Préstamo personal con ING: Todo lo que necesitas saber

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

¿Qué debo tener en cuenta antes de pedir un préstamo personal con ING?

Dentro de la amplia oferta de préstamos personales que abundan en el mercado financiero español, el banco ING apostó hace tiempo por diferenciarse de sus competidores para ofrecer un único servicio prestatario que englobara todas las posibles necesidades de los clientes: desde la adquisición de un vehículo hasta una reforma en casa, e incluso la financiación de proyectos personales para particulares y autónomos que requieren una inyección de capital. 

 

Este préstamo personal se llama “Préstamo Naranja ING”, y suele captar la atención de los consumidores porque permite solicitar entre 6.000 y 60.000 euros sin domiciliar la nómina en el banco, además de no contar con las clásicas comisiones que se derivan, por ejemplo, de su apertura. 

 

Si estás pensando en pedir el préstamo de ING, continúa leyendo el siguiente post, en el que te contamos toda la información relevante que necesitas saber en lo que se refiere a documentación, plazos e intereses derivados a la hora de recurrir a este servicio.   

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Cuándo pedir un préstamo personal con ING?

El interés de los clientes por los préstamos personales suele venir cuando se ven obligados a hacer frente a ciertos gastos irremediables que surgen en el presente y para los que no pueden disponer de financiación inmediata. Es por tanto bastante común encontrar a personas que utilizan los préstamos para comprar un coche, realizar un viaje o incluso pagar a sus hijos el pago de un grado o un máster. 

 

El hecho de que el dinero sea concedido al solicitante de forma relativamente rápida suele ser un punto altamente atractivo, pero siempre que queramos solicitar un préstamo personal es importante tener claros ciertos aspectos clave. Lo primero es, por descontado, definir cuáles son nuestras necesidades, ya que existen casos en los que pedir un préstamo personal no es la opción más adecuada. 

 

Esto último puede ocurrir, por ejemplo, si lo que pretendemos con el préstamo es solventar ciertas deudas que hemos ido contrayendo durante el tiempo y que han acabado por desembocar en una situación de impago. Al tratar de evitar esta circunstancia con un préstamo, lo que estamos haciendo en realidad es pagar la antigua deuda que ya teníamos con nueva deuda recién adquirida. O lo que es lo mismo: estamos entrando en la espiral del sobreendeudamiento, en cuyo final nos volveremos a encontrar con ese impago que siempre quisimos evitar, pero agravado debido a que poco a poco hemos ido añadiendo aún más capital a nuestras deudas. 

 

Ten en cuenta que cuánto menor sea la cuantía del capital que debes, más fácil será salir del sobreendeudamiento, pero para ello debemos rehuir de contraer más deudas y optar por recurrir a otras soluciones que se van a adaptar mucho mejor a nuestro caso. Nosotros te proponemos, entre otras, la renegociación, una alternativa que te permitirá reunificar y renegociar tus deudas asesorado constantemente por los profesionales que forman parte de nuestro equipo. Si quieres más información, puedes contactar con nosotros de manera gratuita. 

 

Plazos para pedir un préstamo personal

Si verdaderamente la mejor opción para ti es un préstamo personal, has de saber que cada entidad bancaria cuenta con diferentes plazos para llevar a cabo el proceso de concesión, y que el periodo de tiempo en el que este se realice variará en función de factores muy diversos. Además, antes de que el banco acceda a otorgar el capital suele llevar a cabo un estudio de cada caso en particular para asegurarse de que la persona en cuestión cuenta con la solvencia necesaria como para afrontar la deuda. 

 

En lo que se refiere al préstamo personal de ING, puede ser solicitado de forma presencial o telemática. Si decides solicitar el préstamo personal online, por medio del simulador que ING tiene en su página web podrás completar ciertos datos básicos para determinar la cuota. 

 

Una vez que tengas claro el tipo de servicio que buscas y cuales son las condiciones establecidas por el banco, podrás rellenar un formulario con cierta información que te detallamos en los siguientes apartados del post. Cuando hayas realizado todo este procedimiento, tendrás que esperar a que un mensajero haga llegar tus documentos a las oficinas de ING. 

 

En caso de que optes por la solicitud presencial, tendrás que llevar tú mismo el formulario a alguna de las sucursales que la entidad tenga en tu ciudad, y esperar hasta que tus documentos sean estudiados. En ambos casos el banco estudiará los documentos para contactarte en un plazo indeterminado de tiempo a través de SMS o el email que hayas facilitado. 

 

Requisitos para pedir un préstamo personal con ING

Aunque el préstamo personal ING podría caracterizase por su versatilidad, para acceder a él es necesario cumplir una serie de requisitos que la entidad tiene en cuenta antes de proceder a la asignación:

  • Ser mayor de 18 años. Para verificarlo será necesario presentar el DNI o el pasaporte.  
  • Que en el formulario aparezca registrado un único titular
  • No figurar en ficheros de morosidad o en listas como ASNEF. Esta condición es clave, teniendo en cuenta que los bancos se cuidan mucho de conceder un préstamo personal con ASNEF o a personas con sobreendeudamiento. En este sentido, cuanto mayor sea la acumulación de impagos, menores serán las probabilidades de conseguir un préstamo, aunque como te mencionábamos al principio del post esto no significa que no existan otras alternativas a la hora de liquidar tus deudas. Te invitamos a que contactes con nosotros de manera gratuita  para estudiar cómo podemos ayudarte a reducir esa acumulación de deuda sin necesidad de embargar tus finanzas de nuevo.  

