logotipo positivo transparente

Menú

Todo sobre la deuda financiera neta

Rita Báez
Rita Báez

En una situación de sobreendeudamiento es fundamental conocer nuestro pasivo, es decir, las deudas que tenemos frente a los recursos económicos de los que disponemos para saldarlas. En este sentido, toma importancia la deuda financiera neta. En este artículo te explicamos qué es, cómo se calcula, la diferencia entre deuda financiera neta y deuda financiera bruta, y su utilización. ¡Vamos allá!

Guía cómo acabar con el acoso telefónico
¿Cómo acabo con el acoso telefónico?

Ponle freno de una vez por todas al acoso que ejercen las entidades financieras y vuelve a respirar tranquilo

GUÍA GRATUITA

Qué es la deuda financiera neta

Empezamos por el significado.

La deuda financiera neta es un índice que contabiliza la deuda con coste de una empresa. En otras palabras, se refiere a la cantidad que debemos pagar a quien nos concedió el dinero. De manera habitual, la deuda financiera se compone por los préstamos adquiridos y emisiones de deuda que conlleva una serie de intereses. 

Cómo se calcula la deuda financiera neta

Entramos en materia. Para comprender un poco más la deuda financiera neta, es necesario conocer cómo se calcula y qué podemos deducir del resultado.

El cálculo de la deuda financiera neta se realiza mediante la siguiente fórmula:

Deuda financiera neta = Deuda financiera – Activos financieros (efectivo y otros)

Se trata de sumar todas las deudas de la empresa tanto a corto como largo plazo y restarle el efectivo y otros activos que puedan convertirse fácilmente en dinero. Al hacer esta operación podemos obtener un resultado negativo o positivo. 

  • Cuando el resultado es positivo, estamos ante el importe total que nos queda por pagar tras utilizar los activos líquidos para saldar la deuda.
  • En cambio, cuando el resultado es negativo, podemos decir que en la práctica es como si la deuda no existiera. Esto ocurre porque se cuenta con unas finanzas completamente sólidas y los activos de los que se dispone son mucho mayores a la deuda. Como consecuencia, el cálculo de la deuda financiera neta da negativo, indicando en el balance de una empresa un exceso de caja. Como consejo en estos casos, se debe invertir el orden de la operación, es decir, restar a los activos la deuda y así poder señalar la posición financiera neta en la que se encuentra la empresa.

¿Necesitas ayuda con tus deudas?

Badged - Asesoría sin compromiso

Diferencia entre la deuda financiera neta y la deuda financiera bruta

Necesitamos distinguir entre deuda financiera neta y deuda financiera bruta. ¡Te explicamos!

  • La deuda financiera bruta se refiere a la cuantía total de la deuda. 
  • La deuda financiera neta, por su parte, hace referencia al pasivo total que se debe en relación con el líquido y otros activos financieros.

Se recurre al término neta en lugar de bruta porque lo que se pretende es conocer y analizar el endeudamiento neto que tiene una compañía o autónomo. Dicho de otra forma, buscamos conocer qué parte de la deuda es responsable del desarrollo de las actividades profesionales, y para ello es necesario quitar el líquido y activos similares. 

FAQ LSO
¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

Para qué se utiliza la deuda financiera neta

Si necesitas conocer el concepto de deuda financiera neta, es fundamental entender su utilización. Cómo te hemos dejado entrever, el cálculo de la deuda neta se realiza con el objetivo de conocer qué parte del desarrollo de una actividad profesional o empresarial se financia con deuda. 

Normalmente, se trata de un indicador utilizado por las entidades bancarias y financieras para emitir financiación. El cálculo de la deuda financiera neta, permite analizar el compromiso de un deudor para cumplir con el reembolso y el pago de intereses mientras el crédito esté vigente. Asimismo, para aquellos que desean invertir, se trata de índice de valoración de empresas. 

El ratio de la deuda financiera neta más utilizado en estos casos es aquel cuya fórmula divide la deuda financiera neta entre EBITDA -el beneficio de la empresa sin restar intereses de la deuda-. Con este ratio de cobertura se obtiene la capacidad de devolución sin tener en cuenta los años. En concreto, señala cuántos años le tomaría a la empresa abonar toda la deuda financiera. 

Por ello, cuanto menor sea el ratio, mayor será la capacidad de pago. Es decir, si toma 2 años o menos satisfacer la deuda, la compañía cuenta con un endeudamiento sano. Mientras que si lleva más de 4 años pagar la deuda, la compañía podría enfrentarse a problemas económicos futuros.

Si eres autónomo y tu deuda financiera neta ya indica serios problemas de endeudamiento, no recurras a empresas para refinanciar una deuda. Necesitas ayuda experta para resolver tu situación y no acabar perdiendo tu negocio. En Soluciona Mi Deuda trabajamos con clientes autónomos, como tú, para que resuelvan el impago y puedan seguir adelante con el desarrollo de su actividad profesional. 

Ofrecemos una reunificación de todas las deudas del cliente en una única cuota y su negociación con entidades. De esta manera, la persona podrá llegar aliviada con sus gastos a final de mes y pagar menos en total por su deuda. Asimismo, si la situación por la que pasas es bastante grave, la Ley de Segunda Oportunidad(LSO) puede convenirte para quedar liberado de tus obligaciones de pago. En Soluciona contamos con abogados especialistas que te ayudarán a empezar de nuevo con solidez en tus finanzas

¡Miles de autónomos han vuelto a respirar tranquilos con nuestra ayuda! ¡Tú también puedes hacerlo!

Registra tus datos en nuestro formulario o contáctanos a través del teléfono 910916445 para saber más de la LSO o nuestro programa soluciona.

Preguntas frecuentes

La interpretación de deuda financiera neta se hace a partir del cálculo de la misma. Se suman todas las deudas (pasivo) a corto y largo plazo y le restamos el ahorro en efectivo y otros activos que puedan convertirse en dinero en poco tiempo. Tras esta realizar esta fórmula se presentan dos únicos resultados a interpretar:

  • Una deuda neta negativa. – En este caso podemos decir que la persona, autónomo o empresa cuenta con unas finanzas firmes pues sus activos son superiores a su deuda. Podemos afirmar entonces que la deuda financiera es inexistente. 
  • Una deuda neta positiva. – Este resultado supone el importe de deuda con el que nos quedamos al hacer frente a las obligaciones de pago con parte de los activos líquidos de los que disponemos. 

Cuando la deuda financiera neta resulta negativa, normalmente se posee más dinero que obligaciones de pago. En otras palabras, se tiene efectivo suficiente para pagar sus deudas. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis