Devolver un préstamo a tiempo es fundamental para poder acceder a créditos futuros y desarrollar distintos proyectos de vida. Por ello, antes de profundizar en el siguiente post, es conveniente hablar de responsabilidad. Y es que, previamente a una solicitud de préstamo, has de hacer un estudio que determine la viabilidad de tu situación de partida, llegando a las siguientes conclusiones: ¿podré devolver el préstamo? ¿tengo algún plan B? ¿dispongo del apoyo de algún avalista?

Nada debe dejarse a la ligera, y menos si hablamos de este tipo de responsabilidades. De hacerlo mal dañarás tu historial crediticio y generarás intereses excesivos que lapidarán tu economía personal. Esto conduce a situaciones muy complejas y de difícil solución en el corto plazo.

Aquí es donde entra en juego Vivus. Se compone de micro préstamos que funcionan como fuente rápida de financiación, algo que puede ser muy atractivo a priori. Sin embargo, es conveniente estudiar la viabilidad de los mismos y para que pueden ser empleados. Nunca te valgas de Vivus para:

  • Pagar deudas, como puede ser la hipoteca de tu casa o la compra de un coche nuevo.
  • Resolver problemas financieros a largo plazo.
  • Pagar por un consumo irresponsable.

No obstante, sabemos que muchas personas incurren en estos errores, y para cuando se dan cuenta ya es demasiado tarde. Si es tu caso y quieres saber cómo pagar tu deuda a Vivus, tienes que atender a los siguientes puntos:

¿Qué pasa si no pagas a tiempo?

Si el montante es considerable y ves complicada la devolución en el corto plazo, es momento de recurrir a los aplazamientos. Estos consiguen ampliar el plazo para que te sea más fácil cumplir con lo acordado, en 7, 14 o 30 días. No obstante, nunca olvides que:

  • No hay que pedir préstamos a otros para afrontar la deuda.
  • No hay que demorarse en exceso. Procura afrontar la situación cuánto antes.
  • Revisa y reestructura tu balance mensual, a fin de encontrar gastos que puedan recortarse o eliminarse.

Lo más grave que puede pasarte es un embargo. Las modalidades más frecuentes son las relativas a la extracción de la titularidad de la nómina o cuenta corriente, cuyos fundos quedan a disposición del interesado para ir saldando aquello que se le debe. No obstante, si el total es especialmente grande, se echa mano de las propiedades y bienes inmuebles. En todo este proceso también pueden salir perjudicados los avalistas implicados.

Esta modalidad de financiación, como solución o alternativa, NUNCA ha de ser la primera vía que se baraje. Sociedades como Vivus viven de la letra pequeña, que establece una serie de condicionantes que siempre juegan a su favor. Es tu deber documentarte, fijar un plan de acción y nunca asumir aquello que quede lejos de tus posibilidades reales. Has de ser realista, comprendiendo desde el principio cuál es tu casuística personal, y nunca comprometiéndote en exceso.

Formas de devolución de tu préstamo Vivus

Normalmente hay dos vías para ejecutar la devolución:

  1. Desde el área de cliente de la web. Al abrir una cuenta tienes derecho a un espacio privado en el site oficial, en el que puedes consultar toda información relacionada con contratos y préstamos adquiridos, así como iniciar un proceso de devolución. Solo hay que introducir el número de la tarjeta de débito e identificarte con tus datos de registro originales. Una vez realizado el pago, podrás pedir nuevos préstamos y productos de manera prácticamente instantánea. Esto tiene sus ventajas, ya que de este modo no tendrás que esperar 48 horas para la aprobación. No obstante, y como siempre decimos, planifica muy bien y analiza el punto de partida antes de contraer cualquier obligación.

 

  1. Hacer una transferencia o ingreso bancario en una cuenta. La otra opción resulta evidente: puedes hacer una transferencia bancaria desde tu entidad o un ingreso en efectivo. Todo dependerá de lo que te resulte más cómodo e inmediato. Eso sí, recuerda indicar los siguientes datos para concluir con éxito la operativa: DNI o NIE y número de tu préstamo (que es la única manera de identificar el producto). El beneficiario de la transferencia es 4Finance Spain Financial Services, S.A.U. El lado “negativo” lo encontramos en que no podrás pedir un nuevo préstamo con carácter inmediato; es decir, la resolución del mismo se tramitará en 48 horas sin posibilidad de reducir este intervalo.

No podrás abonar el préstamo a plazos o en cómodas cuotas

Los micro préstamos de Vivus están concebidos para salir del paso en momentos puntuales, por lo que la fecha de vencimiento o devolución es como máximo de 30 días. Esto ocurre sin excepción en todos los casos. Cuando te comprometes con esta empresa has de asumir que en el tope de un mes tendrás que devolver íntegramente el montante. Por eso insistimos tanto en la planificación y análisis del punto de partida. Si tienes dudas no te la juegues ni te comprometas.

Comprueba que has realizado correctamente el pago del préstamo

Cuando Vivus haya recibido el pago te enviará un SMS y un mail de confirmación. Si pasas varios días sin obtener ningún comunicado es hora de que contactes con ellos. Chequea la información y no dejes pasar el tiempo, porque los problemas derivados de los impagos pasan por la incursión en listas negras y el mencionado embargo.

Si pagas con antelación tendrás ventajas

No olvides que, si devuelves tu préstamo con anterioridad a la fecha de vencimiento, tan solo tendrás que abonar la parte proporcional al tiempo que hayas empleado el dinero.

Esperamos que esta información sea de verdadera utilidad. Te recomendamos el programa de Soluciona MI Deuda, que garantiza la transparencia y el respaldo que estos procesos requieren. Nos adaptamos al contexto de cada uno, porque no todas las experiencias son iguales. Además, estarás siempre asesorado por los mejores profesionales del ámbito legal y financiero. Estamos a tu disposición para cualquier incidencia que pueda producirse en el momento presente o en el futuro. Trabajamos para particulares y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?