¿Cómo reclamar una tarjeta revolving?

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Fernando, director ejecutivo en Soluciona Mi Deuda

Reclamar una tarjeta revolving por mi cuenta o con un abogado

Si llevas muchos meses pagando las cuotas de una tarjeta y tu deuda parece no acabar nunca, muy seguramente tengas una tarjeta revolving.  Se trata de un tipo de financiación completamente abusiva que aunque en un primer momento puede resultar ventajosa pues permite aplazar el pago de ciertos gastos en lugar de hacerlo al contado, implica una serie de intereses normalmente tan elevados como ilegales. 

Este producto, que funciona como cualquier préstamo al consumo, se ha convertido en uno de los más solicitados por los usuarios debido a la flexibilidad que ofrece. No obstante, éste no es el único aspecto que caracteriza a estas tarjetas de crédito, también lo es el carácter lucrativo que tiene para las entidades financieras que las conceden. 

El problema que presenta una tarjeta revolving, aparte de que la mayoría de las veces cuenta con un proceso de comercialización poco transparente, es que llega a implicar intereses que pueden superar una Tasa Anual Equivalente (TAE) de más del 25%, un porcentaje que en diversas sentencias judiciales ha sido declarado como usura. De ahí que las tarjetas revolving sean también conocidas como “tarjetas abusivas”.

La devolución del capital dispuesto del crédito se suele realizar mediante alguna de las dos vías siguientes:

  1. A través del pago de un porcentaje. De esta manera, los clientes abonan un porcentaje fijo del importe adeudado cada mes. Habitualmente este porcentaje se mueve entre el 5  y el 25%. 
  2. A través del pago de una cantidad fija. Así, los clientes hacen frente a una cuota fija cada mes hasta que liquiden el total de su deuda. 
  3. Asimismo, también cabe la posibilidad de reembolsar el total del dinero utilizado al vencer el mes, funcionando como una tarjeta de crédito al uso. Esta forma de pago no supone intereses, razón por la que las entidades no lo promocionan con tanto afán y prefieren que el pago se aplace para así cobrar intereses. 

El límite de crédito a utilizar por el usuario y el método de devolución se concretan en el contrato de la tarjeta pues en función de ellos se aplicarán un porcentaje de interés específico, que, como hemos señalado, es nulo si se opta por el reembolso a mes vencido, o altísimos si se acuerda un pago a plazos. 

De manera que el titular de la tarjeta realiza compras con ella, el saldo dispuesto para el crédito se va reduciendo pero, también a medida que abona cuotas, el capital disponible aumenta. En otras palabras, la tarjeta revolving consiste en un fondo extra de dinero del que se puede disponer pero que hay que reponer cada mes pagando intereses

Las tarjetas revolving son, sin duda, un producto financiero engorroso que de no utilizarse de manera adecuada puede llevar nuestra economía a un punto crítico. De hecho, su utilización ya ha abocado a numerosos clientes a adentrarse en una espiral de sobreendeudamiento de la que les cuesta cada vez más salir. 

Por suerte, en España existe la denominada Ley Azcarate o Ley de 23 de julio de 1908 de Represión de la Usura que ha pasado a convertirse en un instrumento de amparo para los usuarios afectados por este producto financiero, quienes la utilizan en su beneficio para interponer una reclamación.  

Pero, ¿Cómo reclamar una tarjeta revolving? ¿Mejor hacerlo con un abogado o por nuestra cuenta? Te respondemos en los próximos apartados.

¡Sigue leyendo! 

Portada-Lead-Magnet-CANCELAR-DEUDA-SIN-GANAR-MÁS

¿Cómo liquido mis deudas sin ganar más?

Con esta guía conseguirás liquidar tus deudas sin necesidad de tener más ingresos ¡Es válida para personas que vayan al día y también para las que estén en impago!

GUÍA GRATUITA

¿Cómo reclamar una tarjeta revolving?

Ahora que sabes que tienes derecho a reclamar una tarjeta revolving para que anulen el contrato financiero e incluso te devuelvan los intereses pagados de más, es momento de que conozcas cuales son los pasos a seguir para conseguirlo.

Para empezar y saber cómo reclamar deberás identificar en cuál de las siguientes dos situaciones te encuentras:

  • Si has pagado más dinero de lo que te han concedido. – En este caso, puedes plantearte directamente una reclamación judicial para conseguir la nulidad del contrato y el exceso de intereses que te han cobrado sin que te correspondiese pagar. 
  • Si aún no has pagado el dinero que te han concedido. – Puedes reclamar por la vía judicial para exigir la nulidad del contrato y la devolución de lo que hayas pagado de más. Y, por tu parte, abonar a la entidad el capital prestado pendiente de pagar. 

Sea cual fuere tu caso, una reclamación judicial de tu tarjeta revolving implica interponer una demanda en un Juzgado de Primera Instancia. Se trata de un proceso que te puede permitir recuperar tu dinero pero suele prolongarse y tardar bastante tiempo -más de un año- en obtener resultados. Además, es común que tras la sentencia, la entidad se oponga a la resolución y reclame hasta volver a llegar al Tribunal Supremo.

Sobre todo por la cantidad de tiempo que requiere, se hace necesario considerar previamente una reclamación extrajudicial con la entidad que concedió la tarjeta. Se trata de buscar un acuerdo mediante el envío de una carta de reclamación a través de un abogado o por tu cuenta. En este punto la entidad contará con dos meses para darte una respuesta que podrá ser favorable o negada a tu petición. Si la entidad te da la razón, el proceso de reclamación habrá acabado pero si no lo hace y la desestima, es entonces cuando plantearse la vía judicial tiene sentido. 

¿Por qué reclamar una tarjeta revolving por tu cuenta?

Reclamar por tu cuenta es gratis ya que no tendrás que pagar intermediarios. No obstante, debes tener claro que los bancos y entidades saben perfectamente que tipo de cliente eres se aprovechan de tu falta de conocimientos sobre legislación para no concederte lo que les pides. Además, careces de protección legal en caso de que la reclamación llegue a  tribunales.

Por ello, siempre es una buena opción considerar asesoramiento especializado en el terreno legal y financiero. Te explicamos sus ventajas en el siguiente punto. 

¿Necesitas saber si estás en ASNEF?

Conseguimos tu fichero de morosidad completamente gratis para que puedas conseguir la financiación que necesitas.

 ¿Por qué reclamar una tarjeta revolving con un abogado?

Debemos dejar claro que existen dos tipos de profesionales con los que reclamar una tarjeta revolving. Por un lado, están los bufetes de abogados que trabajan con una reclamación única y por otro, empresas de expertos que antes de llegar a interponer una demanda agotan la vía extrajudicial. 

Por norma general, realizar una reclamación única no requiere el pago de cuota ya que el abogado cobra tras el fallo de la sentencia en caso de ganarla. Esto afecta en gran medida a la atención al cliente prestada por la mayoría de bufetes que la realizan, siendo esta prácticamente nula debido a la dinámica del pago de honorarios, inexistente hasta la sentencia. Esto se traduce en un gran problema, ya que la sentencia puede tardar entre 9 meses y 2 años.

Otra problemática surge de la falta de protección judicial durante el proceso. Si la persona deja de pagar la deuda o no puede hacer frente a la misma, puede que las entidades les demanden, o que reconvengan la demanda interpuesta por usura o abusividad. En estos casos el cliente queda totalmente desprotegido y a merced de las consecuencias judiciales.

Por su parte, un experto no solo te ofrece sus conocimientos en el ámbito legislativo y económico también te guía en el proceso de negociación con la entidad para conseguir el resultado que más beneficios te aporte.

Trabajan mediante el siguiente procedimiento:

  1. Realizar un estudio de tus deudas para confirmar la usura y el proceso a realizar. 
  2. Llevar a cabo una negociación amistosa con la entidad. De esta manera, tratarán de solventar la situación por la vía extrajudicial para evitar largos meses sin resultados visibles.
  3. Interponer una demanda si no se logra un pacto con la entidad por la vía anterior. En este punto, te proporcionarán una cobertura legal completa que te blinda ante las posibles contrademandas de la entidad. 

Además, trabajan a éxito. Es decir, su beneficio radica en el tuyo. Normalmente acuerdan con el cliente un porcentaje de la diferencia de deuda que consigan rebajar. 

Para que te hagas una idea… Imagina que ese porcentaje de éxito es un 20%. Si debes 10.000 euros a una entidad por el uso de una tarjeta revolving y los profesionales que contrates consiguen reducir esa cantidad a 8.000€, de los 2.000€ que dejas de deber ellos ganan 400€, que es el 20%. Por lo cual, se esforzarán en conseguir el mayor descuento posible ya que cuanto menos pagues tú, más ganarán ellos.

Soluciona Mi Deuda somos este tipo de expertos. Contamos con un equipo con amplia experiencia en la renegociación de deudas de tarjetas revolving y otras financiaciones usurarias. Y además, somos especialistas en Ley de Segunda Oportunidad, procedimiento que iniciamos para clientes con una situación financiera extrema.

Cada día ayudamos a miles de personas con ambos procedimientos y a ti también te podemos ayudar si tienes una tarjeta revolving por la que te cobran intereses de manera indebida. Recuperarás lo que te pertenece y dejarás atrás la preocupación que te causa deber dinero y que puedan llegar a embargarte por ello.

Completa nuestro formulario o llámanos al 910916445. Analizaremos tu caso y te propondremos la mejor solución.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más entradas que te pueden interesar