Todo lo que tienes que saber sobre un juicio monitorio

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Los puntos claves a conocer sobre el juicio monitorio

Los productos financieros como hipotecas o préstamos personales están destinados a un tipo de clientes muy concretos: aquellos que con total seguridad van a poder pagarlos. No obstante, cuando pedimos financiación a un banco o entidad financiera no podemos prever que nuestra situación económica cambie a causa de quedarnos sin trabajo, por ejemplo.

Cuando caemos en impago con una entidad aparece el riesgo de sufrir desagradables consecuencias, por ello, antes de que ocurran y el banco o la financiera interponga una demanda para reclamar el cobro del dinero que ha prestado es fundamental que intentes buscar la manera de liquidar tus deudas.

Si en tu caso acumulas meses de impago, debes saber que el juicio monitorio podría estar más cerca de lo que crees. Por ello, para que conozcas a que te tendrías que enfrentar hemos preparado este post en el que tocaremos los siguientes puntos:

  • ¿Qué es un juicio monitorio?
  • ¿Cómo se notifica un juicio monitorio
  • ¿Qué hacer ante un juicio monitorio si no puedo pagar?
  • En un juicio monitorio, ¿quién paga las costas?
  • ¿Qué pasa si no me presento a un juicio monitorio?
  • ¿Cómo defenderse en un juicio monitorio

¡Empezamos!

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Qué es un juicio monitorio?

Un juicio monitorio es un proceso en el cual se reclaman deudas dinerarias por la vía judicial. Los artículos 812 y 818 de la Ley de Enjuiciamiento Civil vigente en España regulan dicho procedimiento que para que pueda llevarse a cabo debe reunir ciertos requisitos mínimos:

  • La deuda que se reclama debe ser dineraria.
  • El plazo de pago de la misma debe haberse vencido. Es decir, no se pueden reclamar deudas cuyas cuotas se cumplen en el presente. 
  • El importe debe ser exigible. Esto es que no dependa de contraprestaciones ni esté sujeta a alguna condición.
  • La deuda ha de ser determinada. Lo que implica que la cantidad sea líquida y se refiera a un total de dinero fijo. 

En resumen, los bancos y entidades tienen la posibilidad de reclamar el dinero que han prestado al conceder un préstamo cuando se trate de un importe que no se les ha reembolsado en el tiempo acordado y prueben que existe dicha deuda y la cantidad total. En relación con este último aspecto, debes tener en cuenta que el importe de la deuda es totalmente irrelevante, es decir, incluso deudas por 2.000€ se puede llevar a un deudor a juicio, aunque es cierto que en función de la cantidad de deuda el proceso puede ser más o menos sencillo y rápido. 

Para que te hagas una idea, vamos a explicarte qué es un juicio monitorio en España y cómo se desarrolla. 

Una reclamación dineraria por vía judicial pasa por dos fases principales: declarativa y ejecutiva. 

  1. Primero, en el proceso que se conoce como declarativo, se verificará que existe una deuda y se cuantificará la misma. Para ello, el acreedor -banco o entidad financiera- deberá haber aportado documentación que demuestre que la persona que ha demandado tiene una deuda que cumple con los requisitos que anteriormente indicamos.
  2. Tras una sentencia declarativa, si el deudor no paga voluntariamente, se puede iniciar el proceso conocido como ejecutivo en el que se ordenará el embargo del deudor para satisfacer las deudas probadas. Si te preguntas ¿qué pueden embargar en un juicio monitorio? Te interesará saber que empezarán por la parte más líquida de tus bienes, es decir, tu nómina y otros ingresos para luego pasar a la enajenación de bienes inmuebles.

No obstante, siempre puedes evitar llegar hasta un procedimiento monitorio buscando modos de liquidar las deudas que has contraído. No hablamos de que pidas un nuevo préstamo para conseguir efectivo con el que pagar tus cuotas. Esta alternativa que no es más que una refinanciación no te ayudará a acabar con el impago de manera definitiva y, de hecho, aumentará el importe total que debes con la acumulación de intereses. Nos referimos, por ejemplo, a mecanismos como el de la renegociación con el que se puede llegar a un acuerdo con las entidades para que pagues en función de tus posibilidades y así, puedas vivir menos ahogado cada mes. Puedes consultarnos sobre esta y otras opciones para liquidar deudas sin necesidad de endeudarte más.

¿Cómo se notifica un juicio monitorio?

Ahora que conoces como funciona en nuestro país un juicio monitorio, es probable que te preguntes cuáles son las vías de notificación de la demanda. Debes saber que una vez el banco o entidad ha interpuesto la denuncia de reclamación y ha proporcionado la documentación necesaria para acreditar la deuda, el monitorio llegará directamente al domicilio del deudor mediante correo certificado. Una vez localizado y entregada la notificación, la persona contará con 20 días para contestar al monitorio y pagar lo que se le reclama u oponerse. 

En caso de que el demandado no sea localizado, se pedirá en el juzgado una investigación para hallarlo. Y es que, la notificación de la demanda siempre tiene que recibirla el deudor, ya que en caso contrario se archivará. 

Ten en cuenta que si estás tratando de resolver el impago a través de una renegociación de deudas y durante ese tiempo te llega una notificación monitoria contarás con toda la protección legal necesaria para enfrentarte al juicio sin tener que preocuparte. 

¿Qué hacer ante un juicio monitorio si no puedo pagar?

En el caso de que te llegue un juicio monitorio y no puedas pagar la deuda, tienes dos opciones principales:

  • Por un lado, no pagar. Pero, en este caso, si no dispones de efectivo para hacer frente a la deuda que te reclaman, se iniciará la ejecución forzosa de tus bienes. En otras palabras, la deuda habrá pasado a ser ejecutable y, por tanto, podrán embargar tus bienes para satisfacer el cobro de la deuda
  • También podrás oponerte al monitorio. Para ello deberás personarte en el juzgado y, por escrito, justificar los motivos por los que no debes el importe de deuda que te reclaman. Estos motivos deberán redactarse de la forma más clara posible ya que ante un juicio, serán esos motivos y no otros -ya que no se podrán aportar nuevos-  los que se defenderán. 

¿En un juicio monitorio quien paga las costas?

El pago de las costas del juicio monitorio, es otro de los motivos por los que deberías preocuparte si te demandan. Por norma general, el pago de las costas del monitorio no procede si el deudor paga durante el proceso declarativo. No obstante, este asunto no está del todo resuelto en la Jurisprudencia española, ya que existen sentencias con soluciones diversas:

  • Aquellas que determinan que en ningún caso el pago de las costas procede si el deudor ha pagado de forma voluntaria en el plazo del requerimiento. 
  • Aquellas que consideran que en ciertos supuestos, puede darse una conducta temeraria por parte del deudor, o cuando el domicilio del acreedor es diferente al del deudor, si se condena a pagar costas

En este punto, te habrás dado cuenta que el procedimiento judicial puede llegar a incrementar la suma de dinero que debes. Por ello, cuando tengas dificultades para cumplir con tus obligaciones con las entidades, trata de buscar una solución lo antes posible. La Ley de la Segunda Oportunidad podría ser el mecanismo que necesitas para acabar con tus deudas de manera definitiva si estás en situación de quiebra gracias a la exoneración de las mismas. Consúltanos. 

¿Qué pasa si no voy a un juicio monitorio?

Si piensas que no acudiendo al juicio monitorio, no podrán condenarte, te equivocas por completo. No presentarse en el juicio solo empeora la situación ya que el deudor no tendrá la posibilidad de realizar una defensa ante el juez

En este caso, si no asistes al juicio monitorio, debes saber que la demanda se estimará y directamente te condenarán al pago de la cantidad que te reclama el banco o entidad que te ha denunciado y que ha sido acreditada. 

Además, en este punto no acaba todo. A partir de este momento se realizarán las averiguaciones necesarias con respecto a los bienes y patrimonio del deudor para satisfacer la deuda reconocida judicialmente. Posteriormente pasarán a embargarte ya sean tus cuentas bancarias, tu vehículo, tu casa… hasta conseguir saldar la deuda.

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

¿Cómo defenderse en un juicio monitorio?

Para defendernos en un juicio monitorio es fundamental contar con un abogado que nos apoye durante todo el procedimiento. Y es que, una mano experta sabrá en qué mecanismos legales nos podemos amparar en nuestra defensa, sobre todo cuando la entidad que nos reclama dinero ha incluido en el contrato cláusulas abusivas e intereses usurarios. 

Recuerda que pedir un préstamo puede llegar a salirnos muy caro, por lo que a la mínima situación en la que dejemos de pagarlo, es fundamental que contactemos con especialistas que nos ayuden a liquidar nuestras deudas de alguna manera. 

En Soluciona Mi Deuda podemos ayudarte con la renegociación o la Ley de Segunda Oportunidad, mecanismos con los que conseguirás acabar con tus preocupaciones por deber dinero y, además, contarás en todo momento con la protección legal de nuestros abogados en caso de que en algún momento te llegue un monitorio. 

Regístrate en nuestro formulario para que te propongamos la mejor solución para ti. Toma medidas para evitar un juicio monitorio que tenga como resultado el embargo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar