¿Cómo saber cuánto me queda por pagar de un préstamo personal?

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Carlos, marketing manager en Soluciona Mi Deuda

Consultar cuánto queda por pagar de un préstamo personal

Un préstamo personal es un servicio muy cómodo cuando tenemos que hacer frente a gastos extras de forma urgente o cuando deseamos adquirir algún bien simplemente por puro gusto. Ahora bien, tenemos que tener claro que este tipo de productos financieros están diseñados para que sean devueltos en un plazo de tiempo determinado, es por ello que los bancos y entidades financieras que los emiten requieren de sus clientes unas finanzas completamente estables. 

No obstante, aunque estemos 100% seguros de que podremos cumplir con el reembolso de la financiación cuando la solicitamos, puede ocurrir un imprevisto que de un vuelco a nuestras finanzas impidiéndonos pagar. En estos casos, nos interesará conocer qué importe nos queda pendiente por pagar para poder buscar una solución que nos ayude a liquidarlo cuanto antes y evitar que la deuda comience a aumentar de manera descontrolada. 

En este post te contamos todo lo que necesitas sobre cómo descubrir cuánto te queda por pagar de un préstamo personal, tocando los siguientes apartados:

  • Diferencia entre capital a amortizar y deuda total.
  • ¿Cómo consultar el restante a amortizar?
  • ¿Qué pasa si dejo de pagar un préstamo?
  • ¿Se puede pagar un préstamo antes de tiempo?

¡Comenzamos!

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

Diferencia capital amortizado versus deuda total

Para que tengas un poco más claro cómo calcular por ti mismo lo que te queda a deber al banco o entidad financiera que te concedió un préstamo personal, es fundamental conocer dos conceptos: el capital amortizado y la deuda total. 

  1. El capital amortizado es el importe del préstamo que ya hemos pagado.
  2. La deuda total es el conjunto de obligaciones combinadas de una persona a una o varias entidades. En otras palabras, es el total de deudas que se tiene.

Por lo tanto, si a la deuda inicial le quitamos el capital amortizado conoceremos lo que debemos a día de hoy. Ahora bien, si el resultado del cálculo es un importe al que no puedes hacer frente con tus ingresos y ahorros, te pedimos que obvies la idea de pedir un préstamo para pagar deudas porque no te ayudará en absoluto. Ten en cuenta que al pedir un préstamo para pagar otro, lo que estás haciendo es contraer más deuda y aumentando tu nivel de sobreendeudamiento. 

No estamos pidiéndote que dejes de pagar un préstamo, simplemente que valores las distintas alternativas para liquidar tus deudas sin que éstas aumenten. Te podría interesar, por ejemplo, la Ley de Segunda Oportunidad, un mecanismo con el que en situaciones de quiebra total podrías conseguir cancelar tus deudas mediante la exoneración de las mismas con el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI)

¿Cómo consultar el restante a amortizar? 

Una de las vías para conocer cuánto nos queda por pagar de un préstamo es revisar el cuadro de amortización que nos facilitó la entidad al firmar la financiación. En él se incluyen los detalles de la devolución del dinero:

  • Cuántas cuotas tenemos que afrontar.
  • La fecha en la que se paga cada cuota. 
  • Cuánto variará cada cuota si nos aplicaran un interés variable.
  • La parte de la cuota destinada a intereses. 
  • La parte de la cuota destinada a amortizar el capital prestado.

Si, por la razón que sea, no encontramos el cuadro de amortización, podemos solicitarlo al banco o entidad financiera con la que hemos contratado dicho préstamo. Ahora bien, es muy probable que tengas que realizar una solicitud para conseguirlo y deberás hacerlo en la oficina en la que firmaste el contrato de la financiación, ya que es allí donde tendrán toda la información sobre el mismo. 

Por su parte, en aquellos casos en los que la entidad que nos concedió el préstamo hubiera cesado su actividad  hubiera sido absorbida por otra financiera, tendremos que contactar al servicio de atención al cliente. 

¿Qué pasa si no puedo pagar un préstamo?

Cuando conozcas el restante amortizar es fundamental que reúnas dinero para pagar el préstamo y así evitar que los intereses sigan subiendo. Y es que, si te preguntas: ¿Qué pasa si dejas de pagar un préstamo? La respuesta es que nada bueno. 

Lo primero de todo es que tu deuda crecerá de manera imparable y es que desde la primera cuota que dejemos de pagar, la entidad nos aplicará intereses de demora que se acumularán a la deuda inicial. 

Por otro lado, la entidad no obviará que no le estás pagando y te reclamará el pago durante un tiempo, algo que puede llegar a ser un verdadero acoso telefónico con amenazas y una gran presión psicológica. 

Asimismo, es probable que si empiezas a acumular un cierto número de impagos, la entidad decida formalizar una reclamación por la vía judicial que acabe con el embargo de tus bienes.

En cualquier caso, antes de que sufras las consecuencias que te acabamos de indicar, te aconsejamos no dejar de pagar un préstamo, sino todo lo contrario liquidar tus deudas con procedimientos que te ayuden realmente a pagar en función de tu capacidad financiera.

Uno de estos procedimientos puede ser, por ejemplo, la renegociación con la que podrás agrupar todas tus deudas en una única cuota a la vez que se negocia con las entidades un descuento sobre el importe total que debes bajo el amparo del artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. De esta manera, pagarás menos al mes y en total y no tendrás que hacer malabares para sobrevivir. Puedes consultarnos de manera totalmente gratuita y sin compromiso sobre este y otros modos de acabar con tus deudas y evitar desagradables consecuencias. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Se puede pagar un préstamo antes de tiempo?

Si en tu caso te interesa conocer el restante a amortizar para pagar el préstamo por adelantado, deberás valorar si realmente te conviene o no. 

Aparte de la amortización parcial de un préstamo personal, existe también la posibilidad de devolver de manera anticipada el dinero que nos han dejado, lo que supone saldar una deuda a través de un pago único. De primeras, la amortización antes de tiempo puede resultar beneficiosa ya que dejaríamos atrás una preocupación y, sobre todo, porque nos ahorraríamos los intereses. 

Pero, ojo, no todo serán ventajas. Las entidades que emiten préstamos personales están interesadas en aplazar la devolución del dinero el mayor tiempo posible ya que ésto les permitirá cobrar muchos más intereses.

Por ello, cuando uno de sus clientes decide reembolsar la financiación por adelantado, cobran una comisión por cancelación anticipada para compensar esos intereses que van a dejar de percibir. 

En definitiva, pagar un préstamo antes de tiempo te costará un dinero que puede acabar endeudandote más.

Recuerda que tienes la posibilidad de acabar con tus deudas poco a poco y en función de tus posibilidades con una renegociación de deudas o incluso cancelar todo lo que debes a través de la Ley de Segunda Oportunidad. Solo tienes que recurrir a los expertos adecuados. 

En Soluciona Mi Deuda contamos con un equipo de especialistas en ambos procedimientos que utilizamos cada día para resolver los problemas de deudas de nuestros clientes y conseguir que vuelvan a respirar tranquilos. 

Tú también puedes recuperar tu estabilidad financiera con nosotros. Regístrate en nuestro formulario o llamándonos al 910 91 64 45. Uno de nuestros asesores escuchará tu caso y te propondrá la mejor solución a tu deuda. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar