No puedo pagar a Vivus

Francisco Garrido Pérez
Francisco Garrido Pérez

Los microcréditos son una forma de financiación que debe ser analizada con lupa. Antes de su contratación, has de leer en profundidad la letra pequeña y considerar los elevados intereses que se aplicarán e informarte si estos intereses son legales.

Si estás asfixiado y no puedes pagar a Vivus, en el siguiente artículo desarrollamos todos los puntos que debes conocer, para afrontar tus obligaciones contractuales y las consecuencias derivadas de los incumplimientos. 

¿Qué es Vivus?

Vivus es una plataforma que emite crédito en menos de 15 minutos y que funciona sin aval ni papeleos; es decir, es una fuente de financiación directa. El préstamo se solicita online y su principal valor reside en la rapidez y efectividad con la que se tramita. 

Has de entender que los microcréditos son un producto destinado a personas que no pueden recurrir, como primera opción, a ciertos productos bancarios. Suponen una “salida fácil” para resolver situaciones incómodas de carácter económico, sin burocracia ni condicionantes abusivos. Pero lo que parece una ventaja no deja de esconder un rostro oscuro. 

La realidad revela que los microcréditos se fundamentan en intereses elevadísimos, verdaderamente perjudiciales de cara al afectado. Esto deriva en un proceso de endeudamiento cada vez más complejo y de difícil solución, que acaba, en muchas ocasiones, en la quiebra de la economía familiar. Un laberinto sin salida del que es (casi) imposible escapar. 

Consecuencias de no pagar a Vivus

No pagar a Vivus conduce irremediablemente a ingresar en una lista negra. Esta incorporación impacta de lleno en el historial crediticio del usuario, manchando su reputación e imposibilitando futuros empréstitos destinados a proyectos empresariales o a la adquisición de un hogar en propiedad. 

Es importante que, antes de firmar nada, establezcas un plan de acción y evalúes tus posibilidades reales. Además de los pormenores citados, la deuda permanecerá e irá adquiriendo volumen, ya que no desaparece por el mero hecho de figurar en un registro de morosos. Esta coyuntura te perseguirá durante muchos años si no la atajas con determinación y buscas una alternativa en firme para poder recuperar tu equilibrio financiero

Soluciones si no se paga a tiempo

Si eres incapaz de hacer frente a tus obligaciones crediticias, es una buena idea ponerse en manos de expertos negociadores que limiten el rango de actuación de entidades e intereses abusivos. Este es el auténtico salvavidas que necesitas.

Una solución alternativa pasa por acudir a la Ley de Segunda Oportunidad(LSO) o Ley Concursal, con la que podrías conseguir incluso, en el mejor de los casos, la exoneración de tus deudas. 

¿En qué consisten los aplazamientos?

Los aplazamientos permiten posponer las deudas en plazos de 7, 14 o 30 días, una vez alcanzada la fecha límite inicial. En definitiva, se trata de un mecanismo destinado a obtener los recursos para ejecutar el pago. Es un balón de oxígeno, una vida extra que se facilita al usuario. Al final nadie quiere salir perdiendo, incluyendo la propia entidad, que busca recuperar el montante prestado. 

Los escenarios de morosidad son una garantía de fracaso para las partes implicadas. Por ello, los aplazamientos pueden pactarse en el contrato inicial de crédito, activándose 1 o 2 días antes del vencimiento oficial. Conocer los tiempos que se disponen es la única manera de hacer las cosas bien. 

El hecho de aplazar ya aporta una ventaja diferencial: la eliminación de las penalizaciones que se derivan de los retrasos. Estos nuevos períodos, que alargan el inicialmente dispuesto, son compatibles con la resolución de otras cuestiones y conflictos, eliminando penalizaciones como el ingreso en las mencionadas listas de morosidad. Recordemos que todo apunta a procurar el cumplimiento de lo pactado. 

A fin de cuentas, el usuario quiere librarse de las obligaciones financieras que le ahogan, a fin de poder continuar con sus proyectos vitales.

En conclusión, cuando hablamos de aplazamientos hablamos de herramientas útiles que eliminan infracciones y posibilitan prórrogas alineadas con los objetivos de la entidad (así como de los implicados). Es una solución salomónica, un punto justo que contenta a dos actores enfrentados y condenados a entenderse. 

No obstante, te recomendamos leer atentamente el siguiente listado de prácticas responsables:  

  • Nunca solicites un préstamo a otros organismos para pagar la deuda actual.
  • Revisa, prioriza y reestructura los gastos de tu presupuesto, a fin de encontrar vías que permitan seguir pagando las mensualidades. 
MicrosoftTeams-image (3)
¿Cuál es la mejor reunificación para mis deudas?

Con esta guía podrás decidir la reunificación de deudas que mejor se adapte a tu situación, y agrupar todas tus cuotas en una sola de menor cantidad.

GUÍA GRATUITA

Reclamar a Vivus por intereses abusivos

Como hemos explicado al comienzo del post, los microcréditos se sustentan en intereses de elevada cuantía. Respecto a este asunto, la Ley sobre Nulidad de los Contratos de Préstamos Usurarios o Ley de Represión de la Usura, plantea (y oficializa) que, si el interés es marcadamente desproporcionado o superior a la normalidad vigente, tiene que declararse nulo con inmediatez

El prestatario suele aceptar estas condiciones desfavorables por inexperiencia o necesidad, lo cual redunda en el hecho del abuso frente a sus necesidades. Por otro lado, si los tipos de interés superan el 20% TAE, la naturaleza desproporcionada quedará confirmada. 

Denunciar a Vivus por falta de transparencia

Vivus se vale, entre otros mecanismos, de la falta de transparencia informativa para alcanzar sus metas. Esto es denunciable, especialmente si emplea las siguientes estratagemas: 

  • Un contrato sin firma.
  • Letra demasiado pequeña en el documento.
  • Interés sin especificar.
  • Gastos ocultos.
  • Comisiones ampliadas. Ya existen ejemplos de sentencias contra Vivus y personas que se hayan visto afectadas por este tipo de préstamos.

Imputar a Vivus por acoso

También tenemos el caso de las llamadas repetitivas y constantes. Las empresas de recobro son profesionales en acabar con los nervios de la parte afectada, incurriendo en unas dinámicas claramente censurables e imputables

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos nuestro programa, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos incapaces de hacer frente a sus deudas.

Vivus puede recurrir a un proceso monitorio

Es habitual que Vivus llegue a advertirte con llevarte a juicio por impago. A esto se le denomina proceso monitorio, y no es otra cosa que una acción legal unilateral motivada por el incumplimiento de las obligaciones con la entidad. 

No hay una cantidad mínima que sirva para iniciar un proceso monitorio, aunque por debajo de los 2000 euros la entidad en cuestión no está obligada a contar con asistencia legal.

Aproximación legal a los procesos monitorios

El artículo 814.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) establece que: “para la presentación de la petición inicial del procedimiento monitorio no será preciso valerse de procurador y abogado”.

El artículo 817 LEC: “si el deudor atendiera el requerimiento de pago, tan pronto como lo acredite, el secretario judicial acordará el archivo de las actuaciones”. 

Si Vivus decide demandar,  es fundamental que manifieste tu oposición al monitorio dentro del plazo de 20 días hábiles ya que de no hacerlo, podrías salir perjudicado. Si recibes un monitorio, es aconsejable recurrir a abogados especialistas que te ayuden con una buena estrategia para evitar o reducir el embargo. En Soluciona Mi Deuda, nuestros abogados pueden redactar por ti un escrito personalizado en función de las particularidades de tu caso.

¿Qué hacer si Vivus amenaza con llevarme a juicio?

Como deudor, tienes algunas alternativas a tu alcance si se da este contexto:

  1. No pagar la deuda. Aunque con esto te arriesgas a la demanda y a que se te notifique una petición de monitorio en cualquier momento.
  2. Pagar en el momento en que se notifica la petición del proceso monitorio.
  3. Pagar en los 20 días posteriores a la petición de monitorio. Este es un proceso costoso que implica abogados y procuradores.

Por otro lado, no olvides tus derechos y recuerda que prácticas como el acoso telefónico están penadas por la ley, por mucho que tu situación económica sea precaria y no hayas cumplido con tus deberes.

En tu mano está decantarse por una de estas tres opciones, pero la más habitual es la primera, ya que es complicado hacer frente a cantidades constituidas principalmente por intereses abusivos.

Celebración del juicio con VIVUS

Si no has abonado tu deuda y te encuentras en pleno juicio con Vivus, has de saber que todo se reduce a la reclamación de una cantidad concreta. A lo largo del procedimiento, tendrás que demostrar que el montante no es legítimo, pues está engrosado en base a la aplicación de los mencionados intereses abusivos.

Has de tener en cuenta lo que el Tribunal Supremo explica en su sentencia del 22 de abril de 2015: […] el sector bancario se caracteriza porque la contratación con consumidores se realiza mediante cláusulas predispuestas e impuestas por la entidad bancaria, y, por tanto, no negociadas individualmente con el consumidor, lo que determina la procedencia del control de abusividad (…).

¡El truco para solucionar tus deudas no es un préstamo! Asesórate ya

Badged - Asesoría sin compromiso

Consecuencias de no presentarse al juicio con Vivus

Aquí puedes tener un gran problema, ya que no acudir al juicio conlleva que se fije una condena directa. Todo tras haberse manejado las pruebas, los testigos y las garantías pertinentes.

Piensa que los abogados de la parte denunciante tratarán de encontrar propiedades de tipo patrimonial, a fin de demostrar que dispones de suficientes medios para enfrentar las obligaciones. Esta situación es la peor que se puede dar, ya que habitualmente deriva en embargos de toda clase.

Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

Vivus es una plataforma que proporciona crédito a particulares de manera prácticamente instantánea, en menos de 15 minutos y sin aval. Estos préstamos se gestionan 100% online y su principal ventaja competitiva es la rapidez.

Sin embargo, no pagar a Vivus supone el ingreso inmediato en una lista negra. Este hecho impacta de lleno en la reputación del historial crediticio, imposibilitando cualquier proyecto futuro que requiera de una financiación por parte de terceros.

Antes de firmar nada, es VITAL establecer un plan de acción y evaluar las posibilidades. Además de los contras mencionados, la deuda permanecerá y se irá incrementando progresivamente, ya que entrar en un registro de morosos no exime de la misma. Esta coyuntura es gravísima, y en muchos casos lleva a que la corporación amenace al deudor con medidas más severas.

Vivus amenaza con llevarme a juicio: si estas es tu certeza, en el presente post te vamos a explicar que significa un proceso monitorio y como puedes enfrentarlo con resolución.

Las amenazas pueden ser acoso

Si Vivus te amenaza por vía telefónica, no dudes en denunciar cuando sean especialmente insistentes. La conducta reiterada en estos términos, si es constante e incluso violenta, puede interpretarse como un tipo de delito. Llegados a este punto, será mejor presentar una denuncia en el juzgado de guardia, aportando las pruebas pertinentes y declarando lo necesario para defender los propios intereses. Es recomendable disponer de algunas de las grabaciones, que servirán para dar validez a la acusación. 

¿Cómo pagar a Vivus? 

Pagar una deuda a Vivus es fundamental para poder acceder a créditos futuros y desarrollar distintos proyectos de vida. Por ello, antes de profundizar sobre cómo pagar a esta entidad, es conveniente hablar de responsabilidad. Y es que, previamente a una solicitud de préstamo, has de hacer un estudio que determine la viabilidad de tu situación de partida, llegando a las siguientes conclusiones: ¿Podré devolver el préstamo? ¿Tengo algún plan B? ¿Dispongo del apoyo de algún avalista?

Nada debe dejarse a la ligera, y menos si hablamos de este tipo de responsabilidades. De hacerlo dañarás tu historial crediticio y generarás intereses excesivos que lapidarán tu economía personal. Esto conduce a situaciones muy complejas y de difícil solución en el corto plazo como la del juicio monitorio y posterior embargo de tus bienes de la que te hablamos antes. 

Ten en cuenta que no te convendrá adquirir un préstamo con Vivus para:

  • Pagar deudas, como puede ser la hipoteca de tu casa o la compra de un coche nuevo.
  • Resolver problemas financieros a largo plazo.
  • Pagar por un consumo irresponsable.

No obstante, sabemos que muchas personas incurren en estos errores, y para cuando se dan cuenta ya es demasiado tarde. Si es tu caso y quieres saber cómo pagar tu deuda a Vivus, tienes que atender a los siguientes puntos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué pasa si no pagas a tiempo?

Lo más grave que puede pasarte es un embargo de Vivus. Las modalidades más frecuentes son las relativas a la extracción de la titularidad de la nómina o cuenta corriente, cuyos fondos quedan a disposición del interesado para ir saldando aquello que se le debe. No obstante, si el total es especialmente grande, se echa mano de las propiedades y bienes inmuebles. En todo este proceso también pueden salir perjudicados los avalistas implicados.

Esta modalidad de financiación, como solución o alternativa, NUNCA ha de ser la primera vía que se baraje. Sociedades como Vivus viven de la letra pequeña, que establece una serie de condicionantes que siempre juegan a su favor. Es tu deber documentarte, fijar un plan de acción y nunca asumir aquello que quede lejos de tus posibilidades reales. Has de ser realista, comprendiendo desde el principio cuál es tu casuística personal, y nunca comprometiéndote en exceso.

Guía para salir de ASNEF
¿Cómo puedo salir de ASNEF para siempre?

En esta guía aprenderás cómo conseguir que tu nombre deje de figurar en ASNEF de manera definitiva.

GUÍA GRATUITA

Formas de devolución de tu préstamo Vivus

Normalmente hay dos vías para ejecutar la devolución:

  • Desde el área de cliente de la web. Al abrir una cuenta tienes derecho a un espacio privado en el site oficial, en el que puedes consultar toda información relacionada con contratos y préstamos adquiridos, así como iniciar un proceso de devolución. Solo hay que introducir el número de la tarjeta de débito e identificarte con tus datos de registro originales. Una vez realizado el pago, podrás pedir nuevos préstamos y productos de manera prácticamente instantánea. Esto tiene sus ventajas, ya que de este modo no tendrás que esperar 48 horas para la aprobación. No obstante, y como siempre decimos, planifica muy bien y analiza el punto de partida antes de contraer cualquier obligación.
  • Hacer una transferencia o ingreso bancario en una cuenta. La otra opción resulta evidente: puedes hacer una transferencia bancaria desde tu entidad o un ingreso en efectivo. Todo dependerá de lo que te resulte más cómodo e inmediato. Eso sí, recuerda indicar los siguientes datos para concluir con éxito la operativa: DNI o NIE y número de tu préstamo (que es la única manera de identificar el producto). El beneficiario de la transferencia es 4Finance Spain Financial Services, S.A.U. El lado “negativo” lo encontramos en que no podrás pedir un nuevo préstamo con carácter inmediato; es decir, la resolución del mismo se tramitará en 48 horas sin posibilidad de reducir este intervalo.

No podrás abonar el préstamo a plazos o en cómodas cuotas

Los micropréstamos de Vivus están concebidos para salir del paso en momentos puntuales, por lo que la fecha de vencimiento o devolución es como máximo de 30 días. Esto ocurre sin excepción en todos los casos. Cuando te comprometes con esta empresa has de asumir que en el tope de un mes tendrás que devolver íntegramente el montante. Por eso insistimos tanto en la planificación y análisis del punto de partida. Si tienes dudas no te la juegues ni te comprometas.

Comprueba que has realizado correctamente el pago del préstamo

Cuando Vivus haya recibido el pago te enviará un SMS y un mail de confirmación. Si pasas varios días sin obtener ningún comunicado es hora de que contactes con ellos. Chequea la información y no dejes pasar el tiempo, porque los problemas derivados de los impagos pasan por la incursión en listas negras y el mencionado embargo.

Si pagas con antelación tendrás ventajas

No olvides que, si devuelves tu préstamo con anterioridad a la fecha de vencimiento, tan solo tendrás que abonar la parte proporcional al tiempo que hayas empleado el dinero.

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos el programa de Soluciona MI Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, tendrás el asesoramiento de los mejores profesionales del ámbito legal expertos en derecho concursal, LSO y derecho procesal. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

Contáctanos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis