En los años más duros de la crisis se produjo un incremento exponencial de casos que acababan con la inclusión en una lista de morosos. La mayor parte se trataba de impagos derivados de créditos, que no pudieron abonarse debido a la prolongación de la mala situación laboral. Esto se tradujo en una acumulación de intereses que desembocaron en montantes imposibles de abonar. Un escenario límite para la mayor parte de afectados, mayormente familias que no tenían otras opciones. 

Las consecuencias de acabar en un listado de estas características son graves, y queda claro que dentro de este marco es imposible pedir prestamos o hacer proyectos de futuro viables.  Por ello, es importante resolver esta problemática con agilidad, sin perder un solo momento. Asnef es la entidad más reconocida en lo que se refiere a estas “black lists”, y en este post te vamos a contar como salir para que puedas retomar tu vida. 

Quédate un poco con nosotros y obtendrás todas las respuestas.

¡Comenzamos! 

¿Qué es una baja cautelar de morosidad?

Antes de nada hay que afianzar este concepto. Se trata de una suspensión temporal de los datos que se están incluyendo en el registro de morosos. Esto quiere decir que se solicita una pausa en el proceso de inclusión de los datos dentro de los ficheros.  

Este recurso pretende facilitar la cancelación de deuda acumulada mediante un justificante de pago o, por el contrario, una sentencia que acredite el reclamo de retiro por parte de la persona afectada. Sin embargo, y con mucha frecuencia, los datos personales vuelven a introducirse en el fichero aun obteniéndose una resolución favorable. Es necesario que estés al corriente de esto antes de iniciar cualquier acción conveniente. 

Salir del Asnef Sin Pagar

Este es uno de los métodos que se emplean para salir de manera urgente y rápida. Se basa en la ley que alude directamente al Derecho de Rectificación, Artículo 16 del Reglamento UE 2016/679, General de Protección de Datos (RGPD).

Dicho de otra manera, tienes derecho a solicitar una corrección de tus datos personales por si se dan determinadas inexactitudes. Este es el truco del procedimiento en cuestión, ya que mientras se revisan los datos, la ley aplica un borrado temporal de los ficheros hasta hacer las comprobaciones pertinentes. Por lo tanto, se dispone de un tiempo de tregua para poder pedir una hipoteca o poder montar otro negocio. 

¿Qué procedimiento se sigue en estas circunstancias? Solo tienes que seguir unos sencillos pasos en el orden adecuado.

  1. Verificar si estás en el Registro ASNEF. En primera instancia deberás conocer si estás incluido en la lista. Asnef está obligado a notificártelo a través de correo certificado en un plazo de 30 días desde que se produce la inclusión. En el caso de que tomes la iniciativa bastará con hacer una solicitud gratuita utilizando el DNI y aportando los datos requeridos para tal hecho, sin costes asociados.
  2. Descargar el Formulario de Reclamación a ASNEF. Una vez hayas confirmado que tienes presencia en el fichero de morosos, es cuando podrás acogerte al Derecho de Rectificación, Artículo 16 del Reglamento UE 2016/679, General de Protección de Datos (RGPD). Procura rellenarlo correctamente y leer todas las instrucciones asociadas, de manera que no dejes fuera ningún dato fundamental para el éxito de la operación. 
  3. Enviar el Formulario a las oficinas del ASNEF. Con todo rellenado y sobre la mesa, ya solo tienes que hacer llegar la documentación acreditativa.
  4. Se produce la baja temporal efectiva. Si los datos son correctos y no has omitido ninguna información o documento, en un plazo de 10 a 30 días Asnef estará obligado a darte de baja mientras se realiza el proceso de verificación. 

¡Ahora tendrás un tiempo de tregua para realizar todas tus gestiones pendientes! No obstante, la única manera eficaz y definitiva de acabar con el problema es la siguiente que te contamos a continuación.

Salir del Asnef Pagando

Como acabamos de decir, esta es la única forma de librarse del problema para siempre. Es sencillo: una vez abonada la deuda, el artículo 41.1 del Real Decreto 1720/2007 establece que: «El pago o cumplimiento de la misma determinará la cancelación inmediata de todo dato relativo a la misma».

Esto se traduce en que, una vez cumplidos los deberes, el acreedor debe tomar contacto con el fichero Asnef para que te den de baja en la lista. Sin embargo, en esta etapa suelen producirse la mayor parte de los problemas. 

Existen situaciones en las que el ya ex acreedor no ha contactado con Asnef y, por lo tanto, no se ultima la eliminación de los datos incluidos en el registro. Para arreglar este entuerto existe el llamado Derecho de Supresión, Artículo 17 del Reglamento UE 2016/679, General de Protección de Datos (RGPD).

Recuerda que debes archivar de manera correcta y ordenada los documentos que acreditan el pago, a fin de no tener problemas a la hora de hacer demostraciones futuras. 

Una vez aplicado el derecho de supresión, la respuesta puede ser inmediata o demorarse unos 10 días. Aunque los datos pueden seguir figurando un máximo de 6 años, aplicando lo expuesto en este bloque no deberías tener problemas para disponer de un historial limpio y preparado para afrontar nuevos retos. 

Podrás pedir la eliminación de nuestros datos de ASNEF en caso de que se cumplan estas condiciones:

  • El montante reclamado tiene más de 6 años.
  • No se ha informado por carta al deudor de su inclusión en el fichero de morosos.
  • El importe que se reclama no es real o no hay conformidad con el mismo.
  • No hay una verificación fehaciente de que se haya contraído deuda.
  • La cantidad reclamada es indemostrable.
  • Se ha procedido al abono y aun así el nombre continúa apareciendo como deudor.

En Soluciona MI Deuda aportamos la transparencia que necesitas respecto a las posibilidades y riesgos que conllevan estos procesos. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero.

Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas, solucionando sus problemas. 

× ¿Cómo puedo ayudarte?