¿Se pueden cancelar deudas públicas con la ley de segunda oportunidad?

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

La ley de segunda oportunidad es un mecanismo que permite empezar de cero sin deudas. Te explicamos si es posible su aplicación con deudas públicas.

La Ley de Segunda oportunidad para cancelar deudas públicas: ¿Es viable?

Volver a empezar con un historial de deudas saneado es posible gracias a un instrumento legal que data del año 2015. Concretamente, ¿qué es la Ley de segunda oportunidad? Este es un mecanismo concebido para ayudar a quienes, por diversas limitaciones económicas, no pueden hacer frente a las deudas contraídas. Está dirigida a personas físicas, tanto particulares como autónomos, que aspiran a una exoneración total de sus deudas.

Darle a los ciudadanos la segunda oportunidad de liberarse de sus deudas tiene una intencionalidad ética de fondo: la de volver a empezar, porque no todos podemos  controlar las situaciones sobrevenidas, como crisis económicas globales, nacionales, personales o familiares que anulan nuestra capacidad de pago. 

Para saber más sobre cómo la Ley de segunda oportunidad puede ayudarte siendo particular o autónomo, consulta el marco legal en el BOE. En el documento del Boletín Oficial del Estado podrás familiarizarte con el documento legal completo y sus posibilidades. 

Si tienes una deuda con Hacienda, o es imposible para ti cancelar deudas públicas con cualquier otro organismo del Estado, la segunda oportunidad que te concede esta ley podría ayudarte. Luego de controversias jurídicas, hubo una luz al final del túnel para quienes estaban imposibilitados de pagar deuda a Hacienda. Enseguida te explicamos cómo. 

Portada-Lead-Magnet-Preguntas-frecuentes-lso

¿Quieres resolver todas tus dudas con la LSO?

Respondemos todas tus preguntas sobre el procedimiento que te cambiará la vida.

GUÍA GRATUITA

Ley de segunda oportunidad: requisitos cuando se tienen deudas públicas

Una sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de fecha 2 de julio de 2019, dirimió si a través de la Ley de segunda oportunidad se podía exonerar de cancelar deudas con hacienda y con la Seguridad Social.

Hasta ese momento, solo quienes podían pagar 25% del pasivo ordinario y las deudas obligatorias se beneficiaban de la exoneración. Pero, después de la sentencia, quien decide sobre la Ley de segundad oportunidad en particulares y autónomos es el juez y no la ley tributaria. Y a pesar de que nuevamente en 2020 el Gobierno intentó exceptuar a los créditos de derecho público del amparo de la Ley de segunda oportunidad, la práctica procesal sigue aplicando los criterios establecidos por el Tribunal Supremo para exonerar a los deudores de buena fe que tengan deudas con la Tesorería General de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.

Esto supone un gran alivio, principalmente para pequeños autónomos que, tras consultar deudas con Hacienda, estiman que no podrá pagarlas y que invocarán a la Ley de segunda oportunidad  para tener la oportunidad de empezar de nuevo financieramente.

En todo caso, siempre es bueno aclarar que la condonación de deudas públicas a través de este instrumento legislativo depende de muchos factores y que podría no ser por la cuantía total. En algunos casos, llega hasta el 70% de la cuantía que se debe. 

Ley de segunda oportunidad, requisitos: las deudas con administraciones públicas, como la Agencia Tributaria y Seguridad, tienen un camino de exoneración, en algunos casos, más complejo.

Pero los requisitos para la Ley de segunda oportunidad en el caso de las deudas públicas son similares a los que se necesitan para acogerse al texto legal por cualquier otro tipo de deuda. Algunos de ellos son:

  • Tanto particulares como autónomos deben rellenar el modelo de solicitud de ley de segunda oportunidad, en el que acredita que cumple con todos los requisitos y que se complementa con la documentación requerida. Este modelo centraliza toda la información que se realizará a lo largo del proceso.
  • El autónomo debe demostrar de forma clara la incapacidad para hacer frente al débito.
  • El particular debe haber aceptado ser incluido en el Registro Público Concursal, de manera que se pueda conocer cuál es la situación real en todo momento.
  • Los particulares deben iniciar el procedimiento ante un notario, mientras que el autónomo debe acudir al Registro Mercantil.
  • Las deudas no pueden superar los cinco millones de euros. 
  • El deudor debe haber actuado de buena fe, es decir, no haber ocultado bienes, ni ingresos, debe haber intentado llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores y no debe haber rechazado una oferta de trabajo acorde con su capacidad en los últimos cuatro años.
  • La persona que la solicita no debe haberse acogido a esta ley en los últimos diez años.
  • El solicitante no debe haber sido condenado por delitos económicos (patrimoniales o de falsedad documental)

Por otra parte, en redes sociales y sitios web puedes encontrar cientos de opiniones sobre la Ley de segunda oportunidad, y cómo ha sido un aliciente para personas que tenían deudas que nunca podrían pagar por sus escasos recursos y debido al embargo que sufren sus cuentas y nóminas. 

¿Por qué contar con abogados de ley de segunda oportunidad?

Muchos deudores se quedan en la pregunta de cuándo prescribe una deuda con hacienda, lo cual ocurre a los cuatro años que se cuentan el día después de que finaliza plazo reglamentario para presentar la declaración o autoliquidación. Esta alternativa es poco viable, ya que si la Administración inicia cualquier acción de investigación o reclamación –lo que comúnmente sucede- ese plazo se interrumpirá.

Asimismo, hay quienes optan por una solución temporal, como el aplazamiento de la deuda con hacienda, un trámite que consiste en pedir que se retrase el plazo de pago tras justificar los motivos por los que no se pueden pagar. Si se concede el aplazamiento, el deudor debe abonar intereses. Y si se vuelve a incumplir con este pago aplazado, se dará curso a un procedimiento de apremio que podría derivar nuevamente en impagos. 

Estas alternativas no solucionarán el problema de fondo. Lo más recomendable es intentar llegar a un acuerdo extrajudicial o activar la Ley de segunda oportunidad para desbloquear la actividad económica del deudor y aumentar sus posibilidades de salir adelante en un nuevo empleo o iniciativa empresarial. Si se decide optar por este mecanismo legal, los abogados de ley de segunda oportunidad son los profesionales idóneos para llevar a cabo las acciones. 

¿Por qué debes contratar los servicios de abogados expertos en Ley de segunda oportunidad? Acá te dejamos algunas ventajas.

  • Revisarán toda tu documentación y analizarán tu caso, tu historial crediticio y  te podrán asesorar y advertir los posibles resultados antes de iniciar el proceso, para ayudarte a decidir si este instrumento legal funcionará verdaderamente para ti. 
  • Si determinan que efectivamente esta ley es tu mejor opción,  tienen el conocimiento legal necesario y la experiencia para apoyarte en todas las fases del proceso: la de acuerdo extrajudicial –haberlo intentado es necesario para acceder a la segunda fase, la posible exoneración de la deuda-en la de solicitud de concurso de acreedores, y en la tercera, que es en la que llega la “segunda oportunidad” de requerir la exoneración del pasivo que haya quedado insatisfecho tras la liquidación del patrimonio. 
  • Cuando no se logra un acuerdo extrajudicial, un juez tutelará ese proceso que puede incluir venta de activos, exoneración total de la deuda o establecer un plan de pagos realistas y viables, de duración máxima de cinco años. En esa fase es importante estar representado por un abogado que acuerde las condiciones más favorables para ti. 

En Soluciona mi Deuda tenemos a los mejores abogados Ley de segunda oportunidad. Analizaremos tu caso al detalle y lo encaminaremos a buen puerto. Dependiendo de tu situación, te orientaremos sobre si es mejor poner en marcha esta ley o negociar tu deuda con las entidades. Consúltanos, y te diremos si la Ley de segunda oportunidad es para ti. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

Pros y contras de la ley de segunda oportunidad

Consultar la Ley de segunda oportunidad BOE no es tan difícil. Solo tienes que ingresar al sitio del Boletín Oficial del Estado. Allí puedes revisar en detalle sus parámetros, pero acá te resumimos cuáles son sus ventajas y desventajas.

Pros o ventajas de la Ley de segunda oportunidad

  • Es un gran beneficio para los particulares que se encuentran endeudados.
  • Permite reestructurar deudas mediante acuerdos extrajudiciales previos.
  • En algunos casos y bajo ciertas condiciones, la exoneración de la deuda puede ser total, si se demuestra que el afectado no puede pagar bajo ningún modo.
  • Facilita la anulación de ejecuciones y embargo (como los de nómina o pensión o bienes de primera necesidad), lo que reduce el temor de los deudores de quedar en la calle.
  • Detiene el pago de los vencimientos mensuales de tus deudas desde el comienzo y hasta el final del procedimiento, así como también suspende el devengo de intereses durante su tramitación.

Contras o desventajas de la Ley de segunda oportunidad:

  • Aunque no se aparecerá en un listado de morosos tras ser exonerado de las deudas a través de esta mecanismo, sus beneficiarios si estarán incluidos en una sección especial  del Registro Público Concursal durante cinco años. Aunque no es de acceso general, este registro puede ser consultado por las entidades de crédito.
  • Si se busca el amparo de este mecanismo ley se debe ceder la totalidad del patrimonio a favor de los acreedores. Solo se pondrán conservar los bienes de primera necesidad. En lo que respecta a los autónomos, podrán mantener aquellos bienes que son imprescindibles para continuar con su actividad profesional. Luego que se liquida el patrimonio del deudor es que se puede obtener el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.
  • El acreedor podría solicitar que sea revocada la exoneración de las deudas si comprueba que el deudor no ha obrado de buena fe o si ha mejorado de fortuna (ejemplo, si ganó un juego de azar o recibió na herencia). Para esto, tendrá un plazo de cinco años.
  • Sería inadecuado prometer que la Ley de segunda oportunidad terminará con todas las deudas de todas las personas.  En algunos casos, a los deudores se les exige pagar ciertos pagos acumulados con entes públicos, como impuestos de circulación, etc. La buena noticia es que, cuando esto ocurre, por lo general no son grandes cantidades.

Si crees que este mecanismo legal puede ser la mejor solución para ti, revista completa guía que preparamos con todo lo que debes saber sobre Ley de segunda oportunidadAclara tus dudas,  toma el control de tu situación financiera y  consúltanos para asumir tu caso y apoyarte en todo el proceso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar