Todo lo que debes saber antes de pedir un crédito con el coche como aval con Ibancar

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Guía para pedir un crédito con el coche como aval con Ibancar 

Cuando te planteas pedir un crédito personal son varios los aspectos que debes tener en consideración para poder elegir la opción que más se adecue a tus necesidades y a tu bolsillo. Y es que, cada crédito personal cuenta con requisitos y condiciones particulares. Una de ellas es presentar un aval para que la entidad estime de manera positiva tu solicitud de financiación. 

Antes de nada, te explicamos que un aval es una garantía que asegura el cumplimiento de una obligación económica a una entidad. Así, los créditos con aval son aquellos que ofrecen garantía a la financiera para que tenga la seguridad de que obtendrá de vuelta la cantidad que te han prestado. O en caso de que no puedas hacerte cargo de tus obligaciones lo haga el aval. 

Proporcionar un aval o garantía de pago da mayor seguridad a las entidades, lo que repercute en que éstas conceden mayor financiación y también mejores condiciones.  

Te interesará saber que existen distintos tipos de aval que pueden presentar: 

  • Personal. Es una persona quien responderá por nosotros cuando nos sea imposible pagar una deuda. Este aval tendrá las mismas obligaciones que el titular de la financiación ya que al firmar el contrato se ha comprometido a solventar con su dinero o bienes propios la deuda. 
  • Aval bancario. El banco responderá por nuestra deuda ante un tercero si nosotros no podemos cumplir con el pago de las cuotas.  
  • Garantía. No es ni una persona ni una entidad quien se hace cargo de la devolución de la deuda. En este caso, el titular del crédito personal online ofrece un bien con un valor aproximado o mayor al de la deuda. Así, si el solicitante de la financiación no puede cumplir con su responsabilidad con la entidad, ésta se quedará con ese bien que puede ser un coche o una vivienda, por ejemplo.  

Entidades como Ibancar están especializadas en la concesión de préstamos o créditos con aval de coche. De esta manera, con la garantía de un coche, ofrecen desde 600€ hasta 6.000€ hasta el 70% del valor de tu vehículo. 

Te interesará saber que, a diferencia de otras entidades, Ibancar ofrece préstamos con aval del coche de más de 10 años. En concreto, tu coche puede tener una antigüedad de hasta 14 años. 

Si tu situación económica ha cambiado o simplemente pasas por un bache, Ibancar puede darte ese dinero que necesitas.  

Pero, antes de decidir si pedir crédito personal con ellos es el empuje que necesitas para mejorar tus finanzas, debes recordar que deberás devolverlo junto a unos intereses ya que en caso de no poder hacerlo perderás tu coche.  

Para que tengas claro si Ibancar puede darte el mejor crédito personal te recomendamos que leas este post. 

Te explicaremos en qué situaciones es viable que ofrezcas tu coche como aval al pedir un crédito, los requisitos de crédito aval coche de Ibancar y los intereses que tendrás que pagar a esta entidad. 

Además, te enseñaremos como calcular el crédito personal de Ibancar para que no tengas que recurrir a un simulador 

¡Empezamos! 

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

Situaciones en las que es viable pedir un crédito con el coche como aval  

En nuestro día a día surgen necesidades a las que tenemos que hacer frente con dinero. Ante una urgencia y si pasamos por circunstancias económicas crítica, puede que no podamos adquirir un crédito a través de un banco tradicional y nuestra única solución es pedir un préstamo con el coche como aval. 

Sin embargo, si no quieres perder tu vehículo tienes que tener claro en qué situaciones es viable pedir este tipo de crédito.  

Lo primero que tienes que pensar en la necesidad que te ha llevado a plantearte pedir financiación. No pidas un crédito personal para realizar compras sin razón de peso o para gastarlo en ocio o entretenimiento.  

Sé responsable contigo mismo y acepta que hay necesidades que pueden esperar.  

Pero entendemos que en ocasiones nos vemos en situaciones desesperadas y es en estos casos donde pedir un préstamo aval coche puede estar más justificado.  

Aun así, te recomendamos que antes de lanzarte a contraer una deuda con tu coche de por medio, realices un balance de tus ingresos y gastos. 

  1. Es viable pedir un crédito con el coche como aval cuando tus ingresos sean superiores a tus gastos. De esta manera, te aseguras disponer de liquidez para destinar al pago de tus cuotas mensuales. 
  1. No es viable pedir un crédito con el coche como aval cuando tus gastos superen o se equiparen a tus ingresos. En estos casos adquirir esta financiación supone asegurar la pérdida de tu vehículo. 

Sin embargo, sabemos que el estado de tus finanzas puede cambiar cuando una enfermedad te impide trabajar o simplemente se ha terminado tu contrato laboral. Si ya has solicitado préstamos con aval de coche online y estás cerca de no poder pagar tus deudas o ya estás en impago, te recomendamos que busques ayuda financiera y legal.  

En Soluciona Mi Deuda ayudamos a muchas personas que como tú han pasado por una situación crítica que ha cambiado radicalmente su economía. 

Contamos con un equipo experto en negociación de deuda y aplican la ley a tu favor para que puedas hacer frente a tus obligaciones financieras. Además, en función del tipo de deuda que tengas, podremos reclamar los intereses crédito personal que sean abusivos. Puedes consultarnos sin compromiso sobre este y otros procedimientos que pueden ayudarte a acabar con tus deudas. 

Requisitos para pedir un crédito con el coche como aval con Ibancar 

En menos de 24 horas, Ibancar te asegura la obtención del dinero que solicitas si cumples con sus requisitos: 

  • Tener mínimo 25 años y máximo 60. 
  • Disponer de DNI en vigor.  
  • Poseer ingresos mensuales continuos de 600€ mínimo. 
  • Aportar el número de una cuenta bancaria donde aparezcas como titular. 
  • Ser propietario de un coche localizado en Península, Baleares o Canarias. 
  • Tener ITV en vigor. 
  • Tener el pago del seguro y el impuesto de circulación al día. 
  • Aportar permiso de circulación y ficha técnica escaneada. 
  • Sacar una foto al cuentakilómetros junto a tu DNI. 
  • Proporcionar cuatro fotos y un vídeo del coche en su estado actual. 

Todo el proceso de solicitud del crédito se realiza de manera online e Ibancar no te requerirá que dejes de utilizar el coche en el tiempo que pagas tu deuda con ellos ni te pedirá que cambies de titular. 

Además, te interesará saber que estar inscrito en ficheros de morosos como ASNEF o RAI no tiene importancia para Ibancar. En este aspecto, esta entidad es flexible y aprueba préstamos aun estando en ASNEF 

Sin embargo, debes ser consciente de tus finanzas y pensar que si te encuentras en un listado de morosos es porque no has podido pagar alguna de tus deudas.  

Contraer un nuevo crédito con coche como aval no te ayudará a salir de ASNEF. De hecho, los intereses del crédito personal que hayas solicitado se acumularán a los que ya tienes, por lo que lejos de reducirse, tu deuda aumentará. 

Si lo que quieres es que tu nombre desaparezca de ASNEF, en Soluciona Mi Deuda podemos ayudarte a renegociar con las entidades para que puedas pagar tus deudas.  

¿Cómo funciona la renegociación? 

Nuestro equipo de asesores estudiará tus deudas y las reunificará en una única cuota. Con tus aportaciones mensuales se irá acumulado un ahorro a la vez que desde nuestro departamento legal negocian con las entidades utilizando como herramienta tu imposibilidad de pago.  

Estaremos aplicando el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que regula la inembargabilidad en función de la situación económica a tu favor. Además, ofreciéndote amparo legal durante todo el proceso.   

 

Intereses del crédito con el coche como aval con Ibancar 

Con un simulador crédito personal podrás conocer una de las condiciones esenciales de todo crédito con aval de coche: el interés. 

Este aspecto debe ser uno de los puntos que más te preocupen ya que hace referencia a lo que tendrás que pagar a las entidades porque te concedan dinero. 

Las financieras como Ibancar generalmente aplican dos tipos de interés:  

Es en este último en el que deberás fijarte principalmente ya que incluye el anterior además de otras comisiones y gastos derivados de la tramitación del préstamo. 

El interés del crédito personal de Ibancar es de un máximo de 19,80% TAE. Por ejemplo, para un crédito de 1.000€ a 12 meses con ese TAE, el coste será de 198€. Por lo tanto, tendrás que devolver 1.198€ 

¡Ten cuidado con ese interés! Puede rozar la usura y en ese caso puede reclamarse. 

Te interesará saber que el Banco de España establece un interés medio anual que las entidades no deben doblar. En caso contrario, están incurriendo en usura.  

Si tienes dudas sobre el interés que te están aplicando en tu crédito personal con coche en Ibancar, contáctanos.  

En Soluciona Mi Deuda podemos ayudarte a descubrir si estás pagando intereses que no te corresponden y reclamarlos.  

Nuestro equipo de profesionales aplicará la Ley Azcarate, que estima la nulidad de los contratos con intereses usurarios y cláusulas abusivas, a tu favor. A la vez te daremos amparo legal en el proceso de la reclamación 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Cómo calcular un crédito con el coche como aval con Ibancar? 

Si buscas financiación en la que dar tu coche como aval, es posible que quieras usar una calculadora de crédito personal 

Sin embargo, para que no tengas que recurrir a ella en este punto te enseñamos como realizar el cálculo de un crédito personal. Con esta operación sabrás que cuota mensual tendrás que afrontar cada mes.  

Para calcular un crédito personal deberás conocer el tipo de interés que aplica la entidad por prestarnos ese dinero y el plazo de amortización.  

Con estos datos y el importe total de financiación que solicitamos podemos averiguar nuestra cuota. 

Sumando la cantidad del crédito a los intereses y dividiéndolo por el tiempo que tardaremos en devolverlo, resultará el pago mensual que tendremos que hacer frente.  

Ten en cuenta que cuanto mayor sea la amortización menor será tu cuota, pero más intereses tendrás que pagar, aunque estén distribuidos en meses.  

Si al simular un crédito personal con esta fórmula observas una cuota muy alta puede ser porque te apliquen un interés elevado.  

En Soluciona Mi Deuda te ayudaremos saber si puedes reclamar ese interés porque sea usurario o en caso de quiebra pondremos en marcha la Ley de Segunda Oportunidad con la que podrías conseguir la exoneración de tus deudas.

Regístrate en nuestro formulario para no pagar de más.

Uno de nuestros asesores te llamará sin compromiso y te explicará cómo podemos ayudarte aplicando la ley en tu beneficio. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar