¿En un divorcio quién se queda con la casa?

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

¿En el proceso de divorcio es posible perderla casa?

Ante una separación, una de las principales preocupaciones está relacionada con la vivienda que durante el tiempo que ha durado el matrimonio ha sido el hogar de la pareja. Seguro habrás pensado: ¿Qué derechos tengo si me divorcio?

La atribución del uso de la vivienda familiar es una de las cuestiones a las que se le debe prestar especial atención durante el proceso de separación o ruptura.

La vivienda familiar es el lugar donde residen de forma permanente los miembros de la unidad familiar, pero, ¿en un divorcio quién se queda con la casa?

El uso y disfrute de la vivienda familiar se le dará, por norma general, al cónyuge que posea la custodia de los hijos si los hubiera.

La ley respalda principalmente a los miembros más necesitados y no tanto a que la propiedad pertenezca a uno u otro cónyuge o a ambos.

Es decir, el propietario de la vivienda no dispondrá necesariamente de la casa, dependerá de las circunstancias particulares de cada caso y que te explicaremos más adelante.

Si te encuentras en proceso de separarte de tu pareja lo primero que debes saber es si tienes una hipoteca o un préstamo con garantía hipotecaria. Además, te interesará saber:

  • ¿Quién se queda con la casa en un divorcio?
  • ¿Qué situaciones de propiedad se dan sobre la vivienda?
  • ¿Qué ocurre si me voy de la casa antes del divorcio?
  • En un divorcio, ¿Quién se queda con la casa hipotecada?

En este post te responderemos a estas y otras cuestiones, y cuando acabes de leer conocerás todo lo necesitas saber relacionado con la casa familiar tras el proceso de divorcio.

¡Comenzamos!

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Qué situaciones de propiedad se pueden dar sobre la vivienda?

El Código Civil regula la atribución del uso de la vivienda habitual en caso de separación o divorcio.

Lo que se tiene en cuenta principalmente es si el matrimonio tiene hijos o no. De esto dependerá que se den unas u otras situaciones de propiedad sobre la vivienda habitual.

  • Si la pareja no ha tenido hijos. – En este caso, el miembro de la pareja que haya comprado la vivienda obtendrá la titularidad de la misma. Sin embargo, esto no implica que el uso sea para el propietario. Un juez puede requerir que la vivienda sea usada por el otro cónyuge si éste se encuentra en una situación desfavorable. Esta atribución será temporal, hasta que el cónyuge estabilice su situación.
  • Si la pareja tuviera hijos. – Aunque la vivienda sea propiedad de una de las partes, esto no implica que el uso de la misma sea para el propietario. Si hay hijos, el derecho del uso de la vivienda tras el divorcio recaerá en el cónyuge con la custodia de los menores.

Por otro lado, en los casos en los que la vivienda fue comprada por los dos cónyuges, para poder venderla, hipotecarla o alquilarla será necesario el consentimiento de ambos o una autorización judicial.

Y es que, cada parte poseerá la mitad del inmueble. Por lo que los cónyuges tendrán que decidir repartir la vivienda o que, con la correspondiente compensación económica, acabe siendo propiedad de uno de ellos.

Asimismo, igual que en el caso anterior, la propiedad de la casa no asegura el uso de la misma ya que esto depende de la custodia de los hijos menores de la pareja si los hubiera o de la situación económica de los cónyuges.

Te interesará saber que, aunque una de las dos partes no habite en la casa, ambos deberán pagar los gastos de la misma de manera equitativa. Además, si aún estáis pagando la hipoteca esta también se pagará a partes iguales.

Ten en cuenta que si tú o tu ex pareja no puede cumplir con la cuota podrían verse en un serio problema de deudas.

Si tienes cuestiones relativas a la gestión de deudas contraídas durante el matrimonio, no dudes en contactarnos y te informaremos sin ningún compromiso.

¿En un divorcio con hijos quién se queda con la casa?

Como ya te hemos dicho antes, haber tenido hijos durante el matrimonio pueden hacer que la vivienda habitual sea usada por uno u otro cónyuge, independientemente de que la casa sea de ambos miembros de la pareja o de uno de ellos.

Y es que, como ya te anticipamos, la ley protege en primer lugar a los hijos menores. Pero, ¿de qué depende exactamente? De la custodia de los hijos menores.

Aunque es cada vez menos común, suele ser la mujer quien se hace cargo de los hijos tras la separación. Sin embargo, la ley es clara en este sentido, y en un divorcio los derechos que tiene la mujer son los mismos que tiene el hombre.

Por tanto, si eres hombre como mujer, si la custodia de tus hijos menores recae sobre ti, tendrás derecho al uso de la vivienda familiar. Y te preguntarás, ¿Qué ocurre si la custodia es compartida?