Intereses derivados de pedir un préstamo personal con ING

El tipo de interés en un préstamo personal suele ser uno de los puntos más importantes a la hora de determinar la elección del consumidor, ya que como sabrás permite realizar un cálculo aproximado del coste que el préstamo tendrá. Eso sí, tenemos que fijarnos muy bien en si el banco deja fuera de los intereses los gastos derivados de la gestión o las comisiones, ya que pueden incrementar aún más el precio que vamos a pagar por el dinero. 

 

Los intereses nos permiten también calcular la cuota del préstamo personal –o lo que es lo mismo, el dinero que vamos a pagar al mes para reembolsar el préstamo– y el número de mensualidades que este tendrá. 

 

Aunque los bancos parecen tener unos intereses fijos que se aplican a todos los solicitantes por igual, la realidad es que estos dependen de todos los datos que te hemos contado antes: la cuota, el dinero solicitado… y la información que el cliente haya facilitado a la entidad. De esta forma, podríamos decir que es el propio banco el que hace el préstamo personal más barato o más caro dependiendo de la situación. 

 

Para ING, los números generales son los siguientes: 

  • Si eres cliente y solicitas un préstamo de 10.000 euros, tu TAE será de un 4,06%, de forma que tendrás una cuota mensual de 184,12 euros repartidos en 60 mensualidades. 
  •  Si no eres cliente, para el mismo supuesto el TAE asciende hasta el 10,46%.
  • Tanto si eres cliente como si no, si solicitas un préstamo de 40.000 euros, tu TAE ascenderá aún más, hasta el 13,23%, de forma que en este caso la cuota mensual será de 663,84 euros repartidos en 84 mensualidades. 

Como ves, cuánto más dinero solicites, mayor será la tasa anual equivalente, y por lo tanto mayores serán los intereses del préstamo personal. Es importante analizar toda esta información con cuidado, ya que en muchas ocasiones las entidades aprovechan el desconocimiento de los clientes para incluir cláusulas e intereses abusivos que nos llevarán a pagar mucho más de lo necesario por el dinero prestado. 

 

Puedes hacerte una idea de cual es la media de los tipos de intereses en nuestro país consultando la página web del Banco de España (en diciembre de 2021 rondaba en el 7,30%), y a partir de ahí calcular si el préstamo personal que quieres solicitar puede resultar abusivo. 

 

En caso de que los intereses superen el 10%, tómalo como una señal de alarma. Por lo que te recomendamos que tengas muy en cuenta cómo se aplican los intereses de ING en tu caso para asegurarte de que no se trata de un préstamo con un coste excesivo, teniendo en cuenta que pueden llegar al 13%.

En Soluciona Mi Deuda nos amparamos en la Ley Azcarate para tratar estos casos de usura y de cláusulas abusivas, así que si consideras que este es o ha podido ser tu caso consúltanos para que te pongamos al corriente de qué podemos ayudarte. 

 

Documentación a aportar para pedir un préstamo personal con ING

La documentación solicitada por la entidad suele estar relacionada con los requisitos que esta establece para acceder al préstamo, por lo que normalmente se solicita: 

  • Una fotocopia del DNI 
  • El formulario que está disponible en la página web de ING, completado con los datos solicitados al cliente
  • Documentación que acredite los ingresos de la persona: puede ser, por ejemplo, la última nómina que el cliente solicite. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Pros y contras de pedir un préstamo personal con ING 

Esta es toda la información que necesitas tener en cuenta si quieres solicitar el Préstamo Naranja de ING. Por si se te ha escapado algún dato, te vamos a resumir las claves más importantes que has de tener en cuenta en esta lista de pros y contras: 

  1. Evalúa tus necesidades: por mucho que el simulador de préstamos personales te muestre los datos que quieres ver, puede que los préstamos no sean la opción correcta de acuerdo con tu situación financiera. Piensa que financiar deuda con deuda nunca es una buena opción porque esto siempre acabará derivando en más impagos. Es mejor que eches un vistazo a otras opciones y que consultes a expertos como los de Soluciona Mi Deuda para  que estudien tu caso con atención. 
  2. En este sentido, sabemos que tener el dinero de forma inmediata en tu cuenta también es un plus, aunque nunca solemos acordarnos de que pueden pasar años hasta que lo devolvemos al banco. La simulación de préstamo personal siempre nos muestra lo que hay antes, y ya somos nosotros  los que tenemos que hacer frente a los pagos mes a mes. Recuerda por ello lo importante que es ser solvente económicamente, y que nunca sabemos cuándo vamos a tener que hacer frente a un nuevo gasto. 
  3. Las tasas de interés pueden ser fijas y bastante bajas, pero eso no significa que oculten cláusulas usurarias y abusivas. Pon atención a estos datos, porque nunca aparecen en la letra pequeña o en un comparador de préstamos personales, y esto no implica que no existan. Si accedemos a endeudarnos con este tipo de préstamos, lo que conseguiremos al final es perder dinero para encontrarnos en una situación financiera mucho más precaria que la inicial. 

 

Si ya te encuentras en una situación de sobreendeudamiento te interesará saber que en Soluciona Mi Deuda tenemos un equipo de abogados que te puede ayudar a acabar con tus deudas. Ya hemos ayudado a muchas personas con mecanismo como la reunificación, y podemos hacerlo contigo si te pones en contacto con nosotros.

 

Completa nuestro formulario y te llamaremos gratis y sin compromiso. Uno de nuestros asesores escuchará tu caso y te propondrá la mejor solución para tus problemas de deuda. 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar