Vivus es una de las muchas entidades que facilitan crédito a particulares, de manera directa y sin la necesidad de un avalista. Su valor competitivo reside en que operan 100% online, facilitando la obtención del préstamo en un entorno fácil e intuitivo.

Son muchos los usuarios que tienen contratado uno de estos servicios, y un buen porcentaje de los mismos no puede hacer frente a los compromisos contraídos. Esto supone que algunos acaben en listas de morosos, viendo como su historial crediticio queda afectado. Una realidad que, de cara al futuro, imposibilita conseguir nuevos préstamos o hipotecas

Si te encuentras en una situación como esta, no te resignes a seguir sufriendo intereses abusivos. Y SI VIVUS AMENAZA con llevarte a juicio, presta atención a los puntos que vamos a desarrollar en el siguiente post. No demores más la situación, existe una alternativa.

¡Comenzamos!

Las llamadas insistentes de Vivus

Si VIVUS contacta por teléfono, se consciente de que este hecho es perfectamente denunciable. Además, suelen hacerlo de manera insistente y reiterada en el tiempo, con la idea de minar la paciencia del afectado. Esta actitud, violenta y constante, se revela como un acto de ACOSO, y como tal estamos ante un delito de gravedad. Lo mejor es acudir al juzgado con las pruebas pertinentes para defender los propios intereses. Es indispensable grabar las conversaciones y hacer un registro de la frecuencia y regularidad de las llamadas.

Vivus puede recurrir a un proceso monitorio

En estas llamadas, Vivus puede amenazar con llevarte a juicio por impago. A esto se le denomina PROCESO MONITORIO, y no es otra cosa que una acción legal unilateral motivada por este hecho. No hay una cantidad mínima que sirva para iniciar un proceso monitorio, aunque por debajo de los 2000 euros la entidad en cuestión no está obligada a contar con asistencia legal.

Aproximación legal a los procesos monitorios

El artículo 814.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) establece que: “para la presentación de la petición inicial del procedimiento monitorio no será preciso valerse de procurador y abogado”.

El artículo 817 LEC: “si el deudor atendiera el requerimiento de pago, tan pronto como lo acredite, el secretario judicial acordará el archivo de las actuaciones”. 

Si VIVUS decide demandar, el juzgado en cuestión tendrá que tomar una decisión en firme respecto a este proceso, y tardará 20 días hábiles en adoptar una resolución. Este procedimiento, como puedes ver, es relativamente sencillo. Por eso, no son pocos los prestamistas que deciden apostar por esta vía para recuperar el montante que se les debe.

¿Qué puedes hacer si VIVUS hace una amenaza en firme?

Como deudor, tienes tres alternativas a tu alcance si se da este contexto:

  1. No pagar la deuda. Aunque con esto te arriesgas a la demanda y a que se te notifique una petición de monitorio en cualquier momento
  2. Pagar en el momento en que se notifica la petición del proceso monitorio
  3. Pagar en los 20 días posteriores a la petición de monitorio. Este es un proceso costoso que implica abogados y procuradores.
  4. Por otro lado, no olvides tus derechos y recuerda que prácticas como el acoso telefónico están penadas por la ley, por mucho que tu situación económica sea precaria y no hayas cumplido con tus deberes.

En tu mano está decantarse por una de estas tres opciones, pero la más habitual es la primera, ya que es complicado hacer frente a CANTIDADES CONSTITUIDAS PRINCIPALMENTE POR INTERESES ABUSIVOS.

Celebración del juicio con VIVUS

Si no has abonado tu deuda y te encuentras en pleno juicio con Vivus, has de saber que todo se reduce a la reclamación de una cantidad concreta. A lo largo del procedimiento, tendrás que demostrar que el montante no es legítimo, pues está engrosado en base a la aplicación de los mencionados intereses abusivos.

Has de tener en cuenta lo que el Tribunal Supremo explica en su sentencia del 22 de abril de 2015: […] el sector bancario se caracteriza porque la contratación con consumidores se realiza mediante cláusulas predispuestas e impuestas por la entidad bancaria, y, por tanto, no negociadas individualmente con el consumidor, lo que determina la procedencia del control de abusividad (…)

En Soluciona Mi Deuda reunificamos y reparamos tu deuda. Contacta con nosotros sin compromiso
Contacta

Consecuencias de no presentarse al juicio con VIVUS

Aquí puedes tener un gran problema, ya que no acudir al juicio conlleva que se fije una condena directa. Todo tras haberse manejado las pruebas, los testigos y las garantías pertinentes.

Piensa que los abogados de la parte denunciante tratarán de encontrar propiedades de tipo patrimonial, a fin de demostrar que dispones de suficientes medios para enfrentar las obligaciones. Esta situación es la peor que se puede dar, ya que habitualmente deriva en embargos de toda clase.

El paso a paso en un juicio con VIVUS  

  1. VIVUS amenaza con presentar una demanda o petición de juicio monitorio después de contactar de manera reiterada y abusiva.
  2. VIVUS presenta la demanda. Si decides no abonar, se sigue adelante con los siguientes pasos.
  3. Como demandado puedes OPONERTE alegando que la cantidad requerida no es legítima o tu derecho a una segunda oportunidad. Estas son las dos opciones a las que puedes agarrarte.
  4. Si la cantidad no supera los 6000 euros, los trámites pueden seguirse por juicio verbal.
  5. El secretario da traslado al escrito de oposición. En esta tesitura VIVUS puede impugnarlo.
  6. Una vez aceptada la oposición, se intentará fallar a favor del afectado acogiéndose a la exoneración de deuda.

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos el programa de Soluciona MI Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales.

Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?