Contraer un préstamo es algo común, pero las condiciones y problemáticas derivadas pueden perjudicarnos en mayor o menor grado. Si hablamos de Vivus, devolver la cantidad pactada es vital para mantener la pulcritud de tu historial crediticio, especialmente de cara a futuros proyectos que precisen de capital.

Recuerda que, antes de iniciar un procedimiento de esta clase, debes disponer de la suficiente liquidez para abordar todo tipo de contingencias. Para ello te hará falta un sólido respaldo patrimonial o, en su defecto, la garantía de un avalista.

Si te encuentras en un contexto desfavorable, te estarás preguntando que puede ocurrir en el caso de no abonar lo que debes. Hemos elaborado este post para mostrarte con detalle las diferentes situaciones que pueden darse, y de qué manera afrontar este trance sin mayores traumas.

¡Vamos con ello!

¿Qué es un micropréstamo?

Vivus es una entidad especializada en esta modalidad de préstamo, que se otorga al instante y se destina a aplacar los imprevistos del día a día. Como puedes ver es una solución sencilla, rápida y atractiva, y aquí reside su trampa de cara a al usuario. La calma, el análisis y la responsabilidad deben imponerse en primera instancia, algo que, mención aparte, es un protocolo a seguir en cualquier tipo de solicitud de préstamo.

Por lo tanto, no se aconseja recurrir a un microprestamo para:

  • Pagar la hipoteca de la casa o cualquier otro tipo de compromiso a largo plazo.
  • Resolver problemas financieros de gran cuantía.
  • Ejercer un consumo irresponsable y desmedido.

Si a pesar de tomar todas las precauciones y consejos que te hemos dado llegas a un punto en el que no puedes devolver la cantidad solicitada, tienes la opción de los aplazamientos.

Qué es un aplazamiento

Los aplazamientos permiten que, llegada la fecha de vencimiento, puedan posponerse las deudas pendientes 7, 14 o 30 días. Es una prórroga diseñada para facilitar el pago y evitar que se produzcan escenarios de morosidad. Se trata de una buena alternativa para aliviar a los endeudados, y proceder a una verdadera resolución del problema.

Estos aplazamientos pueden fijarse el mismo día en que se contrata el crédito o a lo largo de su periodo de vigencia, en función de las preferencias personales. El límite, claro está, se establece de 1 a 2 días antes de que se produzca el vencimiento del acuerdo. En este caso, la excepción se produce si el abono se realiza con tarjeta bancaria. Conocer bien los tiempos te ayudará a planificar mejor.

La principal ventaja que genera contratar un aplazamiento es la ausencia de penalizaciones derivadas de los retrasos. Así, se alargan las fechas de devolución, siendo compatibles con intereses particulares y eliminando conflictos derivados, como la incursión en listas negras por incumplimiento de lo pactado.

Debes tener claro que es fundamental preservar un historial de pagos impoluto, propiciando que no sea complicado acceder a financiaciones futuras.

En conclusión, los aplazamientos son herramientas de las que nos podemos valer para evitar infracciones innecesarias, apostando por prorrogas fáciles y cómodas de pagar, alineadas con los intereses de la entidad y orientadas a la devolución de los prestamos acordados. Solo de esta forma generaremos verdadera confianza de cara al mañana.

Consecuencias de no pagar a Vivus

 Aquí llega el meollo de la cuestión (y lo que te estarás preguntando) en relación a las consecuencias de no pagar a Vivus:

  1. Aumento de la deuda.

Si no devuelves la deuda, está se hará todavía más grande. Desde el primer momento se le aplicarán una serie de intereses en concepto de demora, que son superiores a los que se emplean en contextos normales. De esta manera se decreta que el que no pague acabe doblemente penalizado.

Pero esto no acaba aquí, ya que se emplean las llamadas comisiones por reclamación de posiciones deudoras, que no es otra cosa que una sanción ejecutada por el banco, motivada por tener que llamar “la atención” a sus deudores.

Ambas posibilidades tienen un carácter eminentemente acumulativo, haciendo que el tiempo juegue en contra de aquel que decide no abonar lo que debe.

  1. Aparecer en listas de morosos

Hemos hecho hincapié en este punto a lo largo del post. Y es que se trata del inconveniente más grave de todos los que pueden producirse. Si se acumulan cuatro meses sin pagar y el banco solicita una resolución por correo certificado, este puede incluirte libremente en una lista negra, lo cual te mantendrá capado de cara a adquirir futuros préstamos.

Los tres principales ficheros de morosos que existen en nuestro país son ASNEF, CIRBE Y RAI, y da igual en cuál de ellos aparezcas, las consecuencias son tremendamente perjudiciales en términos de solvencia. Por ejemplo, te censurarán a la hora de pedir una hipoteca o un crédito para abrir un negocio. En resumen, verás cerradas todas las puertas a la financiación. Pero no te preocupes, se puede salir de este registro si cumples con tu deber y esperas a que la entidad notifique el cumplimiento efectivo. También puedes comunicarlo tú mismo, asegurando que la información llegue a los interesados.

  1. El Embargo.

Aquí planteamos la peor situación posible, a la que nadie en su sano juicio quisiera llegar. Un embargo es la retención por orden judicial de un bien de tu propiedad para hacer frente a las deudas contraídas.

Las modalidades más frecuentes son las relativas a la extracción de la titularidad de la nómina o cuenta corriente, cuyos fundos quedan a disposición del interesado para ir saldando aquello que se le debe. No obstante, si el total es especialmente grande, se echa mano de las propiedades y bienes inmuebles. En todo este proceso también pueden salir perjudicados los avalistas implicados.

Esperamos que este post te haya sido de gran ayuda a la hora de conocer las consecuencias de no pagar a Vivus. En Soluciona MI Deuda aportamos toda la transparencia que necesitas respecto a las posibilidades y riesgos que conllevan este tipo procesos. Nos adaptamos a las necesidades de cada caso, porque distintos contextos requieren de diferentes estrategias. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero.

Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

Leave a Reply

× ¿Cómo puedo ayudarte?