Si has pedido un crédito y no eres capaz de asumir tus deudas, has de ser consciente de los problemas que puedes llegar a tener. Hemos tratado este tipo de situaciones en muchos de nuestros posts, donde exponemos las consecuencias que pueden llegar a darse, como una demanda o el ingreso en listas que perjudican seriamente la reputación. 

No obstante, hay una solución que puede ajustarse a tus necesidades: el plan de pagos. En este artículo te vamos a explicar en profundidad qué es y para qué sirve, a fin de que no te quede ninguna duda al respecto. 

A partir de aquí, ¡empecemos!

¿Qué es un plan de pagos?

Un plan de pagos es un conjunto de acciones destinadas a la rápida liquidación de cualquier clase de deuda contraída en un momento dado, con bajos intereses y facilitando el éxito del proceso. Dicho de otro modo, es un instrumento que reestructura una obligación. 

Los tipos más habituales de deuda se relacionan con el uso de tarjetas de crédito o la solicitud de préstamos personales destinados a proyectos o hipotecas. Crear un plan ad-hoc para cada uno de los casos es esencial si se quiere llegar a una solución efectiva. 

La meta es evidente: mantenerse al día con las obligaciones financieras y administrar la deuda de manera que no se convierta en un problema a largo plazo.  

Vamos a ver los pasos que tienes que dar para plantear todo esto:

Diagnóstico de tu situación actual

En primera instancia has de evaluar cual es el estado de tus cuentas. Haz un baremo de ingresos y deudas contraídas, calculando la liquidez real que tienes a tu disposición. Es en este contexto cuando debes plantearte en que puedes recortar para dibujar un plan viable. Ten en cuenta que este diagnóstico se trasladará al acreedor previamente a la aprobación del plan de pagos.

Como consejo, recomendamos que tengas un historial saneado, sin impagos previos que provoquen penalizaciones. Este tipo de inconvenientes pueden evitarse haciendo las cosas bien. 

Establecimiento de objetivos realistas

Una vez realizado el estudio inicial, es VITAL que seas realista y objetivo a la hora de fijar los acuerdos y metas a alcanzar. Piensa solo en términos que puedas cumplir con garantías, y no asumas aquello que te quede grande. 

Deberás preparar y presentar un calendario de pagos, que ha de configurarse junto a un representante legal. 

Solicitud del BEPI (beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho)

Cuando solicites este recurso quedarán cancelados los siguientes puntos (provisionalmente):

  • Los créditos ordinarios y subordinados.
  • Los créditos garantizados, en la cuantía que exceda la garantía.
  • Los créditos públicos también pueden ser anulados

La fase extrajudicial se ejecutará en al menos 20 días naturales previos a la reunión con los acreedores. Esto da cobertura para desarrollar proposiciones y respuestas que se darán en el encuentro. Es aquí donde se realiza una votación que determina el acuerdo definitivo, con sus plazos y quitas correspondientes:

  • Cancelaciones totales o parciales de la deuda.  
  • Aplazamiento de los pagos.
  • Cesión de bienes y derechos como forma de pago.
  • Conversión de la deuda en acciones, participaciones o préstamos participativos.

Negociar un plan de pagos en esta fase suspende automáticamente las ejecuciones y el devengo de intereses. Además, imposibilita a los acreedores pedir el pago de la deuda en condiciones diferentes a las establecidas en el calendario. 

En el concurso consecutivo el juez posibilitará que todos los afectados participen en la operación, pero manteniendo siempre la última palabra.

Revocación del plan de pagos por el juez

Con el plan de pagos vigente no se producirán intereses de ningún tipo. Toda esta operativa puede revocarse si se incurre en alguna de las siguientes situaciones:

  • Descubrimiento de patrimonio oculto durante el proceso.
  • Incumplimiento de lo pactado en el plan.
  • Mejora sustancial de la situación económica, de manera que pueda hacerse frente a la situación en mejores circunstancias.
  • Incurrir en causas que pudieran haber impedido la aprobación del BEPI. 

Finalización de los plazos

Una vez finalizados los tiempos marcados pueden ocurrir dos cosas:

  • Si se ha cumplido con los planes de pago la cancelación de la deuda se hará efectiva y será definitiva.
  • Si se producen incumplimientos se revocará el BEPI como se ha mencionado en el punto anterior. El montante restante quedará pendiente y habrá de abonarse. De cualquier modo, los abogados expertos en Ley de Segunda Oportunidad pueden lograr la permanencia del BEPI incluso si no se ha cumplido con las obligaciones. 

Ventajas que aporta el plan de pagos al acreedor

Empleando este recurso, el acreedor puede saber con exactitud cuando irá cobrando sus créditos, que quedan programados en un calendario. También tiene protección en lo que a impagos se refiere, pudiendo acudir al juzgado para solicitar una revocación del BEPI. 

El mencionado calendario es, en esencia, una herramienta que sirve de apoyo y que reduce notablemente la incertidumbre. Además, es un instrumento que espolea al deudor a abonar puntualmente sus cuotas. 

Ventajas que aporta el plan de pagos para el deudor

Desde la perspectiva del deudor, los planes de pago se perciben como un mecanismo que proporciona condiciones favorables para deudas que suponen un verdadero problema. No solo se dilatan en el tiempo, sino que además ofrecen un devengo de intereses, evitándose un molesto incremento del montante total.

Como hemos desarrollado en el post, todo esta orientado al cumplimiento de obligaciones, lográndose la satisfacción de ambas partes. 

¿Cuánto tiempo dura el plan de pagos?

La extensión en el tiempo es de 5 años si se procede por vía judicial. En la etapa extrajudicial y obteniéndose al menos el 75% de votos favorables, podemos hablar de hasta una década de moratoria. 

Esperamos que este post te haya sido de gran ayuda a la hora de conocer los puntos fundamentales que desarrollan un plan de pago. Esto te ahorrará momentos de incertidumbre y te ayudará a hacer frente a tus obligaciones de carácter financiero. 

En Soluciona MI Deuda aportamos la transparencia que necesitas respecto a las posibilidades y riesgos que conllevan estos procesos. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero.

Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas, solucionando sus problemas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?