¿En que se diferencia una hipoteca de un préstamo con garantía hipotecaria?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Las hipotecas y los préstamos con garantía hipotecaria suelen confundirse. En el siguiente post te explicamos las diferencias fundamentales

¿En qué se diferencia una hipoteca de un préstamo con garantía hipotecaria?

En ocasiones requerir de algún tipo de financiamiento lleva a buscar solución a través de un préstamo personal u otro tipo de crédito. Adquirir la financiación que necesita un usuario puede o no ser una tarea complicada, dependiendo de la asesoría y la información de la que dispongas.

Además, existen otras modalidades como el préstamo hipotecario o con garantía hipotecaria, dependiendo de si se desea adquirir una vivienda o poner una como aval de un préstamo.

La hipoteca y el préstamo con garantía hipotecaria suelen confundirse. En el siguiente post te explicamos las diferencias fundamentales para que puedas hacer la solicitud adecuada en el momento en que lo requieras.

 
Portada-Lead-Magnet-REUNIFICA-TODAS-TUS-DEUDAS

¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

¿Hipoteca o préstamo personal?

Cada vez más, los españoles muestran mayor interés en la compra de viviendas, pero tratando que estas tengan costos asequibles. Por ejemplo, en el caso de viviendas de segunda mano, donde el importe no es tan elevado como en una construcción nueva, muchos usuarios se plantean la opción de una hipoteca o si es suficiente un préstamo personal.

Para la hipoteca

En el caso de la hipoteca, antes de pedir una financiación a una entidad bancaria, el comprador debe tener claro la cantidad de dinero que necesita, pues el importe será fundamental a la hora de saber si puede optar por este tipo de financiamiento. Cabe añadir que muchas entidades no conceden préstamos hipotecarios si la suma de dinero solicitada es muy baja.

Pese a que actualmente algunos bancos redujeron sus importes mínimos, las cantidades que conceden suelen ir desde los 50.000 u 80.000 euros como mínimo, es decir, que si el cliente pide una hipoteca por un importe menor es posible que la entidad no se lo conceda.

Asimismo, el cliente deberá disponer de los ahorros necesarios que implica la solicitud de una hipoteca.

Para pedir un préstamo personal

En el caso de querer hacer la solicitud de un préstamo personal, si al comprar una vivienda el usuario tiene claro de que la financiará con un préstamo personal, también debe tomar en cuenta varios aspectos:

  • Al igual que la hipoteca, el importe es clave, pues la mayoría de las entidades no concederá más de 50.000 o 75.000 euros aproximadamente.
  • El periodo de amortización no será tan flexible como en el caso de una hipoteca, debido a que los plazos de devolución en este caso suelen rondar entre ocho y diez años.

Préstamo personal online

Esta modalidad se ha vuelto muy popular, debido a que es mucho más sencillo solicitarlo y debes considerar los siguientes factores: 

  • Tener una cuenta domiciliada la nómina o pensión durante la vida del préstamo, cuyo tiempo de duración oscila entre dos y 10 años.
  • El banco del cliente podrá imponer algún importe mínimo de ingresos que lleguen al usuario mediante una nómina o pensión.
  • Si el usuario incurrió en un fichero de morosos, como ASNEF, se podría optar por otras alternativas si la necesidad de financiamiento es apremiante.
  • Calibrar la solvencia de la entidad que respalda el crédito ofrecido y evitar las ofertas de dinero casi instantáneas.
  • Recurrir al endeudamiento solo si es estrictamente necesario.
  • Recordar que el nivel de endeudamiento no debe ser mayor al 30% de tus ingresos mensuales.

Si deseas pedir un préstamo personal, es importante hacer una comparación sobre cuál es el más barato, el tipo de interés que ofrece y la cantidad que se puede solicitar.

Simulador de préstamo personal

Debido a que aunque la oferta es bastante tentadora, debes informarte sobre varios aspectos y el principal es hacer el cálculo de la cuota del préstamo personal a través de una simulación, el tipo de interés y las entidades que ofrecen este financiamiento.

Se recomienda utilizar un simulador de préstamo personal, principalmente porque te permitirá conocer el tipo de interés que generará. Para hacerlo, solo debes incluir datos como la cantidad de dinero a solicitar, el plazo de devolución y si te encuentras o no en ASNEF

Comparador de préstamo personal

Una forma de ahorrarte las visitas a diferentes oficinas o la búsqueda de información sobre cada producto, puedes evaluar la mejor opción al comparar cada préstamo personal.

Generalmente, para hacer esta comparativa, las entidades piden el número de DNI del usuario y sus ingresos mensuales (en caso de ser variados mes a mes, se puede calcular una media aproximada). Lo recomendable es conservar facturas y documentos que demuestren tus ganancias.

¿Cuál es la mejor opción?

Para validar cuál de las dos opciones es la adecuada, el usuario debe tomar en cuenta factores como el importe que necesitará, el plazo en el que podrá devolver el dinero, los gastos de la operación y el trámite que se llevará a cabo.

En caso de optar por pedir uno u otro, o simplemente hacer una simulación de préstamo personal o hipoteca, no dudes en contactar a Soluciona Mi Deuda. Aquí te orientamos a alcanzar tus metas a través de la mejor opción.

El concepto de hipoteca 

Un préstamo hipotecario, también conocido como hipoteca, consiste en recibir una determinada cantidad de dinero por parte de una entidad bancaria para hacer la compra de una vivienda. A cambio, el usuario se compromete a devolver todo el capital, incluyendo los intereses correspondientes, mediante el pago de cuotas que, generalmente, suelen ser mensuales.

El portal de BBVA España señala que este como garantía de este préstamo se ofrece el propio inmueble a adquirir.

Para entenderlo un poco mejor cómo funciona una hipoteca, se presentan tres elementos clave: capital, tipo de interés y periodo de amortización.

  1. El capital

Se trata de la cantidad de dinero que el usuario solicitará al banco a la hora de adquirir o reformar una vivienda. Generalmente, las entidades financian hasta el 80% del valor de tasación de dicho inmueble en caso de ser la primera vivienda y aproximadamente del 70% si es la segunda.

Con respecto al 20% restante, el cliente deberá entregarlo como el primer pago al momento de la adquisición de la vivienda. Esto ocurre por dos motivos:

  • Que el cliente disponga del 20 % del valor del inmueble con antelación demuestra su capacidad de ahorro.
  • Al financiar hasta el 80 % del inmueble la entidad bancaria no asume todo el riesgo de la operación en caso de impago por parte del comprador.
  1. El tipo de interés

Los intereses representan el beneficio económico que obtienen las entidades bancarias por conceder cualquier tipo de préstamo, bien sea personal, hipoteca, entre otros.

En el caso de las hipotecas de tipo variable se compone por dos partes: el índice de referencia y el diferencial. La suma de los dos ofrece el tiempo de interés que pagaremos por la hipoteca.

Por un lado, existen los  índices de referencia, que se utilizan para modificar el tipo de interés de la hipoteca de tipo variable, esto quiere decir que indican la evolución del precio del dinero, lo cual repercute en el importe total que el usuario devolverá en las cuotas mensuales. Por lo tanto, influyen en el total a reembolsar al final de la vida del préstamo.

Además, está el diferencial aplicado, que es lo que cobra una entidad bancaria por asumir el riesgo de financiar la compra de un inmueble.

Con esos factores se pueden diferenciar tres clases de hipotecas en función del tipo de interés que apliquen:

  • Fijo

Para calcular el coste del préstamo hipotecario de tipo fijo no se tiene en cuenta el euríbor, solo el tipo de interés fijo que aplique el banco, por lo que siempre se sabe la cuota mensual que se pagará.

  • Variable

En este caso, lo común es tener de índice de referencia el euríbor, el cual varía de manera diaria, aunque también, lo más recurrente es que el tipo interés del préstamo se actualice cada seis meses tomando el valor del euríbor en ese momento.

  • Mixto

En el caso de esta hipoteca, aplican un tipo fijo durante los primeros años del préstamo y, después, pasa a aplicar un un interés variable con referencia en el euríbor.

Simulador de préstamo hipotecario

Al igual que en el caso de un préstamo personal, un simulador de préstamo hipotecario te permitirá calcular la cuota mensual que tendrás que pagar.

Esta es una especie de calculadora, para la cual debes conocer el valor de la vivienda que deseas adquirir, seleccionar el tipo de interés y escoger el periodo de amortización.

En el mercado hay varias opciones para esta simulación de préstamo. Sin embargo, en SOLUCIONA MI DEUDA te ayudamos a encontrar el más adecuado para que el resultado sea el esperado.

Requisitos más frecuentes

  • Planificar las necesidades reales, así como las condiciones que se quiere conseguir para obtenerlo.
  • Realizar un estudio sobre la viabilidad de la operación. En este caso, es probable que te soliciten una serie de documentos específicos.
  • Tasar el inmueble que se usará como garantía. A partir de este valor determinará el importe máximo que está dispuesta a ofrecer la entidad financiera.
  • Negociar los plazos de amortización, tipo de interés, comisiones (si las hay) y otros gastos asociados a la operación.
  • Realizar una oferta vinculante con todos los detalles que se han negociado entre las partes involucradas.
Portada-Lead-Magnet-Preguntas-frecuentes-lso

¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

El concepto de garantía hipotecaria 

En ocasiones, por no cumplir con los requisitos exigidos por el banco, por ejemplo, que el usuario esté en ASNEF, no puede adquirir un préstamo rápido, o de otro tipo. Sin embargo, esto no quiere decir que se cierren todas las puertas y no pueda obtener financiación, pues existen otras opciones, como el préstamo con garantía hipotecaria

Un préstamo con garantía hipotecaria es aquel donde el cliente ofrece una vivienda de su propiedad como aval para el pago del crédito. De esta manera, si no desembolsa la cantidad adecuada, la entidad bancaria podrá reclamar el inmueble.

Generalmente recurren a este recurso de financiación empresas o personas que necesitan una cantidad elevada de dinero y, por motivos de riesgo, tienen perfiles poco óptimos para las entidades bancarias. Por eso, debido al riesgo vinculado a esta financiación, se pide una propiedad como garantía.

Al igual que cualquier préstamo, el cliente que lo solicita deberá abonar el importe que se le ofrece más los intereses en las cuotas y plazos acordados. En nuestro caso, estos plazos se realizan a medida, para que sea mucho más fácil realizar la devolución del préstamo.

Una característica importante es que este préstamo es la única opción de financiación disponible para clientes que se encuentran en riesgos de morosidad como ASNEFRAI, entre otros.

No obstante, toma en cuenta que en este caso, el tipo de interés suele ser más alto que el de una hipoteca y préstamos personales obtenidos a través de la vía bancaria porque el riesgo que asumen las entidades es mayor.

Requisitos y condiciones

  • Disponer del 20% restante para pagar el resto de la nueva propiedad que vas a adquirir, sumando el coste de los gastos de compraventa y el de los de escrituración de la hipoteca, que equivale aproximadamente al 10% y el 12% del precio de la vivienda.
  • Tener ingresos fijos que te permitan hacer el pago de la cuota mensual que te asigne la entidad bancaria.
  • Algunos bancos exigen a los clientes tener un trabajo fijo e indefinido, con cierta antigüedad (unos seis meses o más).
  • Antes de concederte una hipoteca, es probable que el banco analice tu historial crediticio.

¿En qué casos se aplican cada uno de estos conceptos? 

Antes de conocer los diferentes casos en los que aplican estos conceptos, hay que explicar que la hipoteca se puede conseguir en bancos tradicionales. Sin embargo, los préstamos con garantía hipotecaria, normalmente se contratan a través de intermediarios financieros o prestamistas privados.

En el caso del préstamo con garantía hipotecaria, si un usuario necesita recurrir a una fuente de financiación para pagar una deuda, a un imprevisto o desarrollar un proyecto tanto empresarial como personal, no siempre ocurrirá que sea aprobado un préstamo personal o rápido, pues en ocasiones los bancos señalan que los usuarios no cumplen con los parámetros establecidos.

Un préstamo con garantía hipotecaria utilizará a la propiedad como aval y el prestatario responde con el inmueble en caso de impago. A diferencia de los préstamos personales convencionales, para determinar la viabilidad de la operación, se tiene en cuenta la tasación del inmueble para analizar cuál es el importe a prestar.

Por su parte, como ya lo hemos mencionado, una hipoteca se utiliza para la adquisición de una vivienda. En este caso, se pueden dividir según el cliente objetivo al que van dirigidas, como, por ejemplo, para jóvenes, no residentes, funcionarios o para empleados de grandes compañías. 

Para este caso, como debes tener al menos el 30% del coste de la vivienda, sumando el coste de gastos de compraventa, si la casa que quieres comprar cuesta unos 100.000 euros, debes tener ahorrados unos 30.000 euros para obtener este financiamiento en las mejores condiciones.

En conclusión, en una hipoteca la garantía principal es el propio acuerdo firmado, mientras que en un préstamo con garantía hipotecaria se fundamenta sobre una vivienda como el aval.

Recuerda que si tienes alguna duda o requerimiento con préstamos, pago de deudas, pedir y calcular la cuota de un préstamo personal, préstamos online, rápidos, conocer el interés que generará cada préstamo, puedes contactarnos. En SOLUCIONA MI DEUDA también tenemos la guía completa para pagar deudas, donde encontrarás la información necesaria para lo que necesitas.

Somos una agencia negociadora especializada en la solución de deudas. Puedes contactarnos llamando al 91 091 64 45 o llenar nuestro formulario de contacto. Trabajamos en diferentes compañías y tenemos canales de comunicación permanentemente abiertos con ellas. Constantemente resolvemos todo tipo de casos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar