logotipo positivo transparente

Menú

Qué es y cómo funciona una tarjeta de crédito

Rita Báez
Rita Báez

Las tarjetas de crédito han pasado a convertirse en un instrumento de pago esencial para muchos ciudadanos españoles quienes reconocen utilizar este producto financiero regularmente. Y es que, aplazar el pago de ciertas compras es una manera muy cómoda de adquirir nuevos bienes y servicios sin que nuestras finanzas sufran un gran desembolso. Ahora bien, el uso de las tarjetas de crédito genera una serie de intereses a tener en cuenta. En este post te hablamos de ellos y te explicamos exactamente cómo funcionan las tarjetas de crédito. 

¡Quédate leyendo! Te resultará útil tanto si ya utilizas una tarjeta de crédito como si estás pensando en adquirir una. 

¿Cómo funciona el pago con tarjeta de crédito?

Como ya sabrás, una tarjeta de crédito es un método de pago que da la posibilidad a su titular de obtener dinero -hasta un límite fijado- que aún no posee en su cuenta bancaria pero del que dispondrá con total seguridad cuando tenga que realizar su devolución. La persona puede escoger entre reembolsar íntegramente la cantidad a final de mes sin intereses devolverla a plazos con un tipo de interés

Es importantísimo comprender que las tarjetas de crédito son un tipo de financiación y que cada uso de la misma implica que el banco nos está haciendo un pequeño préstamo que tenemos la obligación de devolver. Por ello, es fundamental ser responsables con su uso para poder hacer frente a las cuotas y no llevarnos a nosotros mismos a una difícil situación de endeudamiento.

Además, debemos conocer bien las comisiones que pueden conllevar el uso de la tarjeta así como el porcentaje de interés que vamos a tener que pagar si escogemos la devolución fraccionada. Ten en cuenta que la mayoría de las entidades que conceden tarjetas de crédito te aplicarán comisiones de emisión, renovación, mantenimiento y también por retirar efectivo consultar movimientos en los cajeros automáticos. En cuanto a los intereses, éstos  dependen de cada entidad pero -para que te hagas una idea- suelen llegar a superar el 20% TAE. Es necesario que estés atento a este dato ya que si fuera superior al 25% puede considerarse usurario, es decir, que la entidad te cobrará un precio bastante alto por usar la tarjeta de crédito

Por lo tanto, si vas a adquirir una tarjeta en la que te exigen un interés superior a ese porcentaje, no la aceptes. No obstante, si ya lo has hecho te interesará saber que  bajo el amparo de la Ley de Usura y aprovechándose de los beneficios de contratar una negociadora de tarjetas de crédito, podrás reclamar esos intereses que te han cobrado de más. Consúltanos.

Guia dejar de acumular deudas
¿Cómo puedo dejar de acumular deudas y recuperar el control?

Te mostramo cómo dejar de acumular deudas sin que tengas que optar a una refinanciación.

GUÍA GRATUITA

¿Cuándo se paga con tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito puede ser la aliada perfecta para hacer frente a todo tipo de gastos, desde imprevistos hasta compras por puro placer. Ahora bien, su uso debe ser consciente y organizado ya que en caso contrario puede generarnos graves problemas de deudas. Es decir, no debemos afrontar pagos sin antes asegurarnos que contamos con los recursos económicos necesarios para respaldar su utilización.

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito y débito?

Como ya sabrás, existen distintos tipos de tarjetas bancarias. Las más conocidas son las tarjetas de débito y crédito. Pero, ¿en qué se diferencian? 

La principal diferencia entre ambas es que al utilizar una tarjeta de débito, el pago realizado se carga de forma directa y prácticamente inmediata a la cuenta de su titular, mientras que al usar una tarjeta de crédito el pago se aplaza. En otras palabras, las tarjetas de crédito permiten gastar dinero que aún no está en la cuenta corriente del usuario pero que se prevé estar. El banco o entidad financiera al emitir una tarjeta de crédito dan la posibilidad a su cliente de conseguir por adelantado dinero que espera recibir en un corto plazo. 

En definitiva, mientras que una tarjeta de débito solo permite usar el dinero que hay en la cuenta, una tarjeta de crédito permite utilizar más capital del que en realidad se tiene. La cantidad límite a la que puede acceder cada persona es establecida por la entidad en función de su situación financiera y su solvencia.

Eso sí, ten cuidado en utilizar una de esas tarjeta de crédito falsas que funcionan puesto que podrías enfrentar, en este caso, más que problemas financieros, problemas legales.

¿Necesitas ayuda con las deudas de tu tarjeta de crédito?

Badged - Asesoría sin compromiso

¿Cómo se usa la tarjeta de crédito por primera vez?

Ahora qué sabes qué es una tarjeta de crédito y cómo funciona, es probable que te preguntes cómo se utiliza por primera vez. Pues bien, realizar pagos con una tarjeta de crédito es sencillo. Simplemente tendrás que mostrarla y firmar un pagaré por el importe de la compra que vayas a realizar. 

Posteriormente la entidad que emitió tu tarjeta pagará en tu nombre al comercio la cantidad correspondiente a la compra y a partir de ese momento tendrás un adeudo que tendrás que liquidar, como te hemos comentado, bien a final de mes o a plazos con intereses. 

¿Cuál es la mejor opción para mi primera tarjeta de crédito?

Como habrás deducido, las tarjetas de crédito pueden ser un arma de doble filo, sobre todo cuando no contamos con unas finanzas firmes. Por ello, es fundamental que la uses de manera consciente y adquieras una en la que no te apliquen grandes comisiones ni intereses.

Si vas a adquirir una tarjeta de crédito por primera vez es probable que te surjan dudas causadas por la amplia oferta disponible de este tipo de productos en el mercado. Sabemos que cada tarjeta cuenta con algunas ventajas y desventajas pero, para elegir tu primera tarjeta de crédito te hacemos las siguientes recomendaciones que podrán beneficiarte: 

  1. Que sea una tarjeta de crédito por la que no te cobren una comisión anual. Esto, además de evitarte costes, puede beneficiarte en la mejora de tu calificación crediticia y sin tener que pagar nada a ningún banco. Eso sí, cabe mencionar que habitualmente las entidades que emiten tarjetas sin esta comisión, por otro lado, no suelen ofrecer muy buenos beneficios.
  2. Que adquieras la tarjeta de crédito con el banco en el que tienes tu nómina domiciliada. Como sabes la tarjeta va vinculada a una cuenta corriente y si en ella recibes ingresos fijos es probable que tu banco emita la tarjeta con menor interés. Incluso hay entidades que por mantener tu nómina con ellos, no te cobrarán comisión anual. 
Guía deudas
¿Cómo puedo cancelar mi deuda sin devolver mi préstamo?

Dscubrir si puedes cancelar tu deuda sin tener que devolver los intereses y cómo hacerlo en sencillos pasos.

GUÍA GRATUITA

¿Cómo usar la tarjeta de crédito de forma inteligente?

Ahora bien, como ya sabes, hasta la mejor tarjeta de crédito debe utilizarse de manera responsable e inteligente para así evitar el sobreendeudamiento y sus terribles consecuencias. Esto supone que tengas muy presente los siguientes aspectos que te enumeramos:

  1. No gastes más de lo que puedes pagar mes a mes.
  2. Revisa el estado de cuenta de tu tarjeta y realiza el pago mensual dentro de la fecha para no tener que pagar intereses.
  3. Utiliza una tarjeta para construir un buen historial crediticio. Hacer compras y pagarlas cada mes te ayudará a generar un buen historial de pago para acceder a otras financiaciones en el futuro. 

En resumen, una tarjeta de crédito no tiene por qué generar problemas económicos y financieros si la utilizas de manera inteligente. Sin embargo, si en tu caso, algún gasto de emergencia te ha obligado a utilizar la tarjeta cuando no deberías y ahora te encuentras en impago, es fundamental que trates de resolverlo cuanto antes ya que siempre será más sencillo resolver una deuda de pequeño importe que una grande.

En Soluciona Mi Deuda podemos ayudarte con ello con mecanismos como la reunificación o la Ley de Segunda Oportunidad.

La reunificación te permitirá agrupar tus cuotas en una sola mientras nuestros expertos llegan a un acuerdo con la entidad reclamándoles posibles cláusulas abusivas e intereses usurarios del contrato de tu tarjeta de crédito. 

Por otro lado, si tienes varias deudas de gran importe y te encuentras en quiebra total, la Ley de Segunda Oportunidad también podría servirte para acabar con tus deudas de manera definitiva y volver a respirar tranquilo. 

Cada día ayudamos a muchas personas a recuperar la estabilidad en sus finanzas y dejar atrás el agobio por no poder llegar a fin de mes. A ti también te podemos ayudar si nos contactas registrándote en nuestro formulario.

Y para completar la información de este artículo, echa un vistazo al significado de los números de un tarjeta de crédito.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si deseas compartir tu experiencia para enriquecer este artículo o has identificado algún error o inexactitud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contenidos@solucionamideuda.es.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Más entradas que te pueden interesar

Solicita tu asesoría gratis