En este caso pueden darse dos soluciones. Una u otra se aplicará por decisión del juez:

  • Domicilio rotatorio de los padres. En ese caso, lo hijos menores viven permanentemente en la vivienda familiar mientras que los padres cambian de domicilio según el periodo de custodia. Esta solución es la que se conoce como casa nido.
  • Domicilio rotatorio de los hijos. Esta solución se aplica con mayor frecuencia en los casos de custodia compartida y son los hijos quienes cambian de domicilio según el progenitor con el que les toque en cada periodo. Con respecto a la vivienda familiar, ésta se dará al cónyuge que el juez considere que se encuentra en una situación más desfavorecida en cuanto su economía, salud, acceso a otra vivienda…

Asimismo, debes saber que la situación cambiará si tus hijos ya no son menores ya que el argumento de la custodia para permanecer en la casa familiar no será válido.

Al ser los hijos mayores de edad, éstos poseen otras armas legales que les permiten reclamar a sus padres el derecho a prestación alimenticia y a una habitación, algo que se ha desvinculado del proceso de divorcio.

Entonces, ¿Quién se queda con la vivienda?

En este caso se aplica el artículo 96 del Código Civil. La casa habitual será para el cónyuge más necesitado de protección, según la valoración que realice la justifica, aunque no sea propietario de la vivienda.

Solo en los casos en los que se determine que ninguno de los cónyuges está más necesitado que el otro, el criterio que se utiliza es el de la titularidad.

¿Qué pasa si me voy de casa antes del divorcio?

En muchos casos cuando una pareja decide poner punto y final a su relación es porque han atravesado una situación de crisis y no han sido capaz de mantener una buena convivencia.

En esta situación puede surgir la necesidad de que una de las partes decida poner espacio de por medio y separarse físicamente.

Pero, ¿Qué pasa si me voy de casa antes del divorcio? ¿Qué consecuencias tiene?

Cualquiera de los miembros de la pareja puede decidir dejar la casa que compartía antes de la sentencia de divorcio.

De hecho, en situaciones tensas es aconsejable.

Sin embargo, cuando hay menores de por medio surge la duda de si al dejar el hogar, se renuncia a la custodia de los hijos.

La respuesta es absolutamente no.

Una sentencia del Tribunal Supremo en 2015 señala expresamente que la salida de la vivienda familiar de uno de los progenitores no puede suponer la custodia monoparental del otro progenitor.

Además, te interesará saber que marcharse del domicilio antes de interponer una demanda de divorcio no implica la pérdida de derechos.

Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Quién se queda con la casa hipotecada?

Es habitual que durante el matrimonio las parejas se hipotequen para poder acceder a una vivienda propia. Por lo que es muy común que las parejas cuando deciden divorciarse estén pagando un préstamo hipotecario.

El pago de la hipoteca, en caso de divorcio, será obligación del cónyuge que haya contraído el préstamo.

Es decir, si el préstamo fue solicitado por uno sólo de los miembros de la pareja, será este quien deberá hacer frente al pago del mismo.

Sin embargo, si la hipoteca fue firmada por ambos miembros del matrimonio, ambos estarán obligados a pagar las cuotas del préstamo al banco.

En cuanto al pago de la hipoteca es necesario atender al régimen económico del matrimonio ya que pueden darse varias situaciones:

  • Matrimonio en gananciales. – Aunque el uso y disfrute de la casa se atribuya a uno de los cónyuges tras el divorcio, ambos deberán hacer frente al préstamo hipotecario. Y es que, cuando no has firmado capitulaciones ante un divorcio también se repartes las deudas y puedes verte abocado en una situación económica crítica tras separarte. No obstante, puedes salir de ello con la ayuda profesional adecuada. Contáctanos para explicarte el mecanismo para acabar con tus deudas que más se adapte a tu caso.
  • Separación de bienes. – Si la vivienda familiar fue comprada e hipotecada por uno solo de los cónyuges, el que haya comprado e hipotecado, será propietario y responsable único de la hipoteca.

Si la vivienda familiar fue comprada e hipotecada por los dos miembros de la pareja, la vivienda pertenece en un 50% a cada uno, por lo que en ese mismo porcentaje son responsables del pago de la hipoteca de manera individual e independiente de quien se quede con el uso de la vivienda familiar.

Si la vivienda fue comprada por uno de los cónyuges e hipotecada por ambos, la propiedad será del que la compra mientras que la hipoteca responsabilidad de cada uno a un 50% tras el divorcio.

Sin embargo, entendemos que tras una separación una de las partes quede en una situación desfavorecida y no pueda afrontar el pago de las cuotas de la hipoteca. En ese caso, te aconsejamos que busques asesoría profesional para conocer que opciones tienes como la Ley de Segunda Oportunidad.

En Soluciona Mi Deuda, nuestros expertos legales y financieros, podrán estudiar y valorar tu caso y ayudarte a afrontar el pago de la misma. Cada día, hemos ayudado a personas que como tú se han divorciado y se han visto en una espiral de deudas.

Regístrate en nuestro formulario y uno de nuestros asesores te llamará, escuchará tu caso y te explicará cómo podemos ayudarte.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar