puede ser total o parcial y será del 1% sobre el valor principal del préstamo.
  • Comisión de Aplazamiento: será de 4% sobre el valor del recibo vencido.
  • Uso de la Tarjeta de Crédito: 2% por efectivo en cajeros automáticos.

Otras recomendaciones

Es vital que elabores un registro ordenado, con todos los comprobantes al día. Aunque las entidades disponen de uno, guardar el propio es una garantía contra todo tipo de eventualidades. Si en algún momento surgen sospechas, las anotaciones de pagos son la seguridad que necesitas.

Cuando no puedas seguir pagando piensa un presupuesto realista que contemple todas las alternativas posibles. Limita algunos gastos y establece los que más importancia tienen en el tiempo. No lo olvides: planifica, planifica y planifica.

Elabora un plan coherente y demuestra a la entidad una intención sana de pagar. La transparencia es algo esencial para proyectar una buena imagen y no caer en desconfianzas que acaben por desmoronar una solución rápida.

En conclusión, los procedimientos que tienes a tu disposición no son muy distintos a los que encontrarás en situaciones similares con empresas de la misma rama. Con Cofidis, no obstante, queda claro que hay que vigilar el tema de los intereses, ya que son especialmente incisivos en este sentido.

Esperamos que este post te haya sido de gran ayuda a la hora de conocer todo lo relativo a lo que ocurre si no pagas a Cofidis, una empresa que cuenta con gran popularidad dentro del mundo de la financiación personalizada. Esto te ahorrará momentos de incertidumbre y fortalecerá tus credenciales a la hora de asumir nuevos compromisos financieros. De esta manera, conservarás un historial limpio que te facilitará el acceso a préstamos futuros y la realización de nuevos proyectos.  

En Soluciona MI Deuda aportamos la transparencia que necesitas respecto a las posibilidades y riesgos que conllevan estos procesos. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro.

Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.  Si es tu caso, no dudes en contactarnos

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?